Archivo de la etiqueta: Antonio Skármeta

Soñé que la nieve ardía

Soñe que la nieve ardia

Soñé que la nieve ardía – (Antonio Skármeta)

Soñé que la nieve ardía, novela escrita en el vértigo del Gobierno Socialista de Salvador Allende, la escritura  ha sido marcada a sangre y fuego por los acontecimientos, los pequeños gestos y las grandes gestas.

Una novela respirada a pleno pulmón en las calles de Santiago de Chile, repleta de pasión, humor, angustia y un lenguaje arrollador que celebra el entusiasmo de la gente frustrado con el golpe de Pinochet.

Esta novela, traducida a quince idiomas, narra con espontánea originalidad las aventuras de un joven arrogante que pretende triunfar como futbolista y amante en un escenario inflamado entre la revolución y el golpismo.

El Cartero de Neruda

El cartero de neruda

El Cartero de Neruda – (Antonio Skármeta)

Mario Jiménez, joven pescador, decide abandonar su oficio para convertirse en cartero de isla Negra, donde la única persona que recibe y envía correspondencia es el poeta Pablo Neruda. A través de esta trama tan original como seductora, el autor logra un intenso retrato de la convulsa década de los setenta en Chile, así como una cautivadora historia de amor y una poética recreación de la vida de Pablo Neruda. Esta novela, traducida a veinticinco idiomas, es ya un clásico de las letras universales, y la película basada en ella fue nominada a cinco Oscar.

Mario conoció en una hostería a una chica (Beatriz) de la que se enamoro profundamente; de ella mas tarde hablo con Pablo Neruda al que le pidió ayuda para poder conquistar. Esta ayuda le sirvió de mucho, ya que consiguió que ella se enamorara de el, pero Pablo Neruda recibió una carta donde ponía que se debía presentar a las elecciones de Chile; al tener que marchar Pablo Neruda, Mario comenzó a escribir metáforas, poemas, etc con las que enamoraría mas a Beatriz.

Los murmullos que habían en el pueblo sobre la afición a escribir de Mario, a el no le importaban ya que había conseguido el amor de Beatriz; pero lo que si le importo fue la intervención de Rosa, la madre de Beatriz, la cual no quería que esa relación siguiese hacia a delante.

La suegra envío una carta a Pablo Neruda para que le ayudara a romper la relación de Mario y su hija. En cuanto volvió Pablo Neruda de su viaje con la noticia de que le había pasado su cargo como candidato a las elecciones de presidencia de Chile a Salvador Allende, recibió la carta de manos de Mario. Pablo Neruda hablo con Rosa sobre esta relación y le dijo que lo intentaría pero que estaba seguro de que no serviría para nada.

Con la noticia de que Salvador allende había ganado las elecciones se celebro en la hostería de doña Rosa su victoria. Gracias al ingenio de Mario, Bea y el, se pudieron ver a solas y esta fue la primera vez que hicieron el amor.

Mario dejo embarazada a Bea y Rosa no tuvo mas remedio que dejar que se casasen. Como Pablo Neruda se tuvo que ir a Paris como embajador, Mario perdió su trabajo de carteo ya que el era el único al que le enviaban correspondencia, por eso su mujer y su suegra le dijeron que se buscase un trabajo; dio la casualidad que a doña rosa le ofrecieron el proyecto de cambiar su hostería por un restaurante y esta le ofreció el puesto de cocinero a Mario.

Mario recibió la primera carta de Pablo Neruda donde le decía que le grabase los sonidos característicos de su pueblo por que los echaba en falta. Mientras que Mario esta consiguiendo el deseo de Pablo Neruda en Chile se esta empezando a notar la mala forma de gobernar que tiene el presidente Salvador Allende.

Por fin nace el hijo de Bea y Mario que se llama don Pablo Neftalí Jiménez González y también le dan el premio Nóbel de literatura a don Pablo Neruda.

Al poco tiempo los problemas políticos de Chile aumentaron y Pablo Neruda volvió a su pueblo muy enfermo, una mala noticia que le dio Matilde (esposa de Pablo Neruda) a Mario. Con el asesinato de Salvador Allende en Chile los problemas de Pablo Neruda incrementaron con lo que necesitaba mas protección, con esa protección a Mario le costo mucho llegar hasta Pablo Neruda, pero lo consiguió y se les pidió de el para siempre.