Archivos de la categoría República

La fiel infantería

La fiel infantería – (Rafael García Serrano)

Rafael García Serrano le debemos, sin duda, una de las novelas más sinceras de cuantas se han escrito sobre la Guerra Civil española de 1936. Importa, y mucho, el destacar el suave realismo que el autor expone y, especialmente, la espontaneidad de la narración. No hay, a nuestro parecer, un solo personaje que destaque sobre otro. Se trata de todo un pueblo que vive su más dramática epopeya. Epopeya, innecesario es el indicarlo, aceptada con sugestiva resignación y magnífico espíritu humanitario.

El acierto principal del autor de estas páginas reside, ante todo, en no haber reprimido los detalles de alegría que, efectivamente, dentro del propio dolor se producen. Por eso, justamente, estamos en presencia de uno de los pocos libros  —sobre la contienda de 1936—  que, quiérase o no, perdurarán a través del tiempo: lo humano, lo rigurosamente auténtico, y lo noble, como es bien sabido, permanecen siempre.

Existen, además, razones de mucho peso que avalan el éxito literario de “La fiel infantería“. García Serrano, independientemente de poseer una rara habilidad constructiva, nos ofreció una de las más conseguidas muestras de lo que se ha dado en llamar “El realismo“. El autor, conjuntamente con otros escritores de su generación, contribuyó al milagro de que, en España, luego de no pocos años, literatura y realidad comenzasen a recordar. He aquí, pues, la raíz de no pocos problemas…

La fiel infantería” inicia una nueva singladura. Una singladura que, para unos, significará nostalgias y, para otros, el asomarse a la contemplación de una hora de España que debe evocarse con todo respeto y serenidad. Digamos finalmente, que, sobre las páginas de “La fiel infantería“, campea una eterna primavera. Inmejorable recuerdo, ciertamente, para todos los que fueron sus heroicos protagonistas. 

Los servicios de espionaje en la Guerra Civil de España

Los servicios de espionaje en la Guerra Civil de España 36-39 – (Armando Paz)

Este libro es uno de los diez que se clasificaron para el Premio Larra del año 1976 en la serie “Memorias de la Guerra Civil Española“. De su publicación se ha hecho cargo Editorial San Martín, no sólo por su dedicación preferente a literatura militar actual, sino también a la producción creciente de autores sobre la Guerra Civil española de 1936-1939, en todas sus facetas.

Editorial San Martín ha acogido ya un libro del mismo autor, que firma con seudónimo; y debe añadir por su cuenta que la índole del título que define este libro merece atención especial porque es cuestión poco divulgada aún, y que ahora ya, después de cuarenta años del planteamiento de aquella guerra, ha pasado el sentido de los “secretos” y puede comenzar ya el relato de hazañas y misiones que fueron tan peligrosas como útiles; que en gran parte contribuyeron silenciosamente al fin victorioso de un conflicto entre españoles que tuvo en la segunda República su origen fundamental.

Quedan aún inéditas muchas actuaciones de las organizaciones que no figuran todavía, pero suficientes para producir otra publicación semejante. Finalmente, el autor anónimo afirma la absoluta veracidad de cuanto en este primer libro va a leer o recordar el lector.

La mujer en la lucha social

La mujer en la lucha social

La mujer en la lucha social y en la guerra civil española – (Lola Iturbe)

¿Por qué la mujer jugó un papel tan importante en la guerra civil de España? Esa es la pregunta que pretende esclarecer Lola Iturbe, y para ello, nos traza una historia de la mujer y la lucha hacia su emancipación.

Con carácter enciclopédico, recoge la biografía de aquellas que marcaron un hito en esa lucha social, intentando rescatar del olvido, aunque sea sólo por su nombre, a todas las mujeres que decidieron romper con el rol tradicional que les reservaba la sociedad.

La mujer en la lucha social y en la guerra civil española, a pesar de los años pasados desde su primera edición, no ha perdido su importancia como documento histórico de homenaje a la mujer en la revolución social. 

Homenaje a Cataluña

Homenaje a Cataluña

Homenaje a Cataluña – (George Orwell)

Cuando en Julio de 1936 se produce el levantamiento armado fascista contra la República española, George Orwell decide viajar a España para trabajar inicialmente como periodista: pero las circunstancias le llevarían a enrolarse en las milicias del POUM. Como miliciano luchará en el frente de Aragón y será gravemente herido en la garganta, toma parte en los sucesos de Mayo del 37 en Barcelona: y, como sus compañeros del POUM, sufrirá persecución por parte de los estalinistas del PSUC y se verá obligado a huir de España, atravesando la frontera como simple turista. En 1938, cuando aún no había llegado a su fin la Guerra Civil, escribe “Homenaje a Cataluña“, donde relata sus experiencias en la Revolución española.

