Archivo de la etiqueta: Guerra Civil

Réquiem por un campesino español

Requien por un campesino español

Réquiem por un campesino español – (Ramón J. Sender)

Con una prosa tan sencilla como directa, Ramón J. Sender despliega un Réquiem por un campesino español, su talento para narrar una historia de resentimientos, traición y culpa que pudo haber ocurrido en cualquier pueblo de esa España dividida por la Guerra Civil.

Esta dura crítica a los poderosos y la Iglesia, pone de manifiesto las miserias de aquellos que vencieron en la contienda. Censurada durante la dictadura, Réquiem fue publicada en 1960 durante exilio en México de su autor…

Ramón J. Sender (1901-1982) llegó a la literatura desde el periodismo, que ejerció en medios progresistas como El Sol o Solidaridad Obrera y que le valió la cárcel durante la dictadura de Primo de Ribera. Combatiente desde las trincheras y desde la máquina de escribir, logró huir a Francia después que los franquistas asesinaran a su esposa y a su hermano en la Guerra Civil.

Requiem por un campesino español 2

Réquiem por un campesino español recoge un dramático episodio de la Guerra Civil en un pueblo aragonés. Mosén Millán se dispone a ofrecer una misa en sufragio del alma de un joven a quien había querido como a un hijo. Mientras aguarda a los asistentes, el Cura reconstruye los hechos: el fracaso de su mediación, con la que creyó poder salvar al joven, pero que no sirvió más que para entregarlo a sus ejecutores. El relato es de una perfecta sobriedad y de una sencillez no por ello menos profunda y estremecedora.

La narración sobrecoge por su ajustado realismo, por la eficacia de sus símbolos y por el profundo conocimiento de los mecanismos de la conciencia, puesto de manifiesto a través de la evocación del sacerdote. Sin lugar a dudas, Réquiem por un campesino español es una de las mejores obras de Ramón J. Sender y un libro definitivo sobre nuestra guerra civil, alejado de cualquier panfletarismo.

Inés y la Alegría

Ines y la alegria

Inés y la Alegría – Episodios de una Guerra Interminable – (Almudena Grandes)

Inés y la Alegría es la primera entrega de un proyecto narrativo integrado por seis novelas independientes que comparten u espíritu y una denominación común

Episodios de una Guerra Interminable“. Si he querido llamarles “episodios” ha sido para vincularlas, más allá del tiempo y de mis limitaciones, a los “Episodios Nacionales” de don Benito Pérez Galdós. No se trata , sin embargo, de grandes batallas, como Trafalgar o Bailen. Los episodios que yo he podido contar son historias igual de heroicas pero mucho más pequeñas, momentos significativos de la resistencia antifranquista, que abarcan, desde perspectivas muy distintas, casi cuarenta años de lucha ininterrumpida, un ejercicio permanente de rabia y de coraje en el contexto de una represión feroz. Una determinación tan firme que durante muchos años pareció un suicidio, pero sin la cual nunca habría llegado a ser posible la España aburrida, democrática, desde la que yo puedo permitirme el lujo de evocarla”

(Almudena Grandes)

Toulouse, verano de 1939, Carmen de Pedro, responsable en Francia de los diezmados comunistas españoles, se cruza con Jesús Monzón, un cargo menor del partido que, sin ella intuirlo, alberga un ambicioso plan. Unos años después, en 1944, Monzón, convertido en su pareja, ha organizado el grupo más disciplinado de la Resistencia contra la ocupación alemana, prepara la plataforma de la Unión Nacional Española y cuenta con un ejército de hombres dispuestos a invadir España. Entre ellos está Galán, que ha combatido en la Agrupación de Guerrilleros Españoles y que cree, como muchos otros en el Otoño de 1944, que tras el desembarco aliado y la retirada de los alemanes, es posible establecer un gobierno republicano en Viella.

No muy lejos de allí, Inés vive recluida y vigilada en casa de su hermano, delegado provincial de Falange en Lérida. Ha sufrido todas las calamidades desde que, sola en Madrid, apoyó la causa republicana durante la guerra, pero ahora, cuando oye a escondidas el anuncio de la Operación Reconquista de España en Radio Pirenaíca, Inés se arma de valor, y de secreta alegría, para dejar atrás los peores años de su vida…

Federico García Lorca II

Federico garcia lorca 2

Federico García Lorca II – (Ian Gibson)

El gran poeta y dramaturgo realizó estudios universitarios y musicales en Granada, y en 1919 se trasladó a Madrid a la Residencia de Estudiantes. Su primer libro de poemas fue publicado en 1921, pero sería en 1928, con Romancero Gitano, cuando lograría el éxito literario.

En 1929 Lorca realiza un viaje a los Estados Unidos, que daría como fruto su Poeta en Nueva York y el drama El Público. De 1932 a 1935 dirigió el grupo de teatro clásico español, lo que no impidió que Lorca continuase con dedicación plena su oficio de escritor. De 1931 a 1936 salió a la luz lo mejor de su teatro: Bodas de Sangre, Yerma y La Casa de Bernarda Alba, y la obra cumbre de su poesía: Llanto por Ignacio Sánchez Mejías. En Agosto de 1936 Lorca fue ejecutado por las tropas nacionales en la aldea granadina de Viznar.

Poeta en tiempo de verdugos, el odio ciego de 1936 le arrebató la vida.

