Archivo de la etiqueta: Engels

Cartas sobre el Capital

Cartas sobre el capital

Cartas sobre el Capital – (Marx y Engels)

Marx fue el primer economista de gran categoría que reconoció y enseñó sistemáticamente cómo la teoría económica puede convertirse en análisis histórico y cómo la exposición histórica puede convertirse en historia razonada

(Joseph A. Schumpeter)

A pesar de que el autor sea, por sus opiniones, un socialista cien por cien, y que todo el libro tenga un neto cariz socialista, teniendo en cuenta sin embargo, el hecho de que la exposición no puede ser calificada de accesible a todo el mundo y que posee, además, la forma de una demostración científica de tono estrictamente matemático, la comisión declara que es imposible perseguir esta obra delante de los tribunales…”

(Resumen del veredicto de la Censura Zarista sobre la traducción al ruso del libro I de El Capital. 1872)

Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895) redactaron conjuntamente El Manifiesto Comunista. “Desde que el destino relacionó a K. Marx con F. Engels la obra a la que ambos amigos se consagraron se convirtió en una obra común“, diría Lenin, tras evocar a Engels: “después de su amigo Marx, el más notable sabio y maestro del proletariado contemporáneo de todo el mundo civilizado.”

La correspondencia entre Marx y Engels es ingente: se conservan más de dos mil cartas, escritas en inglés, francés y alemán. En el presente volumen han sido seleccionadas las cartas que permiten interpretar mejor El Capital, de Marx, la obra que estudia las condiciones objetivas de producción de la vida material, y que esta es la base misma de la interpretación de la historia humana. A través de esta correspondencia vemos surgir las intuiciones geniales que permiten una interpretación materialista de la realidad…

El único y su propiedad

El unico y su propiedad

El Único y su Propiedad – (Max Stirner)

Johann Caspar Schmidt, cuyo seudónimo, Max Stirner, hace alusión a su amplia frente, nació en 1806 en la ciudad alemana de Bayreuth. Estudió Filología, Filosofía y Teología en Konigsberg, Erlangen y Berlín sin una meta determinada. Sus estudios fueron irregulares y con numerosas interrupciones. En 1837 Stirner se unió al Club de jóvenes Hegelianos conocido como los “Libres“, que se reunía en Berlín, una tertulia filosófica y política donde trabó relación con Engels y Bruno Bauer. Aparte de esta asociación, Estirner llevó una vida retirada y silenciosa, sin apenas amigos ni relaciones sociales. En 1844 publicó su obra más conocida. “El Único y su Propiedad“, y en 1852 la primera parte de –Historia de la Reacción-, obra que quedaría incompleta a su muerte, en 1856.

El Único y su Propiedad sientan las bases del anarquismo individualista y es precursora del pensamiento Nietzscheano. Para Stirner el individuo debe de ser el único ser supremo, liberado del yugo de Dios y de sus reflejos en los Humanismos. Este individuo autoliberado es el “Egoísta“, el “Único” –qué más tarde daría lugar al Super-Hombre de Nietzcheano–, y sólo asumiendo sin hipocresías ese egoísmo esencial, el hombre puede llegar a ser Feliz.

Stirner distingue entre concepto de Sociedad, asociación forzosa y represiva de seres alienados controlados por el Estado, y el de libre asociación de individuos soberanos con fines mutuamente “Egoístas” …”Nada prevalece sobre mí“…, sentencia sin concesiones. Esta obra, que no ha perdido un ápice de actualidad, según Habernas el producto de la rigurosidad de un monomaníaco, ha ejercido una profunda influencia en varias corrientes del pensamiento, que abarcan desde el anarquismo, hasta el liberalismo Capitalista.

Su defensa del EGOÍSMO y sus ataques a la RELIGIÓN, a la SOCIEDAD, y al ESTADO, no conocían limites, y suponen un reto a toda convicción o CREENCIA. Aunque numerosos pensadores la han querido eludir definiéndola como el DELIRIO de un PSICOPATA, su lectura ha resultado un TRAUMA, con frecuencia secreto, muy difícil de SUPERAR..

El Marxismo – su historia en documentos

El marxismo su historia en documentos

El Marxismo – su historia en documentos – (Iring Fetscher)

Se dice que el Marxismo es la teoría de Karl Marx. Pero el mismo Marx dijo en cierta ocasión: “Todo lo que yo sé es que no soy marxista”. ¿O el Marxismo consistirá en las teorías desarrolladas por Engels, Kautsky, Bernstein, Plechanow u otros? Es verdad que todos ellos aspiran en mayor o menor grado a ser marxistas, pero hay tanta diferencia entre unos y otros, que no puede hablarse de “marxismo”, sino de “marxismos”. Desde el materialismo casi mecanicista de Bucharin a la antropología de Labriola, desde la cosmovisión de Dietzgen a la de Lenin, desde la epistemología de Engels a la de Von Struve, desde la ética de Marx a la de Woltman, hay todo un mundo.

