Archivo de la etiqueta: Odio

El jugador

El jugador – (Fedor Dostoievski)

La primera idea de este relato parece datar de unos tres años antes; por aquel entonces Dostoyevski pensó en escribir una novela sobre el tema del juego, ambientándola en alguno de los balnearios alemanes que solían frecuentar los rusos en sus viajes por la Europa occidental; balnearios como los de Wiesbaden, Baden-Baden, Homburgo y Ems, que eran al mismo tiempo verdaderas capitales del juego, y que el escritor conocía bien, para su desgracia.

El jugador es una pieza básica en el edificio de la obra de Dostoyevski, conteniendo absolutamente todas las características de sus novelas más famosas, esto es, morbosidad, dramatismo, tensión casi intolerable, agresividad y revelación punzante y sutil de estados anímicos vividos y sufridos por el genial escritor. Dos pasiones principales campean en este libro: la del juego, que envenenó al propio autor, hasta pocos años antes de morir, y la de un amor hecho de humillaciones, confusiones y odios. Ruina, demencia, engaño y desengaño son sólo algunas de las explosivas turbulencias que un hombre, Alexei Ivanovich, desencadena en un paraíso cogido con alfileres.

Dostoyevski traslada todas estas experiencias a su obra con el propósito de liberarse de una pasión funesta, objetivizándola en un libro y dominando unos recuerdos obsesionantes, como antes había sublimado los negros años de su estancia en un penal de Siberia.

Bomarzo

Bomarzo

Bomarzo – (Manuel Mujica Láinez)

En el Colón, orgullo de Buenos Aires, tal vez el más espléndido de los teatros líricos del mundo, sitúa Manuel Mujica Láinez esta singular novela que transcurre durante una noche del año 1942, en plena guerra europea y en una época esplendorosa de la Argentina.

Gran conocedor de la sociedad más tradicional y prestigiosa de la capital de su país, a la cual pertenece, el escritor, culto e irónico, frívolo cuando se requiere y profundo cuando es necesario, demuestra una vez más que posee el don antiguo y bello de narrar y de entretener enseñando.

El gran teatro nos brinda un ejemplo admirable de su talento: mientras en el escenario se desarrollan los tres actos de Persifal, el novelista urde la compleja trama que vincula entre sí a numerosísimos personajes (quienes  en ocasiones ignoran ese vínculo), distribuidos en los palcos y la platea. Logra así poner en marcha un mecanismo sutil e intrincado, que vigila y enriquece constantemente, y entre cuya diversidad asoman las figuras del amor, del odio, de la vanidad, del refinamiento, de la mentira, de la inocencia, de la cultura, de la inquietud, del escepticismo,  de la penetración psicológica, etc., llevando al lector de capítulo en capítulo, como Wagner conduce al público de acto en acto, y procurándole la felicidad espiritual que solo consigue la obra de arte.

Recuperación literaria de la vida de un duque del Renacimiento italiano, reelaboración apasionada y apasionante, mágica y poética de todo un mundo de príncipes, condotieros, bufones, artistas y escritores, Bomarzo es la obra capital de uno de los máximos exponentes de la denominada “generación intermedia” de la narración intermedia.

Manuel Mujica Láinez se sumerge sin inhibiciones en la materia narrativa y, asumiendo como escritor sus preferencias vitales, sus gustos estéticos y sus mitos dilectos, logra construir un memorable fresco que trasciende el marco de la novela histórica para convertirse en crónica detallada y lúcida de una civilización.

La presente edición se abre con un estudio preliminar  de Marcos-Ricardo Barnatán, en que se proponen algunas claves novedosas para la cabal valoración del texto de Mujica Láinez.  

La Princesa Prometida

La princesa prometida

La Princesa Prometida – (William Goldman)

Desde su primera edición en 1973, La Princesa Prometida ha venido ganando progresivamente el carácter de libro de culto. William Goldman, célebre autor de Marathon Man y guionista de Dos Hombres y un Destino, la presentó a sus lectores como “Los mejores pasajes del clásico de aventuras y amor verdadero de S. Morgenstern“, una deliciosa obra de fantasía repleta de “duelos, luchas, tortura, veneno, amor verdadero, odio, venganza, gigantes, cazadores, hombres malvados, hombres buenos, bellas mujeres, serpientes, arañas, bestias de todas formas y tamaños, dolor, muerte, hombres valientes, hombres cobardes, hombres fuertes, encierros, huidas, verdades, mentiras, pasión y milagros”.