Revista de Occidente

Revista de occidente

Revista de Occidente – 50 aniversario de la Guerra Civil española

Escriben:

Elisa Morales de Giner de los RiosEdward Malefakis Eduardo EspinJordi PalafoxJulian BesteiroJosé Ortega y GasetJose Carlos MainerRomán GubernRebecca JowersJavier SolanaJulio Caro BarojaRosa ChacelSantos JuliaShlomo Ben AmiEnrique AzcoagaEleanor Krane Paucker

Romancero Gitano

Romancero gitano

Romancero Gitano – Poema del Cante Jondo – (Federico García Lorca)

¡Preciosa, corre, Preciosa,
que te coge el viento verde!
¡Preciosa, corre, Preciosa!
¡Míralo por donde viene!
Sátiro de estrellas bajas
con sus lenguas relucientes…

En la mitad del barranco las navajas de Albacete,
bellas de sangre contraria, relucen como los peces.
Una dura luz de naipe recorta en el agrio verde,
caballos enfurecidos y perfiles de jinetes.
En la copa de un olivo lloran dos viejas mujeres.
El toro de la reyerta se sube por las paredes.
Ángeles negros traían pañuelos y agua de nieve.
Ángeles con grandes alas de navajas de Albacete.
Juan Antonio el de Montilla rueda muerto la pendiente,
su cuerpo lleno de lirios y una granada en las sienes.
Ahora monta cruz de fuego, carretera de la muerte.

El juez, con la guardia civil, por los olivares viene.
Sangre resbalada gime muda canción de serpiente.
Señores guardias civiles: aquí pasó para siempre.
Han muerto cuatro romanos y cinco cartagineses.

La tarde loca de higueras y de rumores calientes
cae desmayada en los muslos heridos de los jinetes.
Y ángeles negros volaban por el aire del poniente.
Ángeles de largas trenzas y corazones de aceite.

Romancero gitano 2

Romancero gitano (1928) y Poema del cante jondo (1931) son dos libros fundamentales del gran poeta andaluz que supo fusionar elementos populares y cultos, realistas y oníricos, y potenciar los atributos del romance y la canción renovando sus formas.

La obra poética de Federico García Lorca (1898-1936) se caracteriza por la musicalidad y la riqueza de imágenes y metáforas; dentro de su obra teatral, profundamente innovadora, destacan Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba. Tras una denuncia anónima fue arrestado por milicias nacionalistas y fusilado a comienzos de la Guerra Civil.

Leviatán – (Antología)

Leviatan antología

Leviatán – (Antología) – (Paul Preston)

Leviatán Revista mensual de Hechos e Ideas fue el portavoz doctrinal del Sector Revolucionario del Partido Socialista Obrero Español desde Mayo de 1934 hasta Julio de 1936. Dirigida por Luis Araquistain, constituye una clave insustituible para entender el nivel ideológico de la lucha de clases en la España republicana.

Entre sus colaboradores se cuentan Besteiro, Jiménez de Asúa, Ramos Oliveira, Maurín, Zugazagoitia, etc…

Un volumen de todos los artículos publicados de LEVIATAN acaba de aparecer en Alemania, publicada por Detev Auvermann.

La presente “ANTOLOGÍA” se debe al hispanista Paul Preston, profesor de la Universidad de Londres…

Cruz y Raya – Antología

Cruz y raya

Cruz y Raya – Antología – (José Bergamín)

CRUZ Y RAYA, revista de afirmación y negación“, constituyó desde el momento de su aparición, Abril de 1933, hasta su muerte, Julio de 1936, una de las revistas más originales de ese inquieto período…

Publicación abierta, libre e independiente, comprometida con su momento histórico, pensada y hecha por católicos, representó una voluntad de profundizar en el trasfondo español, actuando todos los valores del espíritu, sin ninguna clase de mediatización que los desvirtuara.

Recorrer hoy sus páginas, con la panorámica del tiempo transcurrido, nos permite encontrarnos con un conjunto de estudios y ensayos cuyo impacto en el momento de su publicación fue importante. Entre la impresionante lista de sus colaboradores se cuentan: Eugenio Imaz, Gomez de la Serna, Cernuda, Max Jakob, Falla, y un largo etc…

La presente “ANTOLOGÍA” recoge todos los estudios cuya validez se muestra inalterable y cuya relectura estimamos necesaria.

José Bergamín, director y alma de la revista, enriquece con un prólogo histórico esta “ANTOLOGÍA” y analiza cuál fue el papel que desempeñó en su tiempo y cuál es el que puede desempeñar en el momento actual…

Cruz y Raya en su corta vida, fue como Ortega y Gasset decía: “Una revista que nace con la nueva República y muere con ella”. Unamuno dijo de la revista: “Que hacer Cruz y Raya, es poner fin a algo y volver a empezar de nuevo”. De Cruz y Raya dijo Antonio Machado: “Está a la altura de las circunstancias, y no por encima de ellas, ni por debajo por supuesto, está al margen, al nivel de su tiempo, y no con una especie de neutralidad como se ha dicho erróneamente, estar a la altura de las circunstancias, tiene un nombre, históricamente imborrable” (para bien y para mal, y para las dos cosas a la vez)

Se llama República de 1931, cuyos pensadores representadores y significativos, se llamaron: Unamuno, José Ortega y Gasset, Antonio Machado, Manuel Azaña… Y dirá más —como ya lo he dicho muchas veces— que estos fueron sus maestros, y los más queridos y seguidos, y algunas veces contradichos. De Azaña fue aquella frase de lo que significaba la República: “Independencia de juicio y libertad de espíritu“, como fue y significó CRUZ Y RAYA… y sus plumas que la hicieron aún más grande: Xavier Zubiri, José F. Montesinos, Antonio Marichalar, Eugenio Imaz, Dámaso Alonso, Alfredo Mendizábal, J. M. Cossío, Luis Cernuda, Manuel Abril, Ramón Gomez de la Serna… y los más jóvenes poetas: Vivanco, Rosales, Panero, Muñoz Rojas, Miguel Hernandez

Ojala despierten estas letras el espíritu dormido de ahora igual que lo despertaron en su época….