Archivo de la etiqueta: Premio Nacional de Literatura

Marinero en tierra

Marinero en tierra

Marinero en tierra – (Rafael Alberti)

Poesía popular, pero sin acarreo fácil: personalísima; de tradición española, pero sin retorno innecesario: nueva, fresca y acabada a la vez“, escribe Juan Ramón Jiménez en 1925, después de leer “Marinero en tierra“. Un libro clave en la obra de Alberti, en el que resuenan ecos del Romancero y Garcilaso, de los poetas malditos y las vanguardias.

La vida de Rafael Alberti (Puerto de Santamaría, Cádiz 1902-1999) está ligada a los acontecimientos culturales, políticos y sociales de su siglo. Pintor, poeta y dramaturgo recibió, entre otros, el Premio Nacional de Literatura y el Premio Cervantes.)

Fragmentos de Interior

Fragmentos de interior

Fragmentos de Interior – (Carmen Martín Gaite)

Este libro recrea la vida de la clase media madrileña, espejo de tantas otras como ella, a través de sus vivencias y problemas. Desde la actitud rebelde de los hijos ante los valores, que sienten caducos, de una sociedad que no pueden  –o no saben–  cambiar, hasta la frustración humana, erótica y social de unos padres que no aciertan a encontrar soluciones.

Tras una intimidad celosamente guardada, como la de quien contempla sin pasión, y con una actitud objetiva en la que se halla implícita una conciencia acusadora, Carmen Martín Gaite nos ofrece una muestra de su innegable calidad literaria: un fragmento, un recorte de una realidad familiar tan cruda y desolada como tristemente cierta.

A sus veinte años, Luisa deja el pueblo y, recomendada por Víctor, un amigo maduro, entra a servir en una casa de Madrid. Diego, su anfitrión, es un editor separado de la portuguesa y atormentada Agustina y emparejado ahora con Gloria, una aspirante a actriz mucho menor que él. En la casa vive también Isabel, la hija de Diego  –una joven apasionada e inteligente–  mientras que su hermano Jaime, un muchacho guapo y afeminado, aparece de tanto en tanto por allí. Al poco de llegar Luisa a la casa, ésta tiene ocasión de ver a Jaime borracho y en pleno arrebato. La intervención de la joven resulta crucial para apaciguarlo y propicia más tarde la huida de Salvador, un amigo de Isabel al que busca la policía. Todo ello dará una nueva dimensión al mundo de Luisa, que también guarda su propio secreto.

La Isla de los Jacintos cortados

La isla de los jacintos cortados

La Isla de los Jacintos cortados – (Gonzalo Torrente Ballester)

 La Isla de los Jacintos Cortados recibió el Premio Nacional de Literatura en 1981, y constituye una de las últimas revoluciones poéticas y reflexivas del autor.

La isla de los Jacintos Cortados, nos traslada una universidad norteamericana del siglo XX, a una islita perdida en el Mediterráneo, a finales de la Revolución francesa.
En esta ocasión la cabaña está habitada por un profesor de literatura y por una becaria de historia (Ariadna), el profesor locamente enamorado de ella, ella enamorada de un amigo de él, también del departamento de historia Alain Sidney, El profesor de literatura va a ser nuestro narrador.

Sidney ha escrito un libro sobre un antepasado suyo, un poeta inglés que pasó una temporada en una islita mediterránea, la gorgona. Cuenta que él sabe de que napoleón no existió nunca. 

Un tal Cagliostro que afirma ser el histórico personaje. Pero él, una vez solo, descubre que lo suyo no son los espejos, sino que como hicieron sus antepasados gallegos le resulta más fácil leer en el fuego. Y eso hace, sentarse cómodamente en un butacón, frente al calor de la chimenea y viaja hasta la Gorgona.
Nos sorprenden escenas como la cena secreta e íntima en la que se reúnen personajes.

Azaña

Azaña

Azaña – (Carlos Rojas)

Azaña, novela galardonada con el Premio Planeta 1973, no es un libro más sobre nuestra guerra civil. Es, ante todo, un extraordinario retrato del que fue presidente de la República española, retrato que, enmarcado en un contexto histórico documentado con minucia y rigor, trasciende el estricto valor biográfico para erigirse en creación literaria de primera magnitud. El autor penetra con libertad e imaginación en la historia y, sin vulnerarla, desvela matices y claroscuros que la simple crónica omitiría; llega aí, por caminos de tensión poética, al nudo existencial de su personaje.

Don Manuel Azaña, ya exiliado en Francia y en los últimos meses de su vida, rememora episodios de su acción política desde el drama de Casas Viejas hasta la retirada por los Pirineos, evoca recuerdos de infancia y juventud, paisajes irremediablemente perdidos, reflexiones filosóficas, afanes literarios, amarguras del exilio; revive sus destempladas discusiones con figuras políticas como Abad de Santillán, Prieto, Companys, Bosch Gimpera, Rojo, Hidalgo de Cisneros, y sobre todo, Negrín; el tenso duelo dialéctico que libran Azaña y Negrín descubre el hondo conflicto intimo de aquel intelectual escéptico, espectador lucido y torturado a la vez que protagonista directo del desastre de la República.

Carlos rojas, escritor de singular y excepcional relieve dentro de la literatura española contemporánea, nos ha dado una novela ambiciosa, de un estilo impecable, que recrea con fidelidad asombrosa el peculiar modo de hablar y escribir de  Azaña. Una obra de indiscutible importancia que por su concepción y factura impresionará profundamente al lector.

