Archivo de la etiqueta: Dios

Jesucristo según los Evangelios

Jesucristo segun los evangelios

Jesucristo según los Evangelios – (E. Peña Rica – M. Useros Carretero)

La palabra “Evangelio” significa “buena nueva“, es decir, buena noticia o anuncio. Esta noticia venturosa no es otra que la venida de Jesucristo al mundo para redimirnos. Por esta razón el nacimiento de Jesús en Belén fue anunciado por los ángeles a los pastores como “evangelio de gran gozo“.

Por consiguiente, el Evangelio no es otra cosa que la vida y doctrina de Nuestro Señor Jesucristo. En este sentido decimos que el Evangelio es uno solo.

Primeramente los apóstoles predicaron de viva voz los hechos y las palabras de Jesús, obedeciendo el mandato del Maestro. Es lo que se llama el “Evangelio oral“. Más tarde aquella predicación fue puesta por escrito para que se transmitiera con fidelidad a través de los siglos, dando origen al “Evangelio escrito“, que es lo que designamos normalmente con el nombre de “Evangelios“, que son cuatro.

Aunque el Evangelio es uno, son cuatro las narraciones que conservamos del mismo, debidas a San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan, que por esta razón son llamados “evangelistas“.

San Mateo fue cobrador de impuestos  y después apóstol de Jesús. Escribió su Evangelio para convencer a los judíos de que Jesús era el Hijo de Dios y el Mesías anunciado por los profetas. Se le representa por la figura de un hombre, porque comienza su narración evangélica por los antepasados o ascendientes de Jesús como hombre.

San Marcos era discípulo y compañero de Pedro en su predicación en Roma. Su evangelio reproduce la predicación de San Pedro. Se le representa por un león, porque en su primera página nos presenta a Juan Bautista en el desierto, morada del león.

San Lucas era médico y discípulo de San Pablo, al que acompañó en sus viajes apostólicos. Escribió su Evangelio después de haberse informado cuidadosamente de los testigos oculares para ofrecer una narración más completa. A él debemos muchos detalles de la infancia de Jesús. Se le simboliza por el toro, porque nos presenta al principio de su Evangelio el sacrificio de Zacarías. Y el toro era uno de los animales que se inmolaban en estos sacrificios.

San Juan es el “discípulo amado” de Jesús. Escribió su Evangelio de muy anciano. Es tan sublime su lenguaje y tan altas las enseñanzas que nos transmite, que se le ha comparado al águila, que siempre vuela por las alturas.

No hay libro en el mundo comparable a los Santos Evangelios.

Testamento significa aquí “alianza” o compromiso sagrado entre Dios y los hombres. Con la venida de Jesús al mundo termina la antigua alianza o Testamento, que fue hecho en el Sinaí. Al ofrecer Jesús el sacrificio de su vida en la cruz establece el “Nuevo Testamento“, que será eterno.

El Revés de la Trama

El reves de la trama

El Revés de la Trama – (Graham Greene)

Graham Greene cuenta en El Revés de la Trama la historia del hombre acorralado de nuestra época. El caso que se narra tiene todos los alicientes de la novela policial, pero el arte de Greene y su propia madurez humana han logrado concebir una variante que enriquece la situación a la vez que la despoja de los fáciles atractivos de la ficción policial, con sus mecánicos golpes de suspense. Esta vez el perseguidor y la víctima son una sola persona; esta vez la caza es apenas simbólica: el protagonista, Scobie, está acorralado por sí mismo.

Aparte de los visibles, de los que van componiendo la trama de la situación, hay en la novela un personaje más: Dios. Y su inclusión permite considerar toda la historia desde un ángulo completamente distinto. En realidad, el verdadero problema de Scobie es que sólo puede sentir amor por Dios. Un amor al que se resiste, pero que lo conduce a su propia destrucción: el suicidio, la condenación eterna, sobre la que se cierne la esperanza, no obstante informulable, de que Dios viole por él sus propias normas, obre el milagro, y lo salve.

Dentro de la carrera literaria de Greene, El Revés de la Trama, a la vez que un abandono de los recursos más efectistas de la novela, constituye la presentación de un tema de eterna vigencia. Este libro intenso, real y seductor es una de las obras capitales de la ficción de nuestro tiempo.

