Fuego

Fuego

 Ya os lo avisé. Os lo avisé hace muchos años y no me quisisteis escuchar. El fuego lo devora todo. Devora a las familias, a las casas más sólidamente construidas, a los hijos, a las madres, a los hombres y mujeres, a los trabajos, a los futuros y a los pasados. El fuego mata los sueños, los días y el presente. Os lo avisé, os lo avisé, y no me quisisteis hacer caso. Nadie se escapa del fuego abrasador…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.