Archivo de la etiqueta: China

El Don

El Don – (Mai Jia)

Dotado de un cerebro privilegiado y un talento excepcional para las matemáticas, Rong Jinzhen es obligado a unirse al cuerpo de criptógrafos de la Unidad 701 del gobierno chino. Su prodigiosa capacidad le convertirá en el mejor especialista en códigos cifrados, pero la obsesión por resolver retos cada vez más complejos lo irán acercando a los límites de su propia cordura.

Si bien algunos de los miembros de la familia Rong pasaban por ser los matemáticos más brillantes del país, Jinzhen pronto demostró ser el descendiente más notable de tan peculiar estirpe. Además de poseer una mente privilegiada que comprendía los secretos de los números y las ecuaciones sin ninguna ayuda, Jinzhen tenía un don especial, un talento único para las matemáticas… aunque también era un ser emocionalmente inestable que bordeaba peligrosamente los límites del autismo.

Todo indicaba que el destino de Rong Jinzhen era ser uno de los matemáticos más célebres del mundo, pero su vida cambió para siempre cuando fue reclutado por una agencia secreta de contraespionaje de la nueva China Comunista con el fin de descifrar el Código Negro. Atrapado en un submundo terrorífico, Jinzhen se convertirá en el mejor criptógrafo del país, aunque para ello tenga que adentrarse en los peligrosos vericuetos que conducen inexorablemente a la locura.

El Camino del Zen

El camino del zen

El Camino del Zen – (Alan Watts)

El Budismo Zen es un camino y concepción de la vida que no pertenece a ninguna de las categorías formales del pensamiento occidental moderno. No es una religión ni una filosofía; no es una psicología o cierto tipo de ciencia. Es un ejemplo de lo que en la India y en la China se conoce como un “camino de liberación“, y en este sentido es similar al Taoísmo, al Vedanta y al Yoga. Como se verá en seguida, no es posible definir positivamente un camino de liberación. Hay que sugerirlo diciendo lo que no es, más o menos como el escultor revela la figura quitando partes de la piedra.

Históricamente puede considerarse que el Zen es la coronación de largas tradiciones de cultura india y china, aunque en realidad es mucho más chino que indio, y, desde el siglo XII, ha arraigado con mucha profundidad y espíritu creador en la cultura del Japón. Como fruto de estas grandes culturas, y como ejemplo único y peculiarmente instructivo de camino de liberación, el Zen es una de las más preciosas aportaciones de Asia al mundo.

Los Orígenes del Zen tienen tanto de Taoísta como de Budista, y como su labor es muy particularmente chino, quizá lo mejor sea comenzar averiguando su linaje chino, ilustrando al mismo tiempo con el ejemplo del taoísmo qué quiere decir un camino de liberación.

Junto al Mar

Junto al mar

Junto al Mar

Los cuatro relatos que contiene este libro fueron escritos entre los años 1954 y 1955.

La pequeña Rong y yo” relata el heroísmo de los pequeños enlaces durante la Guerra anti-japonesa.

Mi hermanita” refleja las las cualidades y el nuevo espíritu de un pionero.

Globito y Xiaosong” cuenta la vida feliz de la infancia en la nueva sociedad, y se refiere a las reacciones psicológicas de la infancia.

Junto al Mar” describe el amor de los niños a la Naturaleza; es un relato emocionante, lleno de dinamismo.

Estas son obras muy populares y queridas entre los niños chinos. Ahora, las ofrecemos a los niños de otros países deseando que sean un vínculo más de amistad mutua.

Mao Tse-Tung

Mao Tse-Tung

Mao Tse-Tung

China es un País pacifico.

China sabe lo que es la Guerra. Sufrió durante años millones de muertos a manos de los imperios invasores. Silencio señores, un respeto. China sufrió millones de muertos en la segunda Guerra Mundial a manos de los Japoneses. Silencio políticos. China solidariamente perdió millones de hombres ayudando a Vietnam y a Camboya. Silencio filósofos e ideólogos. China sufrió millones de muertos en una cruenta Guerra Civil contra la ultra-derecha. China es una potencia de orden mundial. Pero no de un orden normal, sino de otro orden superior. El pasado revolucionario de Mao, ha dejado pasar a un Capitalismo, que el mismo que creó la República Popular China, tanto combatió. Mao.