El Marxismo, su Historia en Documentos es, pues, una selección de textos que van desde los precedentes hegelianos, hasta los pensadores marxistas aún vivos. En esta primera parte, –Ideología y Filosofía– aparecen los textos principales sobre Crítica de la Religión y Antropología que aún no se ha comprendido la así misma. Una parte importante está dedicada a los textos de Filosofía de la Historia y, finalmente, sobre Cosmovisión, Teoría del Conocimiento y Ética.

Iring Fetscher, uno de los más serios marxólogos europeos, es el autor de la selección y presentación de los textos. En interés máximo de la obra estriba, aparte del rigor científico con que está hecha, en que la mayoría de los textos seleccionados son casi totalmente desconocidos en España. El hecho de haber recogido una tan amplia panorámica del pensamiento marxista, con la consiguiente descripción fenoménica de tan ancho mundo, es la mejor prueba de la buena voluntad que anima la publicación de esta obra.

Critica de la Democracia Capitalista

Critica de la democracia capitalista

Critica de la Democracia Capitalista – (Stanley Moore)
Este libro trata de la relación entre Capitalismo y Democracia. Es un intento de definir las ideas centrales y de formular las proposiciones fundamentales de la critica de la democracia capitalista desarrollada por Marx, Engels y LeninNo presenta evidencias a favor o en contra de su teoría. No presenta teorías alternativas. Puede ayudar únicamente a aquéllos que toman con seriedad su responsabilidad de determinar qué dijeron en realidad esos pensadores, antes de decidir en qué medida sus afirmaciones eran ciertas.
El propósito de este libro, es la recopilación y organización de esta critica marxista de la Democracia Capitalista que, en su presentación original, se encuentra diseminada en por lo menos en veinte libros y ensayos diferentes. Ninguna obra individual de los tres autores mencionados, es a la Teoría Política, lo que el Capital es a la Teoría Económica.
El método de exposición ha sido diseñado para que la lectura de la obra sea realizada en estrecha vinculación con el estudio de los Clásicos marxistas. Las definiciones de los conceptos centrales y las formulaciones de las proposiciones importantes se presentan a través de citas. explicaciones del autor a esas citas y extensas referencias bibliográficas.
Al formular como un solo sistema teórico las ideas de tres hombres diferentes, expuestas en distintos momentos, durante un periodo de casi 80 años, el autor se encuentra con el grave problema de evitar una recopilación mecánica de citas aisladas. Para solucionarlo se enfrenta con el problema en toda su complejidad, considerando las situaciones históricas concretas en que la teoría se ha ido desarrollando, y estableciendo las continuidades y las sucesivas variaciones que se observan en los mencionados pensadores y en los diferentes periodos de pensamiento.
Un esbozo de la teoría de la dictadura – Estado y clase – Clases y explotación – Las variaciones en la organización estatal – Gobiernos dictatorial y constitucional – Dictadura y soberanía – ¿Primicia de la política o de la economía? – Política: la primacía de la fuerza – Política: la primacía del derecho – Economía: interacción asimétrica – El problema de la revolución desde arriba – Algunas características de la explotación capitalista – Capitalismo y cambio de mercancías – El valor de uso – El valor de cambio y el tiempo de trabajo – El fetichismo de la mercancía: el cambio como un orden natural – Capitalismo y explotación: la acumulación primitiva – La fuerza de trabajo como una mercancía – La plusvalía – El fetichismo del capital: la explotación como orden natural – Libertad, igualdad y capitalismo – Capitalismo y Democracia – La democracia capitalista como contraparte de: cambio de mercancías – La burocracia capitalista – El sufragio universal: ¿quien resulta elegido? – El sufragio universal: ¿a quien se obedece? – Las condiciones para una revolución burguesa desde arriba – Las condiciones para una transición pacifica al socialismo – Su presencia en Inglaterra durante la década de 1870 – Su ausencia en el estadio imperialista del capitalismo – El problema del socialismo y de la democracia – Ideología y alineación – La definición de ideología – La inversión entre consciente e inconsciente, entre abstracto y concreto – Los modelos de inversión: ideológico y fetichista – Misticismo y formalismo – La alineación: su origen social – La alineación: su cura social.

Marxismo y Religión

Marxismo y religion

Marxismo y Religión – (Otto Maduro)

La religión es, sin duda, uno de los aspectos más dinámicos de la vida social porque influyendo en todas las expresiones fundamentales, recibe, al mismo tiempo, su influencia. Ella constituye, de este modo, uno de los planos más significativos en que se manifiestan los intereses, conflictos y transformaciones de la sociedad.

