Archivo de la etiqueta: Investigación

Feminismo para principiantes

Feminismo para principiantes

Feminismo para principiantes – (Nuria Varela)

¿Quiénes eran las sufragistas?

¿De dónde sale el feminismo radical?

¿Por qué se habla de marxismo y feminismo como de un matrimonio mal avenido?

¿Por qué el feminismo ha sido vilipendiado y ridiculizado?

¿Por qué las feministas han sido tratadas de “marimachos”, feas o mujeres insatisfechas sexualmente?

¿Cómo y dónde surge la expresión “violencia de género“?

¿Qué relación hay entre el feminismo y los accidentes de tráfico?

¿En qué consiste la masculinidad?

A partir de estos interrogantes, y otros muchos, la autora repasa tres siglos de hacer y deshacer el mundo, de alumbrar líderes fascinantes, y narra la aventura de una agitación social que ningún otro movimiento ha conseguido mantener durante tanto tiempo. 

Tras las huellas de los Dioses del Sol

Tras las huellas de los dioses del sol

Tras las huellas de los Dioses del Sol – (Marcel Homet)

Este libro es el resultado de una fantástica aventura que ha exigido quince años de investigación a través de las regiones más inhóspitas y peligrosas del Perú, Brasil y Bolivia, aparte de varias incursiones por el África central y oriental.

Su autor, Marcel Homet, viajero infatigable, etnólogo, arqueólogo, profesor de paleontología humana y escritor conocidísimo por sus atrevidas teorías, no se limita aquí a contarnos la apasionante peripecia de su estancia entre los feroces caiapós de Río Xingu (donde fue asesinado el coronel Fawcett), ni siquiera entre las tribus antropófagas de Mato Grosso o con la secta caníbal de los “Hombres Pantera“: tampoco  —con ser apasionante—  constriñe su relato a la lucha contra el hambre, los ataques de los indios, el peligro de las serpientes, las cataratas o las crueles mordeduras de los “piums“, que han dejado más de cuatro mil muertos sobre el terreno de entre las siete expediciones que le precedieron.

Marcel Homet va mucho más lejos: comparando sus datos con los obtenidos por otros científicos, llega a la conclusión de que hace doce mil años existió un continente entre las Azores y el mar del Norte. Y aporta pruebas de que dicho continente, posiblemente la Atlántida, fue el centro de una civilización y de una religión  —el culto al dios solar—  de la cual se encuentran huellas en casi todos los rincones del mundo.

La agonía de Alemania 1944-1945

La agonia de alemania

La agonía de Alemania 1944-1945 – (Georges Blond) – Colección “El III Reich

La lucha más sangrienta de la historia de Europa se desarrolló entre los meses de Julio de 1944 a Mayo de 1945. Millones de hombres fueron enfrentados en combates de una violencia inaudita, llevados a cabo con medios de destrucción incomparablemente muy superiores a los de la guerra mundial de 1914-1918. El centro de nuestro continente llegó a ser un auténtico cráter de volcán en erupción.

He pensado que, para contar, o, más bien, para mostrar ese drama en su unidad, debía colocarme en el centro de la acción, es decir, en territorio alemán, pues, solamente situándose allí, es posible ver llegar las dos invasiones que avanzaban desde el Este y el Oeste; además, el último acto, apocalíptico, no puede revivirse si no es trasladándose mentalmente a Berlín.

El objetivo de mi cámara lo he desplazado hacia el Este y hacia el Oeste tantas veces como me ha sido preciso para ver los episodios más dramáticos y significativos de la batalla de Europa. Aunque no pretendo  —ni mucho menos—  decir que he conseguido dar cuenta de todo en este libro, sí espero, no obstante, que todo lo substancial haya quedado reflejado en él.

Existe una inmensa documentación sobre la contienda europea de la Segunda Guerra Mundial, vista no sólo del lado aliado, sino también del lado alemán. Los archivos del Alto Mando de la Wehrmacht cayeron intactos en manos de los ingleses al entrar éstos en Flensburgo. En el transcurso de la invasión  —y más tarde también—  los Servicios de Información de los Ejércitos Aliados han buscado, recogido y clasificado metódicamente innumerables documentos militares y civiles  —órdenes, relaciones, informes, cartas personales—  e interrogado a miles de alemanes. Los expedientes de Nuremberg, con los interrogatorios y anexos,  constituyen un filón inagotable. Varios especialistas en la materia, franceses y de otras nacionalidades  —siendo muy de tener en cuenta los de la Historical División norteamericana–,  han reconstruido los acontecimientos ocurridos en el Este, basándose en los comunicados del Estado Mayor soviético, en diversas publicaciones rusas y en las declaraciones de los combatientes alemanes, húngaros y rusos, hechos prisioneros en su repliegue hacia el Oeste, y, más tarde, liberados o evadidos de su cautiverio. Existen también las numerosas obras de estimables historiadores que, tratando de los diferentes sectores y aspectos de la lucha en Europa, han sido publicadas.

