Archivo de la etiqueta: Ocio

Iguales, pero diferentes

Iguales pero diferentes

Iguales pero diferentesUn modelo de integración en el tiempo libre

El ocio y el tiempo libre ocupan una parte importante de nuestra vida. Nuestro comportamiento en este campo suele ser reflejo de la educación recibida, y desahogo de las presiones a que nos vemos sometidos en lo cotidiano.

En el tiempo libre, además, podemos trabajar por el respeto a lo diferente, por una sociedad más plural, más variada.

Los autores y autoras de estas páginas se proponen conseguir que lo diferente sea motivo de enriquecimiento, y tratan de suscitar respeto y valoración hacia algunas características de las personas con discapacidad; otros ritmos de aprendizaje, otras sensibilidades, otras formas de comunicación

Hay muchas maneras de colaborar en la construcción de una sociedad más justa. Disfrutar nuestro ocio junto a personas con discapacidad es una posibilidad al alcance de todos/as.

A través de mi hijo Pepe (Mongólico encantador o Síndrome de Down) he aprendido muchas cosas de los llamados personas discapacitadas. He aprendido la enorme capacidad de trabajo que tienen, a pesar de lo difícil que resulta todo para ellos, la lástima que inspiran, las miradas de la gente, lo inteligentes que son y, sobre todo y por encima de cualquier otra consideración, que tienen derecho a todo. Tienen derecho incluso a no estar asociados para sobrevivir, a no necesitar clubs, residencias o similares para llevar una vida digna, tienen derecho a no estar encerrados en casa o en guetos. En definitiva, tienen derecho a que no se les mire cuando pasan.

Todos venimos al mundo con un propósito. Para quienes tienen voluntad, siempre hay una labor y herramientas con las cuales realizarlo

(James Russell Lowell)

Nunca tendrás una vida plena, si nunca nadie soñó nada para ti

El desarrollo de toda persona supone su evolución y a través de distintas etapas y su inserción en diversos ámbitos de la vida social. De niños/as somos curiosos/as, investigamos y disfrutamos con todas las posibilidades que nos ofrece el entorno. La familia es el primer núcleo de convivencia y es donde iniciamos nuestro proceso de desarrollo personal. En el colegio nos encontramos con situaciones que nos exigen el desarrollo de capacidades intelectuales, comunicativas y de relación. La adolescencia es la etapa donde reafirmamos nuestra personalidad y desarrollamos nuestra autonomía. En la juventud, valoramos las posibilidades que nos ofrece el entorno y elegimos el tipo de vida que queremos, ya sea familiar o individual… En la madurez, desarrollamos completamente vel tipo de vida elegido anteriormente.

Pero…:

¿Qué ocurre cuando tenemos alguna discapacidad o algún problema que nos impide desarrollarnos plenamente?

¿Quién es una persona con discapacidad? – ¿Qué es eso de ser normales o no? – ¿Cuáles son los límites de la normalidad? – ¿Qué siente o piensa una persona ante una discapacidad? – ¿Cómo reacciona la familia? – ¿Y la sociedad? – ¿Cómo nos relacionamos con las personas con discapacidad? – ¿Qué es la normalización y la integración? – ¿Es posible? – ¿Es esta una sociedad integradora? – ¿En qué se ponen las barreras a las personas con discapacidad? – ¿Qué deberes y derechos tienen los padres? – ¿Cómo se está haciendo la integración en la escuela? – ¿Y en el trabajo? – ¿Y en el Ocio y el Tiempo Libre? – ¿Qué es educar en la normalización? – ¿Cómo? – ¿Qué papel tienen el/la monitor/a y el/la coordinador/a de tiempo libre?

O, mejor dicho:

¿Qué papel tienes tú?

¿Cómo te posicionas ante el tema?

Introducción al Derecho del Trabajo

Introduccion al derecho del trabajo

Introducción al Derecho del Trabajo – (Manuel Alonso Olea)

Un inciso, simplemente por escribir algo:

Régimen de Esclavitud.

Sin entrar, por innecesario aquí, y más adelante lo abordaremos en todas sus formas, incluso las que afirma H. Laski en su Introduction to Politics, ni los modos por los que se advenía a tal situación –básicamente por el sojuzgamiento por conquista, o por cautividad del prisionero no sacrificado, bien permaneciendo éste en el suelo conquistado como cultivador, bien desarraigándolo para transportarlo a otras explotaciones agrarias, o utilizarlo como esclavo industrial o doméstico; después, agotadas las fuentes externas, por nacimiento de padres esclavos, o de madre esclava; excepcionalmente por situaciones varias de endeudamiento– ni, menos aún, si como pensó Comte, la esclavitud además de “radicalmente indispensable a la economía social de la antigüedad“, constituyó “un inmenso progreso.., puesto que sucedió a la antropofagia o la inmolación de los prisioneros” (J. Meynaud, Les groupes de pression), sin considerar tampoco si, como razonó Hegel, “el esclavo sirve como espejo o testigo que satisface la autoconciencia del dueño, llena la necesidad de reconocimiento, y le libera de la necesidad de matarlo con el mismo fin“.

Constataremos que “La esclavitud fue una Institución Universal en el Mundo Antiguo; hasta una tercera parte de los habitantes de Atenas fueran esclavos; la esclavitud fue tan característica de la economía de la Polis, como el asalariado lo es de la nuestra“, por otro lado, “Roma se edificó enteramente con el trabajo de los esclavos“; ambas, Grecia sobre todo, ofrecen el espectáculo de una comunidad de hombres libres sostenida y posibilitada por el trabajo de hombres no libres, reforzando y precisando aquéllos, los modos de dominio sobre estos a medida que perfeccionan las instituciones comunitarias. Con todas las matizaciones que se quiera, no deja de ser cierto que “ni la vida material de las civilizaciones greco-romanas, ni la civilización misma en lo que tiene de exquisito, son concebibles sin el trabajo forzoso“; ya nos remontemos a las modalidades varias, desde el pueblo judío, con respecto a Egipto (2200 a. J.C.)

Hispania, proletariado, actividades ociosas y productivas, pobreza y libertad, instrumentos remunerados. La naturaleza del trabajo esclavo, sus paradojas, el jornalero al que se refería Séneca, la estructura social del régimen de esclavitud, sus diversas transiciones hasta llegar a la de siervo, la intervención del estado…etc