Archivo de la etiqueta: Niños

Mejores Alimentos Mejores Niños

Mejores alimentos mejores niños

Mejores Alimentos Mejores Niños – (Gena Larson)

Niños más sanos. Basado en el papel esencial que desempeñan los alimentos naturales en la nutrición humana, no contaminados por aerosoles ni aditivos, se expone un programa para la futura madre y su hijo que cubre unos años críticos de sus vidas.

Paso a paso. Gena Larson le hace recorrer esos años, informándole y aconsejándole sobre dietética, formas de comer y sobre problemas especiales. El libro comprende una amplia sección de recetas fácilmente adaptables para adultos, e incluye la lista de ingredientes e instrucciones para prepararlas.

Hace más de diez años, Gena Larson fue una verdadera pionera en la aplicación de los más sanos principios nutritivos en los programas de almuerzos escolares, y hoy se la considera como una de las voces más autorizadas en todos los temas relacionados con la nutrición y la dietética, especialmente infantil.

Iguales, pero diferentes

Iguales pero diferentes

Iguales pero diferentesUn modelo de integración en el tiempo libre

El ocio y el tiempo libre ocupan una parte importante de nuestra vida. Nuestro comportamiento en este campo suele ser reflejo de la educación recibida, y desahogo de las presiones a que nos vemos sometidos en lo cotidiano.

En el tiempo libre, además, podemos trabajar por el respeto a lo diferente, por una sociedad más plural, más variada.

Los autores y autoras de estas páginas se proponen conseguir que lo diferente sea motivo de enriquecimiento, y tratan de suscitar respeto y valoración hacia algunas características de las personas con discapacidad; otros ritmos de aprendizaje, otras sensibilidades, otras formas de comunicación

Hay muchas maneras de colaborar en la construcción de una sociedad más justa. Disfrutar nuestro ocio junto a personas con discapacidad es una posibilidad al alcance de todos/as.

A través de mi hijo Pepe (Mongólico encantador o Síndrome de Down) he aprendido muchas cosas de los llamados personas discapacitadas. He aprendido la enorme capacidad de trabajo que tienen, a pesar de lo difícil que resulta todo para ellos, la lástima que inspiran, las miradas de la gente, lo inteligentes que son y, sobre todo y por encima de cualquier otra consideración, que tienen derecho a todo. Tienen derecho incluso a no estar asociados para sobrevivir, a no necesitar clubs, residencias o similares para llevar una vida digna, tienen derecho a no estar encerrados en casa o en guetos. En definitiva, tienen derecho a que no se les mire cuando pasan.

Todos venimos al mundo con un propósito. Para quienes tienen voluntad, siempre hay una labor y herramientas con las cuales realizarlo

(James Russell Lowell)

Nunca tendrás una vida plena, si nunca nadie soñó nada para ti

El desarrollo de toda persona supone su evolución y a través de distintas etapas y su inserción en diversos ámbitos de la vida social. De niños/as somos curiosos/as, investigamos y disfrutamos con todas las posibilidades que nos ofrece el entorno. La familia es el primer núcleo de convivencia y es donde iniciamos nuestro proceso de desarrollo personal. En el colegio nos encontramos con situaciones que nos exigen el desarrollo de capacidades intelectuales, comunicativas y de relación. La adolescencia es la etapa donde reafirmamos nuestra personalidad y desarrollamos nuestra autonomía. En la juventud, valoramos las posibilidades que nos ofrece el entorno y elegimos el tipo de vida que queremos, ya sea familiar o individual… En la madurez, desarrollamos completamente vel tipo de vida elegido anteriormente.

Pero…:

¿Qué ocurre cuando tenemos alguna discapacidad o algún problema que nos impide desarrollarnos plenamente?

¿Quién es una persona con discapacidad? – ¿Qué es eso de ser normales o no? – ¿Cuáles son los límites de la normalidad? – ¿Qué siente o piensa una persona ante una discapacidad? – ¿Cómo reacciona la familia? – ¿Y la sociedad? – ¿Cómo nos relacionamos con las personas con discapacidad? – ¿Qué es la normalización y la integración? – ¿Es posible? – ¿Es esta una sociedad integradora? – ¿En qué se ponen las barreras a las personas con discapacidad? – ¿Qué deberes y derechos tienen los padres? – ¿Cómo se está haciendo la integración en la escuela? – ¿Y en el trabajo? – ¿Y en el Ocio y el Tiempo Libre? – ¿Qué es educar en la normalización? – ¿Cómo? – ¿Qué papel tienen el/la monitor/a y el/la coordinador/a de tiempo libre?

O, mejor dicho:

¿Qué papel tienes tú?

¿Cómo te posicionas ante el tema?

Educación y Equilibrio

Educacion y equilibrio

Educación y Equilibrio – (Francisco Kieffer)

¿No os parece una paradoja el que un buen señor, excelente padre de familia, eminente pedagogo a juzgar por las obras que sobre educación ha escrito, pase uno y otro día, años y más años, junto a niños que juegan jubilosos en los jardines públicos, sin detenerse a mirarlos y menos aún a darles una muestra de simpatía? Caso raro, si; pero es ésta una paradoja que se da en los anales de la Historia de la Pedagogía.

