Archivo de la etiqueta: Envidia

Norte de Príncipes

Norte de principes

Norte de Príncipes – (Virreyes – Presidentes – Consejeros y Governadores)

Y advertencias Políticas sobre lo público y particular de una Monarquía

(Antonio Péez)

Los siete pecados capitales en Estados Unidos

Los siete pecados capitales en Estados Unidos

Los siete pecados capitales en Estados Unidos – (Fernando Díaz-Plaja)

Fernando Díaz-Plaja, que llegó por primera vez a los Estados Unidos de Norteamérica en septiembre de 1950, ha vivido en el país cerca de ocho años, como profesor de las universidades de Pensilvania, California, Tejas, Arizona, y como conferenciante o simple turista en la mayoría de los otros cincuenta estados, incluyendo Hawai. Pero incluso durante sus ausencias europeas ha seguido de cerca, a través de relaciones personales, periódicos y libros, el camino del coloso americano, que por su peso en la vida mundial permite a la mayoría de los seres del planeta hacer uso frente a él de sus reservas de amor o de odio.

Un país presente en las decisiones de todas las demás, tanto en lo positivo como en lo negativo. Un país que despierta demasiado pasión para que pueda ser juzgado imparcialmente.

Fernando Díaz-Plaja lo ha intentado con este libro, fruto de muchos años de mirar y escuchar, de estudiar y comparar. El éxito alcanzado por “El Español y los siete pecados capitales” le ha animado a emplear la misma técnica a la hora de describir el espíritu estadounidense, visto también aquí a lo largo de los siete canales de nuestras debilidades humanas “Al fin y al cabo  -concluye el autor-  los Pecados Capitales son universales. Lo único que los distingue nacionalmente es la importancia que reciben y el énfasis con que se cometen en las distintas latitudes

SOBERBIA

AVARICIA

LUJURIA

IRA

GULA

ENVIDIA

PEREZA

Nuevos Ensayos de Critica Filosófica

Nuevos ensayos de critica filosofica

Nuevos Ensayos de Critica Filosófica – (Dr Fermín de Urmeneta Cervera)

…una pagina cualquiera:

El Deseo: En la definición del Deseo, hallamos ya una primera y notable semejanza entre la expuestas por Vives y Descartes, así como en las siguientes explicaciones de las mismas.

Es el Deseo un apetito del bien que creemos conveniente para nosotros“, escribió Vives. Y Descartes afirma: “La Pasión del Deseo es una agitación del alma, causada por los espíritus, que la disponen a querer para el futuro las cosas que le parecen convenientes

Según Vives, el fin de todo deseo es “o conseguir algo, si no lo tenemos, o retenerlo, si lo disfrutamos“. Y según Descartes; “No solo se desea la presencia del bien ausente, sino también la conservación del presente

ojeando otra pagina cualquiera:

El Favor: La concepción del Favor como una clase de Amor, es un nuevo punto de coincidencia entre Vives y Descartes: mientras Vives afirma que “es el Favor un Amor incipiente“, Descartes afirma que “el Favor es una especie de Amor

Profundizando sobre su concepto, asevera Vives que todo Favor deriva, al igual que todo Amor, “de la estimación de algún bien“, detallando luego sus principales especies (universal y particular), sus causas ocasionales (odio, misericordia) y, últimamente, los motivos de su desaparición (saciedad, indignación).

otros renglones de otra pagina al boleo:

La Envidia: después de enumerar las diferentes maneras bajo las cuales se puede considerar el bien que ocurre a otro, define Vives su concepto de la Envidia como ” contener el ánimo por el bien ajeno“, concepción que había de recojer Descartes al escribir que “lo que comúnmente se llama Envidia es un vicio que consiste en una perversidad de la naturaleza, que hace que a ciertas gentes les enfade el bien que a los demás hombres acontece“. Seguidamente, enumera las propiedades inherentes a la Envidia (el Dolor y la Tristeza), los bienes que suelen envidiarse (Dinero y Gloria), sus fuentes principales (Soberbia, deseo de sobresalir, cobardía), sus molestos efectos (Palidez, Agotamiento), sus principales manifestaciones (Murmuración, Difamación, Habladuría, y Tergiversación) y, por último, las causas de su amortiguamiento o anulación (Felicidad, Grandeza, Compasión, Desprecio, Miedo, Peligro, otra Envidia mayor, incomunicación por parte del envidioso, Debilidad o Inocencia en el envidiado, etc..)

otros renglones de otras paginas:

La Indignación. El Miedo. La Esperanza. La Soberbia. El Respeto. El Odio. El Llanto. La Tristeza. El Amor. La Alegría. La Risa. El Desprecio. El Respeto…etc

Vinieron las Lluvias

Vinieron las lluvias

Vinieron las Lluvias – (Luis Bromfield)

Había dos hombres sentados en un bar. Uno de ellos preguntó al otro:

—¿Le agradan a usted los americanos?

