Archivo de la etiqueta: Graham Greene

El Doctor Fischer de Ginebra

El Doctor Fischer de Ginebra

El Doctor Fischer de Ginebra o La reunión de la bomba – (Graham Greene)

Cincuentón sumido en la rutina de una existencia gris, Alfred Jones tenía buenos motivos para considerar que la vida era poco atractiva… hasta que conoció a Anna-Luise y se enamoró de ella. Hermosa, rica, joven y enamorada a su vez de Alfred, la muchacha había de ser también, fatalmente, el vínculo entre él y su padre (su aborrecido padre), el enigmático doctor Fischer. ¿Qué aberrante curiosidad, qué género de indagación motivaba los actos de ese hombre? Anfitrión fastuoso y bromista muy especial, el doctor Fischer ofrecía brillantes fiestas que eran auténticas trampas, redes sutilmente tendidas para atrapar a sus huéspedes y divertirse observando hasta qué punto lleva la codicia a los hombres a someterse a las más degradantes humillaciones. Una diversión de “gran guiñol”, un juego macabro que podía llegar al extremo de poner la propia vida como apuesta.

El drama y la farsa se mezclan aquí con preciso equilibrio: ciertamente la codicia y la avidez de los hombres pueden llegar a lindar con lo grotesco; pero también existe la dignidad  —o, si se prefiere, la integridad—  capaz de desbaratar todo intento de rebajar el fondo más íntimo del hombre.

Las brillantes dotes creadoras de Graham Greene, su talento cómico, su capacidad para intensificar gradualmente el suspense, su don para explorar e iluminar los más escondidos repliegues de la naturaleza humana, se combinan ahora en un relato magistral, a su vez cautivador e inquietante.

El Poder y la Gloria

El poder y la gloria

El Poder y la Gloria – (Graham Greene)

El México de los años treinta sirve como escenario a esta formidable novela, para muchos la mejor de Graham Greene. Su protagonista es un sacerdote católico, padre de una niña, que huye de las autoridades mientras se debate entre la fe y la culpa, el deber y el temor, la soledad y la debilidad.

Con obras como “El revés de la trama“, “El fin de la aventura“, “Nuestro hombre en la Habana“, o “El factor humano“, Graham Greene (1904-1991) se ha forjado un sólido prestigio en la literatura inglesa contemporánea.

Bajo el peso del México revolucionario y de la cruel persecución al catolicismo, Graham Greene da una visión tremendamente humana del sacerdocio profesado por algunos de los hombres de Cristo. El protagonista es un ser enfermizo, egoísta y cobarde, que se ve en muchas ocasiones alejado de la fe que predica. Sólo el valiente tesón, el heroísmo y la capacidad de sacrificio de los habitantes que lo esconden; hará que se enfrente vivamente con la mezquina hiel que anida en su interior; aliviando la purga supurante y corroyente de su maltratado corazón. Redención, justicia y espíritu, a los límites del valor.

El Revés de la Trama

El reves de la trama

El Revés de la Trama – (Graham Greene)

Graham Greene cuenta en El Revés de la Trama la historia del hombre acorralado de nuestra época. El caso que se narra tiene todos los alicientes de la novela policial, pero el arte de Greene y su propia madurez humana han logrado concebir una variante que enriquece la situación a la vez que la despoja de los fáciles atractivos de la ficción policial, con sus mecánicos golpes de suspense. Esta vez el perseguidor y la víctima son una sola persona; esta vez la caza es apenas simbólica: el protagonista, Scobie, está acorralado por sí mismo.

Aparte de los visibles, de los que van componiendo la trama de la situación, hay en la novela un personaje más: Dios. Y su inclusión permite considerar toda la historia desde un ángulo completamente distinto. En realidad, el verdadero problema de Scobie es que sólo puede sentir amor por Dios. Un amor al que se resiste, pero que lo conduce a su propia destrucción: el suicidio, la condenación eterna, sobre la que se cierne la esperanza, no obstante informulable, de que Dios viole por él sus propias normas, obre el milagro, y lo salve.

Dentro de la carrera literaria de Greene, El Revés de la Trama, a la vez que un abandono de los recursos más efectistas de la novela, constituye la presentación de un tema de eterna vigencia. Este libro intenso, real y seductor es una de las obras capitales de la ficción de nuestro tiempo.

El Cuarto en que se vive

El cuarto en que se vive

El Cuarto en que se vive – (Graham Greene)

Tan perfecta desde el punto de vista técnico como sus novelas más perfectas, en esta primera y reciente obra de teatro de Graham Greene se plantea el problema del amor humano cuando entra en conflicto con las leyes divinas.

Al parecer, los dos amantes de El Cuarto en que se vive podrían ser felices y prescindir de Dios, como lo han hecho hasta que comienza el drama. Pero la acción de un bien y de un mal sobrenaturales acaba por imponerse a ellos, dando importancia y relieve a su conducta.