“De hecho, lo que había ocurrido en España no era una mera Guerra Civil, sino el comienzo de una Revolución. Esta es la situación que la prensa antifascista fuera de España ha tratado especialmente de ocultar. Toda la lucha fue reducida a una cuestión de “fascismo frente a democracia“, y el aspecto revolucionario se silenció hasta donde fue posible.”

“Las milicias de trabajadores, basadas en los sindicatos y compuestas por hombres de opiniones políticas más o menos iguales, originaban la concentración del sentimiento más revolucionario del país y lo canalizaban en un sentido determinado. Yo estaba integrando, más o menos por azar, la única comunidad de Europa occidental donde la conciencia revolucionaria y el “rechazo del capitalismo” eran más normales que su contrario.”

“En Aragón se estaba entre decenas de miles de personas de origen proletario en su mayoría, todas las cuales vivían y se trataban en términos de igualdad. En teoría era una igualdad perfecta, y en la práctica no estaba muy lejos de serlo. En algunos aspectos, se experimentaba un pregusto de socialismo. Desde luego, semejante estado de cosas no podía durar. Era sólo una fase temporal y local en un juego gigantesco que se desarrollaba en toda la superficie de la tierra. Sin embargo, duró lo bastante como para influir sobre todo aquel que lo experimentaba”

La Esperanza

La esperanza

La Esperanza – (André Malraux)

Como si no le costara esfuerzo, alcanza una épica de sencilla grandeza. Los acontecimientos le han ayudado mucho, sin duda“, dijo André Gide a Malraux tras la lectura de esta colosal novela, magnífico retablo de personajes y episodios que desvela tras el vértigo de la aventura,  la preocupación por el sinsentido de la guerra.

Novelista, arqueólogo, teórico del arte, activista político y funcionario público francés, André Malraux (1901-1976) supo unir en un todo indisoluble y complejo su vida, su obra y sus convicciones. Sus experiencias como piloto de un escuadrón republicano fueron la base de “La Esperanza (1938)”, una de sus novelas más famosas junto con “La condición humana (1933)”

El libro narra las gestas realizadas durante el primer año de la guerra civil española hasta los primeros meses del 37, cuando, según la tesis de su autor, todavía quedaba esperanza para las tropas y el régimen republicanos. Situada en la guerra civil española, y con una fuerte carga autobiográfica, ha pasado a la historia como uno de los mayores exponentes de la narrativa de André Malraux y como la mejor novela sobre esa guerra fratricida. Escrita en 1937, he aquí el testimonio del gran escritor francés sobre la guerra civil española, en la que tomó parte como jefe de una escuadrilla de aviadores. Literatura e historia, pasión ideológica y penetrante mirada de gran humanista, que él mismo se ocupó de llevar a la gran pantalla en una obra de culto, Sierra de Teruel.

La Guerra Militar 3

La guerra militar 3

La Guerra Militar 3 – La guerra en el norte

(Manuel Tuñón de Lara Gabriel CardonaJose Luis Alcofar)

Las batallas del Jarama y Guadalajara convencieron a Franco de que empecinarse en la lucha por Madrid no sólo costaría ríos de sangre, sino que alargaría indefinidamente la guerra. El bando sublevado buscó un nuevo objetivo y el frente Norte se ofreció como el mejor escenario para asestar un duro golpe a la República.

Con la toma de Vizcaya, Santander y Asturias no sólo eliminaría un territorio que estaba entreteniendo cuantiosas fuerzas, sino que obtendría importantes recursos humanos y económicos. La República trató de paralizar aquella campaña con fuertes contraataques en Alcubierre, La Granja, Teruel, Huesca, Brunete,… pero nada pudo parar la ofensiva que terminaba en octubre con el frente Norte.

La República, tratando de impedir que Franco volviera a tomar la iniciativa, atacó Teruel en diciembre de 1937, apoderándose de la ciudad el 7 de enero de 1938.

La Guerra Militar 4

La guerra militar 4

La Guerra Militar 4 – El Frente de Aragón – (Ramón Salas Larrazábal y Gabriel Cardona)

Tras el verano de 1937, el Ejército franquista, con la ruptura de la zona republicana y el cerco a Cataluña, pudo volcar su capacidad ofensiva sobre puntos vitales del dispositivo bélico y económico de la República. Ni la reorganización del Ejército Popular, ni los esfuerzos de Prieto, Miaja y Rojo consiguieron invertir el curso del conflicto que tuvo en la ofensiva republicana en Teruel y en los duros combates de Alfambra algunos de sus episodios más dramáticos.

La llegada de las tropas franquistas al mar y el corte en dos de la zona republicana provocó en el frente del Ebro la última gran reacción militar del Gobierno presidido por Negrín. En cuatro meses de lucha encarnizada y con miles de muertos por ambos bandos, la batalla del Ebro dio la puntilla a las últimas esperanzas republicanas. Su desenlace, al finalizar 1938, precipitaría la caída de Cataluña.

