Archivo de la etiqueta: Pedagogía

Jesucristo según los Evangelios

Jesucristo segun los evangelios

Jesucristo según los Evangelios – (E. Peña Rica – M. Useros Carretero)

La palabra “Evangelio” significa “buena nueva“, es decir, buena noticia o anuncio. Esta noticia venturosa no es otra que la venida de Jesucristo al mundo para redimirnos. Por esta razón el nacimiento de Jesús en Belén fue anunciado por los ángeles a los pastores como “evangelio de gran gozo“.

Por consiguiente, el Evangelio no es otra cosa que la vida y doctrina de Nuestro Señor Jesucristo. En este sentido decimos que el Evangelio es uno solo.

Primeramente los apóstoles predicaron de viva voz los hechos y las palabras de Jesús, obedeciendo el mandato del Maestro. Es lo que se llama el “Evangelio oral“. Más tarde aquella predicación fue puesta por escrito para que se transmitiera con fidelidad a través de los siglos, dando origen al “Evangelio escrito“, que es lo que designamos normalmente con el nombre de “Evangelios“, que son cuatro.

Aunque el Evangelio es uno, son cuatro las narraciones que conservamos del mismo, debidas a San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan, que por esta razón son llamados “evangelistas“.

San Mateo fue cobrador de impuestos  y después apóstol de Jesús. Escribió su Evangelio para convencer a los judíos de que Jesús era el Hijo de Dios y el Mesías anunciado por los profetas. Se le representa por la figura de un hombre, porque comienza su narración evangélica por los antepasados o ascendientes de Jesús como hombre.

San Marcos era discípulo y compañero de Pedro en su predicación en Roma. Su evangelio reproduce la predicación de San Pedro. Se le representa por un león, porque en su primera página nos presenta a Juan Bautista en el desierto, morada del león.

San Lucas era médico y discípulo de San Pablo, al que acompañó en sus viajes apostólicos. Escribió su Evangelio después de haberse informado cuidadosamente de los testigos oculares para ofrecer una narración más completa. A él debemos muchos detalles de la infancia de Jesús. Se le simboliza por el toro, porque nos presenta al principio de su Evangelio el sacrificio de Zacarías. Y el toro era uno de los animales que se inmolaban en estos sacrificios.

San Juan es el “discípulo amado” de Jesús. Escribió su Evangelio de muy anciano. Es tan sublime su lenguaje y tan altas las enseñanzas que nos transmite, que se le ha comparado al águila, que siempre vuela por las alturas.

No hay libro en el mundo comparable a los Santos Evangelios.

Testamento significa aquí “alianza” o compromiso sagrado entre Dios y los hombres. Con la venida de Jesús al mundo termina la antigua alianza o Testamento, que fue hecho en el Sinaí. Al ofrecer Jesús el sacrificio de su vida en la cruz establece el “Nuevo Testamento“, que será eterno.

Introducción a la Ciencia I

Introduccion a la ciencia

Introducción a la Ciencia I – Ciencias Físicas – (Isaac Asimov)

El rápido avance de la ciencia resulta excitante y estimulante para cualquiera que se halle fascinado por la invencibilidad del espíritu humano y por la continuada eficacia del método científico como herramienta para penetrar en las complejidades del Universo.

Pero, ¿qué pasa si uno se dedica también a mantenerse al día con cada fase del avance científico, con el deliberado propósito de interpretar dicho avance para el público en general? Para esa persona, la excitación y el estímulo quedan templados por cierta clase de desesperación.

La Ciencia no se mantiene inmóvil. Es un panorama que sutilmente se disuelve y cambia mientras lo observamos. No puede captarse en cada detalle y en cualquier momento temporal sin quedarse atrás al instante.

Casi en un principio fue la curiosidad.”

Curiosidad, el abrumador deseo de saber, algo que no es característico de la materia muerta. Ni tampoco parece formar parte de algunas formas de organismos vivientes, que, por toda clase de razones, podemos escasamente decidirnos a considerar vivas.

