Archivo de la etiqueta: Agitación

Ante la Ansiedad

Ante la Ansiedad

Ante la Ansiedad –  Una propuesta para mantener la serenidad y evitar el estrés.(Ramiro A. Calle)

La ansiedad (del latín anxietas = angustia, aflicción) es un estado que se caracteriza por un incremento de las facultades perceptivas ante la necesidad fisiológica del organismo de incrementar el nivel de algún elemento que en esos momentos se encuentra por debajo del nivel “adecuado“; o por el contrario, ante el temor de perder un bien preciado.

La ansiedad no siempre es patológica o mala: es una emoción común, junto con el miedo, la iratristeza o felicidad, y tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia.

Ramiro Calle ha recorrido el sendero de los yoguis para ofrecernos, de forma práctica y directa, el mejor conjunto de consejos y posturas físicas para superar el estrés y alcanzar y mantener el equilibrio.

La ansiedad es una sensación difusa y displacentera inherente a la vida humana. De hecho, toda persona experimenta ansiedad y la mayoría de los seres humanos viven en umbrales altos de esta sensación que se traduce como angustia, incertidumbre, depresión, temor, insatisfacción, agitación o zozobra. Dependiendo del nivel de ansiedad, así experimentaremos la vida y nos experimentaremos a nosotros mismos. La ansiedad en umbrales bajos es una energía canalizable e instrumentalizable, pero en umbrales altos es perturbadora y puede producir trastornos psicosomáticos de muy diverso alcance.

Hay, pues, que aprender a manejarse con la propia ansiedad, pudiendo enfocarla correctamente, reducirla y superarla o instrumentalizarla. Es muy importante tanto la actitud ante la ansiedad como la puesta en práctica de unos métodos que nos ayuden a controlar saludablemente la ansiedad, así como el conocimiento y neutralización de los factores ansiógenos que provienen de nuestra propia psicología inmadura.

No cabe duda de que el mejor sistema para superar la ansiedad y situarla en su justo lugar, es crecer interiormente y resolver conflictos internos. La ansiedad es un síntoma de nuestra falta de realización interna. Nuestro núcleo caótico y confusional genera ansiedad. La ansiedad y la depresión son primos hermanos que caminan codo con codo. Mediante la evolución consciente, el autoconocimiento, un adecuado trabajo interior y el ejercitamiento de una más ecuánime actitud vital, la ansiedad irá descendiendo a sus límites más bajos. Dejará entonces de ser enemiga para convertirse en amiga. En niveles bajos, la ansiedad juega un papel para protegernos física, mental y existencialmente. En niveles altos, la ansiedad impide todo disfrute, nos aleja de nuestro ángulo de quietud y nos hace reaccionar anómala y neuróticamente.

En las antípodas de la ansiedad está la quietud, que es la más bella orquídea con el aroma más sutil. Merece la pena ejercitarse para poder hallarla, cultivarla y merecerla. Creo que así lo entiende también el lector, porque de otro modo esta obra no hubiera alcanzado tan pronto su segunda edición. Gracias por la confianza que me han dispensado.

(Ramiro A. Calle)