En uno de los capítulos del libro El Hombre, ese ser desconocido (pag. 29), da a entender el Dr. Carrel que el equilibrio mental de que debiera estar dotado el hombre moderno pudiera acaso verse comprometido por la educación tal como se da en las escuelas y en las Universidades. Sostiene que en unas y otras se monta un andamiaje de ingeniosísimas teorías pedagógicas, sin aplicación alguna para el hombre real, y a lo largo de todo el libro se esfuerza por demostrar que el hombre es siempre la gran incógnita y que todos los sistemas pedagógicos, políticos y sociales flaquean por la base: toman por objeto un ser irreal, un producto de la imaginación, cuando debieran partir de una realidad, es decir, del hombre científicamente conocido, o, al menos, mejor conocido.

¿Será preciso recordar a los educadores, es decir, a los formadores, la discreción y la prudencia?

A ellos se les confía el niño; de sus manos debiera salir debidamente preparado para la vida, suficientemente precavido contra los excesos de todo género a que puede verse expuesto, y parecer natural que los educadores  a quienes corresponde dirigir, ilustrar y mantener al niño en el buen camino han de ser tales en su conducta que sus dirigidos no queden mal orientados o deformados en vez de formados.

Fue Napoleón, quien afirmó que la educación del niño debía empezar, no al nacer, sino veinte años antes de que viniera al mundo. En otros términos, la educación del niño será un trasunto de la que hayan recibido o hayan adquirido sus padres.

La construcción del conocimiento en la escuela

La construccion del conocimiento en la escuela

La construcción del conocimiento en la escuela – Crecer y Pensar – (Juan Delval)

Una obra rigurosa y amena sobre el niño y la escuela. Se analizan la función de la enseñanza y las etapas del desarrollo infantil. Se señalan, además, los objetivos, la organización y los conocimientos que se precisan en una escuela que fomenta la autonomía y el desarrollo. Desde una perspectiva constructiva, el autor va desarrollando los diversos tópicos de la enseñanza y el aprendizaje referido a distintos niveles educativos y áreas de conocimiento

En este mismo sentido se destaca el protagonismo activo del alumno así como el papel de mediador del profesor entre éste y el aprendizaje. En todos los planteamientos está presente alguna crítica radical al modelo de escuela tradicional y una apuesta firme por una escuela renovada, científica y creativa.

En definitiva, un texto de gran interés para pensar en torno al trabajo cotidiano en el aula o para introducirse en los temas fundamentales de la psicología escolar.

Casa sin amo

Casa sin amo

Casa sin amo – (Heinrich Böll)

Heinrich Böll, nacido en California en 1917, empezó a dedicarse a las letras desde su época de estudiante, pero la mayor parte de los temas de sus obras  —seguramente la más importante de su manifestación literaria de la mentalidad Católica progresista de la Alemania Federal—  procede de sus experiencias de la guerra y de la postguerra. Es ya conocido por los lectores sus obras “La aventura y otros relatos (1962)”, “Opiniones de un Payaso (1963)”, “Acto de servicio (1966)”.

Casa sin amo, apareció en 1954 y galardonada con los Premios de “La Tribune de París” y de los editores franceses para la mejor novela extranjera (1955), se enfrenta con el desconcierto de la postguerra según lo sienten dos niños de once años, pertenecientes a dos estamentos sociales distintos pero que tienen en común la situación de sus madres, viudas de guerra, que no aciertan a reaccionar ante su destino y se dejan llevar, una por un absurdo ensueño, y la otra por un amoralismo entreverado de angustias y remordimientos.

¿Donde está mi Tribu?

Donde esta mi tribu

¿Donde está mi Tribu? – (Carolina del Olmo)

Estás embarazada o quizás tienes ya un bebé en tus brazos. A lo mejor solo te estás planteando el tema de la maternidad. Sea como sea, estás hecha un lío, tienes mil preguntas y nadie a quién recurrir. Escoges un libro, luego otro,luego otro más… Tu perplejidad va en aumento: ¿Cómo puede ser que coexistan enfoques tan diferentes? ¿Por qué los expertos se contradicen de tal modo? ¿Por qué te hacen sentir tan impotente y por qué, a pesar de todo, sigues necesitando la guía que te ofrecen? Te dicen que para criar a un niño hace falta toda una tribu, pero… ¿Donde está nuestra tribu? ¿Cuando y cómo nos hemos quedado tan solos?

Tener un hijo es una de las experiencias más comunes de la humanidad, pero estamos peor preparados que nunca para ese trance. Vivimos obstinadamente de espalda a nuestra propia naturaleza desvalida, tan dependiente de los cuidados de los demás. Y cuando, de pronto, la evidencia de esa vulnerabilidad se hace carne en el cuerpo de nuestros hijos todo se tambalea.