Un árbol no despliega curiosidad acerca de su medio ambiente en cualquier forma que podamos reconocer, ni tampoco lo hace una esponja o una ostra. El viento, la lluvia, las corrientes oceánicas le brindan lo que es necesario, y a partir de esto toman lo que pueden. Si la posibilidad de los acontecimientos es tal que les aporta fuego, veneno, depredadores o parásitos, mueren tan estoica y tan poco demostrativamente como han vivido.

El Mesías Prometido

El mesias prometido

El Mesías Prometido – Historia Sagrada del Antiguo testamento

(Mariano Villapún Sancha)

El mesias prometido 2

La Historia Sagrada comprende desde la Creación hasta el Diluvio (años 6000 a 4000 antes de Jesucristo). La Historia Sagrada es la narración de los hechos contenidos en la Biblia, o Sagrada Escritura. La Historia Sagrada se divide en dos partes:

1º: El Antiguo Testamento; comprende cuarenta y cinco libros, escritos por diversos autores antes del nacimiento de Jesucristo.

2º: El Nuevo Testamento; comprende los libros escritos después del nacimiento de Jesucristo.

Los libros del Antiguo Testamento se dividen en:

Libros históricosLibros moralesLibros proféticos

1º: Los libros históricos narran la historia del pueblo hebreo, y sus nombres son:

Génesis (trata del origen del mundo) – Exodo (salida de los hebreos de Egipto) – Levítico (libro de culto) – Números (se citan las familias del pueblo hebreo) – Deuteronomio (explicación de la ley). Estos cinco libros, escritos por Moisés, forman el Pentateuco.

Josué. (Historia de este Patriarca escrita por él mismo, como sucesor de Moisés) – Jueces. (Historia del pueblo hebreo, escrita por Samuel) – Rut. (Escrito por Samuel; caridad de esta mujer) – Los Reyes. (Escrito por David, Saúl y Samuel; hechos de sus vidas)

Los dos libros de los Paralipómenos, llamado también “Crónicas“, contienen hechos omitidos en los libros de los Reyes o nuevos detalles de los allí referidos – Los libros de Esdras. (Vuelta de la cautividad de Babilonia y de la reconstrucción del templo) – Tobias. (Su historia) – Judit. (Su historia) – Ester. (Su historia) – Los dos libros de los Macabeos. (Refieren los gloriosos hechos de los hijos de Matatías)

2º: Libros morales o didácticos. (Contienen ejemplos edificantes y reglas para la vida) – Job. (Modelo de paciencia) – Los Salmos. (Escritos la mayor parte por David) – Los Proverbios. (Colección de sentencias y enseñanzas en verso) – El Cantar de los Cantares. (Amor de Jesucristo por su Iglesia y por las almas que la forman) – El Eclesiastés. (Vanidad de las cosas humanas) – La Sabiduría. (Nos habla de la sabiduría de Dios, distinta de la sabiduría humana) – El Eclesiástico. (Los deberes con los padres, para con los pobres y uso de las riquezas)

3º: Los libros proféticos. (Contienen los escritos de los Profetas en los que exhortan al pueblo a cumplir la Ley de Dios, y con dureza le echan en cara el olvido de la Ley) – Los cuatro Profetas mayores: Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel y los doce menores, que son: Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.

Iguales, pero diferentes

Iguales pero diferentes

Iguales pero diferentesUn modelo de integración en el tiempo libre

El ocio y el tiempo libre ocupan una parte importante de nuestra vida. Nuestro comportamiento en este campo suele ser reflejo de la educación recibida, y desahogo de las presiones a que nos vemos sometidos en lo cotidiano.

En el tiempo libre, además, podemos trabajar por el respeto a lo diferente, por una sociedad más plural, más variada.

Los autores y autoras de estas páginas se proponen conseguir que lo diferente sea motivo de enriquecimiento, y tratan de suscitar respeto y valoración hacia algunas características de las personas con discapacidad; otros ritmos de aprendizaje, otras sensibilidades, otras formas de comunicación

Hay muchas maneras de colaborar en la construcción de una sociedad más justa. Disfrutar nuestro ocio junto a personas con discapacidad es una posibilidad al alcance de todos/as.

