Archivo de la etiqueta: Karl Marx

El Capital

El capital

El Capital – (Karl Marx)

La evolución fatal de la lucha de clases, según Marx, conducirá a la lucha armada, cuando la situación esté preparada por la crisis interna del capitalismo, corroído por sus propias contradicciones. La lucha llevará a las clases obreras a la conquista del poder y después de esta victoria amanecerá un nuevo mundo sin clases.

¿Una gran utopía? Posiblemente, pero lo cierto es que el marxismo, cuyas líneas maestras están trazadas en “El Capital“, aunque en su primitiva pureza ha sido abandonado hasta por quienes prometieron seguirlo, ha marcado profundamente el pensamiento humano, ha penetrado en todos los ramos de la ciencia y ha empapado la conciencia del hombre moderno, como no lo había hecho ninguna otra “versión” del mundo y de la historia.

Cartas sobre el Capital

Cartas sobre el capital

Cartas sobre el Capital – (Marx y Engels)

Marx fue el primer economista de gran categoría que reconoció y enseñó sistemáticamente cómo la teoría económica puede convertirse en análisis histórico y cómo la exposición histórica puede convertirse en historia razonada

(Joseph A. Schumpeter)

A pesar de que el autor sea, por sus opiniones, un socialista cien por cien, y que todo el libro tenga un neto cariz socialista, teniendo en cuenta sin embargo, el hecho de que la exposición no puede ser calificada de accesible a todo el mundo y que posee, además, la forma de una demostración científica de tono estrictamente matemático, la comisión declara que es imposible perseguir esta obra delante de los tribunales…”

(Resumen del veredicto de la Censura Zarista sobre la traducción al ruso del libro I de El Capital. 1872)

Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895) redactaron conjuntamente El Manifiesto Comunista. “Desde que el destino relacionó a K. Marx con F. Engels la obra a la que ambos amigos se consagraron se convirtió en una obra común“, diría Lenin, tras evocar a Engels: “después de su amigo Marx, el más notable sabio y maestro del proletariado contemporáneo de todo el mundo civilizado.”

La correspondencia entre Marx y Engels es ingente: se conservan más de dos mil cartas, escritas en inglés, francés y alemán. En el presente volumen han sido seleccionadas las cartas que permiten interpretar mejor El Capital, de Marx, la obra que estudia las condiciones objetivas de producción de la vida material, y que esta es la base misma de la interpretación de la historia humana. A través de esta correspondencia vemos surgir las intuiciones geniales que permiten una interpretación materialista de la realidad…

Los Guerrilleros

los guerrilleros

Los Guerrilleros – (Jean Larteguy)

Este libro ha sido escrito en colaboración con mi amigo Louis Sapin, que me arrancó, no sin hacerme daño, de la vieja Asia, lógica hasta el absurdo, dinámica, hormigueante de vida, preñada de toda la historia del mundo, para arrastrarme a este continente latinoamericano, vacío aunque posea todas las riquezas, agotado aunque todavía no haya intentado nada grande, ebrio de libertad, pero sometido a todas las oligarquías anacrónicas e insoportables.

La sombra del viejo loco de Don Quijote vagabundea en sus desiertos y en sus selvas, sus altiplanos y cordilleras acompañado solamente por un indio desdentado, borracho, taciturno y que le odia, su Sancho Panza.

En verdad que si esta revolución latinoamericana ha de tener un manifiesto, no será jamás el del partido comunista. El comunismo está hoy en día demasiado desgarrado por sus contradicciones internas y externas, demasiado desecado por su dogmatismo, demasiado deshumanizado por su burocracia. No llega a curarse de las viruelas que contrajo casi al nacer: el estalinismo.

Ha habido demasiados comunistas que perdieron la dignidad adorando al autocrator para que otros hombres, más sedientos aún de dignidad que de pan, puedan seguirles sin desconfiar de ellos. Si aquella revolución ha de tener un profeta, tampoco será Karl Marx con su jerga dificultosa y sus ideas razonables, pero hoy pasada de moda. Su profeta o su guía será más loco que cuerdo, hombre de acción antes que político. Su doctrina, deberá inventarla a medida que vaya apagando los incendios que haya provocado y reconstruyendo lo que haya destruido. Seguramente que, para no asustar a los secos y engreídos loros de nuestro continente y para no chocar con su esnobismo, podrá emplear su jerigonza. Pero yo sé que los verdaderos temas de su acción revolucionaria irá a buscarlos en los grandes libros hispánicos, en Cervantes, y tal vez incluso en Miguel de Unamuno, quien escribía:

Me preguntas, buen amigo, si conozco la manera de desencadenar el delirio, el vértigo, una locura cualquiera, sobre esas multitudes de miserables que nacen, comen, duermen, se reproducen y mueren en el orden y la tranquilidad.“… ¿Qué locura colectiva, qué delirio podríamos inculcar a esas pobres multitudes? Pues bien, si, creo que podemos lanzarnos a una nueva y santa cruzada, ir a rescatar el sepulcro de Don Quijote que está en manos de bachilleres, de los curas, de los barberos, de duques y canónigos. Creo que debemos ir a rescatar la tumba del Caballero de la Locura y arrancarla a los hidalgos de la razón.

