Archivo de la etiqueta: Rabia

Resurrección

Resureccion

Resurrección – (León Tolstoi)

Entre las novelas estelares de Tolstoi, junto a Guerra y paz y Ana Karenina, figura Resurrección, publicada en 1899. Esta novela se centra aparentemente, en una historia de seducción pero el pretexto argumental no se explicaría sin la consecuencia de unas reacciones morales: el seductor sigue a la muchacha a Siberia, donde se la confinó después de haber sido, injustamente condenada… El arrepentimiento y la redención son dos valores éticos que confieren un giro inesperado a la novela y dan la medida enorme de la personalidad de Tolstoi.

Cuando el príncipe Nejliúdov acude al tribunal para ejercer su deber ciudadano como jurado, no se imagina que una de las acusadas es Katia Máslova, la antigua criada de sus tías, la joven a la que sedujo años atrás. Ahora, convencido de su inocencia, se siente culpable de la difícil situación en la que se encuentra Katia y de la posibilidad de que sea condenada a trabajos forzados en Siberia.

Con Resurrección, la última de sus tres grandes novelas, León Tolstoi aborda el complejo proceso de cambios a los que tuvo que enfrentarse la sociedad rusa en los convulsos años finales del siglo XIX. A partir de los esfuerzos del príncipe Nejliúdov por redimir a Katia del estigma que le provocó en su juventud, Tolstoi refleja su propia indignación ante las injusticias sociales de un país en decadencia y de una aristocracia anacrónica y autocomplaciente. Un relato íntimo de culpa, rabia y arrepentimiento dominado por la redención y la condena de la violencia.

Como agua para Chocolate

Como agua para chocolate

Como agua para Chocolate – (Laura Esquivel)

Entre sabrosas recetas de cocina, y en un ambiente dominado por la ausencia y la pasión contenida, Tita y Pedro protagonizan una extraña y fantástica historia de amor. Una historia chispeante, tierna y evocadora, que desborda los límites de la escritura para conducir al lector a un mundo repleto de aromas, sabores y deseos irrefrenables.

Laura Esquivel (Mexico – 1950) es guionista cinematográfica. Como Agua para Chocolate, su primera novela, ha sido traducida a varios idiomas y llevada a la pantalla en una magnífica y muy galardonada película.

Como agua para chocolate2

Héroes y Traidores

Heroes y traidores

 Héroes y Traidores – (Armando Rodriguez Vallina)

De todas las historias de la Historia la más triste sin duda es la de España porque termina mal. Como si el hombre, harto ya de luchar con sus demonios, decidiese encargarles el Gobierno y la Administración de su pobreza

Si, y de todas las historias de la Historia, la de la posguerra civil española, es sin duda una de las más truculentas por programa político y voluntad propia, ya que, tras la guerra, no vino la “ansiada” paz, sino la “VICTORIA“. Una victoria celebrada con gran despliegue de banderas, desfiles militares, arrestos en masa, y madrugador tableteo de los pelotones de fusilamiento, era la VICTORIA prometida en el Cara al Sol.

Esta es la Historia de la década que transcurre entre 1939 y 1949 en una España Autárquica, harapienta y orgullosa, estrecha y pacata vista por un niño, Manuel, cuya familia estaba vital y profundamente comprometida con la defensa de una sociedad democrática y cuya infancia le es trágicamente arrebatada por el minucioso plan urdido por el nuevo régimen: el aniquilamiento físico del llamado adversario interior, la redistribución de la riqueza a favor de las clases dominantes, la búsqueda de apoyos exteriores para su legitimación internacional y el intento de crear la base de masas característica de un fascismo rural.

El protagonista de la narración jamás había pensado escribir esta historia, ni siquiera como ejercicio catártico: sin embargo, todas aquellas personas que escuchaban su relato, primero en las Universidades francesas y luego en España, tras su regreso del exilio, le animaban a que lo hiciera porque representaba lo sucedido a otros miles de familias que no podían ser olvidadas y que habían dado sus vidas por empujar la Historia hacia sendas de Libertad, una libertad que para él y su familia se habían truncado aquel fatídico 14 de Febrero de 1949.

Se trata de una década convulsa, brutal, y espeluznante en la que el niño adulto Manuel aprende grabado a fuego, que en situaciones extremas , el ser humano es capaz de las mayores proezas y también de las más ruines vilezas. Héroes y Traidores, es una lección que le ata un nudo de impotencia y rabia en la garganta, amargo y áspero como el esparto, seco y yermo como aquella Nueva España.