Archivo de la etiqueta: Carlos Robles Piquer

Hombres para la Alternativa

hombres para la alternativa

Hombres para la Alternativa – (Ignacio Puche)

España está viviendo una encrucijada mucho más importante e interesante que la de la transición, de la que podemos salir convertidos en un país tercermundista o en una nación fuerte y rica, libre y prestigiosa, con todos los pueblos que la forman, a nivel de los más avanzados países de Europa.

El autor está convencido de que la experiencia socialistasi es que puede llamarse socialismo– por la que atraviesa España, será algo pasajero, y de que España volverá a ser lo que la inmensa mayoría de españoles desean, porque son liberal-conservadores, progresistas y enemigos de divisiones, revanchismos y violencias que no conducen a nada.

El pueblo desencantado y sin esperanzas, mira ansioso a los hombres que pueden constituir una alternativa –Fraga, Areilza, Herrero de Miñon, Vestringe, Robles Piquer, Roca, Alzaga…- cuyas opiniones quedan fielmente reflejadas en este libro.

Quién hizo el Cambio

Quien hizo el cambio

Quién hizo el Cambio – (Federico Ysart)

Nunca en la historia, un partido político se alegró tanto de perder unas elecciones

Ese partido fue Alianza Popular hoy Partido Popular (P.P.)
Las elecciones las ganó el Partido Socialista Obrero Español (P.S.O.E.)

Se habían cargado de un plumazo la tercera opción

Este libro es el primer análisis riguroso de la transición. En el se reconstruye la situación de España en 1976: el fracaso de los aperturistas del régimen anterior, los planteamientos de la oposición (cuya lectura resulta hoy sorprendente y de especial interés para apreciar la evolución del PSOE) y la preocupación de la Corona, que concluye con el nombramiento de Adolfo Suarez como Presidente del Gobierno.
A partir de entonces, Julio de 1976, comienza el cambio con el reconocimiento de la soberanía popular, la legalización de los partidos, que culmina con la del Partido Comunista en la Semana Santa de 1977; los sindicatos y organizaciones profesionales… y las primeras Elecciones Generales. Este libro descubre las claves de aquella primera fase de la transición.

En la historia de mi país, viviéndola y haciéndola, he recibido la ratificación de una idea esencial: que el futuro, lejos de estar decidido, es siempre reino de la libertad; abierto e inseguro, aunque previsible por los análisis de las condiciones estructurales y las fuerzas operantes en la sociedad que vivimos. Entre ellas se cuenta, como motor esencial, la voluntad libre de los hombres que han de protagonizar la Historia

(Adolfo Suarez)

Felipe, tenía en sus manos, en la mirada, ese tono cordial de su acento andaluz.
La victoria, al fin, en las elecciones generales que España celebraría el 28 de Octubre de 1982.
En el plató nº 2 de Televisión Española se rodaba la penúltima rueda de prensa-entrevista que el organismo autónomo regido por Carlos Robles Piquer, dirigente de Alianza Popular.., había programado con los líderes políticos nacionales.
Frente a Felipe, nervioso (apenas quedaba nada por ganar, solo que perder), había 5 periodistas dispuestos en semicírculo. Pilar Urbano, de (ABC), Pepe Oneto, de (Cambio 16), Ramón Pi, de la (Vanguardia) y (Multiprés), Jorge del Corral, de (Efe), y Pedro Altares, comentarista político y entonces jefe de prensa del Banco Hipotecario. De los 5, solo uno le daría un voto 28 días después.
Y salió airoso: 10 millones de votos. La Moncloa. Tercer presidente Constitucional de la joven Democracia española. Y además, el PSOE en el poder.

Aquella hora fue más tensa de lo deseable, el candidato socialista era bombardeado por preguntas, e interrupciones…

Pero entonces ¿qué es el cambio?—cortó Pepe Oneto haciendo alusión al eslogan ya conocido de los socialistas, importado de la campaña francesa de Mitterrand y revendido a la portuguesa de Soares, siempre con éxito.

¿El cambio? Algo muy sencillo: que España funcione.
Con esta frase, Felipe González ganó la hora de Televisión que hasta entonces llevaba perdida.

Que España funcione” ¿Caben en tan escasas palabras mayores dosis de pragmatismo? Naturalmente, la socialdemocracia ganó las elecciones….