Archivo de la etiqueta: Irving Wallace

La Isla de las tres Sirenas

La isla de las tres sirenas

La Isla de las tres Sirenas – (Irving Wallace)

¿Qué sucede cuando un grupo de hombres y mujeres de nuestra compleja civilización pasa seis dramáticas semanas en una sociedad simple y feliz, libre de las tensiones e inhibiciones de nuestro siglo?

La emocionante novela de Irving Wallace narra la historia de esa confrontación, la que un equipo de antropólogos norteamericanos llega a una remota isla polinesia para estudiar una única, y por tanto desconocida, forma de vida. En la pequeña aldea polinesia encuentran una sociedad en la que la monotonía del matrimonio cede a la libertad que durante una semana al año gozan las parejas; donde los deseos no satisfechos y las represiones de hombres y mujeres pueden ser aliviadas por una misteriosa cabaña de “Auxilio Social“; donde muchachas sin atractivo físico son deseadas por aquellos atributos ignorados en nuestro mundo de culto a la belleza; donde una mujer por encima de los cuarenta años puede disfrutar de la vida sin el pensamiento destructor de que la juventud es la única fuente de la felicidad donde a los confusos adolescentes se les da la seguridad que supone aprender sin limitaciones la verdad de la vida; y donde los hombres no han de demostrar constantemente su virilidad.

El Salón Dorado

El salon dorado

El Salón Dorado – (Irving Wallace)

La idea central de esta novela se basa en hechos reales. Entre 1900 y 1910 existía en Chicago el Everleigh Club, el burdel más famoso y elegante del mundo, cuya habitación más lujosa era un salón recubierto enteramente de Oro. Regentaban el prostíbulo las hermanas Mina y Aida Everleigh, que procedían de Kentucky y se habían instalado en Chicago. El autor, inspirándose en esta anécdota histórica, ha recreado imaginariamente el ambiente y las vicisitudes de este caro y mítico club de principios de siglo.

En Chicago por aquella época se acababa de elegir a un alcalde cuya campaña electoral se ha fundado en la promesa de cerrar todos los burdeles de la ciudad, comenzando por el de las hermanas Everleigh. Éstas se ven entonces obligadas a recurrir a toda clase de estratagemas para eludir el acoso de la justicia y salvar el negocio. Mientras, un peligroso maniaco, aficionado a matar y despedazar mujeres, se introduce subrepticiamente en el burdel. Todo lo cual da lugar a una serie de enredos, equívocos y peripecias que llenan el relato de suspense y humor.