A través de mi hijo Pepe (Mongólico encantador o Síndrome de Down) he aprendido muchas cosas de los llamados personas discapacitadas. He aprendido la enorme capacidad de trabajo que tienen, a pesar de lo difícil que resulta todo para ellos, la lástima que inspiran, las miradas de la gente, lo inteligentes que son y, sobre todo y por encima de cualquier otra consideración, que tienen derecho a todo. Tienen derecho incluso a no estar asociados para sobrevivir, a no necesitar clubs, residencias o similares para llevar una vida digna, tienen derecho a no estar encerrados en casa o en guetos. En definitiva, tienen derecho a que no se les mire cuando pasan.

Todos venimos al mundo con un propósito. Para quienes tienen voluntad, siempre hay una labor y herramientas con las cuales realizarlo

(James Russell Lowell)

Nunca tendrás una vida plena, si nunca nadie soñó nada para ti

El desarrollo de toda persona supone su evolución y a través de distintas etapas y su inserción en diversos ámbitos de la vida social. De niños/as somos curiosos/as, investigamos y disfrutamos con todas las posibilidades que nos ofrece el entorno. La familia es el primer núcleo de convivencia y es donde iniciamos nuestro proceso de desarrollo personal. En el colegio nos encontramos con situaciones que nos exigen el desarrollo de capacidades intelectuales, comunicativas y de relación. La adolescencia es la etapa donde reafirmamos nuestra personalidad y desarrollamos nuestra autonomía. En la juventud, valoramos las posibilidades que nos ofrece el entorno y elegimos el tipo de vida que queremos, ya sea familiar o individual… En la madurez, desarrollamos completamente vel tipo de vida elegido anteriormente.

Pero…:

¿Qué ocurre cuando tenemos alguna discapacidad o algún problema que nos impide desarrollarnos plenamente?

¿Quién es una persona con discapacidad? – ¿Qué es eso de ser normales o no? – ¿Cuáles son los límites de la normalidad? – ¿Qué siente o piensa una persona ante una discapacidad? – ¿Cómo reacciona la familia? – ¿Y la sociedad? – ¿Cómo nos relacionamos con las personas con discapacidad? – ¿Qué es la normalización y la integración? – ¿Es posible? – ¿Es esta una sociedad integradora? – ¿En qué se ponen las barreras a las personas con discapacidad? – ¿Qué deberes y derechos tienen los padres? – ¿Cómo se está haciendo la integración en la escuela? – ¿Y en el trabajo? – ¿Y en el Ocio y el Tiempo Libre? – ¿Qué es educar en la normalización? – ¿Cómo? – ¿Qué papel tienen el/la monitor/a y el/la coordinador/a de tiempo libre?

O, mejor dicho:

¿Qué papel tienes tú?

¿Cómo te posicionas ante el tema?

Cómo educar a sus hijos con el ejemplo

Como educar a sus hijos con el ejemplo

Cómo educar a sus hijos con el ejemplo – (Sal Severe)

¿Necesita usted este libro? Responda a estas preguntas:

¿Está cansado de repetirle las cosas a sus hijos una y otra vez hasta que le hace caso?

¿Se ve envuelto en una discusión cada vez que le pide a sus hijos que hagan algo?

¿Tiene que enfadarse para que sus hijos le obedezcan?

¿Cede ante sus hijos para que dejen de quejarse y de molestar?

¿Dice “basta ya” o “ya es suficiente” más de dos veces al día?

¿Pasan sus hijos muchas horas ante el televisor y sólo algunos minutos haciendo los deberes?

¿Discute con su cónyuge sobre la disciplina?

Cuando castiga a sus hijos ¿se siente culpable?

¿Desea que los próximos diez años pasen lo antes posible?

Si ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, este libro le ayudará a no perder el juicio.

Este libro le aportará las soluciones para enseñar a sus hijos a tener una conducta adecuada, a escuchar y a colaborar. Asimismo, le enseñará a ser consecuente y coherente y a controlar sus enfados, explicándole, cómo evitar las peleas y las luchas de poder, haciendo que impartir disciplina se convierta en una tarea más fácil y que su vida sea mucho más agradable, y aprenderá a disfrutar siendo padre.

