Archivos de la categoría Romántica

La amada inmóvil

La amada inmóvil – (Amado Nervo)

Es la obra más conocida y popular del poeta mexicano Amado Nervo, en ella grita su dolor por la pérdida del gran amor de su vida.

El 31 de agosto de 1901 Amado Nervo conoció en París, en una calle del Barrio Latino, a Ana Cecilia Luisa Dailliez, quien se convertiría en el amor de su vida. De hecho, esta mujer se convirtió en su amor secreto, su musa enjaulada. Así lo confirma el hecho de que, al ser nombrado segundo secretario de la embajada de México en Madrid, Nervo se instaló con Ana Cecilia en el piso segundo izquierdo del número 15 de la madrileña calle de Bailén, donde ni los porteros de la casa supieron de la existencia de aquella mujer. El 17 de diciembre de 1911, Ana Cecilia contrajo una fiebre tifoidea que le provocó una lenta agonía, también secreta, ya que Nervo la atendió a escondidas, hasta la noche del 7 de enero de 1912 en que murió su musa. La amada inmóvil es el poema que nació esa noche en que Nervo veló en soledad el cadáver de quien fue su amada.

Mariana Pineda

Mariana Pineda

Mariana Pineda – (Federico García Lorca)

La pérdida del manuscrito o de un libreto apógrafo, reproducido por la única edición de Mariana Pineda en vida de su autor, en 1928, en la revista teatral La Farsa, continúa planteando un problema textual. Las múltiples y constantes diferencias que se han producido en las ediciones posteriores hacen necesaria una edición crítica que fundamente el texto lorquiano válido y lo estudie desde una perspectiva literaria y genética. Este es el propósito de la edición que aquí presentamos.

Mariana Pineda se inscribe en el contexto de la lucha política entre monárquicos y revolucionarios durante el reinado de Fernando VII. Si bien puede tomarse como una historia de pasiones amorosas, Mariana Pineda habla esencialmente sobre la posibilidad de rebelarse en épocas de opresión. Coloca al personaje central en la categoría de mito y, como en los romances populares, lo transforma en un símbolo que trasciende el caso individual y lo proyecta socialmente.

Una joven granadina es encarcelada en 1831 por haber mandado bordar la bandera que servirá de insignia a una insurrección liberal. Le prometen la libertad si delata a sus jefes, pero, al negarse, es condenada a muerte y ejecutada. Federico García Lorca (1898-1936), poeta dotado de fuerte temperamento y gran originalidad, fue una de las figuras más representativas de la Generación del 27. En su obra conjuga sabiamente tradición y modernidad, y trata con gran carga simbólica y aparente sencillez los grandes temas del amor y la muerte.

Difunts sota els ametllers en flor

Difunts sota els ametllers en flor

Difunts sota els ametllers en flor – (Baltasar Porcel)

Baltasar Porcel va néixer a Andratx, Mallorca, L’any 1937, i des del 1960 viu en Barcelona, des d’on porta a terme una de les carreres literàries més brillants i segures del país. Viatger per Europa, Àsia Menor, Àfrica, Porcel compta amb nombrosos lectors i és un dels pocs escriptors catalans professionals. Les seves novelles són: “Solnegre“, Premi Ciutat de Palma 1960, “La lluna i el -Cala Llamp-“, “Els escorpins” i “Els argonautes“, Premi Crítica 1969.

Difunts sota els ametllers en flor” és una novella de construcció informal, multitudinària i irisada, plena d’ironia i de tragèdia, de poesia i d’accio, de realisme i d’imaginació, de sensualitat, construida amb un idioma vellutat i fresc. Els seus trenta-dos capítols són una desfilada de personatges que es llancen a jugar, amb avidesa, la seva carta dins la vida i el món, per acabar morint sota els ametllers en flor, car el llibre se centra entorn de la gent i la vall d’ametllers d’Andratx, mitificada per l’autor. Guanyador del Premi Josep Pla 1969, “Difunts sota els ametllers en flor” és un dels llibres més bells i violents de la literatura catalana d’avui.

