Archivo de la etiqueta: Fusilados

Viaje a la aldea del Crimen

Viaje a la aldea del crimen

Viaje a la aldea del Crimen – (Ramón J. Sender)

Ramón J. Sender (1901-1982), aragonés de Chamalera de Cinca (Huesca), es un clásico de la literatura española del siglo XX. Su extensísima obra constituye uno de los más importantes y variados frescos de nuestra novelística. En toda ella está presente, con mayor o menor intensidad, una visión crítica del tiempo y las circunstancias que le tocaron vivir: República, Guerra Civil, exilio

Publicado en 1034 esta Viaje a la aldea de Crimen (Documental de Casas Viejas), es un impresionante reportaje, obra maestra en su género, sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en la citada aldea gaditana durante los días 10, 11 y 12 de Enero de 1933.

Un grupo de campesinos hambrientos declaran el “Comunismo Libertario” para poder roturar y trabajar los latifundios de la zona. La represión, llevada a cabo por la Guardia Civil y la Guardia de Asalto será atroz, inconcebible, Francisco CruzSeis dedos“, de 70 años de edad y su familia son bombardeados, ametrallados y quemados vivos en su propia vivienda (una choza de barro y ramas). Sobre las brasas serán fusilados dieciséis campesinos labradores elegidos al azar entre los del pueblo.

Ramón J. Sender, enviado especial al lugar de los hechos por el periódico “La Libertad“, de Madrid, reconstruirá paso a paso los acontecimientos en una serie de crónicas que estremecieron a la opinión pública. Posteriormente, estas crónicas fueron reunidas y reelaboradas con nuevas informaciones para dar forma a este impresionante Viaje a la aldea del Crimen.

Casas viejas-Cadaveres_01

Cadáveres de la matanza de Casas Viejas

No ha ocurrido sino lo que tenía que ocurrir

(Palabras del Jefe del Gobierno Manuel Azaña

Doy a las fuerzas media hora para que sofoquen el movimiento

(Del Ministro de Gobernación Casares Quiroga)

No quiero heridos ni prisioneros

(Director de Orden Público Menéndez

Paso corto, vista larga y mala intención

(Lema de la Guardia Civil)

La Gran Esperanza

La gran esperanza

La Gran Esperanza – (Rafael García Serrano)

Este escritor fue un Falangista en la Guerra Civil española. Un escritor que narra la historia de la Guerra Civil desde otra óptica. Siempre desde el respeto, y poniendo a cada uno en su sitio. No se salva ni dios.

Una Imagen testimonial, desenfadada y polémica, llena de melancolía y humanidad, de una generación española que hizo Historia.

Conviene advertir para que no haya engaños, que este no es un libro de revelaciones, porque yo no estoy en el secreto de nada, ni comí nunca la yema del Arcano, ni siquiera olfateé los misterios, ni jamás he sido hombre que haya rozado el circulo de decisiones. Este es un libro de contar lo que viví, lo que vi y oí, a ser posible tal y como lo escuché o lo presencié. De cuanto fui testigo digo la verdad, y de cuanto oí, no todo es cierto, porque la calle siempre está llena de leyendas, de mentiras a medias, de hechos tergiversados, de suposiciones disparatadas, pero lo que si es cierto, es que yo lo oí y que no me invento nada. Estas son mis particulares memorias, pero desde el punto de vista histórico puede que no lo sean. La verdad es que mi pretensión es más literaria que testimonial, a ratos, y más testimonial que literaria, a veces, y si se me hubiera aparecido doña Clío la hubiera espantado a escobazos, como a la mugrienta gallina que es.. Pero cuanto aquí relato, no está en mi mano evitar que sea verdad.

Ahora todo lo veo claro, pero con nieblas, como esas flores de la pobre Ofelia, o el hermoso zurullo de un gato ahogado, algún preservativo que otro, y aquel barquito que se le escapó a un niño. Ahora lo veo todo claro, pero con nieblas. En el Norte siempre hay nieblas, y hoy España es toda Norte y toda niebla, y apenas eso es todo lo que le queda a España. Me acuerdo de una Pamplona desaparecida donde pasé mi infancia. Una monumental Pamplona donde resuelve y excita muchas de mis nostalgias. Y ya dicho lo imprescindible, por si alguien curiosea de capitulo en capitulo, quiero decir que las cosas no están donde deberían estar.

Este es un libro que no deja de ser interesante, ya en el primer capitulo habla de Mao Tse-Tung. Mao Tse- tung, era un peligroso delincuente de Madrid que le pegaba a las aceitunas, a las tapas de huevo duro, a los pimientos con anchoa, y al vino, y que nadie le ganaba. Ah, también le encantaba la ensaladilla rusa y era comunista. Es interesante los insultos en canciones que se decían los de uno y otro bando en las trincheras de los frentes… te partes el culo de risa, Los insultos a la Guardia Civil, y las respuestas de estos. Vienen bastantes fotografías inéditas, que eso también es interesante. Habla de Euskadi, del Rey, de Ortega y Gasset, de la derecha, del nazismo, de como los jóvenes estorbaban, de ETA, de los Lendakaris, de los Carlistas, de los curas y obispos, de los fusilados y de los fusiladores, como no, del cara al sol en Burgos, de con Jose Antonio y de sin Jose Antonio, de la Falange Republicana, sección proclamada, de huelgas y prensa, de los hijos de puta y de lo hijos de las putas, del ruiseñor gallego y del carnicero navarro, y como no, de Franco, de las milicias, de las borracheras, de las trincheras y de las batallas, de los triunfos de unos y de otros, y de las derrotas de unos y de otros… esto es más o menos un 2% de lo que va este tocho de libro… los insultos en forma de canciones me han echo reír… se me olvidaba decir, que también habla de una gran cantidad de personajes, que yo no he oído sus nombres en mi vida.