¿Es nuestro interior emocional el que tiene que hacer todo el trabajo reacomodar esta experiencia insólita? ¿Es quizá más conocimiento experto lo que nos falta? ¿Podemos poner a nuestros hijos en el centro de nuestras vidas sin exigir que todo cambie? ¿Podemos siquiera entender lo que nos está pasando sin mirar más allá de nuestros cuerpos, más allá de las paredes de nuestros apartamentos?

¿Donde está mi Tribu? se plantea este y otros interrogantes buscando siempre un marco más amplio que el de la familia, o el de la pareja madre-hijo, en el que situar estas cuestiones. Porque cuidar de nuestros hijos podría ser una experiencia mucho más gozosa y, si no lo es, no es por nuestra culpa (pero tampoco por la suya)

Hijos del Sol

Hijos del sol

 Hijos del Sol – (Morris West)

Morris West no busca en las ciudades italianas solo su aspecto edénico, sino que desentraña todo su horror que se oculta en los suburbios de esos pequeños paraísos terrenales, todo ese mundo mísero y pobre, que el oficialismo italiano se guarda muy bien de mostrar al desprevenido turista, mediante carteles que advierten acerca de la proximidad de la pobreza, la insalubridad, la desnutrición, la ignorancia, y el vicio astutamente organizado y todas las demás lacras que, cual ola de reflujo, son arrojadas hacia arriba, por toda Italia, desde las tierras del Mezzogiorno en el sur de Italia. Y West lo describe de una manera objetiva, sin suspiros de compasión, ni lástima, misericordia ni piedad.

Nombrar a algunos sin nombrar a todos sería injusticia, pero me han rogado que no de sus nombres por temor a represalias.

En Nápoles empiezan las pesadillas… es una sencilla realidad.

Perros Perdidos sin Collar

Perros perdidos sin collar

Perros Perdidos sin Collar – (Gilbert Cesbron)

Desde que se publicó su primera novela “Los inocentes de París” (1944), Cesbron comenzó a manifestarse como un escritor preocupado por el mundo de la fe y sus derivaciones. En su obra “Los Santos van al infierno“, publicada en 1952, Cesbron aborda los problemas de los curas obreros, tema que entonces comenzaba en Francia a levantar polémicas.

En 1955 publicó “Perros perdidos sin collar“, obra que trata sobre la delincuencia juvenil y de la que se han vendido hasta ahora más de cuatro millones de ejemplares

Francia, principio de los años 50. Toda una generación de chicos huérfanos de la Segunda Guerra Mundial o abandonados por sus padres a causa de las dificultades de la posguerra han sido marginados por la sociedad y recluidos en fríos y hostiles centros de menores.

Gilbert Cesbron describe magistralmente en esta novela, que le catapultó a la fama, la vida cotidiana de un grupo de estos chicos recluidos en un correccional, sus intereses, aspiraciones y sufrimientos, su búsqueda incesante de afecto y la construcción de su propia identidad a través de las grandes dificultades que han de atravesar.

Los chicos tienen a su lado al juez de menores Lamy, quien se ve llamado a la difícil tarea cotidiana de hacer que, en medio de un ambiente cargado de escepticismo y desesperanza, puedan emerger las semillas de generosidad, afecto y pureza que sólo una mirada llena de compasión es capaz de descubrir en estos chicos.

Escrito en un lenguaje crudo y directo, con tintes fuertemente dramáticos, el lector descubrirá la actualidad temática y estilística de esta obra, de cuya primera publicación se cumplen ahora 60 años.

Como potenciar el Talento de su hijo

Como potenciar talento de su hijo

Cómo potenciar el talento de su hijo – (David Lewis)

Todo niño nace con el potencial necesario para convertirse en un superdotado. El hecho de que desarrolle o no este potencial dependerá del trato que reciba durante los cinco primeros años de su vida. O sea que la responsabilidad recae primordialmente, sobre los padres. Este libro es una guía práctica para cumplir con dicha responsabilidad…

Todos los niños son potencialmente excepcionales. Los que pueden bloquear ese potencial son sus padres. Unos padres que rehuyan las innovaciones de sus hijos, que les fuercen a ser como los demás, que les creen vínculos de dependencia, que favorezcan a su hijo respecto de los demás o que pretendan hacer de sus hijos una continuación de ellos mismos, son del todo nefastos para un niño que podía haber sido un genio

Ningún niño nace atisocial ni desprovisto de creatividad. Todos los niños, durante los cinco primeros años de su vida, pueden desarrollar sus capacidades creativas e intelectuales en grado sumo si los padres saben qué actitud tomar ante su educación y orientación. Si los padres saben evaluar el temperamento y el lenguaje corporal de sus hijos, si reconocen sus cualidades y saben cómo enriquecerlas, si le conceden la libertad de movimiento e investigación que precisan, si comprenden la importancia del juego, es probable que el niño se desarrolle por encima del nivel medio…

David Lewis, el autor de este libro y reconocido psicólogo, se ha dedicado durante gran parte de su vida al estudio e investigación de la infancia. En esta obra aporta todo tipo de datos para que los padres aprendan a conocer y a comprender a sus hijos y sepan cómo ayudarles. Test y diversos ejemplos ilustran este libro práctico que puede convertir a los lectores en padres excepcionales de hijos excepcionales….