Archivo de la etiqueta: Derviche

Yo era Huse-in (Jose-Luis)

Figura tallada de alabastro

SUFISMO

Diversas influencias (cristianismo, neoplatonismo, religiones de la India y de Persia) hicieron que los musulmanes se interesaran por la mística. Desde los primeros tiempos del Islam no faltaron ascetas que se prroponían prescindir de todo lo que pudiera distraerles de Dios y de las cosas divinas. Un sencillo vestido de lana (suf) los distinguía y les dio nombre. Comunidades de sufitas aparecieron en Basora, Kuffa y Bagdad. El santo Hassan AL-Basari es el representante de ese sufismo primitivo que predica la confianza en Dios y la entrega desinteresada.

Al-Aiyaj, que fue condenado como hereje, quiso, basándose en la experiencia mística, armonizar el dogma como la filosofía griega. No faltaban en esas experiencias los medios fisicos: drogas, narcóticos, danza, música para llegar a los estados extáticos.

El sufismo era una manera de satisfacer el anhelo  de religiosidad afectiva del pueblo ante la piedad formalista. El filósofo Algazel reconcilió definitivamente sufismo y ortodoxia. Las comunidades de sufíes, formadas sobre todo a partir del s. XII, costaban de un número de gentes relativamente pequeño que vivían juntas, de limosna, y que estaban en relación con un grupo más amplio de personas que vivían en la sociedad y con la que se reunían para cumplir ciertas prácticas religiosas, bajo la dirección de los maestros. Eran las comunidades de Derviches, de las que algunas perduran aún. Se dividen en numerosas sectas, cada una de las cuales tiene su fundador y su ritual propio.

Aunque Mahoma había prohibido el culto a los santos y quería reservar para Dios la veneración de los discípulos, el ejemplo del cristianismo  y el culto de los árabes por sus antepasados contribuyeron a que tomara cuerpo un verdadero culto por Mahoma y sus compañeros, por Alí y su familia, los mártires del Islam, los grandes místicos, los sufíes, los derviches, etcétera.

Derviche