Archivo de la etiqueta: Psicología

Los patitos feos

Los patitos feos – (Boris Cyrulnik)

Los patitos feos transmite un mensaje de esperanza a todos los niños víctimas de la guerra, de la miseria o de su entorno más próximo. Su salvación en la desgracia se resume en una palabra: resiliencia (resistencia al sufrimiento)”

“Un niño herido no está condenado a convertirse en un adulto fracasado. No todo se juega antes de los tres años. No todo está ya decidido a los seis. Un niño maltratado no tiene por qué convertirse en un padre violento”

Los patitos feos está escrito para el amigo invisible, ideal, aquel o aquella con quienes nos entendemos a la perfección.”

Los patitos feos es un libro optimista que demuestra que ninguna herida es irreversible siempre que se pongan en su sitio los mecanismos de defensa y que se le tiendan las manos a la persona afectada.”

“Para que la fantasía, la creación artística o el don puedan sanar la herida de un niño, la sociedad adulta tiene que estar preparada para cogerlo y para acompañarlo tal como es, con sus particularidades de niño y de traumatizado. Aquí está lo moral de este generoso e inquietante ensayo: cuando se recupera el lazo social  —y a veces el contacto con una sola persona es suficiente–,  cuando, en esta nueva trama, “el niño herido logra convertirse en alguien que da“, sólo entonces el patito feo podrá transformarse en cisne.”

Hannibal

Hannibal

Hannibal – (Thomas Harris)

La agente especial Clarice Starling ya no persigue asesinos en serie desde la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI. Tras capturar al temible psicópata Buffalo Bill, su incapacidad para ascender dentro del cuerpo lo ha condenado a las brigadas de choque. Un trabajo peligroso, pues puedes dar con tus huesos bajo tierra o, aún peor, ante la Oficina de Responsabilidades Profesionales del FBI. La investigación interna abierta tras la muerte de cinco personas en un calamitoso tiroteo parece el principio del fin de la brillante carrera de Clarice. Pero entonces vuelve a dar señales de vida el aterrador doctor Hannibal Lecter, el único que parece dispuesto a echarle una mano.

Siete años después de escapar de Estados Unidos para saborear en libertad la carne humana, el psiquiatra caníbal que ayudó a acabar con las atrocidades de Buffalo Bill ha vuelto a ponerse en contacto con Starling. Su reaparición permitirá que la agente se haga cargo de nuevo de un caso. Pero Mason Verger, el único superviviente de los letales ataques de Lecter, ve en el inesperado regreso de Hannibal la oportunidad de consumar la venganza que lo mantiene con vida.

Con la habitual maestría para el retrato psicológico de los personajes, Thomas Harris retoma en Hannibal las inquietantes peripecias del doctor Lecter en un viaje por el tenebroso interior de la mente de uno de los asesinos más repulsivos y fascinantes de la literatura de las últimas décadas.

De días como aquél podría decirse que tiemblan por empezar…

Los Renglones Torcidos de Dios

Los renglones torcidos de dios

Los Renglones Torcidos de Dios – (Torcuato Luca de Tena)

Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o padece realmente un grave y peligroso trastorno psicológico.

“Los renglones torcidos de Dios son, en verdad, muy torcidos. Unos hombres y unas mujeres ejemplares, tenaces y hasta heroicos, pretenden enderezarlos. A veces lo consiguen. La profunda admiración que me produjo su labor durante mi estadía voluntaria en un hospital psiquiátrico acreció la gratitud y el respeto que siempre experimenté por la clase médica. De aquí que dedique estas páginas a los médicos, a los enfermeros y enfermeras, a los vigilantes, cuidadores y demás profesionales que emplean sus vidas en el noble y esforzado servicio de los más desventurados errores de la Naturaleza.”

Iguales, pero diferentes

Iguales pero diferentes

Iguales pero diferentesUn modelo de integración en el tiempo libre

El ocio y el tiempo libre ocupan una parte importante de nuestra vida. Nuestro comportamiento en este campo suele ser reflejo de la educación recibida, y desahogo de las presiones a que nos vemos sometidos en lo cotidiano.

En el tiempo libre, además, podemos trabajar por el respeto a lo diferente, por una sociedad más plural, más variada.

