Archivos de la categoría Épica

El Ladrón de Cuerpos

El ladron de cuerpos

El Ladrón de Cuerpos – (Anne Rice)

A lo largo de los siglos, Lestat el vampiro ha gozado de una cómoda existencia. Su supremacía en el mundo de la noche colmaba todas sus aspiraciones. Pero ahora, de repente, Lestat se ve acosado por la duda y la nostalgia, y también por el deseo de experimentar de nuevo qué se siente cuando se es mortal…

Una oportunidad que se le presenta cuando Raglan James, miembro de una orden secreta, le propone que intercambien sus cuerpos durante sólo dos noches…

Tras Entrevista con el Vampiro, Lestat el Vampiro, La reina de los Condenados, Anne Rice supera sus propios planteamientos en El Ladrón de Cuerpos y alcanza un nivel de terror todavía más sofisticado.

Entrevista con el Vampiro

Entrevista con el vampiro

Entrevista con el Vampiro – Crónicas Vampíricas – (Anne Rice)

Anne Rice es una escritora que sigue caminos desconocidos para llegar a un mundo distinto. Si uno se rinde y la sigue en su viaje fantasmagórico, descubrirá que se ha rendido al hechizo como si se tratara de un sueño voluptuoso.”

–Ya veo… dijo el vampiro, pensativo, y lentamente cruzó la habitación hacia la ventana.

Durante largo rato, se quedó allí contra la luz mortecina de la calle Divisadero y los focos intermitentes del tránsito. El muchacho pudo ver entonces los muebles del cuarto con mayor claridad: la mesa redonda de roble, las sillas. Una palangana colgaba de una pared con un espejo. Puso su portafolios en la mesa y esperó.

–Pero, ¿cuánta cinta tienes aquí¿  –preguntó el vampiro y se dio la vuelta para que el muchacho pudiera verle el perfil–.  ¿Suficiente para la historia de una vida?

–Desde luego, si es una buena vida. A veces entrevisto hasta tres o cuatro personas en una noche si tengo suerte. Pero tiene que ser una buena historia. Eso es justo, ¿no le parece?

–Sumamente justo  –contestó el vampiro–.  Me gustaría contarte la historia de mi vida. Me gustaría mucho.

–Estupendo  –dijo el muchacho. Y rápidamente sacó el magnetófono de su portafolios y verificó las pilas y la cinta–. Realmente tengo muchas ganas de saber por qué cree usted en esto, por qué usted…

–No  –dijo abruptamente el vampiro–.  No podemos empezar de esta manera. ¿Tienes ya el equipo dispuesto?

–Sí  –dijo el muchacho.

–Entonces, siéntate. Voy a encender la luz.

–Yo pensaba que a los vampiros no les gustaba la luz  –dijo el muchacho–.  Si cree que la oscuridad ayuda al ambiente…

Pero en ese momento dejó de hablar…

Lestat el Vampiro

Lestat el vampiro

Lestat el VampiroCrónicas vampíricas – (Anne Rice)

Entrevista con El Vampiro II

Soy el vampiro Lestat. Soy inmortal. Más o menos. La luz del sol, el calor prolongado de un fuego intenso…: tales cosas podrían acabar conmigo. Pero también podrían no hacerlo…

Anne Rice es una escritora que sigue caminos desconocidos para llegar a un mundo distinto. Si uno se rinde y la sigue en su viaje fantasmagórico, descubrirá que se ha rendido al hechizo como si se tratara de un sueño voluptuoso

La piedra de luz I

La piedra de luz 1

La Piedra de Luz I – Nefer el Silencioso – (Christian Jacq)

La Piedra de Luz, una extraordinaria novela de aventuras, presentada en cuatro volúmenes, en la que se entrecruzan los destinos de los faraones, los cortesanos, los sepultureros, los soldados y las sacerdotisas del antiguo Egipto.

Corren los últimos años del reinado de Ramsés. Méhy, un ambicioso oficial tebano, ha sido rechazado por la cofradía de artesanos que habita en el Lugar de Verdad, la ciudad prohibida en la qu4e se construyen las moradas de eternidad de los faraones. Los hombres y las mujeres escogidos para ejecutar dicha misión deben superar una prueba indispensable, escuchar la llamada de los dioses. Entre ellos está Nefer el Silencioso. Hijo adoptivo de uno de los maestros de la cofradía, no ha sentido esa llamada y abandona la ciudad para encontrar su propia verdad.

En su búsqueda conocerá a Paneb el Ardiente. Sus amoríos, sus peleas y la lucha salvaje con que se oponen a Méhy nos acercan a un Egipto misterioso, totalmente desconocido, a través de esta sobrecogedora novela épica.