El Cuarto en que se vive

El cuarto en que se vive

El Cuarto en que se vive – (Graham Greene)

Tan perfecta desde el punto de vista técnico como sus novelas más perfectas, en esta primera y reciente obra de teatro de Graham Greene se plantea el problema del amor humano cuando entra en conflicto con las leyes divinas.

Al parecer, los dos amantes de El Cuarto en que se vive podrían ser felices y prescindir de Dios, como lo han hecho hasta que comienza el drama. Pero la acción de un bien y de un mal sobrenaturales acaba por imponerse a ellos, dando importancia y relieve a su conducta.

Al final, sucumben a ese Dios en que no creen. Ese Dios manifiesta su presencia sin trastornar el orden establecido, el orden natural de las causas y los efectos, convirtiendo unos amores adúlteros, más bien triviales, en una relación cargada de ansiedad, de insatisfacción, de pesadumbre, que por su vehemencia misma está destinada a concluir trágicamente.

En la última escena, un incidente conmovedor nos indica que la heroína ha recibido el don misterioso de la Gracia. Dios se ha compadecido de ella. De nuestros pensamientos, y no de nuestros actos, depende nuestra salvación…

La obra cuenta la sombría historia de una familia compuesta por dos hermanas solteras, ancianas y católicas, Teresa y Helena, que junto a María, una empleada por horas, cuidan a su hermano Jaime, un sacerdote enfermo y condenado a una silla de ruedas. Los tres habitan en una casa grande pero su vida se desarrolla en una incómoda habitación del tercer piso, ya que el resto de los cuartos están cerrados porque alguien ha muerto en ellos. Se suma a la familia una sobrina, llamada Rose, que llega tarde al funeral de su propia madre porque la noche anterior se hizo amante de su tutor, Michael, un psicólogo freudiano, casado, mayor que ella y, para colmo, no católico, con el que piensa huir. Esta situación es intolerable para la rígida moral católica de sus tías, que harán lo imposible por retener a Rose y desbaratar esta relación “adúltera y pecaminosa“.

Sufíes

Sufies la gente del camino

Sufíes – La Gente del Camino – (Osho)

“… Hay una posibilidad  —y es hermosa—  de que la palabra sufí venga de “sufía“, que significa “elegido como amigo de Dios“. Los sufíes dicen que no puedes buscar a Dios a no ser que él te haya elegido. ¿Cómo puedes buscar a Dios si él no te ha elegido antes? Toda intuición viene del lado de Dios, Él te está buscando, él te está deseando, él te busca a tientas. ¿Dónde estás? Solo cuando él elige a alguien, este puede empezar a elegirlo a él. Puede que tú no lo sepas, porque, ¿cómo vas a saber tu cuándo elige él?”

“… Hay tres cualidades básicas que el corazón del buscador debe albergar. La primera es Khushu, que significa humildad, modestia. La segunda es Karamat, que significa caridad, compartir, el gozo de dar. Y la tercera es Sidj, que quiere decir no aparentar, sino ser lo que se es.”

“… El sufismo es el núcleo esencial de todas las religiones. Si una religión está viva, es por el sufismo. Sufismo simplemente significa una relación amorosa con Dios. La relación es peligrosa. Es peligrosa porque cuanto más te vas acercando a Dios, más te vas evaporando. Y cuando tú estás muy cerca “ya no eres“. Morir en Dios es la única forma real de vivir.”

El infinito en la palma de la mano

El infinito en la palma de la mano

El infinito en la palma de la mano – (Gioconda Belli)

El mágico relato de nuestros orígenes es probablemente el que más fascinación ha inspirado en la humanidad a lo largo de los tiempos. Pero, mas allá de los cuarenta versículos que la Biblia dedica a Adan y Eva, más allá incluso de la leyenda, ¿cómo sería la vida de aquella inocente, valiente y conmovedora primera pareja?, ¿cómo sería aquel universo primigenio?

Poesía y misterio se dan la mano en esta sorprendente  novela que nos presenta al primer hombre y la primera mujer descubriéndose y descubriendo su entorno, experimentando el desconcierto ante el castigo, el poder de dar vida, la crueldad de matar para sobrevivir y el drama de amor y celos de los hijos por sus hermanas gemelas.