Los autores y autoras de estas páginas se proponen conseguir que lo diferente sea motivo de enriquecimiento, y tratan de suscitar respeto y valoración hacia algunas características de las personas con discapacidad; otros ritmos de aprendizaje, otras sensibilidades, otras formas de comunicación

Hay muchas maneras de colaborar en la construcción de una sociedad más justa. Disfrutar nuestro ocio junto a personas con discapacidad es una posibilidad al alcance de todos/as.

A través de mi hijo Pepe (Mongólico encantador o Síndrome de Down) he aprendido muchas cosas de los llamados personas discapacitadas. He aprendido la enorme capacidad de trabajo que tienen, a pesar de lo difícil que resulta todo para ellos, la lástima que inspiran, las miradas de la gente, lo inteligentes que son y, sobre todo y por encima de cualquier otra consideración, que tienen derecho a todo. Tienen derecho incluso a no estar asociados para sobrevivir, a no necesitar clubs, residencias o similares para llevar una vida digna, tienen derecho a no estar encerrados en casa o en guetos. En definitiva, tienen derecho a que no se les mire cuando pasan.

Todos venimos al mundo con un propósito. Para quienes tienen voluntad, siempre hay una labor y herramientas con las cuales realizarlo

(James Russell Lowell)

Nunca tendrás una vida plena, si nunca nadie soñó nada para ti

El desarrollo de toda persona supone su evolución y a través de distintas etapas y su inserción en diversos ámbitos de la vida social. De niños/as somos curiosos/as, investigamos y disfrutamos con todas las posibilidades que nos ofrece el entorno. La familia es el primer núcleo de convivencia y es donde iniciamos nuestro proceso de desarrollo personal. En el colegio nos encontramos con situaciones que nos exigen el desarrollo de capacidades intelectuales, comunicativas y de relación. La adolescencia es la etapa donde reafirmamos nuestra personalidad y desarrollamos nuestra autonomía. En la juventud, valoramos las posibilidades que nos ofrece el entorno y elegimos el tipo de vida que queremos, ya sea familiar o individual… En la madurez, desarrollamos completamente vel tipo de vida elegido anteriormente.

Pero…:

¿Qué ocurre cuando tenemos alguna discapacidad o algún problema que nos impide desarrollarnos plenamente?

¿Quién es una persona con discapacidad? – ¿Qué es eso de ser normales o no? – ¿Cuáles son los límites de la normalidad? – ¿Qué siente o piensa una persona ante una discapacidad? – ¿Cómo reacciona la familia? – ¿Y la sociedad? – ¿Cómo nos relacionamos con las personas con discapacidad? – ¿Qué es la normalización y la integración? – ¿Es posible? – ¿Es esta una sociedad integradora? – ¿En qué se ponen las barreras a las personas con discapacidad? – ¿Qué deberes y derechos tienen los padres? – ¿Cómo se está haciendo la integración en la escuela? – ¿Y en el trabajo? – ¿Y en el Ocio y el Tiempo Libre? – ¿Qué es educar en la normalización? – ¿Cómo? – ¿Qué papel tienen el/la monitor/a y el/la coordinador/a de tiempo libre?

O, mejor dicho:

¿Qué papel tienes tú?

¿Cómo te posicionas ante el tema?

El Demonio y la señorita Prym

El demonio y la señorita Prym

El Demonio y la señorita Prym – (Paulo Coelho)

Una comunidad dividida por la codicia, la cobardía y el miedo. Un hombre perseguido por el fantasma de un pasado doloroso. Una joven en busca de la felicidad. Siete días, un breve período de tiempo durante el cual el Bien y el Mal librarán una batalla decisiva y cada personaje decidirá a cuál de los dos bandos pertenece.

La pequeña localidad de Viscos, perdida en el tiempo y el espacio, será el marco de esa inquietante lucha. Con la llegada de un extranjero, la ciudad se convierte en cómplice de una trama perversa que marcará para siempre la historia de sus escasos habitantes. El extranjero ha viajado desde muy lejos buscando la respuesta a una pregunta que le atormenta: en su esencia, ¿el ser humano es bueno o malo?