Seleccionando y confrontando gran parte de estos documentos y obras, y también interrogando personalmente a varios supervivientes, he podido procurarme la substancia del texto contenido en las páginas que siguen. Obvio es decir que todo corresponde a la verdad y que, en esta obra, nada se ha inventado y a nada se le ha dado carácter novelesco. ¿Para qué iba a intentarlo siquiera, cuando la realidad histórica me proporcionaba a cada instante aspectos y detalles mucho más impresionantes y dramáticos que cuantos hubiera podido imaginar?

En Julio de 1944, Berlín había recibido ya más de treinta mil toneladas de bombas explosivas e incendiarias. Todos sus barrios, completamente devastados y convertidos en campos de cráteres gigantescos, presentaban un aspecto lunar. La mayor parte de sus calles sólo ofrecían a la vista restos de fachadas; lo demás se había volatizado, convertido en enormes espacios cubiertos de montones de escombros.

Había alarmas y bombardeos todas las noches. Primero se oían las sirenas, y, poco después, las bombas estremecían el suelo, hundiéndose los edificios e inmuebles. Los coches de bomberos corrían de un incendio a otro sin poder dar abasto. Al día siguiente, las llamas devoraban aún las ruinas. Los equipos de socorro circulaban por los barrios derruidos distribuyendo alimentos y vestidos, y recogiendo niños errantes y solitarios…

Un veneno llamado Amor

Un veneno llamado amor

Un veneno llamado Amor – (Carmen Posadas)

Si se juzga al amor por la mayoría de sus efectos, más se parece al odio que a la amistad

(La Rochefoucauld)

Amar es un no sé que, que viene por no sé donde; se engendra yo no sé cómo; conténtase no sé con que; se siente yo no sé cuándo; y mata no sé por qué

(Ovidio)

Amores fatales, pasiones desgarradoras, suicidios por amor… Historias que componen este magnífico libro sobre los sentimientos humanos. Historias reales que introducen al lector en el complejo mundo del amor y del desamor. Con el estilo irónico y divertido que la caracterizan, Carmen Posadas nos habla de la percepción de este sentimiento universal desde la antigüedad hasta la actualidad: un sentimiento tormentoso cuando no es correspondido, contaminado cuando aparecen los celos, ansiado cuando parece alejarse y en definitiva, un veneno que conocemos como amor.

Amores fatales. Pasiones desgarradoras. Sangre y lágrimas. Suicidios y asesinatos… Parece que eso ya ha pasado a la historia, que nosotros, superhombres y supermujeres de la aldea global, sumergidos en la era de la comunicación a toda costa, ya somos educados, y sabemos controlar nuestros desvaríos. Hay que reconocer que representa menos sufrimiento esperar durante medio día, devorados por la angustia, que nos llame, gracias al más fabuloso invento del final de siglo, el teléfono móvil, nuestro último novio que se encuentra allí perdido en la jungla del aeropuerto de Los Ángeles, que languidecerse, como hacían nuestros antepasados, días, semanas y meses antes de leer, por fin, una carta perfumada mandada por el ser querido, el de toda la vida, que, por cierto, vivía muy lejos, a unos 500 kilómetros por lo menos.

Vivimos una época extraña, en la que uno persigue sueños de pasiones eternas, pero se  conforma con amores efímeros. Llevados por la vorágine del siempre más rápido, los amores se hacen y deshacen vía Internet. El amor soluble ha sustituido al amor absoluto. ¿Quién tiene la culpa? ¿El feminismo, la píldora y la ley del aborto? ¿La educación sexual, el divorcio fácil y los compromisos que deberían ser eternos y no lo son? ¿La desaparición de los tabúes? ¿El liberalismo de los padres? El sexo y el adulterio ya no tienen morbo como antes, y el dulce encanto del fruto prohibido, que despertó tantas pasiones reales y ficticias, ha desaparecido. Hoy Emma Bovary no se tragaría una dosis letal de arsénico;: se divorciaría enseguida y le pediría una buena pensión al marido… y bien nos podemos imaginar que el fuego adúltero encendido en su corazón se habría apagado rápidamente.

