Archivo de la etiqueta: Antigua Grecia

Pericles el Ateniense

Pericles el ateniense

Pericles el Ateniense – (Rex Warner)

Rex Warner no necesita ser presentado a aquellos que hayan tenido oportunidad de apreciar las altas dotes del renombrado humanista e historiador británico a través de sus notables novelas consagradas a Julio César.

Profundo conocedor del mundo greco-romano en sus aspectos históricos y culturales, Warner supera, si cabe, su labor anterior, en esta semblanza de “Pericles el Ateniense“, imaginariamente escrita por Anaxágoras, el filósofo que fuera amigo íntimo del gran hombre de estado.

De esta suerte, en una ficción colmada por singular riqueza evocativa, asistimos a los esplendores que hicieron de aquel siglo de oro la expresión más deslumbrantes de la cultura helénica, cuyos mejores valores recogería la civilización cristiana, asimilándolos y revitalizándolos sin cesar durante dos mil años.

El Partenón, cuya construcción inició Pericles, se levanta sobre Atenas que contaba entre sus filósofos a Sócrates y a Platón, a Esquilo, Sófocles y Eurípides como maestros incomparables de la tragedia, a Aristófanes como humorista, a Tucídides como historiador, a Fidias como supremo representante de las artes plásticas.

PerIcles presidía aquel florecimiento, de la política y de la sensibilidad estética. No es de extrañar, pues, que las etapas ulteriores de la cultura de Occidente se hayan apoyado  —y sigan apoyándose aún hoy en grado decisivo—  sobre cuanto de universal e imperecedero encierra el legado de Grecia.

El origen de la familia – De la propiedad privada y del Estado

El origen de la familia de la propiedad privada y del estado

El origen de la familia – De la propiedad privada y del Estado – (Federico Engels)

Engels escribió esta obra en 1884, tomando como base el material del libro de MorganLa sociedad primitiva“, así como otros datos más modernos sobre la Prehistoria. En ella estudia minuciosamente los rasgos históricos fundamentales del régimen social de las primeras etapas de la Humanidad, los períodos llamados salvajismo y barbarie.
Señala también cómo se habían transformado las formas del matrimonio y de la familia en relación con el progreso económico de la sociedad y como consecuencia del crecimiento de la producción; a continuación analiza el proceso de desintegración del régimen gentilicio primitivo tomando como base tres pueblos bien conocidos: los griegos, los romanos y los germanos, y poniendo de manifiesto las causas económicas que provocaron la desintegración.