El Demonio y la señorita Prym es un texto emocionante, una novela cargada de tensión que plantea una cuestión esencial sobre la que todos nosotros nos hemos parado a reflexionar alguna vez…

Cierto personaje le preguntó:  —Buen Maestro, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?–  Y Jesús le respondió: “¿Por qué me llamas bueno?. Únicamente Dios es bueno.”

(Lucas – 18, 18-19)

La primera historia sobre la División nace en la antigua Persia: el dios del tiempo, después de haber creado el universo, se da cuenta de la armonía que tiene a su alrededor, pero siente que le falta algo muy importante: una compañía con quien disfrutar de toda aquella belleza.

Durante mil años, reza para conseguir un hijo. La historia no cuenta a quién se lo pide, ya que él es todopoderoso, señor único y supremo; a pesar de todo, reza y, al final, queda en cinta.

Cuando comprende que ha conseguido lo que quería, el dios del tiempo se arrepiente, consciente de que el equilibrio entre las cosas es muy frágil. Pero ya es demasiado tarde: el hijo ya está en camino. Lo único que consigue con su llanto es que la criatura que lleva en su vientre se divida en dos.

Cuenta la leyenda que de la oración del dios del tiempo nace el Bien (Ormuz), y de su arrepentimiento nace el Mal (Ahriman), dos hermanos gemelos…

Preocupado, hace los posibles para que Ormuz salga primero de su vientre, controlando a su hermano, Ahriman, y evitando que cause problemas en el Universo. Pero el Mal, inteligente y espabilado, da un empujón a Ormuz en el momento del parto, y es el primero en ver la luz de las estrellas.

El dios del tiempo, desolado, decide crear aliados para Ormuz, y entonces crea la raza humana, que luchará con él para dominar a Ahriman y evitar que se apodere del mundo.

En la leyenda persa, la raza humana nace como aliada del Bien y, según la tradición, al final vencerá. Siglos después, surge una versión opuesta, en la que el hombre es el instrumento del Mal.

No abras los ojos

No abras los ojos

No abras los ojos – (John Verdon)

David Gurney se sentía casi invencible… hasta que se topó con el asesino más inteligente con el que jamás había tenido que enfrentarse.

Dave Gurney, el protagonista de la primera novela de John Verdon, “Sé lo que estás pensando“, vuelve para afrontar el caso más difícil de su carrera, una batalla con un adversario implacable que no solo es un inteligente y frío asesino, sino que no tiene reparos en atacar directamente al punto débil de Gurney: su esposa.

Ha pasado un año desde que el ex detective de la Policía de Nueva York consiguió atrapar al asesino de los números y, aunque es su intención retirarse definitivamente junto a su esposa Madeleine, un nuevo caso se le presenta de forma imprevista. Una novia es asesinada de manera brutal durante el banquete de bodas, con cientos de invitados en el jardín, y ese es un reto al que es imposible resistirse.

Todas las pistas apuntan a un misterioso y perturbado jardinero pero nada encaja: ni el móvil, ni la situación del arma homicida y sobre todo, el cruel modus operandi. Dejando de lado lo obvio, Gurney empieza a unir los puntos que le descubrirán una compleja red de negocios siniestros y tramas ocultas.

De pie ante el espejo, sonrió satisfecho a su propio reflejo sonriente. En ese momento no podía sentirse más a gusto consigo mismo, con su vida, con su inteligencia; no, era algo más que eso, era más que simple inteligencia. Se podría decir que tenía un profundo conocimiento de todo. De eso se trataba, de un profundo conocimiento de todo, algo que iba mucho más allá de los límites normales de la sabiduría humana. La sonrisa de su rostro en el espejo se ensanchó aún más. Eso era lo que pasaba, la expresión justa. Internamente, podía sentir lo sagaz que era. Externamente, el curso de los acontecimientos era prueba de ello.

Para empezar, y por decirlo en los términos más simples, no lo habían atrapado. Habían transcurrido veinticuatro horas, casi exactas, y en ese tiempo su seguridad no había hecho sino aumentar. Claro que eso era previsible; se había asegurado de que no hubiera rastro que seguir ni lógica que pudiera conducir hasta él. Y, de hecho, nadie había venido. Nadie lo había descubierto. Por lo tanto, era razonable concluir que acabar con la zorra impertinente había sido un éxito rotundo.