La Piedra de Luz III

La piedra de luz 3

La Piedra de Luz III – Paneb el Ardiente – (Christian Jacq)

La Piedra de Luz, una extraordinaria novela de aventuras, presentada en cuatro volúmenes, en la que se entrecruzan los destinos de los faraones, los cortesanos, los sepultureros, los soldados y las sacerdotisas del antiguo Egipto.

Empieza el reinado de Seti II. En el Lugar de la Verdad, los artesanos continúan levantando las majestuosas tumbas de los faraones. Nada debe perturbar su trabajo, sin embargo, la rebelión que estalla en las fronteras, la ruptura del poder central, que se desmenuza en una guerra de clanes, y las inevitables catástrofes provocan que la agitación crezca por momentos.

En palacio, la situación también se ha vuelto muy desfavorable. Mientras tanto, Clara, Nefer y el intrépido Paneb no cesan en su empeño por hacer fracasar los complots que urden una y otra vez los misteriosos traidores que hasta la fecha nadie ha podido identificar.

En Paneb el Ardiente, tercer volumen de esta fantástica novela de aventuras, nuestros héroes correran enormes riesgos con el fin de salvaguardar en único lugar de Egipto que garantiza la eternidad del país: el Lugar de Verdad

¿Serán capaces de conseguirlo en esta ocasión?

J. R. R. Tolkien

Egidio el granjero de ham

J. R. R. Tolkien

Egidio, el Granjero de HamHoja de NiggleEl Herrero de Wootton Mayor

Egidio, el Granjero de Ham, presunta traducción de un manuscrito en latín insular que cuenta los orígenes del Pequeño Reino, fue publicada en 1949. Tolkien había concluido hacía poco El Señor de los Anillos, y Egidio es en muchos sentidos un anticlimax paródico en el que reaparecen  —a veces como una broma erudita—  la parafernalia caballeresca de El Hobbit y la Trilogía, la insensatez y la vanidad de los poderosos, y el ascenso de un hombre común, “mediano” y sin ambiciones que llega a rey por los azares de una aventura. Como Bilbo, como Frodo, o como Sam, Egidio es un auténtico antihéroe.

Hoja de Niggle, escrita en 1939 en la pausa que siguió a la redacción de los primeros nueve capítulos de El Señor de los Anillos, cuenta la vida y muerte de un artista, pero es también una inspirada ejemplificación de una de las ideas fundamentales de Tolkien, la necesidad de que la obra de arte la “consistencia interior de la realidad. La pereza, la falta de firmeza de Niggle, son transformados del otro lado del túnel” en prontitud, orden, servicio, lo que cambia a la vez la visión fugaz del artista en “subcreación“, o creación derogada. La “Hoja” de Niggle es así parte de lo que Tolkien llama el Árbol de los Relatos, de follaje innumerable, en el que cada hoja es todas las hojas.

El Herrero de Wooton Mayor, el último de los cuentos que escribió Tolkien, apareció por vez primera en 1967, y es de algún modo la historia de una emoción terminal, la de quien en vida ha visitado a menudo tierras misteriosas y descubre ahora la proximidad de la muerte. La conjunción benéfica del mundo de la fantasía y el mundo de los hombres se consigue y se pierde en una transmisión de poderes.

La Reina de los Condenados III

La reina de los condenados 3

La Reina de los Condenados III – (Anne Rice)

Lestat, convertido en una famosa estrella del rock, despierta con su música a Akasha, La Reina de los Condenados. La que una vez fuera la reina del Nilo, toma a Lestat como amante y mano derecha, y vuelca todas sus fuerzas en la destrucción de vampiros y varones con el fin de que las hembras creen un nuevo orden. Pese a las súplicas de Lestat, los deseos de la Reina son irrefrenables, y será necesario un sacrificio para acabar con sus ansias de destrucción.

Los lectores de las dos anteriores novelas de Anne Rice, “Confesiones de un Vampiro” y “Lestat el Vampiro“, disfrutarán indudablemente con este tercer libro, que nos presenta los mismos personajes y una compleja trama, que late amenazante, misteriosa y violenta, y vibra con una sensualidad que bordea el erotismo.

En  “La Reina de los Condenados” somos testigos del alto precio que Lestat debe pagar a causa de su desmesurada ambición por alcanzar la fama. Ello le lleva a transgredir la prohibición de desvelar la naturaleza de los vampiros, y ofrece una detallada descripción de los “bebedores de sangre” que viven entre nosotros. La revelación de Lestat le dará el espaldarazo definitivo que hará que su nombre sea conocido en todo el mundo.

Por otra parte, en el concierto que se celebra en San Francisco, Lestat obtiene un fabuloso éxito; pero su público incluye a cientos de su propia especie decididos a acabar con él. Mientras tanto, con sus canciones, Lestat ha provocado el despertar de la Reina Akasha, que yacía desde hace más de seis mil años junto con Enkil, custodiados por el vampiro Marius. Akasha tiene en sí el principio de la vida eterna de los vampiros  —o de su eterna muerte–,  y, al poco tiempo de despertar, y tras la aniquilación de Enkil, inicia la matanza general de los vampiros del mundo, dejando sólo a unos pocos, incluido Lestat, de los que espera que se unan a ella en una demente cruzada contra la población mortal masculina.

