El Futuro de la Democracia

El futuro de la democracia

El Futuro de la Democracia – (Norberto Bobbio)

En esta obra recojo algunos escritos de los últimos años sobre las llamadas “transformaciones” de la democracia. Empleo el término “transformación” en sentido axiológicamente neutral, sin incluir en el mismo un significado positivo o negativo. Prefiero hablar de transformación más bien que de crisis, porque “crisis” hace pensar en un colapso inminente. La democracia no goza, en el mundo, de óptima salud, aunque, por lo demás jamás gozó de ella en el pasado, si bien no se halla al borde de la tumba.

Dígase lo que se diga, ninguno de los regímenes democráticos nacidos en Europa después de la Segunda Guerra Mundial ha sido abatido por una dictadura, como, por el contrario, ocurrió después de la Primera. En sentido inverso, algunas de las dictaduras que sobrevivieron a la catástrofe de la guerra, se transformaron posteriormente en democracias. Mientras que el mundo soviético se halla agitado por estremecimientos democráticos, el mundo de las democracias occidentales no está seriamente amenazado por movimientos fascistas.

Para un régimen democrático, el hallarse en transformación es su estado natural: la democracia es dinámica, mientras que el despotismo es estático y siempre igual a sí mismo. Los escritores democráticos de finales del siglo XVIII contraponían la democracia moderna (representativa) a la democracia de los antiguos (directa). Pero no habrían titubeado en considerar el despotismo de su tiempo igual a aquel del que habían dado las primeras descripciones los escritores antiguos: piénsese, si no, en Montesquieu y en Hegel y en la categoría del despotismo oriental.

Con razón o sin ella, hay también quienes han usado el concepto de despotismo oriental para explicar el estado de la Unión Soviética. Cuando hoy se habla de democracias occidentales, se hace referencia a regímenes surgidos no más de doscientos años atrás, después de las revoluciones norteamericana y francesa. Pese a ello, un autor muy leído en todo el mundo, C. B. Macpherson, ha creído poder individualizar por lo menos cuatro fases de desarrollo de la democracia moderna desde sus orígenes, en el siglo XIX, hasta nuestros días…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.