Archivo de la etiqueta: Antiguos

Historia de la Segunda Guerra mundial I

Historia de la Segunda Guerra mundial 1

Historia de la Segunda Guerra mundial I – (Karl Von Vereiter)

Quince años escribiendo libros de guerra han ido creando en mi conciencia un deber ineludible. La mayor parte de mis escritos gozaban del trabajo imaginativo, sin que por ello se abandonase el fondo, siempre histórico, en el que he procurado respetar escrupulosamente los datos y conceptos que, en gran parte, forman el bagaje de mi experiencia personal.

Muchos lectores avisados han debido percatarse, entre líneas, de aquello que había sido “realmente vivido”, porque se quiera o no, incluso en lo más hondo de la ficción, los recuerdos se deslizan, lenta y ladinamente, aflorando aquí y allá, sin que el autor pueda hacer nada por evitarlo.

Se han publicado tantas y tantas Historias de la Segunda Guerra Mundial, que no me atrevería, ni me atreveré, a hacer comparación alguna. Sólo deseo decir que he puesto en mi labor todo el entusiasmo, toda la fe que normalmente insuflo a mi trabajo, al que amo por encima de todas las cosas.

En las siguientes páginas, he procurado permanecer al margen de las naturales pasiones que se levantaron y siguen levantándose alrededor de esa gran tragedia de la humanidad cuyos efectos seguimos y seguiremos sufriendo durante décadas.

Creemos sinceramente que el autor ha conseguido de una manera neutral lo que se proponía. De ahí nuestra confianza de que el lector encuentre en esta Historia de la Segunda Guerra mundial el libro que, interiormente, deseaba leer desde hace mucho tiempo.

Historia de la Segunda Guerra mundial II

Historia de la Segunda Guerra mundial 1

Historia de la Segunda Guerra mundial II – (Karl Von Vereiter)

La extraordinaria complejidad de fenómenos humanos, militares y políticos que formaron parte en ese triste período de la historia humana conocido con el nombre de Segunda Guerra Mundial ha sido tratado, en este casi cuarto de siglo transcurrido desde entonces en innumerables obras, historias, publicaciones ilustradas y en fascículos.

Tratando las más de las veces a la ligera, se procuró siempre dar al público, más que un texto fidedigno e histórico, la mayor cantidad posible de documentación gráfica, dejando en muchas ocasiones que el lado visual de la obra remedase la poca altura de su contenido.

La importancia del tema, la urgente necesidad de presentar y ofrecer al público de habla hispana una obra lo más completa posible, ha empujado a realizar este esfuerzo, cuidando no solamente el contenido, sino también la presentación, la amenidad del texto, de forma a alejar al lector de ese fastidioso y aburrido modo de hacer que, desdichadamente, imprime su pesada huella en la casi totalidad de los libros históricos.

Resurrección

Resureccion

Resurrección – (León Tolstoi)

Entre las novelas estelares de Tolstoi, junto a Guerra y paz y Ana Karenina, figura Resurrección, publicada en 1899. Esta novela se centra aparentemente, en una historia de seducción pero el pretexto argumental no se explicaría sin la consecuencia de unas reacciones morales: el seductor sigue a la muchacha a Siberia, donde se la confinó después de haber sido, injustamente condenada… El arrepentimiento y la redención son dos valores éticos que confieren un giro inesperado a la novela y dan la medida enorme de la personalidad de Tolstoi.

Cuando el príncipe Nejliúdov acude al tribunal para ejercer su deber ciudadano como jurado, no se imagina que una de las acusadas es Katia Máslova, la antigua criada de sus tías, la joven a la que sedujo años atrás. Ahora, convencido de su inocencia, se siente culpable de la difícil situación en la que se encuentra Katia y de la posibilidad de que sea condenada a trabajos forzados en Siberia.

Con Resurrección, la última de sus tres grandes novelas, León Tolstoi aborda el complejo proceso de cambios a los que tuvo que enfrentarse la sociedad rusa en los convulsos años finales del siglo XIX. A partir de los esfuerzos del príncipe Nejliúdov por redimir a Katia del estigma que le provocó en su juventud, Tolstoi refleja su propia indignación ante las injusticias sociales de un país en decadencia y de una aristocracia anacrónica y autocomplaciente. Un relato íntimo de culpa, rabia y arrepentimiento dominado por la redención y la condena de la violencia.

Sangaree

Sangaree

Sangaree – (Frank G. Slaughter)

Esta novela -ambientada en el sur de los Estados Unidos- nos traza la historia del doctor Toby Kent el cual lleva a cabo un audaz experimento de explotación agrícola.

La violenta oposición que encuentra por parte de algunos, su lucha contra los piratas y las plagas y la influencia que ejercen dos mujeres en la vida del protagonista, prestan al libro ese ritmo propio de toda buena novela.