San Camilo 1936

San Camilo 1936

San Camilo 1936 – (Camilo José Cela)

Cela, con su singular maestría, aborda en esta novela los momentos inmediatamente anteriores al 18 de Julio de 1936, cuando estalló la Guerra Civil española. Sus personajes, seres humildes y representativos de la mayoría de los españoles, en lugar de protagonizar la historia, aquí la “padecen“, víctimas de ciegas y destructivas corrientes.

San Camilo 1936 es una obra extraordinaria que demostró, una vez más, la indiscutible talla de Camilo José Cela como figura cumbre de las letras españolas de nuestro siglo.

A los mozos del reemplazo del 37, todos perdedores de algo: de la vida, de la libertad, de la ilusión, de la esperanza, de la decadencia…

Y no a los aventureros foráneos, fascistas y marxistas, que se hartaron de matar españoles como conejos y a quienes nadie había dado vela en nuestro propio entierro…

Siete Domingos Rojos

Siete domingos rojos

Siete Domingos Rojos – (Ramón J. Sender)

Siete Domingos Rojos (1932) es una de las primeras novelas de Ramón J. Sender (1901-1982) y también una de las más vigorosas de su extensa producción. Con abundantes dosis de reportaje, con no pocos ingredientes extraídos de su propia circunstancia personal, el autor traza las líneas maestras del anarquismo español en el periodo republicano. Samar, el protagonista, recuerda al propio Sender tanto por la pasión con que se inmiscuye en las luchas sociales de su tiempo como por el afán reflexivo mediante el que pretende distanciarse del torbellino de la historia para entenderlo mejor.

Conviene recordar que hasta ahora no se había reeditado la primera versión de la obra. En los años setenta, fue publicada en varias ocasiones pero siempre con importantes modificaciones con respecto al texto original, como bien pone en evidencia la presente edición crítica…

La historia narra una huelga general en protesta por la muerte de tres obreros por la policía. La novela tiene un marcado interés para analizar la evolución ideológica de Sender durante su juventud, entre el anarquismo y el comunismo. Pero lo interesante del caso es que en los años setenta, el autor realizó dos nuevas versiones, que modificaron sustancialmente la novela, de acuerdo también a su propia evolución ideológica. La nueva revisión introduce profundos cambios de contenido y estilo, motivados quizás por el descontento de Sender con algunos elementos de la anterior edición, pero probablemente buscando también una versión más apta para pasar la censura que aún existía en España. Así pues, se trata de una misma obra, que tiene al menos tres versiones radicalmente diferentes en su contenido.

Somos comunistas anárquicos y por consiguiente enemigos de la propiedad individual que los colectivistas determinan en el producto íntegro del trabajo de cada uno

Viaje a la aldea del Crimen

Viaje a la aldea del crimen

Viaje a la aldea del Crimen – (Ramón J. Sender)

Ramón J. Sender (1901-1982), aragonés de Chamalera de Cinca (Huesca), es un clásico de la literatura española del siglo XX. Su extensísima obra constituye uno de los más importantes y variados frescos de nuestra novelística. En toda ella está presente, con mayor o menor intensidad, una visión crítica del tiempo y las circunstancias que le tocaron vivir: República, Guerra Civil, exilio

Publicado en 1034 esta Viaje a la aldea de Crimen (Documental de Casas Viejas), es un impresionante reportaje, obra maestra en su género, sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en la citada aldea gaditana durante los días 10, 11 y 12 de Enero de 1933.

Un grupo de campesinos hambrientos declaran el “Comunismo Libertario” para poder roturar y trabajar los latifundios de la zona. La represión, llevada a cabo por la Guardia Civil y la Guardia de Asalto será atroz, inconcebible, Francisco CruzSeis dedos“, de 70 años de edad y su familia son bombardeados, ametrallados y quemados vivos en su propia vivienda (una choza de barro y ramas). Sobre las brasas serán fusilados dieciséis campesinos labradores elegidos al azar entre los del pueblo.

Ramón J. Sender, enviado especial al lugar de los hechos por el periódico “La Libertad“, de Madrid, reconstruirá paso a paso los acontecimientos en una serie de crónicas que estremecieron a la opinión pública. Posteriormente, estas crónicas fueron reunidas y reelaboradas con nuevas informaciones para dar forma a este impresionante Viaje a la aldea del Crimen.

Casas viejas-Cadaveres_01

Cadáveres de la matanza de Casas Viejas

No ha ocurrido sino lo que tenía que ocurrir

(Palabras del Jefe del Gobierno Manuel Azaña

Doy a las fuerzas media hora para que sofoquen el movimiento

(Del Ministro de Gobernación Casares Quiroga)

No quiero heridos ni prisioneros

(Director de Orden Público Menéndez

Paso corto, vista larga y mala intención

(Lema de la Guardia Civil)