Y el segundo replicó vigorosamente:

—No.

—¿Le agradan los franceses? —inquirió el primero.

—No —respondió el otro con la misma energía.

—¿Los ingleses?

—No.

—¿Los rusos?

—No.

—¿Los alemanes?

—No.

Hubo una pausa, y el primero, levantando su vaso, preguntó finalmente:

—Y bien, ¿quiénes le agradan a usted?

Sin vacilar un segundo, el otro respondió:

—Mis amigos.

Vinieron las lluvias‘ de Louis Bromfield atrapa por completo desde las primeras páginas en las que se describe uno de los espectaculares atardeceres de la India. Está tan bien escrito, los colores, los olores, los sonidos; que te imaginas allí viendo, oyendo y también sintiendo lo mismo que el personaje y quieres saber qué más puede ofrecerte esa historia.

Vinieron las lluvias‘ está ambientada en la India colonial de los años 30, en la ciudad de Ranchipur. Allí conviven personajes muy variopintos: ingleses afincados en el país, misioneros, indios de diferentes castas y religiones, el maharana y la maharani de la ciudad…

Todos ellos se enfrentan a las diferentes circunstancias de su día a día, mientras se aproxima la época del monzón. Pero en esa ocasión las ya esperadas lluvias torrenciales provocarán una enorme tragedia que obligará a todos ellos a replantearse sus vidas y sus decisiones futuras.

Esta es una novela coral y la abundancia de personajes hace que sea muy entretenida gracias al talento del escritor para ir enlazando las distintas historias. Por ejemplo, narra una situación con un par de personajes y de pronto aparece un tercero y el punto de vista pasa a ser el de este último, bien para contarnos el mismo hecho desde su perspectiva o para relatarnos su propia vivencia. Y así poco a poco conocemos a la sociedad de Ranchipur: cómo se ven los unos a los otros, sus sentimientos, sus miedos, sus esperanzas, sus contradicciones,…

Esta minuciosidad puede provocar que a veces la novela se haga lenta, pero también es necesaria para entender porque los personajes se comporten como lo hacen cuando su, en apariencia, apacible cotidianidad salta por los aires con la tragedia que asola la ciudad. De todas formas, la narración nunca se hace pesada, ni es difícil de leer.

Es increíble la riqueza de vivencias que cuenta: el inglés que solo ve la India como un lugar al que explotar mientras que otros compatriotas han aprendido a amarla y no se imaginan en ningún otro lugar, el hombre apático que toma conciencia de su propia responsabilidad y valía ante el desastre, la aburrida mujer rica que descubre su lugar en el mundo, la disparidad de castas y religiones que conviven en la sociedad india y que de alguna manera marca el destino de cada uno de sus habitantes, la profesora de media edad ávida de aventuras,…

En definitiva en sus más de ochocientas páginas, que no se hacen en absoluto largas, nos adentramos en un montón de realidades que convierten a ‘Vinieron las lluvias’ en una lectura apasionante y emocionante, siempre con la curiosidad de saber qué pasará. Además de ser una inmejorable manera de sumergirse en un país tan exótico y misterioso como la India.

Sobre la Vida y la Muerte

Sobre la vida y la muerte

Sobre la Vida y la Muerte – (Krishnamurti)

Escribe Krishnamurti sobre la Vida y la Muerte:

Hay tres cosas que debemos entender a fondo si queremos captar el movimiento total de la vida: … son el Tiempo, el Dolor, y la Muerte. Comprender esto requiere la claridad del Amor. El Amor no es una teoría ni es un ideal. El Amor no puede enseñarse. Pero uno puede entrar en el Amor de manera espontanea cuando comprende de verdad el significado del Tiempo, la profundidad del Dolor, y la pureza que llega con la Muerte

La vida es algo total. El Dolor, la Pena, la Angustia, la Alegría, las ideas Absurdas, la Posesión, la Envidia, el Amor, la dolorosa Soledad… Todo esto es la Vida. Y para comprender la Muerte, tenemos que comprender la totalidad de la Vida, no tomar solo un fragmento de ella, y vivir con ese fragmento, como lo hace la mayoría de nosotros

Krishnamurti, uno de los sabios de nuestro tiempo.