Hablar hoy de Mao, es gastar saliva señores. Nadie puede ni tiene derecho para hacerlo. Por la sencilla razón, que la historia aún no lo ha hecho. Para bien o para mal, solo la historia lo dirá. Lo que si dice la historia ya, es que Mao, ha sido una de las grandes figuras del siglo XX.

Se puede decir también que Mao fue ante todo un joven rebelde. Y con el primero que se rebeló fue contra su padre. Después un militar, después uno de los mejores estrategas del mundo, aunque sus logros siempre fueron por y para el pueblo, ese mismo pueblo, que hoy le ama, ayer, mañana, y pasado mañana, y le recuerda, ese mismo pueblo que pagó con su sangre y con su sufrimiento. La HISTORIA, dirá si el precio, fue o no fue, demasiado alto, y si valió o no valió la pena.

Hoy China está aposentada en las bases solidas que Mao creó, pero las direcciones de sus ramas. El árbol que Mao plantó. El edificio que Mao empezó a construir, parece o demasiado alto, o sus ramas se están empezando a torcer. No vendría mal, que se hiciera realidad, de vez en cuando, el arma que Mao dejó implantada en los espíritus de todos los chinos. En China decía Mao: “Siempre debería haber una porción de chinos pobres, alternándose unas veces unos, y otras veces otros, porque esta porción de pobres, será la muralla, el muro de contención que luche contra las desigualdades sociales, los imperialismos, y el Capitalismo“. Hoy China necesita una nueva revolución y depurar el Partido de corruptos. Mao lo haría sin ninguna duda…

Mártires de Cristo

Martires de cristo

Mártires de Cristo

Sobre el holocausto de los y las franciscanas de Tai-yuan-fu en 1900

¿Cuanto tiempo llevas en China?

Más de 30 años

¿A cuantos de mi pueblo has perjudicado?

Yo no he hecho mal a nadie, sino al contrario: he hecho bien a mucha gente

¡MIENTES!…Has hecho mal a muchos y por eso te condeno a muerte: ¡No os tengo miedo!

Poco me importa a mí que me quites la vida; pero tú no quedarás sin castigo

Entonces el Virrey apuñaló él mismo al Obispo en medio de pecho, gritando:

¡Llevadlos afuera y matadlos a todos!

La carnicería que sigue es indescriptible. Un furor satánico se ha apoderado de los soldados. Las víctimas son arrastradas al gran patio y allí bárbaramente asesinadas. Los sables hieren ciegamente, mutilan, descuartizan los cuerpos, los rifles disparan al aire para matar a las almas. Los primeros en caer son los Obispos, después los padres; las religiosas quedan reservadas para ser las últimas…

Con las miradas puestas al cielo y vestidas con sus hábitos blancos” –dicen las actas del proceso– mientras las cabezas caían rodando por el suelo, las Franciscanas Misioneras se abrazaban y cantaban…

Apenas consumada la matanza, hacen salir al Padre Elías para ver el escenario del sanguinario suplicio –el Padre Elías estaba en una mazmorra– al ver la dantesca escena el Padre se puso a orar…

¡Qué hombre más extraño este diablo de cristiano! -dicen los verdugos- mirad está invocando a los muertos

¿De que nación eres? -le preguntan con aspereza-

Soy de Italia

¿Y que es eso de Italia? –responde el Virrey…

¡Quitarle las gafas! -ordena el Virrey- y ponedlo de rodillas

De dos sablazos le cortan las piernas, y de un tercero le quitan las gafas…

También sin gafas soy de Italia” –dice el Padre Elías– y numerosas espadas acaban con su vida…

Mao Tsé-Tung

Mao Tse Tung

Mao Tsé-Tung – Los Poetas – (Alberto Moravia – Girolamo Mancuso)

Existen, pues, dos criterios: el criterio político y el criterio artístico. ¿Qué relación mantienen entre sí?. Entre la política y el arte no se puede poner un signo de igualdad, como tampoco se puede poner entre la concepción general del mundo, y los métodos de la creación y de la crítica artística

Algunas obras políticamente ultra reaccionarias pueden tener valor artístico. Cuanto más reaccionario es el contenido de una obra, cuanto más elevado es su valor artístico, tanto más nociva resulta dicha obra para el pueblo y, por tanto, la exigencia de reprimirla se hace mayor

Nosotros exigimos unidad entre política y arte, unidad entre contenido y forma, unidad entre contenido político revolucionario, y forma artística perfecta… En el campo de la literatura y del arte, debemos desarrollar la lucha en dos frentes

Alberto Moravia es sobradamente conocido como novelista y ensayista. Sus reportajes sobre la República Popular China, denotan una gran lucidez y permiten conocer de primera mano, el ambiente y situación política del país.