Mientras, vampiros y personas de todo el mundo con facultades parapsicológicas, están teniendo el mismo sueño terrorífico en el cual dos mujeres pelirrojas lloran ante el cadáver de una tercera, cuyo cerebro y corazón, se hallan en sendas bandejas a su lado.

La reina de los condenados3

La Reina de los Condenados III – (Anne Rice)

Diccionario de Mitología

Diccionario de mitologia

Diccionario de Mitología

En términos generales se puede definir a la mitología como la ciencia que examina las leyendas de la cosmología, de los falsos dioses y de los héroes.

La palabra “Mitología” se emplea asimismo para designar aquellas leyendas (cosmogónicas), y de esta manera, cuando se habla, por ejemplo, de la mitología de los romanos, se comprende en su estudio el conjunto de las leyendas aludidas, divinas y heroicas, propias de Roma.

Con la expresión Ciencia de la Mitología se intenta determinar los esfuerzos realizados desde los tiempos más remotos para explicar y dar un cierto sentido racional y humano (naturalmente en relación con cada época o ciclo cultural) a los mitos transmitidos por la tradición oral o escrita, aunque, hablando con propiedad, sólo debería darse el calificativo de ciencia (y aun con las naturales limitaciones) a los sistemas modernos que están basados en el estudio sistemático de los hechos y aprovechando todos los datos y documentos reunidos por la filología, la arqueología, la etnología, etc., de la antigüedad clásica, de los pueblos orientales y del sinfín de pueblos salvajes y bárbaros que la sociología etnográfica ha puesto a disposición de los estudiosos.

Mitología EgipciaMitología GriegaMitología NórdicaMitología Romana

El Señor de los Anillos

El señor de los anillos

El Señor de los Anillos – (J. R. R. Tolkien)

El principio es tan evidente como un axioma: la capacidad corruptora del poder alcanza incluso a los dioses. Y eso lo saben muy bien los magos y elfos, que se niegan a aceptar el anillo del poder que les ofrece Frodo, el hobbit. Un anillo que hay que destruir cueste lo que cueste, ya que, de no hacerlo, de conservarlo o de permitir que lo recupere Sauron, el Señor de la Oscuridad, los habitantes de la Tierra Media corren el peligro de dejar de ser libres. Porque el poder es el mal.

Ese riesgo apocalíptico de perder la libertad, de verse obligados a abandonar el modo de vida que tanto les gusta, impulsa a Frodo y a sus camaradas a emprender, si bien de mala gana, la gran aventura que relata Tolkien: una guerra abierta, en la que la emoción de la lucha, el interés por lo incierto del desenlace, la riqueza de imágenes y el derroche de fantasía impiden escapar a la magia de lo que se está leyendo.

Epopeya imaginaria, pero espectacular, “El Señor de los Anillos” es todo un universo, con mitología y lenguaje propios, donde lo siniestro y lo heroico alternan, mientras se combaten encarnizadamente el Bien y el Mal, en un eterno conflicto que, para Savater, adopta en esta trilogía la forma de: “el capricho literario más logrado de los últimos cincuenta años.”

Pericles el Ateniense

Pericles el ateniense

Pericles el Ateniense – (Rex Warner)

Rex Warner no necesita ser presentado a aquellos que hayan tenido oportunidad de apreciar las altas dotes del renombrado humanista e historiador británico a través de sus notables novelas consagradas a Julio César.

Profundo conocedor del mundo greco-romano en sus aspectos históricos y culturales, Warner supera, si cabe, su labor anterior, en esta semblanza de “Pericles el Ateniense“, imaginariamente escrita por Anaxágoras, el filósofo que fuera amigo íntimo del gran hombre de estado.

De esta suerte, en una ficción colmada por singular riqueza evocativa, asistimos a los esplendores que hicieron de aquel siglo de oro la expresión más deslumbrantes de la cultura helénica, cuyos mejores valores recogería la civilización cristiana, asimilándolos y revitalizándolos sin cesar durante dos mil años.

El Partenón, cuya construcción inició Pericles, se levanta sobre Atenas que contaba entre sus filósofos a Sócrates y a Platón, a Esquilo, Sófocles y Eurípides como maestros incomparables de la tragedia, a Aristófanes como humorista, a Tucídides como historiador, a Fidias como supremo representante de las artes plásticas.

PerIcles presidía aquel florecimiento, de la política y de la sensibilidad estética. No es de extrañar, pues, que las etapas ulteriores de la cultura de Occidente se hayan apoyado  —y sigan apoyándose aún hoy en grado decisivo—  sobre cuanto de universal e imperecedero encierra el legado de Grecia.