Todo había salido según lo previsto, sin adversidades, de manera irrebatible; si, “irrebatible” era una palabra excelente para definirlo. Todo ocurrió según lo previsto, sin contratiempos, sin sorpresas…, a excepción de ese sonido. ¿Cartílago? Eso tuvo que ser. Si no, ¿qué?.

No tenía sentido que un detalle nimio provocara una impresión sensorial tan duradera. Aunque tal vez la fuerza, la perseverancia de la impresión era simplemente el producto lógico de su sensibilidad sobrenatural. Un precio que pagar por la agudeza.

A buen seguro que ese pequeño crujido algún día sería tan débil en su memoria como la imagen de toda la sangre, que ya comenzaba a desvanecerse. Era importante mantener las cosas en perspectiva, recordar que todo acaba pasando. Cualquier onda en el estanque termina por desaparecer.

Sé lo que estás pensando

Se lo que estas pensando

Sé lo que estás pensando – (John Verdon)

Si alguien te pidiera que pensaras en un número, yo sé en qué número pensarías. ¿No me crees? Piensa en cualquier número del uno al mil. Ahora verás lo bien que conozco tus secretos. Abre el sobrecito.”

Un hombre recibe una carta que le urge a pensar en un número, cualquiera. Cuando abre el pequeño sobre que acompaña al texto, siguiendo las instrucciones que figuran en la propia carta, se da cuenta de que el número allí escrito es exactamente en el que había pensado. David Gurney, un policía que después de 25 años de servicio se ha retirado al norte del estado de Nueva York con su esposa, se verá involucrado en el caso cuando un conocido, el que ha recibido la carta, le pide ayuda para encontrar a su autor con urgencia. Pero lo que en principio parecía poco más que un chantaje se ha acabado convirtiendo en un caso de asesinato que además guarda relación otros sucedidos en el pasado.

Gurney deberá desentrañar el misterio de cómo este criminal parece capaz de leer la mente de sus víctimas en primer lugar, para poder llegar a establecer el patrón que le permita atraparlo.

Uno de los mejores Thrillers que he leído en años. Es inteligente, sólido, compulsivo y lleno de giros brillantes

(John Katzenbach, autor de El Psicoanalista)

–¿Dónde estabas? –dijo la anciana desde la cama–,   Tenía que hacer pis y no venía nadie.

Sin inmutarse por el tono desagradable de la mujer, el joven se quedó a los pies de la cama, sonriendo.

–Tenía que hacer pis  –repitió ella, de un modo más vago, como si ya no estuviera segura del significado de las palabras.

–Tengo una buena noticia madre  –dijo el hombre–.  Pronto estará todo bien. Nada quedará sin atender.

–¿Adónde vas cuando me dejas sola?  –La voz de la mujer volvía a ser brusca, quejumbrosa.

–No muy lejos, madre. Sabes muy bien que nunca me alejo.

–No me gusta estar sola.

La sonrisa del hombre se ensancho; era casi beatífica.

–Muy pronto todo estará bien. Todo será como tenía que ser. Puedes confiar en mí, madre. He encontrado una forma de arreglarlo todo. Dará lo que ha quitado al recibir lo dado.

–Eres un gran poeta.

No había ventanas en la habitación. La luz lateral que proyectaba la lámpara de la mesita  –la única fuente de iluminación–  resaltaba la gruesa cicatriz de la garganta de la mujer y las sombras en los ojos de su hijo.

–¿Iremos a bailar?  –preguntó ella, con la mirada perdida más allá de su hijo y de la pared oscura que había detrás, hacia una visión más brillante.

–Por supuesto, madre. Todo será perfecto.

–¿Donde está mi Dickie Duck?

–Aquí, madre.

–¿Dickie Duck se va a acostar?

–A rorro, a rorro.

–Tengo que hacer pis  –dijo ella, casi con coquetería.

De la Codependencia a la Libertad

De la Codependencia a la Libertad

De la Codependencia a la Libertad – Cara a cara con el miedo – (Krishnananda)

De la codependencia a la Libertad (cara a cara con el miedo), nos proporciona una especie de “mapa de carreteras“, con una guía y herramientas específicas para viajar desde la codependencia al amor y a la meditación.

