Archivo de la etiqueta: María Magdalena

Bajo la Garra de Piedra

Bajo la garra de piedra

Bajo la Garra de Piedra – (Theresa Crater)

Un legado familiar olvidado. Seis llaves de cristal. Una posibilidad de desvelar los secretos enterrados bajo la Esfinge.

Una de las mejores novelas esotéricas de la última década. Crater conoce bien Egipto y sus misterios. Abundan Illuminati malvados, antigüedades y conspiraciones. Mejor que “El Código Da Vinci

Anne Le Clair, una joven abogada de éxito, siempre había conseguido mantenerse al margen del pasado gótico familiar. Sin embargo, cuando hereda un collar antiguo de su excéntrica tía, descubre que no puede escapar de sus secretos.

La joven se ve pronto inmersa en un intenso aprendizaje sobre una sabiduría prohibida, sociedades secretas y el legado de su propia familia… y descubre que es una de los seis iniciados que poseen la llave a un misterio tan grande como el universo.

Bajo la Garra de Piedra nos arrastra sin esfuerzo hasta el tiempo anterior a Jesús y María Magdalena para volver luego hasta nuestros días, cuando un grupo de hombres poderosos amenaza con subyugar a la humanidad.

Arroja luz sobre muchos personajes y momentos históricos interesantes, entre ellos los conocidos Iluminati, los masones o la orden rosacruz y muchos más.”

Mito, magia, profecía, aventura y romance descritos con rigor poético, y esto apenas refiere lo que encontrarás entre estas páginas. Desde la primera a la última, cautiva la narración, la historia y el dramatismo.

“Un trepidante thriller histórico que mezcla arqueología, esoterismo y paisajes maravillosos, en la línea de autores como Dan Brown o Katherine Neville, pero que se desmarca por su frescura y su brillante narrativa.”

Jesús o el Gran Secreto de la Iglesia

Jesus o el gran secreto de la iglesia

Jesús o el Gran Secreto de la Iglesia – (Ramón Hervas)

Una fascinante y polémica visión de un Jesús inédito.

Este ensayo es esencial para comprender, profundizar y saber que hay de cierto en los inquietantes temas que se encuentran en la ficción de “El Código Da Vinci” y otros muchos misterios que la novela no menciona.

Los descubrimientos que desvela este libro suscitarán grandes polémicas y desconcertarán tanto al creyente como al agnóstico. Las investigaciones para las controvertidas cuestiones que se plantean, se han desarrollado a partir de los datos que ofrecen los Evangelios sinópticos, así como otras fuentes heterodoxas de la tradición.

Esta obra desvela claves que hasta el momento habían sido ocultadas por intereses de las instituciones que han ostentado el poder:

¿Es la virginidad de María un mito?

¿Qué relación existió entre María Magdalena y Jesús?

¿Por qué los evangelios no mencionan los nombres de los hermanos de Jesús y hablan de ellos de una forma tan superficial?

¿Qué parentesco existía entre Pedro, Judas y Jesús?

¿Qué claves encierran Parsifal y el Santo Grial?

¿Qué papel tuvo la Iglesia en la anulación del componente femenino del Grial?

¿Cómo repercutió en las mujeres?

¿Qué ocurrió en Montsegur?

Este libro propone unas claves osadas que enfrentan a la historia y el dogma contra la fecundidad de la herejía

Jesús o el Gran Secreto de la Iglesia es una fascinante aproximación a la figura de Cristo, su vida y su linaje. Los orígenes de Jesús han sido ocultados durante siglos, así como la verdadera relación que mantuvo con las tres Marías que marcaron su vida: su madre, Magdalena y Salomé. Jesús tuvo un hijo con Magdalena, a quien no conoció y que nació en Occitania y que, con el tiempo, este primer heredero del linaje de Cristo dará origen al mito del Santo Grial. El libro también nos descubre el misterio de la sangre de Cristo y el paso del cáliz de sangre al cáliz ensangrentado. El autor riza el rizo de la más audaz heterodoxia y, al margen de las explicaciones que habitualmente suministra la historia, explica cómo, con el triunfo de la Iglesia paulina, el contenido del Apocalipsis se desvirtúa en pocos años y Jesús pierde sus rasgos de dios solar, de manera que el componente femenino del Grial queda anulado.

Profundizar en el cristianismo conlleva encontrar múltiples e inquietantes misterios, que pocos tienen el valor de cuestionar.

¿Es cierto, cómo afirmaron cátaros y templarios, que Jesús no nació en Belén? ¿Donde nació?

¿Por qué el cristianismo expurgó de sus mensajes todo cuanto pudiera manifestar una influencia femenina en los componentes de culto?

¿Cómo subsistieron las sociedades secretas?

¿Qué secretos albergaba el Priorato de Sión?

¿Cuáles fueron los pecados del Temple?

¿Por qué los templarios se negaron a creer en la divinidad de Jesús?

¿Qué gransecreto de la Iglesiacausó la perdición de los Caballeros del Temple?

¿Por qué los visigodos y arrianos se reclamaron portadores de la sangre de Jesús?

De todas las contradicciones cristianas, tal vez sea la mítica virginidad de María, biológica y tecnológicamente imposible, la más sugestiva y, también, la más oscura. Sin embargo, el papel de María Magdalena como “madrina” o madre simbólica de Jesús también entraña muchas dudas. Así como la tercera María, esencial en su vida, María Salomé, su amiga y plausiblemente la financiadora secreta de su movimiento.

En la antigüedad algunos esotéricos consideraban el Grial la piedra caída del cielo que simbolizaba aquella sabiduría perdida que buscaban los templarios y los ismaelitas, mientras que para otros la piedra desprendida era de la corona de Lucifer. Pero cabe preguntarse si quizás esta piedra no era sólo el símbolo de algo vivo y perenne. ¿El símbolo de la sangre de Cristo, tal vez?