Una vez más, Frank G. Slaughter se nos muestra como un perfecto narrador, que sabe profundizar en la psicología de sus personajes.

Pasiones Humanas

Pasiones Humanas

Pasiones Humanas – (Frank Yerby)

El final de la guerra de secesión , el ku-klux-klan, los caballeros de la camelia blanca y un surtido variopinto de personajes son los elementos que Yerby emplaza en esta novela.

Tras la guerra civil americana el protagonista regresa al sur donde tiene una plantación. Ha servido con los yanquis y eso le traerá problemas, aunque todo le puede traer problemas a un hombre de una sola pieza que no se arredra ante nada y que tiene su propia filosofía de la vida, muy íntegra para los tiempos que corren.

El Decamerón

El Decameron

El Decamerón – (Juan Boccaccio)

El Decamerón, escrito entre 1249 y 1353, es una colección de cuentos, quizá la colección por antonomasia de la literatura mundial, y punto de referencia del que han partido desde entonces otras muchas creaciones narrativas.

La obra esta compuesta por cien cuentos que los diez protagonistas relatan cada noche de su retiro en una villa donde se refugian de la peste que asola Florencia.

Cada uno de estos personajes  —siete mujeres y tres hombres—  recrea un singular retrato psicológico, con personalidad bien definida, que sirve para ilustrar los distintos temas que se abordan en cada cuento.

En ellos se dan cita el ingenio, la reflexión, el amor, el erotismo  —de modo sorprendente ha sido considerado este libro como una obra exclusivamente erótica—  la virtud y la fortuna, todos ellos tratados con una magistral técnica de narrador.

Un libro que provocará en el lector tanto la risa como la tristeza, la reflexión y la pasión, el deleite por lo sensual y el respeto por lo sagrado, y que por encima de todo le hará experimentar el verdadero placer de la buena lectura.

El Decamerón es una obra medieval de enorme importancia, de gran valor cultural e histórico. Precursora del Renacimiento, de ideas muy avanzadas para su época. Se respiran aires de libertad, es un “carpe diem” en toda regla. También es un libro feminista, en cierto sentido. Está dedicado a las mujeres. Se reivindican su inteligencia, su ingenio y su sexualidad, su derecho a acostarse (o no) con quien deseen, aunque estén casadas o sean monjas.

En los cuentos predomina el tema amoroso y de deseo sexual. Hay mucho humor, bromas mas que pesadas, burlas a cornudos, destellos de ingenio que ayudan a escapar de una situación apurada, divertidos eufemismos y metáforas sexuales muy graciosas. El sexo es bastante atrevido, se puede encontrar incluso, un trío bisexual, un intercambio de parejas o a todo un convento de monjas compartiendo los favores del mismo hombre. En otros cuentos hay una furibunda crítica anticlerical, se denuncia todo lo que siglo y pico después, provocó la división del cristianismo. 

Para tus quince años

Para tus quince años

Para tus quince años – (Emilio Enciso Viana)

Para ti los publico hoy, aunque no todos han sido escritos para ti.

Las muchachitas de quince años sois como las aguas del río, que todos los días son distintas, y las que ayer pasaron a mi vera, hoy están metiditas en el mar.

En el mar de la juventud, confundidas como muchas otras están mis lectoras de los años pasados. Y ya veo detrás de vosotras a las de catorce que os empujan con su prisa de llegar a ser mujeres, como vosotras empujais a las de dieciséis.

Ávidas de saber, con una sed insaciable de conocer la vida, me pedís que os escriba más, más cosas, como escribo para las mayores.

Pues ahí va esa colección de artículos.

Los escribí para Marujilla, Totina, Mincha y demás quinceañeras que entre 1948 y el 1956 han triscado y reído por las calles de España.

Pero resulta que las Marujillas, Totinas, Minchas, etc., que hoy ríen y bullen por las calles españolas sois vosotras, con los mismos apellidos, las mismas facciones, la misma psicología, las mismas ganas de reír y los mismos afanes de vivir. Luego, mis artículos son para vosotras.

Dicen que no hay quince años feos. No sé lo que dirá vuestro espejo. Lo interesante es que el Señor encuentre vuestros quince años floridos.

Cuenta la historia que un día primaveral Dios envió un ángel a saludar a una muchachita de quince años. Y la encontró tan linda, que el ángel la dijo:

Dios te salve, la llena de gracia.

y como la muchachita se aturdió, el ángel añadió:

Es Dios quien te encuentra graciosa.

No me preocupa lo que pueda decirte tu espejo; me interesa lo que pueda decirte Dios.

¿Te dirá un día que eres graciosa, que estás llena de gracia?

Ayudarte a lograrlo es el objetivo que me propongo al acceder a tu petición de publicar una colección de mis articulos.