No digas que fue un sueño

No digas que fue un sueño

No digas que fue un sueño – (Terenci Moix)

La historia y la ficción se dan la mano para presentar un espléndido relato sobre la reina Cleopatra Séptima y sus amores con el romano Marco Antonio. Una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la todopoderosa Roma. Premio Planeta 1986.

Novela de amor, sobre fondo histórico, “No digas que fue un sueño” arranca de una situación de intenso dramatismo. Una mujer egregia llora su luto de amor en una barca que remonta el Nilo. Es la reina Cleopatra, que ha sido abandonada por su amante, el romano Marco Antonio. En el corazón de ambos, se debaten todos los conflictos del amor y la pasión, que culminarán con nuevos encuentros, encaminados a un destino fatal. Es una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la todopoderosa Roma. Pero es, sobre todo, un intento de reivindicar la figura de una de las mujeres más fascinantes de la historia: la reina Cleopatra Séptima. Desfigurada a menudo por el cine, Cleopatra se erige en esta novela como un personaje original y contradictorio. Ya no es la típica devoradora de hombres, sino una mujer cultivada, maternal, enamorada y, sobre todo, entregada por completo a la política. A su alrededor, los avatares de una ciudad mítica: Alejandría. Y las ruinas de un Egipto que va pereciendo.

El Amante

El amante

El Amante – (Marguerite Duras)

A través de esta historia de amor entre una bella adolescente y un rico comerciante de veintiséis años, Marguerite Duras recrea parte de su propia vida en Indochina, antes de emigrar a París. Novela hipnótica, intensa y devastadora como las primeras pasiones, “El Amante” mereció el prestigioso Premio Goncourt y fue llevada al cine con gran éxito.

Uno de los nombres más representativos del “noveau roman” y de la literatura francesa contemporánea, Marguerite Duras (1914-1996) ha escrito, entre otros títulos, “Moderato cantabile” y el guión de la película “Hiroshima mon amour

Esa jovencita bellísima, pero pobre, que vive en Indochina, no es otra que la propia escritora quien, hoy, recuerda las relaciones apasionadas, de intensos amor y odio, que desgarraron a su familia y, de pronto, grabaron prematuramente en su rostro los implacables surcos de la madurez. Pocas personas  -y en particular mujeres-  permanecerán inmunes a la contagiosa pasión que emana de este libro.

Romeo y Julieta

Romeo y Julieta

Romeo y Julieta – (William Shakespeare)

William Shakespeare (1564-1616) es quizá el nombre más clásico de la literatura universal. El prestigioso crítico norteamericano Harold Bloom ha dicho que –Shakespeare es al mundo de la literatura lo que Hamlet es al dominio imaginario del personaje literario: un espíritu que lo permea todo, que no puede ser confinado-

Treinta y siete obras de teatro y algunas obras líricas lo ubican en el centro del canon occidental. La tragedia de Romeo y Julieta (1596) es indudablemente su texto más popular. Con un argumento legendario, cuyos orígenes remotos pueden buscarse incluso en Grecia, Shakespeare construye no sólo una exquisita historia de amor signada por la desgracia, sino deliciosas escenas donde abundan los juegos de palabras y se mide el genio del poeta.

Lolita

Lolita

Lolita – (Vladimir Nabokov)

En la historia de la literatura existen unas pocas obras que, de tan vívidas y perfectas, acaban por crear tipos humanos e instalarse en la realidad como historias verdaderas. La apasionada confesión del profesor Humbert Humbert y su tormentosa relación con Lolita, una nínfula de doce años, es una de ellas.

La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervieIncestonen dos componentes explosivos: la atracción “perversa” por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol.

Hijo de una aristocrática familia rusa, el novelista y crítico Vladimir Nabokov (1899-1977) escribió en ruso e inglés, y pasó la mayor parte de su vida en el exilio. Entre sus novelas figuran “Pálido fuego“, “Ada o el ardor” y “La defensa“, pero la controvertida Lolita, llevada al cine por Stanley Kubrick y Adrian Lyne, es su obra más representativa.

Memorias de África

Memorias de africa

Memorias de África – (Isak Dinesen)

África es la gran protagonista de estas memorias, testimonio de la mayor pasión de Isak Dinesen. Estas páginas que recogen su vida en Kenia destilan la intensa y refinada esencia de un territorio mítico, con un pueblo, una cultura y un paisaje ajenos al mundo europeo.

