Archivo de la etiqueta: El Dos de Mayo

El Dos de Mayo

El Dos de Mayo

El Dos de Mayo – (Benito Pérez Galdós)

Gabriel de Araceli es el protagonista de los dos episodios nacionales que comprenden este volumen “El 19 de Marzo y el 2 de Mayo” y “Bailen” son la crónica de los sucesos que propiciaron el levantamiento de un pueblo, el español, ante la invasión y la imposición de un régimen ajeno, el francés.

La historia de Gabriel, gaditano, y su amor por la bella Inés servirán a Don Benito Pérez Galdós para relatar los diversos cuadros costumbristas que componen el preludio de la “Guerra de la Independencia“.

El motín de Aranjuez contra Godoy, la esperada y enfervorecida llegada a Madrid de Fernando VII y el engaño francés, el levantamiento popular ante el secuestro del infante Don Francisco y la heroica resistencia del teniente Ruiz, los capitanes Daoiz y Velarde en Monteleón son algunas de las escenarios históricos del primer relato.

Por otra parte, en el segundo episodio se narra cómo el 19 de Julio de 1808 tiene lugar la primera derrota de las tropas invasoras y el General francés Dupont se rinde al español, el General Castaños, en Bailén.

Nuestro protagonista por su parte, continúa persiguiendo el rastro de su enamorada y en su búsqueda de merecimientos para ser digno de ella se dispone a luchar en la batalla acompañando a Don Diego de Rumblar.

Cartas de España

Cartas de España

Cartas de España – (José Blanco White)

Siglo y medio tuvieron que aguardar las Cartas de España  —escritas originalmente en inglés, firmadas con el pseudónimo de “Leocadio Doblado” y publicadas por primera vez en Londres en 1822—  de José Blanco White (1775-1845) para ser editadas en castellano. Las Cartas  —traducidas por Antonio Garnica—  contienen valiosos materiales descriptivos (el día de toros y la Semana Santa de Sevilla, las costumbres de la sociedad andaluza, la vida de la corte de Madrid) y narrativos (la fiebre amarilla de 1800, el motín de Aranjuez, el Dos de Mayo) en tal aspecto, hasta Marcelino Menéndez y Pelayo rindió tributo a esa “pintura de costumbres españolas” que constituye “un documento de oro” para “el archivo único en que puede buscarse la historia moral” de la sociedad de su tiempo.

Como señala Vicente Llorens en el prólogo, “la heterodoxia religiosa y las opiniones políticas del autor contribuyeron decisivamente a impedir la difusión de su obra entre los españoles“, aunque el paso de los años transforma el supuesto “furor antiespañol y anticatólico“, denunciado en su día por el autor de “Historia de los heterodoxos españoles“, en la ambivalente añoranza de la patria y la apasionante defensa de la tolerancia en que se refugia el gran escritor sevillano exiliado de por vida en Inglaterra…