En 1987 fue llevada al cine por Rob Reiner, que realizó una magnifica adaptación de la obra basada en un guión escrito expresamente por el propio Goldman, logrando conservar todo su dinamismo, frescor y sentido del humor.

Una novela que difícilmente podrá ser superada y que rinde homenaje a todos los clásicos de la aventura.

Según cuenta el autor al principio del relato, la pasión que siente por los libros comenzó cuando, de niño, su padre le leyó “La Princesa Prometida“,  –el clásico de aventuras y amor verdadero de S. Morgenstern–  un escritor inventado por el propio autor. Años más tarde, éste consigue un ejemplar de la supuesta novela y se lo regala a su hijo por su cumpleaños; pero pronto descubre, horrorizado, que el joven ha abandonado la lectura al principio del segundo capítulo debido al aburrimiento. Se da cuenta entonces de que su padre sólo le leía los “mejores pasajes” de la obra y decide preparar una versión expurgada, saltándose los trozos en que describe meticulosamente, durante páginas y más páginas, cómo hacían el equipaje los nobles y otras minucias por el estilo. El resultado es un libro que ahora, evidentemente, nadie puede dejar de leer así como así.

Buttercup jura amor eterno a un joven que parte en busca de fortuna y que es asesinado por los piratas. Aún no ha tenido tiempo de lamentar su pérdida, cuando se encuentra prometida al príncipe de Florín, un verdadero bastardo que disfruta de la caza.

El Príncipe, que había rechazado a la princesa de Guilder, desata las iras del reino vecino y éste envía a tres asesinos que raptan a Buttercup el día de su boda. Pero en su huida, los asesinos  –un temible espadachín, un gigante enormemente fuerte y el cerebro diabólico que los dirige–  sufren la implacable persecución de un misterioso y temible encapuchado que los va retando uno a uno y en su propio terreno…

CHAVS: La demonización de la clase obrera

Chavs la demonización de la clase obrera

CHAVS: La demonización de la clase obrera – (Owen Jones)

En la Gran Bretaña actual, la clase trabajadora se ha convertido en objeto de miedo y escarnio. Desde la Vicky Pollard de Little Britain a la demonización de Jade Goddy, los medios de comunicación y los políticos desechan por irresponsable, delincuente e ignorante a un vasto y desfavorecido sector de la sociedad cuyos miembros se han estereotipado en una sola palabra llena de odio: Chavs.

En este aclamado estudio, Owen Jones analiza como la clase trabajadora ha pasado de ser “La sal de la tierra” a “La escoria de la tierra“. Desvelando la ignorancia y el prejuicio que están en el centro de la caricatura Chavs, retrata una realidad mucho más compleja: El estereotipo Chavs; dice, es utilizado por los gobiernos como pantalla para evitar comprometerse de verdad con los problemas sociales y económicos y justificar el aumento de la desigualdad.

Basado en una investigación exhaustiva y original, este libro es una critica irrefutable de los medios de comunicación y de la clase dirigente, y un retrato esclarecedor inquietante de la desigualdad y el odio de clases en la Gran Bretaña actual. La edición incluye un nuevo capítulo que explora las causas y las consecuencias de los episodios de violencia que ocurrieron en durante el verano del 2011 en Inglaterra…

Heredarás la Tierra

Heredaras la tierra

Heredarás la Tierra – (Jane Smiley)

Todo parecía apacible en las fértiles tierras de Zebulon County, Iowa, cuando, en una noche del año 1979 -la misma en que todos celebraban el retorno del inquietante Jess Clark- Larry Cook decidió repartir entre sus tres hijas los mil acres que han pertenecido durante cuatro generaciones a la familia. Todo habría seguido la misma rutina de no ser porque, de repente, el viejo Larry Cook, en una especie de demencia senil, empieza a vagar en camioneta por el paisaje, a emborracharse y a mostrarse más violento que de costumbre. En su inquietud las hermanas ya no consiguen frenar la visión detestable de un padre temible e incestuoso. Los sentimientos de venganza, celos, odio y amor, largamente sofocados, afloran a la par que el veneno que asola aquel verano las tierras, y la tensión que exaspera a sus habitantes irá también atrapando al lector en la densa trama de una tragedia shakespeareana. Heredarás la tierra ha sido llevada a la pantalla por la directora J. Moorhouse y protagonizada por Jessica Lange, Michelle Pfeiffer y Jennifer Jason Leigh.