La historia de la pasión por un continente histórico. Recién casada, una joven danesa, hija y hermana de militares, aristócrata y refinada, viajó a África, a Kenia, donde permaneció durante diecisiete años. Y esa experiencia dio lugar a una novela que es una encendida declaración de amor a unos paisajes, a unas gentes y a unas culturas que se situaban en el polo opuesto de lo que había sido su pasado familiar y social. Para Isak Dinesen, África fue el escenario de un destino y la revelación de la pluralidad fascinante del mundo y sus gentes. Poseída por la necesidad de Sherezade, la autora nos relata un cuento que se prolonga a lo largo de páginas encantadas: el cuento de su vida en África y el cuento de la vida e los que la rodeaban ¿europeos o somalíes, kikuyus o masais .

La escritora danesa Karen Blixen (1885-1962), más conocida por su seudónimo Isak Dinesen, fue educada en el seno de una familia aristocrática y en 1914 se trasladó a África, donde vivió muchos años. Escribió entre otras obras notables “Cuentos de Invierno“, “Sombras en la hierba” y un abundante e iluminadora correspondencia.

Un veneno llamado Amor

Un veneno llamado amor

Un veneno llamado Amor – (Carmen Posadas)

Si se juzga al amor por la mayoría de sus efectos, más se parece al odio que a la amistad

(La Rochefoucauld)

Amar es un no sé que, que viene por no sé donde; se engendra yo no sé cómo; conténtase no sé con que; se siente yo no sé cuándo; y mata no sé por qué

(Ovidio)

Amores fatales, pasiones desgarradoras, suicidios por amor… Historias que componen este magnífico libro sobre los sentimientos humanos. Historias reales que introducen al lector en el complejo mundo del amor y del desamor. Con el estilo irónico y divertido que la caracterizan, Carmen Posadas nos habla de la percepción de este sentimiento universal desde la antigüedad hasta la actualidad: un sentimiento tormentoso cuando no es correspondido, contaminado cuando aparecen los celos, ansiado cuando parece alejarse y en definitiva, un veneno que conocemos como amor.

Amores fatales. Pasiones desgarradoras. Sangre y lágrimas. Suicidios y asesinatos… Parece que eso ya ha pasado a la historia, que nosotros, superhombres y supermujeres de la aldea global, sumergidos en la era de la comunicación a toda costa, ya somos educados, y sabemos controlar nuestros desvaríos. Hay que reconocer que representa menos sufrimiento esperar durante medio día, devorados por la angustia, que nos llame, gracias al más fabuloso invento del final de siglo, el teléfono móvil, nuestro último novio que se encuentra allí perdido en la jungla del aeropuerto de Los Ángeles, que languidecerse, como hacían nuestros antepasados, días, semanas y meses antes de leer, por fin, una carta perfumada mandada por el ser querido, el de toda la vida, que, por cierto, vivía muy lejos, a unos 500 kilómetros por lo menos.

Vivimos una época extraña, en la que uno persigue sueños de pasiones eternas, pero se  conforma con amores efímeros. Llevados por la vorágine del siempre más rápido, los amores se hacen y deshacen vía Internet. El amor soluble ha sustituido al amor absoluto. ¿Quién tiene la culpa? ¿El feminismo, la píldora y la ley del aborto? ¿La educación sexual, el divorcio fácil y los compromisos que deberían ser eternos y no lo son? ¿La desaparición de los tabúes? ¿El liberalismo de los padres? El sexo y el adulterio ya no tienen morbo como antes, y el dulce encanto del fruto prohibido, que despertó tantas pasiones reales y ficticias, ha desaparecido. Hoy Emma Bovary no se tragaría una dosis letal de arsénico;: se divorciaría enseguida y le pediría una buena pensión al marido… y bien nos podemos imaginar que el fuego adúltero encendido en su corazón se habría apagado rápidamente.

A lo mejor, esta pasión arrolladora se habría convertido en un sentimiento razonable y sensato. Se habría casado con su amante, habrían tenido muchos hijos y habrían vivido felices hasta que la muerte viniera a buscarles, muy mayores ya, con nietos y todo.