En los últimos catorce años, Sal Severe  —psicólogo especializado en niños y adolescentes—  ha intercambiado ideas con más de 12.000 padres que han asistido a sus cursos. Este libro es una recopilación de estas experiencias y soluciones.

He dedicado los últimos veinticinco años a trabajar con niños que presentaban problemas de conducta. Algunos manifestaban problemas emocionales, dificultades de aprendizaje y falta de atención. La mayoría eran indisciplinados o, mejor dicho, aunque habían recibido normas de comportamiento no se integraban bien ni en el colegio, ni en la sociedad, ni en su relación con otros niños.

Desgraciadamente, la mayoría de estos niños tampoco se integraban en sus familias. Este es el problema que me propuse resolver. Me di cuenta de que trabajar con los padres ofrecía mayores posibilidades de ayuda. Si se mejora la vida familiar del niño, el resto de aspectos también mejorará. Por consiguiente, empecé a compartir esta experiencia que había adquirido trabajando en colegios y en centros de tratamiento con los padres. Los resultados fueron sorprendentes: una hora de tratamiento a la semana con los padres de los niños era significativamente más terapéutico que la ayuda psicológica que prestaba a sus hijos durante una hora.

Psicología de la Personalidad I

Psicologia de la personalidad 1

Psicología de la Personalidad I – Teoría e Investigación

(José Bermúdez Moreno – Ana María Pérez García – Pilar Sanjuán Suárez)

El objetivo central al que dedicamos especial atención, ya al planificar los contenidos del texto, ha sido, precisamente, delimitar qué aspectos tratar y cómo presentarlos, intentando armonizar, por una parte, la amplitud y riqueza de los contenidos que definen la teorización e investigación actual en Psicología de la Personalidad, el tipo de conocimientos que desde esta disciplina nos gustaría ofrecer para la formación integral de nuestro alumnado, por otra, junto a, por último, pero no menos importante, el momento en el programa formativo en el que el alumno se enfrenta a esta asignatura.

Por lo que respecta al primer aspecto, amplitud y riqueza de la teoría e investigación en Psicología de la Personalidad. A este respecto, nuestra propuesta es la siguiente: la Personalidad engloba todas aquellas características, atributos y procesos psicosociobiológicos, cuya interrelación e integración, posibilita identificar a cada persona como individuo único y diferente de los demás.

Desde esta perspectiva, lo que se espera encuentre el lector de un texto de Psicología de la Personalidad es, en primer lugar, la identificación de esas características y procesos psicosociobiológicos; cómo, en segundo lugar, estos elementos descriptivos de la Personalidad se relacionan entre sí; en tercer lugar, qué tipo peculiar de integración presentan en cada persona y, finalmente, cómo ésta organización peculiar e idiosincrásica de tales elementos permite entender, explicar y predecir la conducta que el individuo lleva a cabo en las diversas circunstancias que caracterizan su vida cotidiana…

La construcción del conocimiento en la escuela

La construccion del conocimiento en la escuela

La construcción del conocimiento en la escuela – Crecer y Pensar – (Juan Delval)

Una obra rigurosa y amena sobre el niño y la escuela. Se analizan la función de la enseñanza y las etapas del desarrollo infantil. Se señalan, además, los objetivos, la organización y los conocimientos que se precisan en una escuela que fomenta la autonomía y el desarrollo. Desde una perspectiva constructiva, el autor va desarrollando los diversos tópicos de la enseñanza y el aprendizaje referido a distintos niveles educativos y áreas de conocimiento

En este mismo sentido se destaca el protagonismo activo del alumno así como el papel de mediador del profesor entre éste y el aprendizaje. En todos los planteamientos está presente alguna crítica radical al modelo de escuela tradicional y una apuesta firme por una escuela renovada, científica y creativa.

En definitiva, un texto de gran interés para pensar en torno al trabajo cotidiano en el aula o para introducirse en los temas fundamentales de la psicología escolar.