Archivos de la categoría Medicina

La hija del médico

La Hija del Médico – (Frank G. Slaughter)

Un distinguido cirujano cardiovascular lo ha obtenido casi todo de la vida: riqueza, reconocimiento internacional, poder de seducción…, pero también la posibilidad de brindarle una magnífica carrera a su propia hija y convertirla en otra gran especialista.

La intriga se dispara cuando aquélla, tras una intervención erizada de dificultades pero culminada con éxito, se convierte, sin ella quererlo, en una odiada rival. La historia de amor en que la hija del médico se ve inmersa mientras intenta conducir a su padre a una posición razonable, viene a complicar la situación. Esta gran novela es, pues, una historia de amores, el filial y el de un hombre y una mujer, pero sobre todo, del que estos personajes profesan a la noble profesión que salva la vida de los hombres.

Vector

Vector – (Robin Cook)

En Nueva York, un emigrado ruso se dedica a producir armas bacteriológicas en su tiempo libre. Un grupo paramilitar de ideología fascista está dispuesto a utilizarlas en un salvaje atentado. Los tranquilos paseantes de Central Park ignoran que está a punto de producirse una catástrofe de consecuencias pavorosas. Sólo los patólogos forenses Jack Stapleton y Laurie Montgomery  –también protagonistas del anterior éxito del autor, Cromosoma 6—  disponen de imprecisas pistas que podrían conducir a evitar lo que parece inevitable. Pero para conseguirlo no sólo deberán confiar en el azar, sino también arriesgar su propia vida y la miles de personas inocentes…

Vector, un thriller de ritmo frenético y tensión espeluznante, Robin Cook aborda un tema de preocupante actualidad: el descontrol que existe sobre los secretos militares de la URSS y la terrible amenaza que representan las armas bacteriológicas. Y lo hace con una acabada muestra de su inimitable maestría narrativa.

Reflexoterapia

Reflexoterapia

Reflexoterapia – (Denis Lamboley)

Una obra completa sobre reflexología plantar y una guía terapéutica de las enfermedades corrientes a través de los puntos reflejos de los pies. La práctica de la digitopuntura, cuyos orígenes se remontan a varios miles de años, es muy eficaz para el tratamiento y la prevención de gran número de enfermedades, Esta obra propone una iniciación paso a paso en las principales técnicas de relajación y de tratamiento mediante la reflexología podal.

La reflexología podal es una terapia manual basada en la existencia de zonas reflejas en los pies que representan a todos los órganos y las partes del cuerpo, los cuales pueden tratarse a distancia mediante la simple presión o el masaje de esos puntos.

Esta técnica curativa alternativa permite actuar sobre un síntoma determinado o aliviar un dolor, pero también regular, en profundidad, la función de un órgano enfermo, mejorar la circulación corporal, favorecer la eliminación de los desechos y las toxinas y estimular la energía del organismo a fin de evitar nuevos desequilibrios.

En este sentido, constituye una verdadera práctica holística de salud (del griego holos, entero, es decir, que intenta tratar al individuo en su totalidad), a la vez preventiva, fuente de bienestar, a través de la relajación que produce, y curativa. No pretende sustituir a los tratamientos médicos modernos, pero los complementa eficazmente al intensificar su acción y favorecer una recuperación más rápida del estado general, especialmente en periodos de convalecencia o postoperatorio.

La Reflexología es a la vez un arte, ya requiere una gran habilidad por parte del especialista, una técnica precisa, una forma de escuchar al otro y una ciencia, ya que sus bases son fisiológicas y neurológicas.

Las bases farmacológicas de la Terapéutica

Las bases farmacológicas de la terapéutica

Las bases farmacológicas de la Terapéutica – (Goodman y Gilman)

(Laurence L. BruntonJohn S. LazoKeith L. Parker)

1º: Nuevos capítulos sobre transportadores farmacológicos, metabolismo de fármacos y farmacogenética.

2º: Mejor formato para encontrar más rápido la información importante.

3º: Cobertura actualizada de todas las clases de fármacos.

4º: Cobertura clínicamente útil de los mecanismos moleculares de las interacciones farmacológicas.

