Archivo de la etiqueta: Heterodoxia

Cartas de España

Cartas de España

Cartas de España – (José Blanco White)

Siglo y medio tuvieron que aguardar las Cartas de España  —escritas originalmente en inglés, firmadas con el pseudónimo de “Leocadio Doblado” y publicadas por primera vez en Londres en 1822—  de José Blanco White (1775-1845) para ser editadas en castellano. Las Cartas  —traducidas por Antonio Garnica—  contienen valiosos materiales descriptivos (el día de toros y la Semana Santa de Sevilla, las costumbres de la sociedad andaluza, la vida de la corte de Madrid) y narrativos (la fiebre amarilla de 1800, el motín de Aranjuez, el Dos de Mayo) en tal aspecto, hasta Marcelino Menéndez y Pelayo rindió tributo a esa “pintura de costumbres españolas” que constituye “un documento de oro” para “el archivo único en que puede buscarse la historia moral” de la sociedad de su tiempo.

Como señala Vicente Llorens en el prólogo, “la heterodoxia religiosa y las opiniones políticas del autor contribuyeron decisivamente a impedir la difusión de su obra entre los españoles“, aunque el paso de los años transforma el supuesto “furor antiespañol y anticatólico“, denunciado en su día por el autor de “Historia de los heterodoxos españoles“, en la ambivalente añoranza de la patria y la apasionante defensa de la tolerancia en que se refugia el gran escritor sevillano exiliado de por vida en Inglaterra…

Mi página diaria de Religión

Mi pagina diaria de religion

Mi página diaria de Religión – (Cipriano Monserrat – Doctor en Teología) año 1942

Es necesario reaccionar contra la ignorancia del pueblo, cada día más acentuada, respecto a las verdades religiosas. El autor de este libro cree haber encontrado uno de los medios más eficaces para combatir la ignorancia. Deseoso, ante todo, de hacer obra apologética popular y de vulgarización católica, presenta estas materias en forma de lecturas cotidianas, lo más breves y claras posible, de suerte que puedan comprenderlas las inteligencias menos dotadas y puedan ser fácilmente retenidas por las memorias menos felices.

Estas lecturas están dispuestas de manera que en el decurso aproximado de un año sea posible haber leído todo el libro. Su contenido versa sobre los hechos principales del Antiguo y del Nuevo Testamento y de la Historia de la Iglesia, sobre las verdades fundamentales de la Religión Católica  -dogma, moral, sacramentos, virtudes-  y sobre las nociones de Liturgia que ningún católico debe desconocer. La lectura reservada al domingo es un resumen de lo que se ha leído durante la semana.

Estas páginas van destinadas a los numerosos católicos que aun en pleno ajetreo de la vida cotidiana disponen de un rato para dedicarlo al conocimiento de la religión que practican y ven practicar en su derredor. En la parte destinada a la Historia de la Iglesia hallarán no pocas rectificaciones de hechos e ideas que han sido falseadas o desnaturalizadas por los enemigos de la religión cristiana, así como muchos testimonios irrecusables de autores católicos y heterodoxos que les harán concebir un mayor aprecio del cristianismo.

Las madres de familia hallarán aquí material para documentarse en orden a explicar a sus hijos las primeras nociones del Catecismo. Dígase lo mismo, guardada la proporción debida, del clero parroquial, que no dispone a veces de tiempo suficiente para profundos estudios y prolongadas lecturas ni de medios económicos para procurarse enjundiosos libros.

En suma, la lectura metódica de una página diaria facilitará a toda clase de personas el estudio o el repaso de lo que es esencial en la religión, sin ninguna fatiga, antes bien con el aliciente de la amenidad, que no es incompatible con tan elevadas materias. Autor, traductor y editor se considerarán espléndidamente recompensados si Dios bendice sus esfuerzos, haciendo de este libro un modesto instrumento para llevar muchas almas al conocimiento y al amor de la Santa Iglesia y de su divino Fundador Nuestro Señor Jesucristo.

La incertidumbre respecto a nuestro último desatino ha sido siempre el más atenazante de los problemas de acá abajo. Los que nos han precedido en el sufrimiento, han buscado, como nosotros la solución de ese angustioso enigma.

Pasaron también por este mundo, escribe el desdichado Lamennais“, y descendieron por el río del tiempo. Oyéronse sus voces por esas márgenes, y después no se les oyó más

“Unos decían: “¿Qué son esas ondas que se nos llevan?” No lo sabemos; nadie lo sabe. Y al decir ellos esto, se disipaban los ensueños… ¿Donde están? ¿Quién es capaz de decírnoslo?

Hombres y Engranajes

Hombres y engranajes

Hombres y Engranajes – Heterodoxia – (Ernesto Sabato)

El perfil intelectual de Ernesto Sabato (1911) desborda los marcos habituales de referencia –no soy un Filósofo y Dios me libre de ser un Literato– tanto por los saberes que domina como por la peculiar utilización que hace de los géneros literarios. Para el escritor argentino, las relaciones entre novela y ensayo –lo nocturno y lo diurno— son de complementariedad: y, en efecto, las conexiones de temas y estilo logran que su obra narrativa y sus trabajos de pensamiento constituyan el anverso y el reverso de una misma textura ideológica y existencial.

Hombres y Engranajes (1951) examina el largo camino recorrido por la Cultura Occidental desde el Renacimiento a impulsos de la doble influencia del dinero y de la razón (el fetichismo de la ciencia, las ilusiones del progreso, el imperio de la maquina, la civilización tecnolátrica, un universo abstracto, y matematizado de materia en movimiento, y una sociedad fantasmal de seres cosificados), y hace un llamamiento para edificar sobre las ruinas una nueva y vasta síntesis.

Heterodoxia (1953), se ocupa con agudeza de una gran variedad de temas; la imposibilidad de poner puertas académicas a los idiomas vivos, las diferencias entre verdades lógicas y valores éticos, los estragos del cientificismo. etc….