A lo mejor, esta pasión arrolladora se habría convertido en un sentimiento razonable y sensato. Se habría casado con su amante, habrían tenido muchos hijos y habrían vivido felices hasta que la muerte viniera a buscarles, muy mayores ya, con nietos y todo.

Las bases farmacológicas de la Terapéutica

Las bases farmacológicas de la terapéutica

Las bases farmacológicas de la Terapéutica – (Goodman y Gilman)

(Laurence L. BruntonJohn S. LazoKeith L. Parker)

1º: Nuevos capítulos sobre transportadores farmacológicos, metabolismo de fármacos y farmacogenética.

2º: Mejor formato para encontrar más rápido la información importante.

3º: Cobertura actualizada de todas las clases de fármacos.

4º: Cobertura clínicamente útil de los mecanismos moleculares de las interacciones farmacológicas.

5º: Mejores cuadros y figuras.

6º: Un apéndice extenso de datos farmacocinéticos.

Al enterarse que asumiría la tarea de coordinar esta edición, un colega respetado me advirtió: “Ten cuidado. No asumas a la ligera la edición de la Biblia“. La reputación del texto como “la Biblia de la farmacología” es un tributo a los ideales y el tesón de los autores originales. Alfred Gilman y Louis Goodman, quienes en 1941 sentaron los principios que han guiado las diez ediciones previas, de los cuales los coordinadores y yo no nos hemos apartado: correlacionar la farmacología con las ciencias médicas correspondientes, reinterpretar las acciones y los empleos de los fármacos dentro del marco de los avances en medicina y las ciencias biomédicas básicas, destacar las aplicaciones de la farmacodinámica en la terapéutica y elaborar una obra que sea útil por igual a los estudios de la farmacología y a los médicos.

(Laurence Brunton)

La elaboración de este libro se ha guiado por tres objetivos: la correlación de la farmacología con las ciencias médicas relacionadas: la reinterpretación de los efectos de los medicamentos y usos de los mismos, desde el punto de vista de los avances importantes en la medicina, e hincapié en las aplicaciones de la farmacodinámica a la terapéutica.

Aun cuando la farmacología es una ciencia médica básica por derecho propio, toma ideas con libertad, y contribuye generosamente a los temas y las técnicas de muchas disciplinas médicas, clínicas y preclínicas. Por ende, la correlación de información estrictamente farmacológica con la medicina en conjunto es esencial para la presentación apropiada de la farmacología a estudiantes y médicos.

La farmacología eficaz requiere varios factores además de una acción farmacológica conocida sobre un tejido específico en un receptor particular. Cuando un fármaco penetra en el organismo, de inmediato el cuerpo empieza a trabajar sobre el mismo: lo absorbe, distribuye, metaboliza (biotransforma) y elimina. Éstos so los pasos de la farmacocinética. Además el fármaco actúa en el organismo, interacción para la que es esencial el concepto de un receptor farmacológico, puesto que este receptor es el autor de la selectividad de la acción farmacológica y de la relación cuantitativa entre el fármaco y su efecto.

Harrison – Principios de Medicina Interna I

Harrison medicina interna 1

Harrison – Principios de Medicina Interna I

(Fauci BraunwaldKasperHauserLongoJamesonLoscalzo)

La primera edición de Principios de Medicina Interna de Harrison se publicó hace unos 60 años. Con el paso de los decenios el campo de la medicina interna evolucionó enormemente y en él se incorporaron los progresos impresionantes ocurridos en la ciencia médica, dentro de su armamentario de diagnóstico, prevención y tratamiento. El texto presente ha evolucionado en forma simultánea para estar a la par con tales avances, y al mismo tiempo conserva la apreciación del arte de la medicina y de los principios en que se basa la atención óptima de los enfermos . Los directores de la publicación, al conformar y revisar esta última publicación, se comprometieron a hacer del libro un recurso valiosísimo  que permitieran a estudiantes y médicos afrontar las exigencias de la medicina actual.