Al final, sucumben a ese Dios en que no creen. Ese Dios manifiesta su presencia sin trastornar el orden establecido, el orden natural de las causas y los efectos, convirtiendo unos amores adúlteros, más bien triviales, en una relación cargada de ansiedad, de insatisfacción, de pesadumbre, que por su vehemencia misma está destinada a concluir trágicamente.

En la última escena, un incidente conmovedor nos indica que la heroína ha recibido el don misterioso de la Gracia. Dios se ha compadecido de ella. De nuestros pensamientos, y no de nuestros actos, depende nuestra salvación…

La obra cuenta la sombría historia de una familia compuesta por dos hermanas solteras, ancianas y católicas, Teresa y Helena, que junto a María, una empleada por horas, cuidan a su hermano Jaime, un sacerdote enfermo y condenado a una silla de ruedas. Los tres habitan en una casa grande pero su vida se desarrolla en una incómoda habitación del tercer piso, ya que el resto de los cuartos están cerrados porque alguien ha muerto en ellos. Se suma a la familia una sobrina, llamada Rose, que llega tarde al funeral de su propia madre porque la noche anterior se hizo amante de su tutor, Michael, un psicólogo freudiano, casado, mayor que ella y, para colmo, no católico, con el que piensa huir. Esta situación es intolerable para la rígida moral católica de sus tías, que harán lo imposible por retener a Rose y desbaratar esta relación “adúltera y pecaminosa“.

Una pistola en venta

Una pistola en venta

Una pistola en venta – (Graham Greene)

El asesinato no preocupaba gran cosa a Raven. Tan sólo era una nueva ocupación en la que había que tener cuidado y usar el cerebro. No era cuestión de odio. Sólo había visto al ministro en una ocasión: cuando pasaba entre unos árboles en Navidad colocados en la entrada de una casa. Era un anciano sin amigos, pero de quien se decía que amaba a la humanidad. 

Graham Greene  –que en esta extraordinaria novela nos relata la historia de un asesino asalariado–  es uno de los escritores británicos más importantes de este siglo. Autor de grandes éxitos mundiales. Greene no desdeña el género policíaco, como ya demostró con su inolvidable “El tercer hombre

El maestro inglés nos presenta a un asesino con el labio deforme que va a matar a un hombre importante y al encontrarse primero con su secretaria piensa que sólo la matará también a ella si se fija en su labio. Decisiones. El hombre al que va a matar es un político que está desarmado y que le recibe engañado. ¿Cuándo, en qué momento exacto apretará el asesino el gatillo? Decisiones.

Un caso acabado

Un caso acabado

Un caso acabado – (Graham Greene)

Un caso acabado es una de las principales obras de Graham Greene. Narra la vicisitud de Querry, un famoso arquitecto, que, minado por una súbita y desazonadora indiferencia ante el arte y ante la vida, renuncia a su carrera para trasladarse anónimamente a una leprosería congoleña.

El diagnóstico que ahí se formula respecto a Querry es el equivalente mental de un “caso acabado“: una lepra que ha atravesado una fase de mutilación. Lentamente, la nueva vida de Querry empieza a restablecer su equilibrio interior, cuando la sórdida irrupción de la envidia y el instinto cainita le conducirá a la inmolación de un medio cerrado y opresivo. Un caso acabado es un clásico mayor de la novela de nuestro tiempo.

Un hombre blanco se refugia en un hospital de leprosos del Congo central. Es Querry, casi sesenta años, barba entrecana y un arrugado traje tropical. Poco a poco, la selva y los personajes de su entorno –el doctor Colin, el padre Paul, el leproso Deo Gratias, el atormentado Ritcher– nos irán desvelando el misterio de ese hombre callado, arquitecto católico y famoso, que busca la redención en tierra de misiones. Hasta la llegada del reportero Montagu Parkinson… He aquí una de las grandes novelas de Graham Greene.

Intriga y reflexión, combinados en uno de sus más extraordinarios personajes: ese hombre despojado de toda ambición que también se considera, como los leprosos desahuciados, “Un caso acabado“, pero que, para muchos, es más que un ejemplo: un santo. Cuestión de fe. Porque en todo hombre coexiste, junto al bien, el mal. La recreación de Querry, a quien muchos críticos han encontrado paralelismos con el propio autor, obsesionó, como ningún otro personaje, a Graham Greene. Lo sabemos por su propia confesión en “En busca de un personaje“, el diario en el que cuenta como “persiguió” el rastro de X, el futuro Querry, por el Congo belga, y que editamos como un epílogo fascinante que revela el proceso creativo de un escritor que observa la realidad con precisión y detalle –sus anotaciones sobre los misioneros y los leprosos son asombrosas-, a la vez que posee el deslumbramiento de un portentoso libros de viaje. Por primera vez, novela y diario, se publican juntos.