Archivo de la etiqueta: Ira

Los siete pecados capitales en Estados Unidos

Los siete pecados capitales en Estados Unidos

Los siete pecados capitales en Estados Unidos – (Fernando Díaz-Plaja)

Fernando Díaz-Plaja, que llegó por primera vez a los Estados Unidos de Norteamérica en septiembre de 1950, ha vivido en el país cerca de ocho años, como profesor de las universidades de Pensilvania, California, Tejas, Arizona, y como conferenciante o simple turista en la mayoría de los otros cincuenta estados, incluyendo Hawai. Pero incluso durante sus ausencias europeas ha seguido de cerca, a través de relaciones personales, periódicos y libros, el camino del coloso americano, que por su peso en la vida mundial permite a la mayoría de los seres del planeta hacer uso frente a él de sus reservas de amor o de odio.

Un país presente en las decisiones de todas las demás, tanto en lo positivo como en lo negativo. Un país que despierta demasiado pasión para que pueda ser juzgado imparcialmente.

Fernando Díaz-Plaja lo ha intentado con este libro, fruto de muchos años de mirar y escuchar, de estudiar y comparar. El éxito alcanzado por “El Español y los siete pecados capitales” le ha animado a emplear la misma técnica a la hora de describir el espíritu estadounidense, visto también aquí a lo largo de los siete canales de nuestras debilidades humanas “Al fin y al cabo  -concluye el autor-  los Pecados Capitales son universales. Lo único que los distingue nacionalmente es la importancia que reciben y el énfasis con que se cometen en las distintas latitudes

SOBERBIA

AVARICIA

LUJURIA

IRA

GULA

ENVIDIA

PEREZA

El español y los siete pecados capitales

El español y los siete pecados capitales

El español y los siete pecados capitales – (Fernando Diaz-Plaja)

He querido yo enterarme  –dice el autor de este libro–  de lo que es esa dificil, asombrosa, inigualable selva española… saliendo y viendo fuera otros árboles que hicieran posible comparación… Para que este libbro naciera se ha necesitado distancia física, no moral. El que describa los defectos españoles, no me libra de ellos… Si uno de los caminos para encontrar los ejemplos de este libro ha sido desojarme hacia afuera, otro, igualmente eficaz, ha consistido en bucear en mi interior. Quien firma no es, pues, un juez: más bien resulta un testigo y, a veces, un cómplice.

Los siete pecados capitales son los más graves en que pueda incurrir un católico. Me ha parecido que, dada la importancia extrema que esa religión ha tenido y tiene en España, podría ser interesante utilizarlos como piedra de toque, y estudiar la especial reacción de mis compatriotas en cada caso… Estas páginas siguen los cauces de los pecados en forma amplia, pensando más en la costumbre diaria que en la Teología moral. Junto al gran pecado mortal se estudian los que podríamos llamar subpecados, que actúan  su sombra. Por ejemplo, con la Soberbia se estudia la vanidad, la presunción, el individualismo. Con la Ira, la crueldad, la dureza de costumbres.., etc

Ante la Ansiedad

Ante la Ansiedad

Ante la Ansiedad –  Una propuesta para mantener la serenidad y evitar el estrés.(Ramiro A. Calle)

La ansiedad (del latín anxietas = angustia, aflicción) es un estado que se caracteriza por un incremento de las facultades perceptivas ante la necesidad fisiológica del organismo de incrementar el nivel de algún elemento que en esos momentos se encuentra por debajo del nivel “adecuado“; o por el contrario, ante el temor de perder un bien preciado.

La ansiedad no siempre es patológica o mala: es una emoción común, junto con el miedo, la iratristeza o felicidad, y tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia.

Ramiro Calle ha recorrido el sendero de los yoguis para ofrecernos, de forma práctica y directa, el mejor conjunto de consejos y posturas físicas para superar el estrés y alcanzar y mantener el equilibrio.

La ansiedad es una sensación difusa y displacentera inherente a la vida humana. De hecho, toda persona experimenta ansiedad y la mayoría de los seres humanos viven en umbrales altos de esta sensación que se traduce como angustia, incertidumbre, depresión, temor, insatisfacción, agitación o zozobra. Dependiendo del nivel de ansiedad, así experimentaremos la vida y nos experimentaremos a nosotros mismos. La ansiedad en umbrales bajos es una energía canalizable e instrumentalizable, pero en umbrales altos es perturbadora y puede producir trastornos psicosomáticos de muy diverso alcance.

Hay, pues, que aprender a manejarse con la propia ansiedad, pudiendo enfocarla correctamente, reducirla y superarla o instrumentalizarla. Es muy importante tanto la actitud ante la ansiedad como la puesta en práctica de unos métodos que nos ayuden a controlar saludablemente la ansiedad, así como el conocimiento y neutralización de los factores ansiógenos que provienen de nuestra propia psicología inmadura.

No cabe duda de que el mejor sistema para superar la ansiedad y situarla en su justo lugar, es crecer interiormente y resolver conflictos internos. La ansiedad es un síntoma de nuestra falta de realización interna. Nuestro núcleo caótico y confusional genera ansiedad. La ansiedad y la depresión son primos hermanos que caminan codo con codo. Mediante la evolución consciente, el autoconocimiento, un adecuado trabajo interior y el ejercitamiento de una más ecuánime actitud vital, la ansiedad irá descendiendo a sus límites más bajos. Dejará entonces de ser enemiga para convertirse en amiga. En niveles bajos, la ansiedad juega un papel para protegernos física, mental y existencialmente. En niveles altos, la ansiedad impide todo disfrute, nos aleja de nuestro ángulo de quietud y nos hace reaccionar anómala y neuróticamente.

En las antípodas de la ansiedad está la quietud, que es la más bella orquídea con el aroma más sutil. Merece la pena ejercitarse para poder hallarla, cultivarla y merecerla. Creo que así lo entiende también el lector, porque de otro modo esta obra no hubiera alcanzado tan pronto su segunda edición. Gracias por la confianza que me han dispensado.

(Ramiro A. Calle)