El infinito en la palma de la mano ha sido galardonada con el Premio Biblioteca Breve  2008 por su singularidad y su capacidad evocadora. Gioconda Belli ha creado un mundo nuevo que surge de los Grandes libros secretos, textos apócrifos o prohibidos llenos de revelaciones y fantásticas apariciones, y recrea magistralmente la historia más prodigiosa que puede imaginarse.

Todo comienza cuando Adán despierta tras su creación en el jardín del Edén, una parcela del mundo creada por Dios para el disfrute de todas las criaturas que pueblan la tierra ya que se trata de un lugar idílico en el que todas las criaturas tienen sus necesidades biológicas completamente satisfechas y las malas sensaciones como el dolor no existen. Con el fin de complementar al hombre Dios crea a la mujer (Eva) de la misma forma que al hombre: en la absoluta ignorancia. Sin embargo ambos saben a la perfección nombrar las cosas que les rodean y manejan la habilidad del lenguaje instintivamente. Explorando su hábitat, Eva descubre el árbol del conocimiento, el cual da los frutos que harán surgir en ellos la filosofía como herramienta para alcanzar conocimientos.

El diablo en forma de serpiente le habla de sus propiedades a Eva y le advierte que si tomase sus frutos posiblemente incluso muriera. Pero ella, sin tener en cuenta sus advertencias come porque no teme a la muerte y tiene curiosidad de lo que pueda pasar. Al comprobar que queda impune les da a probar a los animales y más tarde a Adán. Luego se refugian en una cueva y descubren lo que son los sentimientos más allá de la tranquilidad y la felicidad como lo es el deseo. Al rato todo comienza a temblar y la tierra se fractura ante sus pies abriendo una grieta entre ellos y el paraíso. Enseguida se dan cuenta de que es el castigo que Dios les ha impuesto por desobedecer sus normas y hacer uso de una libertad excesiva.

Descubren que el lugar al que han sido enviados es muy distinto del paraíso al ser más yermo y hostil. Al principio solo desean permanecer cerca del paraíso a la expectativa de ser perdonados, pero la humanidad que les ha dado la fruta del conocimiento les hace explorar su alrededor donde tienen problemas con el terreno y la fauna que les rodea. Entonces llegan a la conclusión de que no soportan esa situación y que prefieren descubrir qué es la muerte pero Dios les salva porque tiene curiosidad de lo que sus creaciones serán capaces de hacer en el futuro. Pronto sus necesidades vitales se hacen obvias, pero Adán temeroso de la ira de Dios se niega a comer ninguna fruta y se lo prohíbe a Eva porque ella fue la que le impulsó a comer la última vez. Pero Dios, les envía señales para hacerles entender que comer no es malo y es necesario. A pesar de todo, Adán no se sacia comiendo frutas y como a su alrededor observa como los animales se devoran los unos a los otros para vivir, decide empezar a matar conejos fascinado por la muerte tal como se la ha descrito el diablo.

Sin embargo Eva no entiende que es vital para ella alimentarse de animales lo cual lo considera un error, al igual que una crueldad. Al cabo de un tiempo reflexionando sobre si Dios creó a esos animales para que se alimentaran ellos empieza a hacer caso a Adán. Con el paso de los meses Eva da a luz a Caín (cuyo nombre proviene del perro con el que Adán jugaba en el paraíso) y a Luluwa. En breve se queda embarazada de Aklia y Abel. Poco a poco van adquiriendo conocimientos del mundo animal que luego aplican para mejorar su calidad de vida e ingeniar artilugios que les ayuden en sus tareas a la vez que sus hijos crecen. Abel, resulta ser un muchacho tranquilo, trabajador, apuesto y amante de Dios pero Caín es muy diferente a él y es difícil de educar dado a su carácter a veces estoico a veces apasionado que siempre está rodeado de una aureola siniestra.