Y la tragedia se centra en el hecho de que el auto-conocimiento lanza a los adultos por una pronunciada pendiente hacia el desafecto y el desasosiego más violentos, pues una mirada retrospectiva sobre la propia educación y sobre las relaciones familiares es la vía más rápida de sustituir la gratitud por el rencor. Como El rey Lear, Heredarás la tierra es una obra pesimista pero sólo en apariencia; en ella se incluye el mensaje consolador de la inmensa capacidad del hombre para sobrevivir en la adversidad y en el valor de ésta para abrir sus ojos a los aspectos más oscuros de su naturaleza. Perdida la riqueza y maltrecho el corazón, surge una Ginny totalmente libre porque, al fin, sabe quién es.

        Mucho se podría decir de esta novela clásica y singular; es obligado destacar la gradación tan medida del flujo de intensidad dramática, la naturalidad y belleza de la descripción de paisajes y personas, y la permanente y fructífera duda en la que se mueve la protagonista, lo que nos llega a través de una traducción trabajada y sensible. Todo esto contribuye a la sensación de plenitud que alcanza el lector al terminar la última página.

Terrirorio comanche

Terrirorio comanche

Territorio Comanche – (Arturo Pérez-Reverte)

Una auténtica historia de Guerra nunca es Moral. No instruye, ni alienta la Virtud, ni sugiere modelos de comportamiento, ni impide que los hombres hagan las cosas que siempre hicieron. Si una historia de Guerra parece Moral, no la creáis.

Guerra de Bosnia, principios de los años noventa.

Una novela extraordinaria que es, además, una lúcida reflexión sobre el periodismo

«Para un reportero en una guerra, territorio comanche es el lugar donde el instinto dice que pares el coche y des media vuelta; donde siempre parece a punto de anochecer y caminas pegado a las paredes, hacia los tiros que suenan a lo lejos, mientras escuchas el ruido de tus pasos sobre los cristales rotos. El suelo de las guerras está siempre cubierto de cristales rotos. Territorio comanche es allí donde los oyes crujir bajo tus botas, y aunque no ves a nadie sabes que te están mirando.»

Esta novela fue llevada al cine por Gerardo Herrero y protagonizada por Imanol Arias y Carmelo Gómez.

Territorio comanche es una obra maestra, no porque sea de una perfección literaria sin igual, sino por todo lo que ésta conlleva. No sólo es de fácil lectura, sino que se acerca al estilo de los artículos periodísticos que nos enriquecen culturalmente. Se trata de una obra en la que Reverte saca lo más profundo de sí y lo pone a la vista de todos aquellos a los que la guerra nos queda tan lejos, nos ofrece otro punto de vista.

No solo habla de la muerte y destrucción, sino que nos habla de amistad. De personas y de sentimientos. Sentimientos de amor y de odio, de ternura y de ilusión, de esperanza y de deseos como el que sentía Márquez por su puente. Juega un poco con la muerte, hace bromas con ella e incluso se permite reírse de los muertos como Sexsymbol. Pero esto sólo lo puede hacer alguien que ha sido capaz de ganarle a la muerte cuando ésta le tuvo enfrente.

Es una novela excepcional e incluso se podría decir que consiguió salir victoriosa de su adaptación al mundo cinematográfico, pues hay que felicitar a los actores por su interpretación y sobre todo agradecer ese decorado real que nos permitió sentir más cerca lo que quería mostrar.

Me gustaría acabar este apartado con un comentario que hizo el propio Pérez-Reverte sobre esta adaptación cinematográfica:

“Ninguna película es nunca tu historia, ni la que has escrito ni la que ha vivido. Hay cosas que te gustan más, otras menos y otras nada. Sin embargo, a pesar de todo eso, a veces una película consigue recuperar, o construir, algo que merece la pena. En el caso de Territorio Comanche ha sido así. Se trata de una película voluntariamente seca y dura, fría, con ninguna concesión a la retórica fácil, las pseudocoartadas morales ni los efectos sentimentales que solemos encontrar en las películas sobre reporteros de guerra.

Territorio Comanche es una simple historia de amistad y de trabajo en un lugar difícil, en un mundo difícil, entre gente que se dedica a la difícil tarea de contar para espectadores lejanos una guerra que desde Troya a Sarajevo siempre fue la misma. Una guerra que, a pesar de sus crónicas diarias y la crudeza de sus imágenes, esos hombre y esa mujeres, los periodistas que cubren conflictos bélicos saben por experiencia que seguirá siendo siempre la misma guerra, sin que eso altere, salvo por unos minutos de telediario, el pulso de la gente. En Territorio Comanche, hasta los colores, fríos y grises, corresponden a la mirada desesperanzada y lúcida con que realmente ves la guerra cuando estás metido en ella; y logran crear de un modo bastante fiel, tratándose del cine, el modo en el que trabajan los reporteros profesionales.

