San Juan el Bautista

San Juan Bautista predicando (Paolo Veronese)

San Juan Bautista (S. I a. C.) Precursor del Mesías, en él se cumple la profecía de Isaías (40. 3), “la voz que clama en el desierto“, anunciando la venida inminente del Salvador de Israel.

San Juan Bautista niño (Miguel Angel, Capilla Sixtina) 

Su vida y su ministerio aparecen en el Evangelio de S. Lucas. Los cuatro Evangelios comienzan el relato de la vida pública de Jesús con la predicación de Juan el Bautista.

San Juan Bautista (Giovanni Angelo D’antonio)

 Es originario de Judea, problablemente de la ciudad de Hebrón. Hijo de Zacarías, del turno sacerdotal de Abía, y de Isabel, descendiente a su vez del linaje de Aarón y prima de María la Virgen. Su nacimiento está rodeado de signos sobrenaturales.

San Juan Bautista (Guido Reni)

Un ángel anuncia a Isabel, ya anciana, su futura concepción. Nace seis meses antes que Jesús. Siendo niño, se retira al desierto, llevando una vida propia de un ermitaño. Este hecho es el que ha llevado a relacionar a Jesús con la secta de los esenios, que habitaban las cuevas de Qumrán, pues éstos anunciaban  el juicio inminente y predicaban la penitencia y el bautismo.

San Juan Bautista (Bernardo Strozzi)

 Lo cierto es que Lucas solo dice que habitará en el desierto hasta el día de su manifestación a Israel, “el año decimoquinto del imperio de Tiberio Cesar” (Lucas 3. 1).

El bautismo de Cristo (Andrea del Verrocchio)

A partir de ahí predica la inminente venida del Salvador y bautiza a las gentes a orillas del Jordán. Es en Bethabara donde Jesús y el Bautista se encuentran. Allí tiene lugar el bautismo de Jesús de manos del Bautista.

San Juan Bautista (Guido Reni)

Algún tiempo después es encerrado por Herodes Antipas en la fortaleza de Maqueronte. Desde ella el Bautista sigue la predicación del Mesías. Algunos de sus discípulos habian pasado a engrosar las filas de Jesús. Santiago y Juan, Andres y Felipe.

San Juan Bautista (Donatello) 

Una vez comenzada la predicación de Jesús, el Bautista envía una embajada para que confirme su identidad. Jesús dice a los discípulos del Bautista que cuenten a este lo que han visto, ” los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el Evangelio” (Lucas 7. 18-22). Jesús hace una alabanza del Bautista como no hace de ninguna otra persona: “es el profeta más grande que haya nacido de mujer” (Lucas 7. 28).

San Juan Bautista ante Herodes (Mattia Preti)

El día del cumpleaños de Herodes, a quien el Bautista había reprendido por haber tomado como esposa a la mujer de su hermano, la hija de esta baila de tal forma que agrada tanto al monarca, que como recompensa le ofrece cuanto quiera. Instigada Salomé por su madre, Herodías, pide la cabeza del Bautista.

Decapitación de San Juan Bautista (Caravaggio)

San Marcos dice que esta petición entristece a Herodes, pero habiendo dado su palabra ante los comensales, entre los que se encontraban algunos tribunos y principes de Galilea, la cumple. Manda degollar a San Juan el Bautista y entrega a Salomé su cabeza en una bandeja. Los discípulos del Bautista recogen sus restos y le dan sepultura (Marcos 6. 14-29)

Salome con la cabeza de S. Juan Bautista (Guido Reni, detalle)

El historiador Flavio Josefo nos da también noticias de Juan el Bautista, diciendo que “era un hombre excelente y exhortaba a los judios a que practicasen la justicia unos con otros y la piedad para Dios“. Su culto es muy antiguo y, según la tradición, está enterrado en Aretas, Samaria.

 

3 comentarios en “San Juan el Bautista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.