Retomando uno de los puntos más controvertidos, desde las postrimerias de la década del 50, el autor de esta obra analiza, desde una posición de cristiano de izquierda, las relaciones entre fenómenos religiosos y la lucha de clases, a partir de la crítica de la religión llevada a cabo por Marx y Engels en La ideología alemana. Su análisis, profundo, documentado y riguroso, representa una notable contribución a este tema radical que ha ocupado la atención, entre otros, de Marcel Reding, Georges Cottier, Henri Desroche, Charles Wackenheim, Helmut Gllwitzer y Wernner Post.

Otto Maduro nació en Caracas en 1945. Licenciado en Filosofía en las Universidades Central de Venezuela y Católica de Lovaina (Belgica), obtuvo el grado de Doctor en la misma disciplina en este último centro académico. Es colaborador regular de importantes revistas europeas y publicó anteriormente Revelación y Revolución (1970)

No estoy de acuerdo conmigo mismo y, además, me contradigo“. Esta podría ser la manera más honesta de presentar este trabajo. O, como ha dicho alguna vez Jean-Paul Sartre, “no estoy atado a nada de lo que he escrito“. En efecto  –y afortunadamente–  luego de dos años y medio de haber escrito este ensayo, mi manera de pensar sobre las relaciones entre marxismo y religión ha cambiado bastante. ¿Por qué temer decirlo? El cambio es la ley de la vida. Como la contradicción. Por el contrario, el detenerse es principio de muerte. En dos o tres años, espero, ya no podré sostener intactas las ideas expuestas en estas nuevas páginas. ¿Por qué no callarse, entoces? La principal razón de no hacerlo es ésta: callar es otra manera de hablar. “Quien calla otorga“, reza el refán. Y callar totalmente es otorgar razón al orden establecido, a la sinrazón dominante. ¿Por qué entonces, al menos, no cambiar todo el contenido de este trabajo, elaborando uno nuevo y distinto, acorde con mi nuevo punto de vista actual? Porque hacerlo sería callar parcialmente: ocultar los caminos que me han permitido llegar a ese otro punto de vista y otorgar así razón a quienes creen (o quieren hacer creer) que uno avanza de unas posiciones a otras mediante mágicos saltos al vacío

La vida y el pensamiento de una persona, de una clase social y de una sociedad, se desarrollan mediante procesos que no son, en absoluto, lineales ni directos. Al contrario, todo proceso humano está lleno de conflictos, confusiones, retrocesos y contradicciones. Es más, pienso, el desarrollo de una persona, al igual que el de un grupo social, no concluye nunca. La posibilidad de retrocesos nunca desaparece de un todo. Pero, sobre todo, siempre es posible ir más allá. Nunca se ha llegado total y exactamente adonde se quería, ni mucho menos adonde sea imposible avanzar: nunca se alcanza el punto donde el movimiento deviene el suave y eterno circular de un cojinete bien aceitado sobre sí mismo. Todo círculo es vicioso y toda línea tortuosa. Sólo el miedo de proseguir luchando puede convencernos de lo contario. La realidad de la vida sigue siendo, entretanto, móvil proceso contradictorio.

El Marxismo después de Marx

El marxismo despues de marx

El Marxismo después de Marx – (Pierre Souyri)

Pierre Souyri es un ensayista francés que ha estudiado con singular detenimiento el contenido del pensamiento político de la izquierda. Sus análisis suponen siempre una visión objetiva y amplia de la realidad. Su estudio sobre el marxismo, que constituye un serio análisis, figura como un hito destacado en la bibliografía del autor.

Después de la muerte de Marx y Engels, el marxismo se ha situado entre las grandes ideologías que configuran el mundo actual: pero a costa de subdividirse en diversas corrientes que se han transformado en sistemas de pensamiento y de acción irreductiblemente distintos y antagónicos. Social-Democracia y Bolchevismo, Estalinismo y Trotskismo, “Revisionismo” y Maoísmo no cubren toda la amplia gama del pensamiento marxista, aunque tipifican sus actitudes más importantes.

Como consecuencia de las amplias transformaciones que, sobre todo, después de la última Guerra Mundial se han producido en las sociedades contemporáneas, algunas corrientes del marxismo aparecen como un dogmatismo petrificado y caduco. Han surgido puntos de vista nuevos, situados a la izquierda del Leninismo, cuyas aportaciones originales poseen un gran interés. La exposición de este rico caudal ideológico es el que clasifica y analiza Pierre Souyri en “El Marxismo después de Marx”

Los Hechos – Ortodoxos – Revisionistas y radicales en la II Internacional (1895-1918) – Grandeza y límites del Marxismo ruso (1884-1924) – Rupturas del Comunismo (1924-1967) – Los Marxistas sin el Poder (1918-1940) – Nuevas perspectivas marxistas (1939-1967) – Elementos del “dossier” y estado en cuestión – Textos y Documentos – Los Marxistas se Juzgan entre SI – Problemas y cuestiones de Interpretación – ¿Era Engels reformista? – Un largo debate sin conclusión: el problema de la acumulación – ¿Está superado el marxismo?

