Archivo de la etiqueta: Milagro

El Revés de la Trama

El reves de la trama

El Revés de la Trama – (Graham Greene)

Graham Greene cuenta en El Revés de la Trama la historia del hombre acorralado de nuestra época. El caso que se narra tiene todos los alicientes de la novela policial, pero el arte de Greene y su propia madurez humana han logrado concebir una variante que enriquece la situación a la vez que la despoja de los fáciles atractivos de la ficción policial, con sus mecánicos golpes de suspense. Esta vez el perseguidor y la víctima son una sola persona; esta vez la caza es apenas simbólica: el protagonista, Scobie, está acorralado por sí mismo.

Aparte de los visibles, de los que van componiendo la trama de la situación, hay en la novela un personaje más: Dios. Y su inclusión permite considerar toda la historia desde un ángulo completamente distinto. En realidad, el verdadero problema de Scobie es que sólo puede sentir amor por Dios. Un amor al que se resiste, pero que lo conduce a su propia destrucción: el suicidio, la condenación eterna, sobre la que se cierne la esperanza, no obstante informulable, de que Dios viole por él sus propias normas, obre el milagro, y lo salve.

Dentro de la carrera literaria de Greene, El Revés de la Trama, a la vez que un abandono de los recursos más efectistas de la novela, constituye la presentación de un tema de eterna vigencia. Este libro intenso, real y seductor es una de las obras capitales de la ficción de nuestro tiempo.

Enigmas del Cristianismo

Enigmas del cristianismo

Enigmas del Cristianismo – (José Gregorio González)

Misterios, misterios y más misterios. La mayor parte de los misterios de nuestra existencia tienen que ver directa o indirectamente con el mundo de la religión, y de hecho ésta ha surgido precisamente como respuesta a las dos principales e inseparables incógnitas que siempre han inquietado al hombre: la vida y la muerte

Una obra polémica y diferente. Documentación gráfica sorprendente. Investigación científica en estado puro. Lo que nunca nos han querido contar…

El Vaticano oculta muchos secretos en sus bien surtidos archivos. Esta es una obra en la que se propondrá al lector un recorrido por los mayores misterios vinculados al cristianismo, desde sus primeros momentos reflejados en las Sagradas Escrituras, a los enigmas más recientes. De esta manera, el denominador común será por un lado la constatación de que tales misterios son reales, con una base científica, documental y testimonial suficiente para garantizarlos, y que éstos conservan todavía elementos que los convierten en inexplicables y por tanto en temas de gran atractivo para el público.

Así, por ejemplo, el lector conocerá qué era realmente el Arca de la Alianza, qué efectos mortales producía, y lo más importante, el lugar en el que se supone que se conserva hoy en día. Otro tanto sucederá con el Grial y otras reliquias, como la Lanza de Longinos, codiciadas como objetos de poder por diferentes pueblos y gobernantes, y consideradas como hacedoras de prodigios. Diferentes tradiciones nos indican su localización, y de ellas nos ocuparemos también.

Otros enigmas destacan por ser algo más modernos o contemporáneos, como las apariciones marianas, tan frecuentes al día de hoy, o la Sabana Santa, la famosa reliquia objeto de los mayores análisis científicos a los que haya sido sometido un vestigio arqueológico. En el caso de España está representada con el Pañuelón o Sudario de Oviedo.

Los profetas y videntes, junto al material pronosticador que han legado a las generaciones futuras, así como los fenómenos paranormales o extraños que se dan cita en el cristianismo y en otras religiones  –tales como los estigmas, olor a santidad, levitación, sueños premonitorios, sanación, incorruptibilidad, etc–  también serán tratados.

Finaliza la obra con un capítulo dedicado a una galería de personajes vinculados con el cristianismo, que han vivido situaciones o experiencias misteriosas, o que han protagonizado capítulos oscuros en su historia, así como una miscelanea de otros enigmas de interés que por razones de espacio no tienen cabida en este libro, como son la tecnología para fabricar maná, la explicación real de las plagas de Egipto, qué pasó con Sodoma y Gomorra, etc…

Del Franquismo al Felipismo

Del franquismo al felipismo

Del Franquismo al Felipismo – (José Oneto)

A las cuatro y veinte de la madrugada del 20 de noviembre de 1975, fallecía en Madrid, en la Ciudad Sanitaria “La Paz”, Francisco Paulino Hermenegildo Teodulo Franco Bahamonde, Generalísimo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, Jefe Nacional del Movimiento, Prior honorario de una veintena de conventos españoles. Deán de Cabildos y Catedrales, Señor de la Guerra y Héroe de la Paz, Hijo predilecto de casi todos los ayuntamientos del país, Caudillo de España por la Gracia de Dios y jefe de un “Nuevo Estado” que tuvo treinta y ocho años de vida y que se deshizo, como el polvo, en poco menos de doce meses.

A esta intempestiva hora de esa fría y desapacible madrugada de noviembre, cuando ya nadie lo esperaba y mientras algunos reían y otros lloraban, después de varias operaciones y una angustiosa, interminable y dolorosa agonía, el cansado corazón del pequeño general, que resistió toda la campaña bélica de Africa, que soportó una larga, cruenta y fratricida guerra civil de treinta y tres meses y que fue capaz de aguantar con frialdad y cinismo las tensiones de cuarenta años de poder personal, dejó de latir rodeado de la soledad mñas absoluta.

Quien había sido objeto de todos los homenajes, de todas las alabanzas, de todos los honores, que fue calificado de omnipotente, carismático, providencial, milagroso, fuerte, inteligente, poseedor de poderes sobrenaturales, dueño de un extraordinario control urético, experto en conocimientos teológicos, calificado, por quienes le conocían y nunca le habían visto, como gran cazador, experto pescador del río y de mar, excelente jugador de golf, poseyente de una extraordinaria sangre fría y de un pulso fuera de lo normal, elegante caballista, avezado economista, insigne científico, gran ingeniero, excelente arquitecto, experto aviador, cinéfilo y taurómaco, conocedor de casi todas las especies culinarias, dotado de poderes mágicos y hasta consumado jugador de quinielas (acertó un pleno de un millón de pesetas en la jornada 36 del año 1967), moría en una clínica del Seguro de Enfermedad, que él había creado, lejos de su familia y sin un menor consuelo.