Girolamo Mancuso es un reputado sinólogo, y nos ofrece un exhaustivo estudio estilístico y métrico, de la poesía de Mao Tsé-Tung, insistiendo particularmente en las relaciones que pueden encontrarse entre una lengua ideográfica, como el Chino, y una lengua romance.

La versión que presentamos, debida a José Palao, ha sido llevada a cabo con la colaboración del encargado de Asuntos Culturales Chinos de la Embajada de Madrid. Tambien se ha cotejado, dicha versión, con las anteriores traducciones al castellano, y con las versiones existentes al francés, inglés e italiano, con el fin de proporcionar un texto lo más ajustado posible al original.

La verdadera guerra

La verdadera guerra

La verdadera guerra – (Richard M. Nixon)

La Tercera Guerra Mundial comenzó hace años, y sigue librándose enconadamente en todo el globo. Los contendientes son dos grandes bloques encabezados por los Estados Unidos y la Unión Soviética. En buena parte, esta lucha es patente, y podemos leer en los periódicos los resultados de las batallas. Hace años, la Unión Soviética conquistó Afganistán, antes conquistó otros países, en tanto que, durante muchos años, los Estados Unidos ostentaron la letal superioridad de armamento nuclear. ¿La conservan aún? Pero en gran medida esta guerra también es secreta, y se libra en las Embajadas, en los centros de espionaje, en los consejos económicos, en las Universidades. Por el momento, Occidente está perdiendo la guerra, a pesar de que puede ganarla. Sin embargo, es posible que, cuando Occidente decida poner a contribución cuantos medios tiene para garantizar su supervivencia, sea demasiado tarde. En La verdadera Guerra, Richard M. Nixon, ex presidente de los Estados Unidos, y uno de los hombres que, en el ámbito mundial, más documentada y seriamente puede hablar de este tema  —gracias a su experiencia única–,  nos descubre aspectos desconocidos de la lucha en que el mundo está empeñado, y resume la realidad política mundial de forma sorprendente y reveladora.

No hay tiempo que perder – La tercera guerra mundial – Los recursos – El eslabón débil – La “blanda” parte baja – El Terrorismo – La receta de la revolución – El peligro, la derrota por negligencia – La mano visible – Rusia se enfrentó con China – Renacimiento y reacción – Los nuevos Zares – Rusia se enfrenta con Norteamérica – La yugular del petróleo – El petróleo después de la segunda guerra mundial – Irán – Primeros síntomas del problema – La crisis de Suez – El embargo árabe de petróleo de 1973 – La gran enchilada – La amenaza soviética – Necesidades con vistas al futuro – El Síndrome de Vietnam – Cambodia – La invasión de 1972 – De la victoria a la derrota – El despertar del gigante – La discusión chino-soviética – Estados Unidos y China – El futuro y China – La potencia militar – De la superioridad nuclear de los Estados Unidos a la igualdad – Desde la igualdad a la superioridad nuclear soviética – Control de armamento – La OTAN y otras fuerzas tácticas – La OTAN y el suministro vital del petróleo – Japón – Poder naval – La doctrina Nixon – Pagar la cuenta – El poder económico – La guerra económica soviética – El comercio con la Unión Soviética – Comercio con la Europa del Este – El comercio con China – La ayuda a nuestros amigos – Conservar el poder económico – La energía – El techo Ilimitado – La voluntad – El poder presidencial – Diplomacia privada – La “carta cubierta” – La utilización del secreto – Las “artes negras” – Las reuniones en la cumbre – El encadenamiento – Los tratos con nuestros aliados –  El “púlpito para intimidar” – No hay sustituto para la victoria – La contestación – La détente, Mito y realidad – Détente, La ecuación personal – La victoria – La espada y el espíritu.

La historia de los fracasos en la guerra puede resumirse en dos palabras: demasiado tarde. Demasiado tarde en la comprensión del letal propósito del enemigo; demasiado tarde en tener conciencia del mortal peligro; demasiado tarde en lo tocante a la preparación; demasiado tarde en la unión de todas las fuerzas  posibles para resistir; demasiado tarde en ponernos al lado de nuestros amigos.

(General Douglas MacArthur)