Archivo de la etiqueta: marginación social

Informe sobre la tercera edad

Informe sobre la tercera edad

Informe sobre la tercera edad (Rogeli Duocastella)

Los datos de este informe, no son gratuitos o aproximados a la realidad, sino fruto de una intensa elaboración de decenas de miles de datos registrados por los ordenadores y obtenidos de primera mano a través de sistemáticas y extensas entrevistas dirigidas a más de mil ancianos de Catalunya, debidamente seleccionados y formando una muestra representativa de la totalidad de las personas mayores de sesenta y cinco años o más.

Estos datos forman parte de un amplio estudio sociológico realizado por el «Instituto de Sociología y Psicología Aplicada» (ISPA) y propiedad de la Fundación M. Francisca de Roviralta, promotora del mismo, y con la iniciativa de la asociación coordinadora para la ancianidad, ambas de Barcelona.
Parte del contenido apareció en sendos artículos publicados en el diario La Vanguardia durante el verano de 1976.

El tema de la ancianidad empieza a ser un tema polémico. Y era lógico que así fuera, porque todos somos conscientes de la grave injusticia que se ha cometido y se comete con este grupo social, al cual se le ha exprimido toda su capacidad productiva durante cuarenta o cincuenta años dejándolo al final de su vida en una situación de marginación social, privados de los recursos necesarios para sobrevivir honrosamente. Fijémonos en los siguientes hechos:

La no adecuación anual de la capacidad adquisitiva de sus recursos (pensiones, rentas, jubilaciones, etc) les hace pasar automáticamente de una clase medio alta a medio baja, y a los de una clase medio baja, a una clase baja, y a los de una clase proletaria u obrera, se les hace bajar a la clase pobre. Y no sigo porque son datos estremecedores y me dan ganas de coger una recortada y salir de mi casa pegando tiros a diestro y siniestro, porque me estoy empezando a cabrear.

El problema de la ancianidad se ha considerado siempre con una visión benéfico-asistencial, matiz que connota un sentido de «marginación» social, en lugar de ser mirado como una justa y lógica devolución de algo que les pertenece por derecho. Toda legislación sobre pensiones y jubilaciones es relativamente tardía y muy incompleta. Los estudios sobre la ancianidad son relativamente escasos y pobres, abundando la mayoría de ellos en torno a temas de carácter literario, poético, y folclórico. La ancianidad inspira sentimientos de compasión pero no de justicia.

Por el contrario, el libro de Rogeli Duocastella, «Informe sobre la tercera edad«, estudia rigurosa y sistemáticamente esta problemática, ahondando en las causas del proceso de marginación de los ancianos, señalando la respuesta que la sociedad ofrece y sugiriendo a la vez algunos aspectos básicos para una política de acción social a favor de la vejez.

Pido la Muerte al Rey

Pido la muerte al rey

Pido la Muerte al Rey – (Ramón Hernández)

La última novela de Ramón Hernández, Pido la muerte al Rey, publicada por Argos Vergara. «La novela es la historia de un marginado que se ve detenido por la policía franquista como sospechoso de actividades terroristas. Sumergido en la tortura pierde su identidad hasta ser ingresado en un manicomio de la Beneficencia. El asume un sentimiento general de culpabilidad y desea su propia muerte, la cual solicita al rey Juan Carlos, porque en su mente esquizoide considera que es el único que puede hacerle expiar su culpa», comentó el autor.«En el manicomio», añade Ramón Hernández, «en que ha sido internado, ciertos locos proclives a todo esto le montan un proceso en el cual resulta, efectivamente, condenado. »

«La exposición de estos hechos me da pie para tratar tres temas: de una parte, un análisis de la marginación social que se produce en las grandes urbes, unido a un despliegue de lo que es la locura colectiva de una sociedad enferma de violencia, indiferente al espectáculo de la muerte ciega, indiscriminada e inútil. »

«Estilísticamente Pido la muerte al Rey es una síntesis del juego temporal que suelo hacer en mis obras. Gráficamente está impregnada de una serie de connotaciones culturales para una lectura entre líneas. Por supuesto, participo de lo que Vargas Llosa ha dicho tantas veces, de que el escritor debe de estar comprometido con su entorno, lo que no quiere decir que la novela sea «social». Esta obra la había presentado al Premio Heliodoro con el título de A la distancia de un grito. » Pido la muerte al Rey es la novena novela de Ramón Hernández.