Archivo de la etiqueta: México

Pedro Páramo – El llano en llamas

Pedro paramo-el llano en llamas

Pedro PáramoEl llano en llamas – (Juan Rulfo)

Una tierra inhóspita, un presente desdibujado por el recuerdo, y la prosa lacónica y cargada de dolor de Rulfo, haciéndose eco de las voces de los vivos y los muertos. «Nosotros seguimos adelante, más adentro del pueblo. La tierra que nos han dado está allá arriba«: esta frase, que cierra uno de los relatos, resume la esencia de estas páginas.

Una novela, Pedro Páramo, y un libro de cuentos, El llano en llamas, bastaron para hacer de Juan Rulfo (1918-1986) un clásico. Su obra, que para los críticos evidencia la historia de México y la creciente miseria y desolación del campo, es para el propio autor sólo el reflejo de «una cosa atávica, una cosa del destino, una cosa ilógica«

El Poder y la Gloria

El poder y la gloria

El Poder y la Gloria – (Graham Greene)

El México de los años treinta sirve como escenario a esta formidable novela, para muchos la mejor de Graham Greene. Su protagonista es un sacerdote católico, padre de una niña, que huye de las autoridades mientras se debate entre la fe y la culpa, el deber y el temor, la soledad y la debilidad.

Con obras como «El revés de la trama«, «El fin de la aventura«, «Nuestro hombre en la Habana«, o «El factor humano«, Graham Greene (1904-1991) se ha forjado un sólido prestigio en la literatura inglesa contemporánea.

Bajo el peso del México revolucionario y de la cruel persecución al catolicismo, Graham Greene da una visión tremendamente humana del sacerdocio profesado por algunos de los hombres de Cristo. El protagonista es un ser enfermizo, egoísta y cobarde, que se ve en muchas ocasiones alejado de la fe que predica. Sólo el valiente tesón, el heroísmo y la capacidad de sacrificio de los habitantes que lo esconden; hará que se enfrente vivamente con la mezquina hiel que anida en su interior; aliviando la purga supurante y corroyente de su maltratado corazón. Redención, justicia y espíritu, a los límites del valor.

Juana Inés de la Cruz

Juana Ines de la Cruz

Juana Inés de la Cruz – (Juan M. Galaviz)

Si hay una mujer que seduce poderosamente y campea entre las figuras más notables de XVII novohispano, ésa es Juana de Asbaje, universalmente conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, señalada también como la «Décima Musa«, según el título que se le tributó desde la aparición  -en 1689-  del primer volumen de sus obras.

Mujer excepcional desde todos los puntos de vista, Sor Juana Inés de la Cruz sigue ejerciendo sobre quienes tienen la suerte de conocerla, un fuerte atractivo cuyo imán está más allá de su encanto de niña prodigio,más allá de su belleza indiscutible y más allá de las incógnitas que se entrelazan tenazmente con sus poemas de amor.

Sor Juana no es simplemente una poetisa, ni simplemente una monja; no es tan sólo una mujer sabia y un ejemplo raro de agudeza intelectual. Juana Inés encarna el heroísmo de todas las luchas que a lo largo de la historia se han emprendido a favor de la libre determinación de los individuos.  un testimonio de los derechos del entendimiento y un apasionado yo acuso a quienes han pretendido mantener a la mujer en un sometimiento restrictivo de su valor intrínseco y de sus prerrogativas frente a la sociedad.

Ninguna voz es más clara y precisa que la de Sor Juana en el mundo hispánico de su tiempo, cuando defiende la dignidad de la mujer, el imperativo de su acceso al saber y sus funciones insustituibles en la educación de los pueblos. En este sentido Sor Juana es la primera gran aportación de México a la cultura universal.

El hecho de que esta voz se levante desde un escenario y ante un público de suyo desconcertantes no hace sino aumentar la fascinación de Sor Juana, cuya vida no tiene paralelismos. Por esta singularidad de trayectoria y  por los constantes episodios que componen su vida, la biografía de Sor Juana Inés de la Cruz será siempre de lo más interesante. Espero lo sea también a través de estas páginas…

Confieso que he vivido

Confieso que he vivido

Confieso que he vivido – (Pablo Neruda)

Neruda narra, con la inigualable potencia verbal que caracteriza a sus mejores escritos, no sólo los principales episodios de su vida, sino las circunstancias que rodearon la creación de sus poemas más famosos.

