Archivo de la etiqueta: Militares

De amor y de sombra

De amor y de sombra

De amor y de sombra – (Isabel Allende)

Esta es la historia de una mujer y un hombre que se amaron en plenitud, salvándose así de una existencia vulgar. La he llevado a la memoria cuidándola para que el tiempo no la desgaste y es sólo ahora, en las noches calladas de este lugar, cuando puedo finalmente contarla. Lo haré por ellos y por otros que me confiaron sus vidas diciendo: toma, escribe, para que no lo borre el viento.”

El amor es la vitalidad del lado luminoso de la vida, el inmenso potencial generoso del hombre, su torrente de solidaridad, de coraje, de ansias de un mundo más justo. La sombra es la parte siniestra de la realidad, la guerra, la represión brutal, las dictaduras, el hambre, la miseria…

Así explica Isabel Allende, en el prólogo, los sentimientos y el fondo en que se mueven los personajes de esta novela, ambientada en “algún lugar” de la América Latina.

Irene y Francisco, viven en la parte iluminada de la vida, al margen de las tragedias, hasta que, de pronto, la violencia irrumpe en su historia de amor. Y los jóvenes entran de lleno en el mundo de las sombras donde campan por sus respetos el odio, la crueldad y la muerte. Un mundo tenebroso, cuya injusticia inhumana contribuirán a combatir con sacrificio y heroísmo.

De amor y de sombras es una historia terrible, pero también poética. Una obra en la que lo real se ve embellecido por lo imaginario y la calidad literaria da más vida a la autenticidad del documento. Una historia que, a pesar de todo, no renuncia a la esperanza…

La Gran Revolución de Octubre.

La gran revolución de Octubre

La Gran Revolución de Octubre – (Lenin)

El “terror rojo” acabó con la vida de aristócratas, intelectuales, clérigos, ingenieros, militares… todos considerados representantes de la burguesía que, según Lenin, debía ser eliminada como clase social.

Las víctimas más notables fueron el zar Nicolás II, su familia y sus sirvientes. En total 11 personas, que permanecían presas desde marzo de 1917, fueron fusiladas en Ekaterimburgo en la noche de 17 de julio de 1918. Oficialmente se anunció que había sido una decisión unilateral del Soviet de los Urales, sin que Lenin estuviera al tanto. En realidad no existen documentos escritos pero las investigaciones realizadas en la época moderna demuestran que Lenin dio su consentimiento. Los restos de los Románov y de su entorno fueron encontrados en 1991 y ahora yacen en la catedral de la fortaleza de Pedro y Pablo en San Petersburgo.

La vida de Lenin corrió peligro en numerosas ocasiones. El 30 de agosto de 1918 después de un mitin en una fábrica de Moscú, el presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo fue herido gravemente en el hombro. Le disparó Fanni Kaplán, militante del partido de socialistas revolucionarios, autores de muchos actos de terror en la época del Imperio ruso. Hasta el día de hoy existen dudas sobre si la terrorista actuó por cuenta propia o cumpliendo órdenes de su partido. Podría haber un complot concebido por el entorno cercano de Lenin. Kaplán fue fusilada inmediatamente después del atentado.