Archivos de la categoría Humor

Los cómics del franquismo

Los cómics del franquismo – (Salvador Vázquez de Parga)

Partiendo de la idea de que el cómic, como producto de una sociedad, es también reflejo de la ideología de ésta, el presente libro penetra en el examen de los cómics más representativos producidos en España durante el período franquista para extraer de ellos un significado oculto. El Capitán Trueno, El Coyote, Roberto Alcázar y Pedrín, junto con Carpanta, Las hermanas Gilda o Topolino, van desfilando, entre otros muchos inolvidables personajes, por las páginas de “Los cómics del franquismo“, tratados con una fina ironía y un hondo sentido del humor. Los cómics del franquismo resulta así no sólo un valioso estudio útil para los aficionados al tema, sino sobre todo, para el gran público, un intento de acercamiento al verdadero sentido del cómic como medio válido de expresión artística e ideológica, y un recuerdo nostálgico del mundo fantástico de la adolescencia.

La afición de Salvador Vázquez de Parga por el cómic proviene de su infancia. Creció al compás de las aventuras de Cuto, El Coyote, y El Guerrero del Antifaz, pero ello no le impidió seguir los estudios jurídicos que fundamentan su actual profesión. Su madurez no supuso, como suele ocurrir, un despectivo apartamiento del cómic, sino al contrario, una mayor comprensión del mismo como Arte y como medio de Comunicación, que le han llevado a estudiarlo y a investigarlo desde diversos puntos de vista y a reunir una importante colección gráfica. La novela popular, la novela negra y naturalmente el Cómic han sido los temas de sus colaboraciones en varias revistas. Los cómics del franquismo es su primer libro, y prepara actualmente una historia del cómic europeo.

El diablo de la botella

El diablo de la botella

El diablo de la botella – (Robert Louis Stevenson)

Una inconfundible combinación de indagación psicológica y acción, de fantasía imaginativa y minuciosa descripción ambiental, de alegoría moralista y humor caracteriza la obra narrativa del escoces Robert Louis Stevenson (1850-1894), autor de clásicos tan conocidos como “La isla del tesoro” o “El Dr. Jekyll y Mr. Hyde“. En 1888 el autor abandonó Inglaterra, buscando un clima más benigno, y se estableció en Samoa, donde continuó su actividad literaria. En El diablo de la botella recrea una fábula alegórica de los Mares del Sur.

Lolita

Lolita

Lolita – (Vladimir Nabokov)

En la historia de la literatura existen unas pocas obras que, de tan vívidas y perfectas, acaban por crear tipos humanos e instalarse en la realidad como historias verdaderas. La apasionada confesión del profesor Humbert Humbert y su tormentosa relación con Lolita, una nínfula de doce años, es una de ellas.

La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervieIncestonen dos componentes explosivos: la atracción “perversa” por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol.

Hijo de una aristocrática familia rusa, el novelista y crítico Vladimir Nabokov (1899-1977) escribió en ruso e inglés, y pasó la mayor parte de su vida en el exilio. Entre sus novelas figuran “Pálido fuego“, “Ada o el ardor” y “La defensa“, pero la controvertida Lolita, llevada al cine por Stanley Kubrick y Adrian Lyne, es su obra más representativa.

Guía para la Vida

Guia para la vida

Guía para la Vida – (Bart Simpson)

Dedicado a la memoria de Snowball 1: Siempre que oímos un gato maullando a las tres de la madrugada, siempre que resbalamos al pisar una viscosa bola de pelo, siempre que inhalamos el acre olor de una caja de gato descuidada, pensamos en ti.

Hola, amigo, y bienvenido a Bart Simpson: Guía Para la Vida. Si no has robado este ejemplar, y tampoco te lo han regalado los de la fundación Bart Simpson para el enriquecimiento personal tenemos que llegar a la conclusión de que has pagado por él. Por tanto, asumimos que eres un sujeto sensible e interesado que busca la verdad y la comprensión mutua, alguien que se preocupa profundamente por el medio ambiente y por sus colegas seres humanos, alguien ansioso por embarcarse en el largo pero provechoso viaje hacia la sabiduría.

