Archivo de la etiqueta: Francisco López Estrada

Poema del Cid

Poema del cid

Poema del Cid – (Odres Nuevos)

Versión métrica de Francisco López Estrada (Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid)

El Poema del Cid es la obra más importante del grupo de la poesía épica medieval vernácula en España. El único texto conocido de este Poema procede de un manuscrito, escrito con letra del siglo XIV, que hoy se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid. En el colofón de este códice se leen los siguientes datos, los primeros que ofrecen una noticia de la obra:

Quien escriuió este libro déle Dios parayso. Amen.

Per Abbat le escriuió en el mes de mayo en era de mil y CCCXLV años.

La obra, tal como aparece en el códice manuscrito, fue considerada como un libro; es decir, se trata, como comprobará el lector, de una obra de gran extensión con una clara unidad argumental y de composición. Según los datos indicados, un tal Per Abbat o (Pedro Abad, como le llamaremos), lo escribió; escribir en el lenguaje medieval quiere decir  “poner en la letra de la escritura“, y esto pudo hacerlo o componiendo él mismo la obra o copiándola de otro manuscrito que tenía delante (o bien de una manera aproximadamente fiel o bien retocando a su gusto el texto que copiaba) o fijando  en la escritura lo que un juglar le iba dictando. Según pudiese haber sido esta labor, Pedro Abad sería o autor o coautor o copista del Poema.

El Albencerraje

El albencerraje

El Albencerraje – (Francisco López Estrada)

El libro titulado «El Abencerraje y la hermosa Jarifa» narra un hecho que se sitúa en la frontera andaluza entre los moros y cristianos en el siglo XV, atribuido a Rodrigo de Narváez, alcaide de Antequera; la narración es una novela corta en la que se cuenta la generosidad del alcaide cristiano para con un caballero moro, Abindarráez, de la familia de los Abencerrajes, al que vence con las armas y luego deja libre para que pueda ir a sus bodas con Jarifa. Impreso en varias ocasiones, se recoge aquí la mejor versión literaria de la novela, publicada en el «Inventario» de Antonio de Villegas (1565), junto con los romances que fueron apareciendo sobre los protagonistas del suceso contado. En conjunto, la novela y los romances representan una obra literaria que el lector percibe como una lección de generosidad del caballero cristiano para con el moro; esta lección también puede interpretarse como un signo de tolerancia entre las ” leyes ” (religiones, situaciones culturales) que se habían enfrentado en la Edad Media en España y, en este caso, en Andalucía. El Abencerraje puede considerarse como uno de los orígenes de la figura del moro noble que habría de proyectarse sobre la literatura europea.