Archivo de la etiqueta: Colegio

Educación y Equilibrio

Educacion y equilibrio

Educación y Equilibrio – (Francisco Kieffer)

¿No os parece una paradoja el que un buen señor, excelente padre de familia, eminente pedagogo a juzgar por las obras que sobre educación ha escrito, pase uno y otro día, años y más años, junto a niños que juegan jubilosos en los jardines públicos, sin detenerse a mirarlos y menos aún a darles una muestra de simpatía? Caso raro, si; pero es ésta una paradoja que se da en los anales de la Historia de la Pedagogía.

En uno de los capítulos del libro El Hombre, ese ser desconocido (pag. 29), da a entender el Dr. Carrel que el equilibrio mental de que debiera estar dotado el hombre moderno pudiera acaso verse comprometido por la educación tal como se da en las escuelas y en las Universidades. Sostiene que en unas y otras se monta un andamiaje de ingeniosísimas teorías pedagógicas, sin aplicación alguna para el hombre real, y a lo largo de todo el libro se esfuerza por demostrar que el hombre es siempre la gran incógnita y que todos los sistemas pedagógicos, políticos y sociales flaquean por la base: toman por objeto un ser irreal, un producto de la imaginación, cuando debieran partir de una realidad, es decir, del hombre científicamente conocido, o, al menos, mejor conocido.

¿Será preciso recordar a los educadores, es decir, a los formadores, la discreción y la prudencia?

A ellos se les confía el niño; de sus manos debiera salir debidamente preparado para la vida, suficientemente precavido contra los excesos de todo género a que puede verse expuesto, y parecer natural que los educadores  a quienes corresponde dirigir, ilustrar y mantener al niño en el buen camino han de ser tales en su conducta que sus dirigidos no queden mal orientados o deformados en vez de formados.

Fue Napoleón, quien afirmó que la educación del niño debía empezar, no al nacer, sino veinte años antes de que viniera al mundo. En otros términos, la educación del niño será un trasunto de la que hayan recibido o hayan adquirido sus padres.

La construcción del conocimiento en la escuela

La construccion del conocimiento en la escuela

La construcción del conocimiento en la escuela – Crecer y Pensar – (Juan Delval)

Una obra rigurosa y amena sobre el niño y la escuela. Se analizan la función de la enseñanza y las etapas del desarrollo infantil. Se señalan, además, los objetivos, la organización y los conocimientos que se precisan en una escuela que fomenta la autonomía y el desarrollo. Desde una perspectiva constructiva, el autor va desarrollando los diversos tópicos de la enseñanza y el aprendizaje referido a distintos niveles educativos y áreas de conocimiento

En este mismo sentido se destaca el protagonismo activo del alumno así como el papel de mediador del profesor entre éste y el aprendizaje. En todos los planteamientos está presente alguna crítica radical al modelo de escuela tradicional y una apuesta firme por una escuela renovada, científica y creativa.

En definitiva, un texto de gran interés para pensar en torno al trabajo cotidiano en el aula o para introducirse en los temas fundamentales de la psicología escolar.

El Fracaso de la Escuela

El fracaso de la escuela

El Fracaso de la Escuela – (John Holt)

Los vertiginosos cambios que están produciendo en el cambio de la enseñanza contribuyen a poner de relieve El Fracaso de la Escuela, como espacio Pedagógico. John Holt, que ha ejercido la actividad docente durante cerca de 20 años y ha dado cursos en la Harvard Graduate School para la preparación del profesorado, reúne en este libro un conjunto de ensayos en torno a estos problemas.

La enseñanza por asignaturas, tal como está actualmente organizada, constituye un error de «Planteamiento Básico«. Ni los exámenes, ni la notas tienen función útil en la enseñanza; por el contrario, la pervierten y dificultan gravemente. La Escuela es más una Prisión, con sus rejas y sus reglamentos de silencios, que un medio para ayudar a los niños a comprender el Mundo; y los exámenes terminan convirtiéndose en trampas, en las que el Maestro trata de hacer caer al niño mediante preguntas capciosas hasta conseguir provocar su odio o su neurosis.

Si lo encontráis, no lo olvidaréis… de John Holt.