Bienvenido a la Ciudad de los Primos, tío…

¿Necesitas desesperadamente conocer toda la verdad, tío? Híncale el diente a este pequeño pero repleto envase, rebosante de sabrosos bocados de ingenio, sabiduría y conocimiento mundano, que te ofrece el único e inimitable Bartholomew J. Simpson… Aprende las descarnadas verdades de la vida de la mano del tío que lo ha visto todo, lo ha oído todo, lo ha hecho todo… y que lo niega todo.

El Decamerón

El Decameron

El Decamerón – (Juan Boccaccio)

El Decamerón, escrito entre 1249 y 1353, es una colección de cuentos, quizá la colección por antonomasia de la literatura mundial, y punto de referencia del que han partido desde entonces otras muchas creaciones narrativas.

La obra esta compuesta por cien cuentos que los diez protagonistas relatan cada noche de su retiro en una villa donde se refugian de la peste que asola Florencia.

Cada uno de estos personajes  —siete mujeres y tres hombres—  recrea un singular retrato psicológico, con personalidad bien definida, que sirve para ilustrar los distintos temas que se abordan en cada cuento.

En ellos se dan cita el ingenio, la reflexión, el amor, el erotismo  —de modo sorprendente ha sido considerado este libro como una obra exclusivamente erótica—  la virtud y la fortuna, todos ellos tratados con una magistral técnica de narrador.

Un libro que provocará en el lector tanto la risa como la tristeza, la reflexión y la pasión, el deleite por lo sensual y el respeto por lo sagrado, y que por encima de todo le hará experimentar el verdadero placer de la buena lectura.

El Decamerón es una obra medieval de enorme importancia, de gran valor cultural e histórico. Precursora del Renacimiento, de ideas muy avanzadas para su época. Se respiran aires de libertad, es un “carpe diem” en toda regla. También es un libro feminista, en cierto sentido. Está dedicado a las mujeres. Se reivindican su inteligencia, su ingenio y su sexualidad, su derecho a acostarse (o no) con quien deseen, aunque estén casadas o sean monjas.

En los cuentos predomina el tema amoroso y de deseo sexual. Hay mucho humor, bromas mas que pesadas, burlas a cornudos, destellos de ingenio que ayudan a escapar de una situación apurada, divertidos eufemismos y metáforas sexuales muy graciosas. El sexo es bastante atrevido, se puede encontrar incluso, un trío bisexual, un intercambio de parejas o a todo un convento de monjas compartiendo los favores del mismo hombre. En otros cuentos hay una furibunda crítica anticlerical, se denuncia todo lo que siglo y pico después, provocó la división del cristianismo. 

Tartarín de Tarascón

Tartarin de tarascon

Tartarín de Tarascón – (Alphonse Daudet)

Tartarín de Tarascón, el mitómano y fantasioso Tartarín, usando y aun abusando de los efectos que el espejismo produce en los calenturientos cerebros de los tarasconeses, se ha ganado fama de intrépido aventurero y hasta de audaz vapuleador de bandoleros chinos en Shangai. Pero un día el espejismo deja de funcionar y Tartarín se ve obligado a marchar a tierras argelinas a la caza de leones inexistentes. Las aventuras africanas de Tartarín, con su dosis de humor, ironía e incluso sátira del régimen colonial, mantienen el interés del lector en todo momento, que se encariña con este héroe en zapatillas, una estupenda aleación provenzal de Don Quijote y Sancho.

Crónica del Rey Pasmado

Cronica del rey pasmado

Crónica del Rey Pasmado – (Gonzalo Torrente Ballester)

Siglos atrás, un rey tiene un súbito antojo que provoca un gran revuelo en la corte y largas y enconadas discusiones entre frailes, moralistas e inquisidores: quiere ver desnuda a su esposa, la reina, pretensión inaudita de la que se hace eco regocijado el mentidero de Madrid y que da mucho que hablar a los súbditos de Su Majestad.