Abel se gana fácilmente el aprecio de su padre y Eva se encariña de la solitaria y marginada Aklia mientras que Caín y su gemelo Luluwa se enamoran el uno del otro. Todo se tuerce cuando Dios decide que el lazo de sangre que los une es demasiado grande y que por ello no pueden reproducirse entre ellos así que con la primera menstruación de las dos hijas deciden emparejar a Caín con Aklia y a Abel con Luluwa. La tensión crece de forma evidente por parte de Caín que está triplemente celoso de Abel porque él tiene el cariño de su padre, está destinado a emparejarse con Luluwa y además cuenta con el favor de Dios. Todo termina cuando Abel le intenta convencer de que es lo correcto y que es lo mejor para él, Caín le mata accidentalmente de un golpe y Dios castiga a Caín marcándole la cara y desterrándole a tierras lejanas. A raíz de eso Adán repudia a su hijo y junto con Eva, Luluwa y Aklia intentan seguir adelante y perpetuar su especie.

Del sentimiento trágico de la vida

El sentimiento trágico de la vida

Del sentimiento trágico de la vida – (Miguel de Unamuno)

Este doquijotesco don Miguel de Unamuno“, como le saludaba en un verso famoso Antonio Machado, nació en Bilbao en 1884 y murió en Salamanca el 31 de Diciembre de 1936. En esta ciudad transcurrió lo más fecundo de su existencia, entregado a su cátedra de griego, a la rectoría de la Universidad, a sus andanzas y coloquios infatigables, y a una obra fecundísima de escritor y removedor de ideas.

Se le ha considerado siempre una de las mentes más profundas y originales de Europa, habiendo alcanzado casi todas sus obras  versiones a los más distintos idiomas. Unamuno abarcó muy diversos géneros  –poesía, ensayo, teatro, filosofía, novela-,  dejando en todos la huella de su poderosa personalidad. Del Sentimiento Trágico de la Vida es una extraordinaria y apasionada serie de meditaciones en torno a los problemas fundamentales del espíritu y del destino humanos.

Ha sido reconocida por modo unánime como su obra capital. En ella está el alma española junto a la celosía del confesionario en plena confesión, y lo más atractivo de su tono es el sincero dramatismo concienzudo y sin orgullo con que don Miguel se da rudos golpes de pecho, penitente español en la catedral de su alma…

El hombre de carne y hueso – El punto de partida – El hambre de inmortalidad – La esencia del catolicismo – La disolución racional – En el fondo del abismo – Amor, dolor, compasión y personalidad – De Dios a Dios – Fe, Esperanza y Caridad – Religión mitología de ultratumba y apocatástasis –  El problema práctico – Don Quijote en la Tragicomedia europea contemporánea

La Quiebra de la Religión

La quiebra de la religion

La Quiebra de la Religión – Según Karl Marx – (Charles Wackenheim)

¿Qué significado tienen las sucesivas afirmaciones de Karl Marx relativas al hecho religioso? La principal originalidad de Marx consiste precisamente en negar la especificidad de este fenómeno. Las incógnitas planteadas por el hombre creyente no son “verdaderas”. Traducen la angustia de una conciencia enfermiza, y la actividad viciada de ésta se explica a través de las graves anomalías que afectan la existencia social del hombre, viene a decir Marx.

Lo que se plantea es la existencia misma de la aspiración religiosa, pues está en contra del pensamiento marxiano establecer la distinción entre una autentica religión y una patología religiosa: la religión en sí misma y en todas sus formas es el producto de un mundo enfermizo. Wackenheim critica lo que él considera “prejuicios ideológicos” de Marx y se formula esta pregunta crucial ¿El hombre marxista es “esencial y necesariamente arreligioso y ateo?

Charles Wackenheim, nacido en 1931 en Mertzwiller (Bajo Rin), es Doctor en Filosofía y Diplomado de la Escuela Práctica de Altos Estudios de París. En la actualidad es asistente en la Facultad de Teología Católica de la Universidad de Estraburgo. En 1960 fue nombrado director adjunto diocesano de enseñanza religiosa, en Estraburgo, y desde 1962 es Secretario General del Centro de Pedagogía Religiosa de la Facultad en que profesa.