Krishnananda (Dr Thomas Trobe), al compartir abiertamente con nosotros su propia vida, las experiencias de su trabajo como Psiquiatra y conferenciante, y muchos años de su aprendizaje como discípulo de un maestro espiritual iluminado, nos guía en un viaje hacia el amor y el auto-descubrimiento.

En éste un libro para todos aquellos que deseen investigar los aspectos más profundos de su vida. El enfoque y el mensaje son sencillos: a través de la aceptación, la comprensión y la amplitud podemos descubrir y sanar las heridas más profundas de nuestra alma.

¿Nos preguntamos alguna vez qué es lo que nos provoca tanta ansiedad; por qué nos quejamos cuando no conseguimos el amor que deseamos y necesitamos; que es lo que sucede dentro de nosotros cuando sufrimos alguna pérdida importante, cuando un amor nos deja o uno de nuestros padres muere?

Escondido detrás de nuestras protecciones, negaciones y un estilo de vida adictivo llevamos un niño interior profundamente atemorizado y herido. ¿Cuantos de nosotros nos hemos encontrado con ese niño profundamente asustado?

La mayoría de nosotros vivimos en codependencia, y no somos capaces de crear o mantener relaciones intimas debido a nuestro niño interior atemorizado. Nuestra vida nunca podrá ser una experiencia de amor y felicidad hasta que no nos hagamos amigos de nuestro niño interior. Solamente cuando nos abrimos a nuestra vulnerabilidad herida y empecemos a sanarla, traeremos el amor y la realización a nuestras vidas.

La Isla de las tres Sirenas

La isla de las tres sirenas

La Isla de las tres Sirenas – (Irving Wallace)

¿Qué sucede cuando un grupo de hombres y mujeres de nuestra compleja civilización pasa seis dramáticas semanas en una sociedad simple y feliz, libre de las tensiones e inhibiciones de nuestro siglo?

La emocionante novela de Irving Wallace narra la historia de esa confrontación, la que un equipo de antropólogos norteamericanos llega a una remota isla polinesia para estudiar una única, y por tanto desconocida, forma de vida. En la pequeña aldea polinesia encuentran una sociedad en la que la monotonía del matrimonio cede a la libertad que durante una semana al año gozan las parejas; donde los deseos no satisfechos y las represiones de hombres y mujeres pueden ser aliviadas por una misteriosa cabaña de “Auxilio Social“; donde muchachas sin atractivo físico son deseadas por aquellos atributos ignorados en nuestro mundo de culto a la belleza; donde una mujer por encima de los cuarenta años puede disfrutar de la vida sin el pensamiento destructor de que la juventud es la única fuente de la felicidad donde a los confusos adolescentes se les da la seguridad que supone aprender sin limitaciones la verdad de la vida; y donde los hombres no han de demostrar constantemente su virilidad.

La Piedra de Toque

La piedra de toque

La Piedra de Toque – (Montserrat del Amo)

En la consulta del médico. Margarita, la madre, orgullosa hasta reventar, por las maravillas  —reales o imaginadas—  de su niño.

El hijo, Carlos Alberto, dieciséis años. Y la enfermera, que pregunta y pregunta, que sondea y sonsaca, que pone nerviosa a doña Margarita. Y el enfado de la madre porque aquella ignorante enfermera no capta, no descubre, no admira la enorme inteligencia, el alto coeficiente mental de Carlos Alberto.

Y, al final, la indignada horrible explosión de Margarita porque a su niño no lo recibe el famoso doctor Deva, sino un vulgar colaborador suyo, el doctor Fernando Méndez. Ese doctor Méndez al que Margarita llama, a gritos “enfermo, perturbado, loco…

En La Piedra de Toque, Montserrat del Amo ha escrito la historia de un paralítico cerebral. Y del tesón de unas personas que, en vez de encasillarlo como “subnormal” y marginarlo, privándole de la educación especial, creen en él y en sus posibilidades.

Esta es una interesante novela que hará pensar a los lectores. La Piedra de Toque no es una novela amarga, sino llena de ilusión y esperanza. Es la historia de una superación