Los Papeles reservados I

Papeles reservados1

Los Papeles reservados I – (Emilio Romero)

Emilio Romero es periodista, dramaturgo, novelista y autor de libros de ensayo. El periodismo lo ha ejercido de manera permanente, pocos años después de acabada la guerra civil, hasta nuestros días. Ahora mismo, y de acuerdo con todas las encuestas, está en la cabecera de la influencia y del prestigio, escribiendo diariamente en treinta periódicos y con algunas colaboraciones en revistas y en emisoras de radio. Ha dirigido periódicos la mayor parte de su vida, dirigió la Escuela de Periodismo y fue el fundador de la Facultad de Ciencias de la Información. Tiene el récord de artículos publicados en dos siglos, y está en posesión de los Premios Nacionales de Periodismo más relevantes. Tiene también el Premio Planeta de Novela y el Premio Nacional de Literatura. Ha sido siempre un escritor polémico y ha preferido el volcán al valle. Sus predilecciones han sido siempre el Pensamiento, la Historia y la Literatura.

Esra obra consta de dos volumenes. En el primero aparecen papeles referidos a algunos personajes de la guerra civil, al franquismo, al antifranquismo, a intelectuales, periodistas y políticos; y otra colección no homogénea, de papeles sueltos. En el segundo tomo aparecerán papeles referidos a la Monarquía, a la Iglesia, a los militares, a la política exterior, y más papeles sueltos. Todo este conjunto no constituye un texto sistematizado de la historia, pero son luces, bengalas, relámpagos, truenos, explosivos, de la Historia misma. Es un rico manantial variado del último medio siglo. Y todos estos papeles los ha guardado un testigo. Para los historiadores, y para las generaciones nuevas, el consejo es que se dispongan a pescar en este manantial. Van a encontrar ejemplares insólitos. Cada documento está predecido por una explicación del autor. La agudeza política y periodística de Emilio Romero ha contribuido a hacer una selección que tiene que ver bastante con la curiosidad que ahora mismo tenemos sobre personajes y episodios del pasado. Por eso el valor de este libro es el de introducirse en la polémica nacional, sobre tantas cosas, y poner el testimonio real encima de la mesa.

Los Papeles reservados II

Papeles reservados2

Los Papeles reservados II – (Emilio Romero)

A Emilio Romero le ha gustado, para su brillante ejercicio periodístico, la Historia y el Pensamiento, porque entiende que sin estos dos conocimientos el Periodismo es una anécdota menor. Sus preferencias han sido las de todo nuestro largo proceso constituyente que se corresponde con los dos últimos siglos. Emilio Romero es un escritor comprometido en el Periodismo, en el Teatro, en la Novela y en el Ensayo. Tiene los más altos galardones nacionales del Periodismo, el Premio Nacional de Literatura y el Premio Planeta. Está así mismo en posesión de las Grandes Cruces de Isabel la Católica, de Alfonso el Sabio y del Merito Civil. Es Periodista de Honor, título otorgado por las Asociaciones de la Prensa de toda España; fue director de la Escuela Oficial de Periodismo y fundador de la Facultad de Ciencias de la Información. La historia del último medio siglo de España la conoce como testigo, y algún día la selección de sus artículos será la crónica más rigurosa de su tiempo, exactamente como se hizo con Larra, y que fue el mejor retrato del absolutismo y la solución liberal. Emilio Romero actualmente goza de la máxima audiencia.

Este es el volumen segundo de los papeles reservados de Emilo Romero. La Iglesia y los católicos, los militares, la Monarquía y los políticos monárquicos, y algunos documentos de la política exterior, es lo que compone, principalmente, este libro. Y además los papeles sueltos, con su riqueza habitual. Estos dos libros no han sido otra cosa que ricos manantiales. Pero lo que parece claro es que una construcción de la Historia reciente, o una formación de las nuevas conciencias, tendrá que asomarse a estos dos libros de Emilio Romero. La síntesis ha sido la que se corresponde con papeles o documentos guardados, y no hay otra dirección o disciplina que la del orden cronológico y valoración en sus apartados. Es el archivo reservado o secreto de un hombre que pasa a constituir un libro. Este archivo ha sido muy rico en novedades y en descubrimientos, algunos de ellos sensacionales…

La Esfinge Maragata

La esfinge maragata

La Esfinge Maragata – (Concha Espina)

Es unánime la crítica al afirmar que La esfinge maragata y El metal de los muertos marcan el período áureo de la creación literaria de Concha Espina. Ambas novelas la revelan como creadora de mundos novelescos, con sensibilidad observadora y capaz de encontrar un equilibrio armonioso entre la ficción novelesca y la realidad humana. La esfinge maragata se publica en 1914 en las ediciones Renacimiento. Sabemos por la autora cómo recorrió la Maragatería y cómo tuvo conocimiento de un país en el que normalmente sólo habitaban mujeres.

La novela trata sobre el sacrificio de Florinda (Mariflor) Salvadores, que se va con su abuela al pueblo de Valdecruces, mientras su padre tiene que emigrar. En su viaje en tren se enamora del poeta Rogelio Terán y es correspondida, pese a tener acordado previamente un matrimonio con su primo Antonio, que resolvería la ruina familiar. La miseria de la región impresiona a Mariflor: los hombres abandonan sus casas; Marinela ingresará en un convento como una salida desesperada a su situación; otras como ella misma se ven obligadas a aceptar matrimonios de conveniencia pactados por sus familiares…

El cura don Miguel, comprensivo, acoge a Rogelio, pero éste terminará abandonando a su novia, y Mariflor, resignada a su desdicha, aceptará a Antonio.