Pensamientos

Pensamientos

Pensamientos – (Pascal)

En los «Pensamientos» está presente la reflexión de Pascal sobre la condición humana y las relaciones de la misma con Dios. Aunque su meditación no es científica, sí lo es su constante referencia al modo de pensar. Su método y punto de partida es el corazón, y lo razonable consiste en apoyarse en él. Estudia lo que el llama “el hombre honesto“, que es aquel cuyo trato con los demás, con los objetos y con la vida no pierde nunca el sentido de la proporción. Este hombre no es el versado en la ciencia, sino el versado en lo humano. Los Pensamientos son sorprendentes y paradójicos, y la mejor expresión del clasicismo.

El último pretendiente

El ultimo pretendiente

El último pretendiente – (Javier Lavardin)

Esta es la crónica de un hombre y de la resurección momentánea de un partido político… se trataba de un hombre –o de un mito– que retrasó durante bastantes años la instauración de la monarquía franquista en Juan Carlos de Borbón… Tras el último intento fallido, sobre la esperanza carlista se cernia definitivamente la oscuridad de lo imposible. Pronto comenzaría a cumplirse la vieja profecía (Junio de 1909) del tribuno Juan Vázquez de Mella, cuando decía que si algún día les faltaran los símbolos “las muchedumbres carlistas podrían marcharse a su casa o engrosar en el socialismo

Esta fue, en definitiva, la historia del último pretendiente a la corona de España. Un asombroso caso de creación política y un ejemplo, nada desdeñable, de cómo la “dialectica de las posibilidades“, a pesar de la audacia e inventiva de los protagonistas, se disuelve en el vacío si no cuenta con el apoyo del viento favorable de la historia…

En 1952, hacía trace años que España había salido de una guerra civil. La lucha, que duró tre años, liquyidó la segunda República española. El bando vencedor, compuesto por principalmente de militares, gente de las clases alta y media, y campesinos, contó desde el momento de la sublevación con el apoyo de dos grupos políticos organizados: falangistas y carlistas. Los primeros propugnaban la creación de un Estado totalitario, semejante en bastantes aspectos formales más a la Italia de Mussolini que la la Alemania de Hitler. Los segundos eran, ya de por sí, u fenómeno político muy curioso. Monárquicos de su propia dinastia, llevaban más de cien años en la oposición. Habían sostenido tres guerras durante el siglo XIX contra las Monarquías y la República existentes en España. Aunque el saldo había sido negativo  -habían perdido las tres guerras-  no por ello cesaron en su empeño.Por eso, en 1936, habían sido capaces de colaborar con el bando vencedor, aportando a la lucha más de cien mil hombres. Valients, católicos  -su lema: Dios, Patria, Rey-,  no acostumbrados al poder, la guerra civil había sido su revancha histórica.

Ya en plena guerra, los elementos militares sublevados habían nombrado generalisimo y jefe de un gobierno a un joven general de 43 años, Francisco Franco. En aquellos momentos, tal nombramiento debió de tener aire de interinidad para los contemporáneos. Uno de los primeros actos de gobierno del general Fanco había sido un decreto de Unificación (17 de Abril de 1937), que aglutinaba en un solo partido a falangistas y tradicionalistas, o carlistas (Falange Española Tradicionalista – FET), o (Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista – JONS). Este decreto, mal recibido por unos y otros, fue especialmete denunciado por los carlistas, que, en política, a partir de ese momento, abandonaron todo contacto con el régimen de Franco.

Pero esta separación no alcanzó a las vicisitudes de la guerra, ya que los carlistas continuaron enviando a sus hombres  –los requetés–  al frente de batalla. Las consecuencia políticas no se hicieron esperar. El régimen de Franco estaba apoyado internacionalmente por Alemania e Italia. Terminada la guerra civil, el espíritu totalitario barnizó España de arriba a abajo. Cánticos de inspiración germana, saludo brazo en alto, camisas azules, desfiles de centurias… Los falangistas, en el poder. 

Los resortes del Estado eran grandes, por lo que los carlistas poco pudieron reaccionar. Bastantes fueron encarcelados o desterrados. Se les privó de la propiedad de los periódicos, que pasaron a manos del partido unificado, después “Movimiento Nacional“. El príncipe carlista Javier de Borbón Parma, que había colaborado en el Alzamieto ya antes del 18 de Julio, fue puesto en la frontera francesa por indicación del embajador de Hitler. Esto ocurría en la primavera de 1938.