El Marxismo – su historia en documentos

El marxismo su historia en documentos

El Marxismo – su historia en documentos – (Iring Fetscher)

Se dice que el Marxismo es la teoría de Karl Marx. Pero el mismo Marx dijo en cierta ocasión: “Todo lo que yo sé es que no soy marxista”. ¿O el Marxismo consistirá en las teorías desarrolladas por Engels, Kautsky, Bernstein, Plechanow u otros? Es verdad que todos ellos aspiran en mayor o menor grado a ser marxistas, pero hay tanta diferencia entre unos y otros, que no puede hablarse de “marxismo”, sino de “marxismos”. Desde el materialismo casi mecanicista de Bucharin a la antropología de Labriola, desde la cosmovisión de Dietzgen a la de Lenin, desde la epistemología de Engels a la de Von Struve, desde la ética de Marx a la de Woltman, hay todo un mundo.

El Marxismo, su Historia en Documentos es, pues, una selección de textos que van desde los precedentes hegelianos, hasta los pensadores marxistas aún vivos. En esta primera parte, –Ideología y Filosofía– aparecen los textos principales sobre Crítica de la Religión y Antropología que aún no se ha comprendido la así misma. Una parte importante está dedicada a los textos de Filosofía de la Historia y, finalmente, sobre Cosmovisión, Teoría del Conocimiento y Ética.

Iring Fetscher, uno de los más serios marxólogos europeos, es el autor de la selección y presentación de los textos. En interés máximo de la obra estriba, aparte del rigor científico con que está hecha, en que la mayoría de los textos seleccionados son casi totalmente desconocidos en España. El hecho de haber recogido una tan amplia panorámica del pensamiento marxista, con la consiguiente descripción fenoménica de tan ancho mundo, es la mejor prueba de la buena voluntad que anima la publicación de esta obra.

Psicoanálisis y Marxismo

Psicoanálisis y marxismo

Psicoanálisis y Marxismo – (Carlos Castilla del Pino)

Las teorías explicativas y pautas metodológicas que se incluyen dentro de las denominaciones genéricas PSICOANÁLISIS Y MARXISMO han sido manejadas durante mucho tiempo como si pertenecieran a sistemas excluyentes e irreconciliables.
Sin embargo, los intentos de descubrir sus puntos de tangencia comienzan a evidenciar los perjuicios que el aislamiento doctrinal les ha deparado: Si Freud y sus discípulos no hubieran ignorado los planteamientos de Marx acerca de la alineación y del carácter patógeno de la sociedad de nuestra época, y si los marxistas hubieran prestado mayor atención a las hipótesis psicoanalíticas sobre las motivaciones y pulsiones que gobiernan la conducta humana, ambas concepciones hubieran potenciado notablemente su capacidad de explicación y contrarrestado el peligro de unilateralidad que continuamente les amenaza.
En esta línea de búsqueda de confluencias, Carlos Castilla del Pino examina las aportaciones de Marx y Freud al esclarecimiento de algunos temas de suma importancia para el conocimiento de la condición humana.

Lectura de Marx por Althusser

Lectura de Marx por Althusser

Lectura de Marx por Althusser – (Albert Roies)

Albert Roies nació en Lerida el año 1946. Pertenece a la nueva generación de intelectuales especialmente preocupados por la problemática teórica que abre la interpretación marxista del mundo y de la historia. Este su primer libro, pretende ser la invitación a la lectura del filósofo marxista francés Louis Althusser, que tanto ha contribuido a la difusión y “liberación” de las tesis filosóficas subyacentes en la obra de Marx.

Por otra parte, el libro constituye un elemento importante de difusión de las grandes tesis marxistas, despojadas de todos aquellos elementos que puedan restarle parte de su fuerza e impiden que el pensamiento de Marx (como dice en el prólogo de este libro el profesor Emilio Lledó), “siga constituyendo el reto más insistente para quienes pretenden que el desarrollo de las ideas y las teorías colaboren, sin “utopismos“, en el desarrollo e implantación de la justicia“.

¿Qué es la propiedad?

Que es la propiedad

¿Qué es la propiedad? – (Pierre Joseph Proudhon)
La propiedad es un robo“. Esta frase, una de las más celebres del ideario anarquista, es el argumental de este vibrante alegato de Pierre-Joseph Proudhon. En estas páginas el anarquista francés aboga por reformar radicalmente el concepto de propiedad privada y otorgarle una nueva dimensión igualitarista, despojándola de la codicia y la búsqueda desaforada del propio interés. Un planteamiento tan subversivo como estimulante.El francés Pierre Joseph Proudhon (1809-1865) comparte con Bakunin y Kropotkin la paternidad del anarquismo. De origenes campesinos, hijo de cervecero, Proudhon profesó desde muy joven el ideal cooperativista influido por el Socialismo utópico de “CHARLES FOURNIER“. Su vitalismo revolucionario le valió el exilio y la carcel. Pese a sus ideales anarquistas tomó parte activa en la Política institucional: en 1848 fue elegido diputado a la Asamblea Nacional.Sus polémicas ideológicas con Karl Marx fueron célebres.