5º: Mejores cuadros y figuras.

6º: Un apéndice extenso de datos farmacocinéticos.

Al enterarse que asumiría la tarea de coordinar esta edición, un colega respetado me advirtió: “Ten cuidado. No asumas a la ligera la edición de la Biblia“. La reputación del texto como “la Biblia de la farmacología” es un tributo a los ideales y el tesón de los autores originales. Alfred Gilman y Louis Goodman, quienes en 1941 sentaron los principios que han guiado las diez ediciones previas, de los cuales los coordinadores y yo no nos hemos apartado: correlacionar la farmacología con las ciencias médicas correspondientes, reinterpretar las acciones y los empleos de los fármacos dentro del marco de los avances en medicina y las ciencias biomédicas básicas, destacar las aplicaciones de la farmacodinámica en la terapéutica y elaborar una obra que sea útil por igual a los estudios de la farmacología y a los médicos.

(Laurence Brunton)

La elaboración de este libro se ha guiado por tres objetivos: la correlación de la farmacología con las ciencias médicas relacionadas: la reinterpretación de los efectos de los medicamentos y usos de los mismos, desde el punto de vista de los avances importantes en la medicina, e hincapié en las aplicaciones de la farmacodinámica a la terapéutica.

Aun cuando la farmacología es una ciencia médica básica por derecho propio, toma ideas con libertad, y contribuye generosamente a los temas y las técnicas de muchas disciplinas médicas, clínicas y preclínicas. Por ende, la correlación de información estrictamente farmacológica con la medicina en conjunto es esencial para la presentación apropiada de la farmacología a estudiantes y médicos.

La farmacología eficaz requiere varios factores además de una acción farmacológica conocida sobre un tejido específico en un receptor particular. Cuando un fármaco penetra en el organismo, de inmediato el cuerpo empieza a trabajar sobre el mismo: lo absorbe, distribuye, metaboliza (biotransforma) y elimina. Éstos so los pasos de la farmacocinética. Además el fármaco actúa en el organismo, interacción para la que es esencial el concepto de un receptor farmacológico, puesto que este receptor es el autor de la selectividad de la acción farmacológica y de la relación cuantitativa entre el fármaco y su efecto.

Harrison – Principios de Medicina Interna I

Harrison medicina interna 1

Harrison – Principios de Medicina Interna I

(Fauci BraunwaldKasperHauserLongoJamesonLoscalzo)

La primera edición de Principios de Medicina Interna de Harrison se publicó hace unos 60 años. Con el paso de los decenios el campo de la medicina interna evolucionó enormemente y en él se incorporaron los progresos impresionantes ocurridos en la ciencia médica, dentro de su armamentario de diagnóstico, prevención y tratamiento. El texto presente ha evolucionado en forma simultánea para estar a la par con tales avances, y al mismo tiempo conserva la apreciación del arte de la medicina y de los principios en que se basa la atención óptima de los enfermos . Los directores de la publicación, al conformar y revisar esta última publicación, se comprometieron a hacer del libro un recurso valiosísimo  que permitieran a estudiantes y médicos afrontar las exigencias de la medicina actual.

Harrison – Principios de Medicina Interna II

Medicina Interna 2

Harrison – Principios de Medicina Interna II

(Fauci BraunwaldKasperHauserLongoJamesonLoscalzo)

La primera edición de Principios de Medicina Interna de Harrison se publicó hace unos 60 años. Con el paso de los decenios el campo de la medicina interna evolucionó enormemente y en él se incorporaron los progresos impresionantes ocurridos en la ciencia médica, dentro de su armamentario de diagnóstico, prevención y tratamiento. El texto presente ha evolucionado en forma simultánea para estar a la par con tales avances, y al mismo tiempo conserva la apreciación del arte de la medicina y de los principios en que se basa la atención óptima de los enfermos . Los directores de la publicación, al conformar y revisar esta última publicación, se comprometieron a hacer del libro un recurso valiosísimo  que permitieran a estudiantes y médicos afrontar las exigencias de la medicina actual.