Creo que Carmelo, Imanol y los otros, encarnan con suficiente credibilidad la mirada de quienes viven el horror sabiendo que nada, ni siquiera su trabajo, podrá impedir que el hombre siga matándose hasta la consumación de los tiempos. Precisamente la toma de partido de Gerardo Herrero es esa: la áspera sequedad de una trama y unas imágenes más elocuentes que un discurso, una lágrima o una bandera. Por supuesto, no faltarán algunos imbéciles que lamenten en esta película la ausencia de demagogia al uso, camuflada de compromisos morales o éticos, de hermanitas de la caridad travestidas de periodistas filántropos que viven y mueren por la solidaridad, la paz y el progreso, en vez de profesionales que se limitaban a hacer su trabajo lo mejor que podían, a cambio de un sueldo y de una cierta idea del mundo y de sí mismos. Pero da igual. Ellos nunca fueron reporteros, ni estuvieron allí. Ni les mataron, trabajando, a cincuenta y dos compañeros”.

La Familia de Pascual Duarte

La familia de pascual Duarte

La Familia de Pascual Duarte – (Camilo José Cela)

Sombrío aguafuerte de la España rural, La familia de Pascual Duarte ha ganado con los años fuerza y dramatismo y su protagonista, que no ha perdido el encanto primigenio, es ya un arquetipo de alcance universal.

Publicada inicialmente en 1942, La familia de pascual Duarte marca un hito decisivo en la literatura española y es, después del Quijote, el libro español más traducido a otras lenguas. Pascual Duarte, campesino extremeño hijo de un alcohólico, nos cuenta su vida mientras espera su propia ejecución en la celda de los condenados a muerte. Víctima de una inexorable fatalidad, Pascual Duarte es un ser primitivo y elemental dominado por la violencia, única respuesta que conoce a la traición y al engaño. Pero esa siniestra apariencia no es más que la máscara que oculta su incapacidad para luchar con la maldad de los demás y la desvalida impotencia que alberga en el fondo de su alma.

La familia de Pascual duarte 1

La Familia de Pascual Duarte – (Camilo José Cela)

Mientras espera que se cumpla el plazo de su ejecución, Pascual Duarte, condenado a muerte, escribe desde la cárcel de Badajoz estas terribles memorias: el poderoso retrato de una España rural poblada de seres primitivos, en la que el odio y la violencia parecen brotar de la tierra.

Camilo José Cela (1916-2002) es el gran renovador de la literatura española contemporánea. Poeta, autor de libros de viajes, ensayista y narrador, recibió en 1989 el Premio Nobel de Literatura. “La familia de Pascual Duarte” es, después del “Quijote“, el libro español más traducido.

Vinieron las Lluvias

Vinieron las lluvias

Vinieron las Lluvias – (Luis Bromfield)

Había dos hombres sentados en un bar. Uno de ellos preguntó al otro:

—¿Le agradan a usted los americanos?

Y el segundo replicó vigorosamente:

—No.

—¿Le agradan los franceses? —inquirió el primero.

—No —respondió el otro con la misma energía.

—¿Los ingleses?

—No.

—¿Los rusos?

—No.

—¿Los alemanes?

—No.

Hubo una pausa, y el primero, levantando su vaso, preguntó finalmente:

—Y bien, ¿quiénes le agradan a usted?

Sin vacilar un segundo, el otro respondió:

—Mis amigos.

Vinieron las lluvias‘ de Louis Bromfield atrapa por completo desde las primeras páginas en las que se describe uno de los espectaculares atardeceres de la India. Está tan bien escrito, los colores, los olores, los sonidos; que te imaginas allí viendo, oyendo y también sintiendo lo mismo que el personaje y quieres saber qué más puede ofrecerte esa historia.

Vinieron las lluvias‘ está ambientada en la India colonial de los años 30, en la ciudad de Ranchipur. Allí conviven personajes muy variopintos: ingleses afincados en el país, misioneros, indios de diferentes castas y religiones, el maharana y la maharani de la ciudad…

Todos ellos se enfrentan a las diferentes circunstancias de su día a día, mientras se aproxima la época del monzón. Pero en esa ocasión las ya esperadas lluvias torrenciales provocarán una enorme tragedia que obligará a todos ellos a replantearse sus vidas y sus decisiones futuras.

