Archivo de la etiqueta: Ciencias Físicas

Matemáticas 2º

Matematicas 2

MatemáticasAritmética y Geometría 2º – (C. MarcosJ. Martinez)

Matemáticas amenas para nuestros pequeños estudiantes de Bachillerato. El niño comprende y resuelve mucho mejor los problemas cuando éstos se refieren a temas que le interesan, y, al mismo tiempo, tiene bajo su vista un adecuado dibujo que lo representa.

Entiende los teoremas mucho más fácilmente cuando están materializados por un gráfico intuitivo y claro o una sugestiva figura alusiva al mismo. De ahí la gran cantidad de grabados a dos tintas que hemos colocado a todo lo largo del texto, buscando al mismo tiempo romper la monotonía y hacer amena e interesante la materia estudiada.

Constantino Marcos (Licenciado en Ciencias Físicas)

Jacinto Martinez (Doctor en Ciencias Exactas)

Introducción a la Ciencia I

Introduccion a la ciencia

Introducción a la Ciencia I – Ciencias Físicas – (Isaac Asimov)

El rápido avance de la ciencia resulta excitante y estimulante para cualquiera que se halle fascinado por la invencibilidad del espíritu humano y por la continuada eficacia del método científico como herramienta para penetrar en las complejidades del Universo.

Pero, ¿qué pasa si uno se dedica también a mantenerse al día con cada fase del avance científico, con el deliberado propósito de interpretar dicho avance para el público en general? Para esa persona, la excitación y el estímulo quedan templados por cierta clase de desesperación.

La Ciencia no se mantiene inmóvil. Es un panorama que sutilmente se disuelve y cambia mientras lo observamos. No puede captarse en cada detalle y en cualquier momento temporal sin quedarse atrás al instante.

Casi en un principio fue la curiosidad.”

Curiosidad, el abrumador deseo de saber, algo que no es característico de la materia muerta. Ni tampoco parece formar parte de algunas formas de organismos vivientes, que, por toda clase de razones, podemos escasamente decidirnos a considerar vivas.

Un árbol no despliega curiosidad acerca de su medio ambiente en cualquier forma que podamos reconocer, ni tampoco lo hace una esponja o una ostra. El viento, la lluvia, las corrientes oceánicas le brindan lo que es necesario, y a partir de esto toman lo que pueden. Si la posibilidad de los acontecimientos es tal que les aporta fuego, veneno, depredadores o parásitos, mueren tan estoica y tan poco demostrativamente como han vivido.