En esta pintoresca situación andan mezclados un valido, un jesuita portugués, una afamada cortesana y la superiora de un convento, que participan en innumerables peripecias magistralmente contadas con humor socarrón por el novelista.

Una vez más, Gonzalo Torres Ballester maneja como nadie los hilos de una intriga tan hábil como irónica, y nos ofrece una divertidísima estampa de la antigua corte española en un libro lleno de gracia picaresca y de amenidad.

Cómo ser infeliz y disfrutarlo

Como ser infeliz y disfrutarlo

Cómo ser infeliz y disfrutarlo – (Carmen Rico-Godoy)

Todas las mujeres somos Carmen  —la protagonista de este libro—  mientras no se demuestre lo contrario.

¿Te gastas la mitad del sueldo en programas de belleza física para gustar a los hombres? ¿Tienes dificultades para salir sola al cine o a un café? ¿Enciendes la tele nada más llegar a casa porque te aterroriza la soledad?

Si Cómo ser una mujer y no morir en el intento te divirtió, ahora puedes disfrutar de nuevo con esta visión mordaz, irónica y tierna de nuestro mundo.

Un marido que desaparece, los líos de los hijos, las obligaciones profesionales y la guerra abierta contra los recuerdos y la melancolía son el marco de estos nuevos episodios.

En contra de lo que muchos creen, ser infeliz no es una desgracia. Aprenda a disfrutar de tu recién conquistada infelicidad.

Eloísa está debajo de un Almendro

Eloisa esta debajo de un almendro

Eloísa está debajo de un AlmendroLas cinco advertencias de Satanás

(Enrique Jardiel Poncela)

Incomprendido y combatido por casi toda la crítica de su tiempo, Enrique Jardiel Poncela conoce ahora, al amparo de la reivindicación de las vanguardias, un creciente reconocimiento. Su propósito era romper con las formas tradicionales de lo cómico, atadas a lo real y a lo verosímil. Frente a ello, Jardiel busca que en su teatro fluya de continuo lo inverosímil: “en el patio de butacas  –decía–  la vida cotidiana con su aburrimiento; en la escena, la fantasía y la risa renovada“. Por ese comino logró superar el naturalismo estrecho del teatro español y su casticismo; liberó el lenguaje casi siempre ligado a actores tipificados, y aportó a la escena un humor, de raíz intelectual, que sirve de hilo conductor al absurdo lógico. María José Conde Guerri, profesora de Literatura Española de la Universidad de León y autora del más completo estudio hasta hoy publicado sobre Jardiel estudia aquí Eloísa está debajo de un Almendro y Las cinco advertencias de Satanás, dos obras en las que,  sobre el fondo de una crisis social, brilla el ingenio libre de un revolucionario artístico.

Antología Poética

Antologia poetica

Antología Poética – (Georges Brassens)

Existen realmente dos Georges Brassens. El primero es una leyenda, un excéntrico que ha hecho de la canción la expresión de un agresivo anarquismo, el “pornógrafo del fonógrafo” como él mismo dice. Este Brassens es un personaje espinoso, que apenas conoce al público que lo aclama. El otro Brassens, el verdadero, permanece desconocido. Sólo cuando se le ha escuchado cuidadosamente, cuando se han leído sus textos, que llegan por primera vez al lector de habla castellana con esta “Antología Poética”, se atisba la verdad y se percibe al hombre y al poeta que yacen escondidos tras el simple intérprete. Brassens es un poeta por vocación y un cantante por necesidad, como los trovadores, como Vinicio de Moraes y tantos otros.

Siguiendo las huellas de Villón, pero también de Rabelais, es decir sustraerse al atractivo de su poesía, donde tras la aparente simplicidad surge la riqueza y la truculencia del lenguaje, el humor, el culto de lo audaz y de lo absurdo. Tras estos absurdos está el hombre honesto que quiere exponer la vacuidad de la convención, expresar su desprecio por los que la preservan y por los que la fortalecen. En el fondo, Brassens es un hombre que carece de incógnitas, un artista que no busca el escándalo y un poeta que sólo desea vivir sin rendir diario tributo a sus enfervorecidos admiradores.