Esta es una novela coral y la abundancia de personajes hace que sea muy entretenida gracias al talento del escritor para ir enlazando las distintas historias. Por ejemplo, narra una situación con un par de personajes y de pronto aparece un tercero y el punto de vista pasa a ser el de este último, bien para contarnos el mismo hecho desde su perspectiva o para relatarnos su propia vivencia. Y así poco a poco conocemos a la sociedad de Ranchipur: cómo se ven los unos a los otros, sus sentimientos, sus miedos, sus esperanzas, sus contradicciones,…

Esta minuciosidad puede provocar que a veces la novela se haga lenta, pero también es necesaria para entender porque los personajes se comporten como lo hacen cuando su, en apariencia, apacible cotidianidad salta por los aires con la tragedia que asola la ciudad. De todas formas, la narración nunca se hace pesada, ni es difícil de leer.

Es increíble la riqueza de vivencias que cuenta: el inglés que solo ve la India como un lugar al que explotar mientras que otros compatriotas han aprendido a amarla y no se imaginan en ningún otro lugar, el hombre apático que toma conciencia de su propia responsabilidad y valía ante el desastre, la aburrida mujer rica que descubre su lugar en el mundo, la disparidad de castas y religiones que conviven en la sociedad india y que de alguna manera marca el destino de cada uno de sus habitantes, la profesora de media edad ávida de aventuras,…

En definitiva en sus más de ochocientas páginas, que no se hacen en absoluto largas, nos adentramos en un montón de realidades que convierten a ‘Vinieron las lluvias’ en una lectura apasionante y emocionante, siempre con la curiosidad de saber qué pasará. Además de ser una inmejorable manera de sumergirse en un país tan exótico y misterioso como la India.

El Filo de la Navaja

El filo de la navaja

El Filo de la Navaja – (W. Somerset Maugham)

“Arduo hallarás pasar sobre el agudo filo de la navaja; Y penoso es, dicen los sabios, el camino de la salvación”

(Upanishad Kathara)

El filo de la navaja”, de W. Somerset Maugham es, posiblemente junto con Siddhartha de Hermann Hesse, una de las novelas más importantes del pasado siglo XX. Llevada al cine en dos ocasiones, en 1946 y en 1985, nos plantea, como Siddhartha, la historia de una búsqueda, el viaje espiritual del hombre que, insatisfecho con el tiempo y la vida que le ha tocado vivir, necesita encontrar algo más, un sentido a la vida, una necesidad que, como Ítaca, le impulsa a emprender un viaje que marcará su vida para siempre. Son muchas las cosas que plantea “El filo de la navaja”: la estrecha relación entre el amor y el odio, entre la vida y la muerte, entre la riqueza y la pobreza, entre lo que somos y lo que quisiéramos haber sido… es una novela que nos invita a que nos planteemos preguntas como, ¿quiénes somos?, ¿qué hacemos aquí?, ¿para qué vivimos…? y, sobre todo, nos empuja a que seamos protagonistas de nuestra propia vida, a que escribamos nuestra historia, esa maravillosa aventura que nos hace andar por el filo de una navaja…

El Fracaso de la Escuela

El fracaso de la escuela

El Fracaso de la Escuela – (John Holt)

Los vertiginosos cambios que están produciendo en el cambio de la enseñanza contribuyen a poner de relieve El Fracaso de la Escuela, como espacio Pedagógico. John Holt, que ha ejercido la actividad docente durante cerca de 20 años y ha dado cursos en la Harvard Graduate School para la preparación del profesorado, reúne en este libro un conjunto de ensayos en torno a estos problemas.

La enseñanza por asignaturas, tal como está actualmente organizada, constituye un error de “Planteamiento Básico“. Ni los exámenes, ni la notas tienen función útil en la enseñanza; por el contrario, la pervierten y dificultan gravemente. La Escuela es más una Prisión, con sus rejas y sus reglamentos de silencios, que un medio para ayudar a los niños a comprender el Mundo; y los exámenes terminan convirtiéndose en trampas, en las que el Maestro trata de hacer caer al niño mediante preguntas capciosas hasta conseguir provocar su odio o su neurosis.

Si lo encontráis, no lo olvidaréis… de John Holt.