Salud, Belleza y Juventud

Salud, belleza y juventud

Salud, Belleza y Juventud por los agentes naturales – (Atilio Spezza)

Por el título “Salud, Belleza y Juventud“, no debe suponerse, ni remotamente, que vamos a tratar aquí de asuntos relacionados con la coquetería, tan en boga en estos tiempos. En realidad, estas tres palabras son sinónimas, pues no puede haber belleza y juventud sin salud.

Para convencernos mejor bastaría observar a un ser sano en el verdadero sentido de la palabra (no existe). Pero, ¿dónde hallarlo? Entre los seres humanos nos sería difícil, pues nuestra especie, demasiado desviada en el sentido fisiológico debido, en el mejor de los casos, a las dificultades creadas por el artificio de su rápida evolución, no es fácil hallar el prototipo de la salud ciento por ciento.

Mucho más fácil es hallarlo en una especie seleccionada por la lucha espontánea por la vida, en un ambiente más natural que el creado por el hombre con sus medios, acertados a veces, pero ficticios casi siempre.

La Tierra, anterior al hombre, no es obra del hombre. La Tierra, es pues, desde su origen  –para, y de todos los hombres–  Todos por modo indiviso y sin distinción de raza o de tiempo de su paso por el mundo la heredaron (en común) gratuitamente. Ella ha constituido, constituye, y ha de constituir en el porvenir el espacio vital único de que puede servirse la Humanidad, para su solo soporte, granero y hogar.

Y el hombre  –cada hombre–  desde su primer antepasado, tiene un derecho natural, inalienable e imprescindible de acceso a las ingentes riquezas y utilidades de la tierra. Ese derecho del hombre  –de cada hombre–  es tan antiguo e igual como el derecho a respirar el aire, beber el agua y a tomar el sol. Nadie ha podido renunciar a él, porque es irrenunciable, es vital. Y quien a él renunciare no podrá hacer lo propio con el derecho igual de sus sucesores.

Es una gran injusticia la que se ha cometido: vastas extensiones de tierra han sido sometidas al monopolio de los individuos por la conquista a mano armada, la merced del príncipe o la fuerza avasalladora del dinero. Y la apropiación como propiedad exclusiva de algunos hombres, del espacio vital sobre el que hemos de vivir todos, ha tenido lugar.
 
La Tierra, libre y gratuita en su origen, se halla acotada. Y sometidos a fuerte tributo su aprovechamiento agrícola, industrial y urbano. Las rentas absentistas y los impuestos mancillan su original pureza.

Al hombre sin igualdad jurídica le sobra la libertad moral. La igualdad jurídica en Economía es la Igualdad del espacio. La ley natural del espacio ha de regir para todos igual

(Magistrado del Tribunal del Consejo General del Poder Judicial)

La Preservación de Enfermedades

La preservacion de enfermedades

La Preservación de Enfermedades

El camino más corto para alcanzar un fin en cualquier problema que se presente, no importa en qué orden de la vida, es el que se mide por un arco. Las horas de la mañana llegan en línea curva; el año es una sucesión de curvas; el Tiempo también; y el Todo una esfera infinita. La recta de que nos hablan los filósofos es una concepción absurda sobre la cual se ha montado toda la arquitectura abstracta de la Geometría.

El sol, lejos de marchar en línea recta, gira siguiendo un maravilloso arco. La Vía Láctea recorre el espacio como una rueda. Los universos lejanos, los soles, los mundos, las lunas, los cometas, trazan arcos. Aquel astro, que parece seguir una línea recta, es realmente perturbado por uno o varios cuerpos que le apartan de su ruta ideal.

La humanidad aprende a vivir alejándose del camino recto. La civilización ha inventado una graciosa curva que se llama “educación“. Ella permite ocultar el fondo de nuestros sentimientos, enmascarándolos con una fórmula común. Las distancias de los centros de dos almas es una línea recta, pero no debemos ir por ella, sino por la curva que la educación ha trazado para el trato social. Por ella se va bien en todos los puntos de su trayectoria. Se gana tiempo, aunque parezca lo contrario. La civilización ha cultivado y legalizado esa curva que hace del hombre honrado un solemne hipócrita.

