Archivo de la etiqueta: Gabriel Cardona

La Guerra Militar 3

La guerra militar 3

La Guerra Militar 3 – La guerra en el norte

(Manuel Tuñón de Lara Gabriel CardonaJose Luis Alcofar)

Las batallas del Jarama y Guadalajara convencieron a Franco de que empecinarse en la lucha por Madrid no sólo costaría ríos de sangre, sino que alargaría indefinidamente la guerra. El bando sublevado buscó un nuevo objetivo y el frente Norte se ofreció como el mejor escenario para asestar un duro golpe a la República.

Con la toma de Vizcaya, Santander y Asturias no sólo eliminaría un territorio que estaba entreteniendo cuantiosas fuerzas, sino que obtendría importantes recursos humanos y económicos. La República trató de paralizar aquella campaña con fuertes contraataques en Alcubierre, La Granja, Teruel, Huesca, Brunete,… pero nada pudo parar la ofensiva que terminaba en octubre con el frente Norte.

La República, tratando de impedir que Franco volviera a tomar la iniciativa, atacó Teruel en diciembre de 1937, apoderándose de la ciudad el 7 de enero de 1938.

La Guerra Militar 4

La guerra militar 4

La Guerra Militar 4 – El Frente de Aragón – (Ramón Salas Larrazábal y Gabriel Cardona)

Tras el verano de 1937, el Ejército franquista, con la ruptura de la zona republicana y el cerco a Cataluña, pudo volcar su capacidad ofensiva sobre puntos vitales del dispositivo bélico y económico de la República. Ni la reorganización del Ejército Popular, ni los esfuerzos de Prieto, Miaja y Rojo consiguieron invertir el curso del conflicto que tuvo en la ofensiva republicana en Teruel y en los duros combates de Alfambra algunos de sus episodios más dramáticos.

La llegada de las tropas franquistas al mar y el corte en dos de la zona republicana provocó en el frente del Ebro la última gran reacción militar del Gobierno presidido por Negrín. En cuatro meses de lucha encarnizada y con miles de muertos por ambos bandos, la batalla del Ebro dio la puntilla a las últimas esperanzas republicanas. Su desenlace, al finalizar 1938, precipitaría la caída de Cataluña.

Franco no estudió en West Point

Franco no estudio en West Point

Franco no estudió en West Point – (Gabriel Cardona)

Gabriel Cardona es Profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Barcelona. Fue militar de carrera, y uno de los Fundadores de la Unión Militar Democrática. Abandonó voluntariamente el Servicio después del 23-F.

este individuo era canijo, fideo, y parecía un muerto de hambre, ademas de enclenque y enfermizo, y muchas más cosas…

No tenia ni puta idea del mundo intelectual. No había leído un libro en su vida. Eso si, desconfiado como el solo, y astuto coma una zorra. Nunca hablaba, solo escuchaba. Un sumo iletrado, odiaba la lectura. Jamás volvió a estudiar ni a coger un solo libro después de pasar tres años en la Academia de Toledo.

Solo mostraba interés por su persona, y era maniático. En West Point (un cuartel para animales), no habría durado ni media hora.

No tenía ni un solo titulo, por no tener no tenía ni Carnet de Conducir. Nunca tuvo ni Biblioteca, ni libros de consulta. No tuvo nunca ni un solo libro. ¿Y sabéis porqué?…pues os lo voy a decir, porque sentía el mismo interés que una tajada de tocino, por la Física Cuántica, o un trozo de Rodaballo por la Música.

Era un retrasado mental y temporal (todo esto no me lo estoy inventando, son mis conclusiones, quizás alguien se cabree, y no esté de acuerdo con mis investigaciones sobre el moña este). Se inventaba a los enemigos. Y cuando murió, todavía se creía que había defendido a España del “Contubernio Internacional”. El, y solo el había defendido a España de los judíos, masones, terroristas, comunistas, separatistas, y revolucionarios de todas las especies.

este, tenia un barullo mental, donde a modo de papilla, se mezclaba, mal mezclao, la religión, la historia, y la política, osea un fantástico, cagao, y ambicioso. Quiso ser marinero y no valió, porque para ser marinero hay que tener cojones y el estaba capao. Ahora que lo pienso hay por ahí una foto de Millan Astray y la Paquita, que el Millan ese, le tiene agarrado como si fuera su novia, y la señorita, poniendo unos morritos, que dan ganas de comérselos. La podéis buscar. Lo mismo se hacían un bollito de vez en cuando.

Y encima, para acabar con esto, el enano francisca, acomplejada toda su vida, le enterraron como si fuera un Faraón…

De interesante el libro este: bueno si, trae cosas interesantes, las fotografías de sus ancestros, y de él mismo de pequeño ciruelo. Y alguna cosa más que se entera uno que no sabía.

Si en realidad hubiera estudiado en West Point: habría salido paracaidista, deportista, ingeniero, Master en energía Nuclear, piloto de aviones o elicopteros, dotado de una personalidad de acero, capaz de comerse cruda su lengua 10 veces por minuto, Y mandase quien mandase en la Casa Blanca, el estaría mas frió que el hielo.

La Guerra Militar 2

La guerra militar

La Guerra Militar – La Batalla de Madrid – (Gabriel Cardona)

Cercada en las dos terceras partes de su perímetro. Madrid se aprestó a resistir el asalto del ejército sublevado. Cuando la situación parecía más crítica, llegaron en socorro de la capital las Brigadas Internacionales y voluntarios de todo el país, lo que significó tanto un refuerzo material como un gran apoyo moral.

Los asaltos de las fuerzas de Franco a lo largo de todo el invierno de 1936/37 fueron baldíos: apretaron un poco más el cerco, pero no consiguieron vencer la resistencia de Madrid, a cuyas puertas se libraron las batallas de la Ciudad Universitaria, El Jarama y Guadalajara, que estuvieron entre las más duras de la guerra. Mientras se disputaba la batalla de Madrid hubo, también, otros frentes activos, como los de Álava, Aragón o Andalucía, donde los sublevados consiguieron un éxito importante al tomar Málaga.

La elocuencia es la pintura del pensamiento.”

(Blaise Pascal)