Harrison – Principios de Medicina Interna II

Medicina Interna 2

Harrison – Principios de Medicina Interna II

(Fauci BraunwaldKasperHauserLongoJamesonLoscalzo)

La primera edición de Principios de Medicina Interna de Harrison se publicó hace unos 60 años. Con el paso de los decenios el campo de la medicina interna evolucionó enormemente y en él se incorporaron los progresos impresionantes ocurridos en la ciencia médica, dentro de su armamentario de diagnóstico, prevención y tratamiento. El texto presente ha evolucionado en forma simultánea para estar a la par con tales avances, y al mismo tiempo conserva la apreciación del arte de la medicina y de los principios en que se basa la atención óptima de los enfermos . Los directores de la publicación, al conformar y revisar esta última publicación, se comprometieron a hacer del libro un recurso valiosísimo  que permitieran a estudiantes y médicos afrontar las exigencias de la medicina actual.

El Péndulo de Faucault

El pendulo de foucault

El Péndulo de Foucault – (Umberto Eco)

Tres intelectuales que trabajan en una editorial de Milán establecen contacto con autores interesados en las ciencias ocultas, las sociedades secretas y las conjuras cósmicas. En un primer momento dicha relación se mantiene estrictamente profesional, pero poco a poco van estrechándose los lazos. Editores y autores inventan juntos, por puro juego, un complejo “plan” urdido supuestamente por los templarios siete siglos atrás. Pero alguien toma demasiado en serio el juego, y todos ellos se verán inmersos en una inquietante pesadilla.

Sólo para vosotros, hijos de la doctrina y de la sabiduría, hemos escrito esta obra. Escrutad el libro, concentraos en la intención que hemos diseminado y emplazado en diferentes lugares; lo que en un lugar hemos ocultado, en otro lo hemos manifestado, para que vuestra sabiduría pueda comprenderlo.”

(Heinrich Cornelius Agrippa von NettesheimDe occulta philosophia, 3, 65)

La superstición trae mala suerte.

La Tierra ¿planeta experimental?

La tierra planeta experimental

La Tierra ¿planeta experimental para los Extraterrestres? – (Juan José Abad)

A finales de la década de los cincuenta el mundo científico sufre una gran conmoción. Dos hombres de indudable prestigio profesional, los físicos Philip Morrison y Giuseppe Cocconi, sugieren desde las páginas de la revista Nature la posibilidad de que seres inteligentes ajenos a nuestro sistema solar estén intentando comunicarse de alguna forma con nuestro planeta.

Esta extravagante noticia, aunque apoyada, como se puede suponer, en años de investigación y en la profesionalidad de estos dos hombres, fue recibida con escepticismo por el mundo de la investigación acogiéndose con desconfianza y burlas la proposición de Morrison y Cocconi de que los radiotelescopios existentes se enfocaran hacia las estrellas relativamente más cercanas a nosotros en espera de los mensajes que pudieran enviar hipotéticos hermanos inteligentes.

Las declaraciones, que estuvieron a punto de desvirtuar la prestigiosa carrera de estos dos autores, se convirtieron, con el paso del tiempo, en un gran éxito profesional para éstos y en un gigantesco paso adelante para la ciencia.

Introducción a la Ciencia I

Introduccion a la ciencia

Introducción a la Ciencia I – Ciencias Físicas – (Isaac Asimov)

El rápido avance de la ciencia resulta excitante y estimulante para cualquiera que se halle fascinado por la invencibilidad del espíritu humano y por la continuada eficacia del método científico como herramienta para penetrar en las complejidades del Universo.

Pero, ¿qué pasa si uno se dedica también a mantenerse al día con cada fase del avance científico, con el deliberado propósito de interpretar dicho avance para el público en general? Para esa persona, la excitación y el estímulo quedan templados por cierta clase de desesperación.

La Ciencia no se mantiene inmóvil. Es un panorama que sutilmente se disuelve y cambia mientras lo observamos. No puede captarse en cada detalle y en cualquier momento temporal sin quedarse atrás al instante.

Casi en un principio fue la curiosidad.”

Curiosidad, el abrumador deseo de saber, algo que no es característico de la materia muerta. Ni tampoco parece formar parte de algunas formas de organismos vivientes, que, por toda clase de razones, podemos escasamente decidirnos a considerar vivas.

Un árbol no despliega curiosidad acerca de su medio ambiente en cualquier forma que podamos reconocer, ni tampoco lo hace una esponja o una ostra. El viento, la lluvia, las corrientes oceánicas le brindan lo que es necesario, y a partir de esto toman lo que pueden. Si la posibilidad de los acontecimientos es tal que les aporta fuego, veneno, depredadores o parásitos, mueren tan estoica y tan poco demostrativamente como han vivido.