Magistralmente, el autor expone tanto su concepción del arte y de la poesía cuanto los motivos que lo llevaron a defender hasta el final de su vida sus conocidas posiciones políticas.

De forma no menos brillante, rememora la figura de algunos amigos: García Lorca, Alberti, Miguel Hernández, Éluard, Aragon… y su relación con personajes destacados de la política contemporánea.

A este respecto, resulta particularmente emotiva la evocación  –que cierra este libro–  de su amigo el presidente Allende, escrita a los tres días de su trágica muerte.

«El poeta -escribió Neruda- debe ser, parcialmente, el cronista de su época.» A lo largo de estas Memorias, Pablo Neruda se mostró como un auténtico cronista y testigo de nuestro tiempo.

En el presente libro manifiesta una vez más que un poeta es una «conciencia puesta en pie hasta el fin«; y la tensión estilística de la prosa de Neruda es equivalente a la tensión expresiva y a la perentoria vigencia y exigencia moral que caracterizan su obra poética.

Escritas las memorias hasta casi el momento de su muerte también abarcan en plenitud las pujantes vivencias del autor, desde las primeras experiencias infantiles con sabor agreste en los bosques de Chile, hasta la culminación del reconocimiento mundial del Premio Nobel, todo conjugado con el acto de creación poética que fue su existencia.

Existencia que se nos aparece casi nimbada de fábula en esta obra póstuma en donde la leyenda del poeta se funde con los concretos materiales –materia telúrica– de la creación universal y se eleva, en alas de la sublimidad, a las más altas esferas del numen. Poeta esencial, Neruda, sus memorias contribuyen a concretar la esencia de su poesía.

La Revolución española

La revolución española

La Revolución española – (León Trotsky)

Este volumen reúne una pequeña parte de los escritos que León Trotsky dedicó a la «Revolución española«. Para el viejo revolucionario ruso, las revueltas protagonizadas por los trabajadores y campesinos españoles en las tres primeras décadas del siglo XX constituían un ejemplo cabal de la lucha de clases entre el proletariado y la «burguesía aliada con el fascismo«.

León Trotsky (1879 – 1941), fue uno de los protagonistas de la Revolución de Octubre de 1917. Creador del Ejercito Rojo, lideró, dentro del Partido Comunista Soviético, la «oposición de izquierda» frente a Estalin. Huyo de Rusia y se instaló en Mexico, donde continuó con su labor intelectual y de agitación política hasta su asesinato en 1941 por un agente estalinista.

Los Conspiradores

Los conspiradores

Los Conspiradores – (Jorge Ibargüengoitia)

Los Conspiradores no puede ser catalogada estrictamente como novela histórica, a pesar de que su desarrollo tiene lugar en México, La Nueva España, en 1810,. Es la historia de un resentimiento nacido de la insatisfacción que lleva a determinadas fuerzas sociales y políticas del México Virreinal a conspirar contra la Metrópoli. Los protagonistas de esta acción, Los Conspiradores, son nativos que se sienten viviendo en una colonia que es, a la vez su tierra.

Los Conspiradores advierten que sus carreras personales y sus intereses están siendo obstaculizados por el grupo social que tiene el poder y representa a la Metrópoli: Los españoles. Unidos en su despecho, en su descontento, Los Conspiradores encuentran también conjuntamente su oportunidad. España, invadida y desconcertada, se encuentra en Guerra con las Naciones de Europa. De esta circunstancia nacerá la idea de la independencia.

El natural optimismo de algunos de los Conspiradores supone que la empresa no será ardua y que, en poco tiempo, la Historia consumirá los últimos días de México como colonia. Bastará con redactar una patriótica proclama, que será recibida con entusiasmo por toda la población. Los más cuerdos, sin embargo, entienden que no llegarán vivos a la consecución de su hazaña.