La sinceridad, la sencillez, la ingenuidad, encuentran siempre perturbadores, y cuando alguna vez el hombre quiere hacer uso de uno de esos elementos rectilíneos, lo anuncia previamente como una amenaza a las leyes de las costumbres.

Si sentís la necesidad de pedir dinero a un amigo, la amistad os brinda una línea recta. Mas no la seguís. Empezáis por perífrasis, rodeos, historias, es decir, comenzáis por trazar curvas y más curvas que os conducen tanto más pronto al fin deseado cuanto más graciosa y delicada sea el trazado por ellas.

El que sigue el camino recto no está educado, ni sabe vivir; la sociedad le huye o le teme. La línea recta es la línea de la guerra, es la línea absurda que la razón no admite. Es la línea de los atracadores, la de los ladrones de corrales y salteadores de caminos. El hombre que la inicia suele avergonzarse y se enmascara el rostro para ejecutarlas, o bien piensa en ella cuando es de noche.

La vida es un sinusoide; la línea visual no es recta, ni el rayo de luz, ni la trayectoria de la bala que sale del fusil. Hasta la Verdad sufre flexiones en el concepto del hombre que la contempla. Y como la consecución de un fin es la apetencia constante del hombre, no puede aconsejarse a éste la línea recta como camino más corto para llegar a él, sino la curva más o menos convencional que le guía hasta el corazón mismo de sus anhelos.

Cómo se conserva sano nuestro organismo

Como se conserva sano nuestro organismo

Cómo se conserva sano nuestro organismo – (Eduardo Brecher)

Es una ley universal la “Tendencia al menor Esfuerzo“. Cierto en Física, y no menos cierto en Biología. Los seres vivos sobre todo los de organización superior y, como es lógico, el ser humano, dotados de albedrío para la elección de sus actos, la obedecen instintivamente unas veces y deliberadamente otras. Es la sumisión a dicha ley la que nos inclina, frente a diversos modos de acción, a preferir el camino más fácil, más cómodo o que implique menor trabajo, evitando cuanto suponga esfuerzo, mayor actividad o modificación de nuestros hábitos adquiridos.

Aparte de dicha tendencia instintiva, en el hombre, complican la cuestión otros factores. Uno de ellos es lo que pudiéramos llamar la urgencia de la vida, ostensiblemente manifiesta en el tremendo ajetreo de la actual civilización. “Vivimos envenenados de prisas“, y muchas veces “no tenemos tiempo“, o no creemos tenerlo, para muchas cosas que reclamarían seguir otros modos y actitudes más reposadas y reflexivas.

La Medicina es la ciencia y el arte de conducir al organismo humano, de conformidad a las sabias leyes de la Naturaleza, teniendo en cuenta siempre las variables circunstancias del medio externo y del temperamento individual. Es, por tanto, la Medicina una obra de dirección y transformación humanas, que puede ejercerse en bien o en mal, y ocasionar, por consiguiente, efectos extraordinarios benéficos o maléficos, según que su aplicación sea esclarecida o ciega.

No es la enfermedad, sino la “salud“, señalaba alguna vez un médico famoso, “el mayor misterio de la medicina

La Curación del Cáncer

La curacion del cancer

La Curación del Cáncer por limpieza del Intestino Grueso y cómo Adelgazar mejorar la Salud – (Luis Vallejo Rodríguez)

Anne Beeken enferma de cáncer de hígado se curó en 1975 días limpiando su intestino grueso y todo su organismo pues leyó que en 1925 Johanna Brandt se curó en 6 semanas de cáncer de estómago por este mismo método. Basil Shackleton en 1957 se curó de nefritis en 49 días limpiando también todo su organismo, y así, muchos más enfermos se han curado de casi todas las enfermedades.

Además, limpiando su organismo, no sólo se curan los enfermos, sino que las personas gruesas, pueden adelgazar sin pasar hambre y a la vez mejorar la salud.

Este libro incluye direcciones de casas de reposo donde médicos higienistas atienden a los pacientes para que limpien su intestino grueso y todo su organismo y así se curen y adelgacen.