Archivo de la etiqueta: Guerra Fría

Área 51

Area 51

Área 51 – (David Benito)

Área 51 son unas instalaciones “Top Secret” estadounidenses que nacieron a la par que la Guerra Fría con el fin de desarrollar aeronaves capaces de sobrevolar el terreno soviético y, lograr así, conocer con exactitud la capacidad armamentística de los rusos. Aunque por otro lado, desde finales de los años 80, sobre todo con la aparición en escena de Bob Lazarpresunto físico que dijo haber trabajado en Área 51 con tecnología extraterrestre—, comenzaron los sorprendentes testimonios que vinculaban a las misteriosas instalaciones con tecnología de otros mundos. Tampoco debemos olvidarnos de que ha sido un lugar donde se han llevado a cabo actividades ilegales que han causado la muerte a alguno de sus trabajadores. El gobierno americano siempre ha intentado ocultar esta ubicación para no dar explicaciones sobre ilegalidades, cantidades ingentes de dinero gastadas y quién sabe si algo mas.

Desde mediados de los años cincuenta, las actividades desarrolladas en Área 51, la base secreta más famosa del mundo, ubicada en Nevada (EE.UU.), han estado rodeadas de un halo de misterio y no exentas de polémica. Proyectos clasificados, tecnología de ensueño, programas nucleares, ilegalidades…, todo ello unido a los relatos sobre ovnis y extraterrestres de presuntos trabajadores que dicen haber sido extorsionados para evitar revelaciones incómodas a los sucesivos gobiernos.

Este libro de David Benito  —director del programa radiofónicoLa Zona Oculta“–  es fruto de cinco intensos años de investigación. Su autor ha visitado las cercanías de las instalaciones y ha entrevistado a testigos y expertos en el fenómeno Ovni, así como agentes de Inteligencia, para descubrirnos los secretos que han convertido Área 51 en uno de los puntos más misteriosos del planeta…

La Alternativa del Diablo

La alternativa del diablo

La Alternativa del Diablo – (Frederick Forsyth)

En la Unión Soviética se da una mala cosecha de cereal y en Ucrania se manifiestan inquietudes nacionalistas. Y esta es la punta del iceberg que puede conducir a un choque frontal entre las dos superpotencias mundiales durante la guerra fría. Frederick Forsyth exhibe en esta obra sus mejores cualidades de novelista. La trama, elaborada y apasionante, mezcla política internacional, amor, nacionalismo y una galería de personajes redondos y convincentes.

El Manifiesto negro

El manifiesto negro

El Manifiesto Negro – (Frederick Forsyth)

Rusia 1999. La gran super-potencia zozobra en un mar de hiper-inflación, caos económico y criminalidad. Las elecciones se aproximan y una sola voz carismática resuena en todo el país: Igor Komaárov, lider derechista, promete devolver la gloria a Rusia. Pero los dirigentes occidentales se ven conmocionados cuando llega a sus manos un documento secreto del cual se desprende que Komárov no es el salvador de la nación sino un nuevo Hitler. Oficialmente, Occidente no puede hacer nada, pero un grupo de hombres decide no quedarse cruzado de brazos viendo cómo la historia se repite….

El Manifiesto Negro en toda plenitud: intrincado realismo político, intriga a raudales y una trama que corta el aliento…

El cuarto protocolo

El cuarto protocolo

El cuarto protocolo – (Fredererick Forsyth)

El cuarto protocolo trata sobre los servicios secretos británicos. Éstos encargan a uno de sus agentes la misión de descubrir a un supuesto traidor que actualmente trabaja dentro de la organización. Esta misión debe ser llevada a cabo mientras se aproximan las elecciones en Inglaterra y existen intereses políticos internacionales: la URSS está a favor del Partido Laboralista, el cual está dominado por militantes de izquierda. Teniendo en cuenta esta situación, el jefe del Kremlin intenta apostar contra el desarme nuclear enviando a uno de sus agentes secretos a Gran Bretaña con el fin de activar una bomba nuclear y hacer estallar momentos previos a la celebración de los comicios.

El cuarto protocolo (1984), cuyo título se refiere a uno de los protocolos secretos del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares firmado en 1968 entre Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia, se desarrolla en Inglaterra en un futuro próximo, 1987, y plantea, en el contexto de la Guerra Fría entre el bloque occidental y el bloque comunista, una historia de espías sólidamente construida y creíble.

El Comité para la Seguridad del Estado soviético (KGB) pone en marcha su Plan Aurora, un curso de acción destinado a romper el Cuarto Protocolo firmado por Gran Bretaña, la Unión Soviética y los Estados Unidos, lo cual permitiría destruir a la Organización de Tratados del Atlántico Norte (OTAN). Para poder ejecutar su misión, el agente soviético Petrofsky actuará de incógnito en Inglaterra, en un pueblo donde tiene asentamiento una base de bombarderos estadounidenses para colocar la bomba atómica. Las misiones de los dos agentes secretos se mezclan en una aventura inigualable.

Se trata de una novela de suspense muy ágil, entretenida e intrigante que te lleva a las dimensiones más oscuras del espionaje de la Guerra Fría. El cuarto protocolo está lleno de encubrimientos, juegos de agentes secretos, técnicas de espías, mentiras y desconciertos, una combinación perfecta para ponerte al límite de la desesperación por saber qué va a pasar y no dejar de leer el libro.

En 1987 esta novela se llevó a la pantalla del cine, bajo la dirección de John MacKenzie, y protagonizada por Pierce Brosman, Michael Caine, Joanna Cassidy, Ned Beatty, Julian Glover, Michael Gough, Ray McAnally, e Ian Richardson. Si bien la película es muy buena y está muy bien hecha, te recomiendo que antes leas el libro y no acotes la imaginación que puedes desarrollar leyendo.

El libro es mil veces mejor que la película.

Una novela construida sobre sólidos cimientos, que empieza inocentemente con un robo de unas joyas pero que destapará todo lo que esconde el oscuro mundo del espionaje. Por el camino una jerga del oficio de espía muy reveladora: “trabajar para una bandera falsa“, “construir una leyenda“, “tener una imagen“, etc. Una novela apasionante que se lee con ansiedad, disfrutando cada página. El final es sublime.