En el vientre de la Bestia

En el vientre de la bestia

En el vientre dela Bestia – (Jack Henry Abbot) – Cartas desde la prisión

Norman Mailer presenta una denuncia de hechos reales cargados de alucinante violencia.

Internado a los 12 años en un reformatorio y encarcelado a continuación, Jack H. Abbott prácticamente no ha conocido la libertad. Abbott ha matado, se ha fugado de un centro de “máxima seguridad“, ha atracado un banco y ha cumplido sentencias en penitenciarías federales. Desde los doce años sólo ha estado libre nueve meses en libertad condicional. Ahora, después de pasar dos meses en libertad condicional, ha vuelto a matar.

Norman Mailer estaba escribiendo La Canción del verdugo cuando recibió una carta del presidiario Jack H. Abbott, quien le advertía que muy pocas personas conocen la verdad sobre la violencia en las prisiones, y se ofrecía para suministrarle datos al respecto.

Abbott era en verdad un experto. A los doce años lo encerraron en un reformatorio, de donde salió al cabo de cinco años. A los dieciocho lo sentenciaron a cinco años de prisión. Tres años más tarde mató a un presidiario e hirió a otro. A los veintiséis años se fugó y tardaron seis semanas en capturarlo. Cuando escribió este libro tenía treinta y seis años, y desde los doce años había pasado catorce o quince años en confinamiento solitario, y sólo nueve mases en libertad.

Norman Mailer no vaciló en apadrinar la carrera literaria de este marginal incorregible, que después de pasar dos mese en libertad condicional ha vuelto a matar. “Abbott tiene una voz propia. Yo no había escuchado otra igual“, confiesa Mailer en la introducción de En el vientre de la Bestia. Y agrega más adelante: “La lectura de las cartas de Abbott no estimula los dulces sueños. Ahora el panorama del  infierno está  claro. Es la sección de Máxima Seguridad de una penitenciaría de grandes dimensiones… No recuerdo, de primera intención, a ningún escritor norteamericano que haya descrito con  tanta precisión hasta qué punto la cárcel está destinada a mutilar y corromper a los cobardes y a quebrantar o martirizar a los valientes“.

A Carl Panzram – William “Blanco” Hurst – “Gitano” Adams – La Count Bly – Am Melville – George Jackson – “Rizos” McFee – George “Oso Meloso” Lowell – Gary Gilmore… que pueden descansar en  paz.

Al criticar, en el Anti-Dühring, las leyes de la economía burguesa basadas en la relación entre Robinson Crusoe y su criado Viernes  -leyes que todavía se enseñan en las escuelas de una manera tan rutinaria como la vida de Jesucristo Engels escribe:

El señor Duhring elaboró su razonamiento en el campo de la moralidad de la ley. Empezó con un solo hombre, y dijo: “Un hombre concebido como un ser solitario o, lo que para el caso es lo mismo, sin ningún contacto con otros hombres, puede que no tenga obligaciones. ¡Para ese hombre no importa en absoluto lo que debería hacer, sino sólo lo que quiere hacer! Pero ¿Quién es este hombre, concebido como un ser solitario y sin obligaciones, sino el judío fatídico y primogenio, Adán en el paraíso, donde está libre de pecado simplemente porque no tiene ninguna posibilidad de pecar?

Adán está destinado a pecar. A su lado aparece de súbito… desde luego, no una Eva de rizada cabellera sino un segundo Adán, y al instante Adán adquiere obligaciones… y las infringe. En vez de tratar a su hermano como dotado de los mismos derechos y atraerlo hacia su pecho, le somete a su dominio y le convierte en un esclavo

Mas adelante, Engels añade: “todo lo que podemos decir es que preferimos la antigua leyenda tribal semítica, según la cual vale la pena para el hombre y la mujer abandonar el estado de inocencia… y que el Señor Duhring le quedará la gloria indiscutible de haber fabricado su pecado original con dos hombres”. El pecado original significa relación social.

El Sindicalismo

El sindicalismo

El Sindicalismo – Teoría – Organización – Actividad – (Marx – Engels)

“Es preciso que los obreros no formen más que una sola cabeza y un solo corazón”

(Mark)

Segun Mark, no se resuelve un problema más que impidiendo que se plantee de nuevo.

Un gran libro para entender y viajar a través de las tuberías del sindicalismo.