Los Conspiradores se reúnen en la clandestinidad, traman la intriga, reclutan amigos, fraguan planes de acción, fabrican armas. Y entonces surge la delación, factor decisivo de la historia.

La obra se inscribe en la mejor tradición narrativa de Jorge Ibargüengoitia, uno de los novelistas más reconocidos e importantes de la última literatura mexicana. Un estilo irónico, sarcástico, una visión distanciadora y –al mismo tiempo– distendida apoyan la lectura de Los Conspiradores, texto novelesco en el que la historia y la ficción se confunden deviniendo en el mismo efecto.

Jorge Ibargüengoitia nació en Guanajato, México, en 1928. Realizó estudios superiores en la Escuela Nacional de Ingeniería, y universitarios en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM. Es maestro en Letras especializadas en Arte Dramático. Ha sido becario de distintas fundaciones e instituciones, y es colaborador de distintas revistas culturales. Ha sido repetidas veces galardonado por sus obras de teatro y sus novelas como; La Conspiración Vendida (Premio de Teatro «Ciudad de México«, 1960), El Atentado (Premio de Teatro de la Casa de las Américas, 1963), Los Relámpagos de Agosto (Premio de novela de la Casa de las Américas, 1964), Estas Ruinas que ves (Premio Internacional de Novela, Mexico).

Mujeres de Ojos Grandes

Mujeres de ojos grandes

Mujeres de Ojos Grandes – (Ángeles Mastretta)

Mujeres de Ojos Grandes relata la vida de una serie de mujeres educadas para el matrimonio y sus servidumbres tradicionales: marido, hijos, casa, cocina.

El centro de su vida se reduce a la familia, y toda posibilidad de realización de su persona está sujeta al marco estricto de dicha institución. Sin embargo, la anécdota misma de tales vidas no resulta dramática, sino que muestra con gracia, sentido del humor y ágil economía expresiva a tales mujeres en cuanto depositarias de una sabiduría femenina anterior a toda revolución emancipadora, que revela personalidades particularmente vigorosas y que, a menudo, eclipsan a los hombres…

Una gota de tiempo

Una gota de tiempo

 Una Gota de Tiempo – (Salvador de Madariaga)

Esta novela pertenece a la serie «Esquiveles y Manriques«, que se inicia con la trilogía «El Corazón de Piedra verde«, continúa con «Guerra en la Sangre«, «Una Gota de Tiempo«, y concluye con «El Semental Negro«.

La primera parte tenía por escenarios la España y el México de la época de la conquista de América. En esta nueva etapa el lugar donde se desarrolla la acción es el Perú de mediados del siglo XVI, de los primeros virreyes y de la guerra civil entre los conquistadores. Sobre ese fondo histórico, el protagonista vive un hondo drama amoroso.

Fe sin blasfemia

Fe sin blasfemia

 Fe sin blasfemia – (Salvador de Madariaga)

«Fe sin blasfemia«, como última parte de El Corazón de piedra verde, cierra la fase inicial de un apasionado relato. Como las dos primeras partes, también esta es una obra completa en sí misma y que puede ser leída independientemente de aquéllas y de las siguientes novelas de la serie titulada Esquiveles y Manriques, que abarcará la completa historia de las dos familias trasplantadas al México de la Conquista.

Al cerrar este ciclo de su relato es evidente el propósito del autor que ha querido que el choque de dos mundos  —choque que España supo hacer fecundo como ningún otro país—  revelarse con mayor riqueza de matices humanos e individuales los remolinos que la Conquista produjo en los corazones de España y América, de modo que los hombres y mujeres de hoy vieran y sintieran cómo vivían, amaban odiaban y morían no sólo los protagonistas de la historia  —Moctezuma y Cortés, Cuauhtemoc y Bernal Díaz–,  sino los españoles y aztecas de uno y otro sexo que vivieron aquel magno suceso, y el fondo de tragedia, drama y comedia sobre el que se proyectó el más grande acontecimiento que vivieron los siglos: El Descubrimiento de América, y entre sus corolarios, sobre todo, la Conquista de México.