Archivo de la etiqueta: Rafael Alberti

Marinero en tierra

Marinero en tierra

Marinero en tierra – (Rafael Alberti)

Poesía popular, pero sin acarreo fácil: personalísima; de tradición española, pero sin retorno innecesario: nueva, fresca y acabada a la vez“, escribe Juan Ramón Jiménez en 1925, después de leer “Marinero en tierra“. Un libro clave en la obra de Alberti, en el que resuenan ecos del Romancero y Garcilaso, de los poetas malditos y las vanguardias.

La vida de Rafael Alberti (Puerto de Santamaría, Cádiz 1902-1999) está ligada a los acontecimientos culturales, políticos y sociales de su siglo. Pintor, poeta y dramaturgo recibió, entre otros, el Premio Nacional de Literatura y el Premio Cervantes.)

Hora de España – Antología

Hora de España antologia

Hora de España – Antología – (Francisco Caudet)

De las numerosas revistas que florecieron durante la Guerra Civil española, ninguna alcanzó la categoría intelectual de “HORA DE ESPAÑA“. En sus páginas se puede adivinar el pensamiento liberal y abierto de la “Revista de Occidente” y de “Cruz y Raya“, mezclado con las brillantes aportaciones de los alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, así como el propósito revolucionario de los jóvenes que habían estado más o menos agrupados en torno a la revista “Octubre“, que dirigió Alberti. Todo ello dio lugar a la creación de una revista sin posible parangón en las letras españolas.

Entre la impresionante lista de los colaboradores de “Hora de España” se cuentan:

ANTONIO MACHADOLUIS CERNUDAMARIA ZAMBRANOSANCHEZ BARBUDODIESTE GIL-ALBERTDAMASO ALONSOMORENO VILLA CESAR VALLEJOOCTAVIO PAZJOSE BERGAMINMAX AUB LEON FELIPE…etc…

La presente “ANTOLOGÍA” recoge los estudios, poemas y ensayos cuya validez se muestra inalterable, y cuya re-lectura estimamos necesaria…

Confieso que he vivido

Confieso que he vivido

Confieso que he vivido – (Pablo Neruda)

Neruda narra, con la inigualable potencia verbal que caracteriza a sus mejores escritos, no sólo los principales episodios de su vida, sino las circunstancias que rodearon la creación de sus poemas más famosos.

Magistralmente, el autor expone tanto su concepción del arte y de la poesía cuanto los motivos que lo llevaron a defender hasta el final de su vida sus conocidas posiciones políticas.

De forma no menos brillante, rememora la figura de algunos amigos: García Lorca, Alberti, Miguel Hernández, Éluard, Aragon… y su relación con personajes destacados de la política contemporánea.

A este respecto, resulta particularmente emotiva la evocación  –que cierra este libro–  de su amigo el presidente Allende, escrita a los tres días de su trágica muerte.

El poeta -escribió Neruda- debe ser, parcialmente, el cronista de su época.” A lo largo de estas Memorias, Pablo Neruda se mostró como un auténtico cronista y testigo de nuestro tiempo.

En el presente libro manifiesta una vez más que un poeta es una “conciencia puesta en pie hasta el fin“; y la tensión estilística de la prosa de Neruda es equivalente a la tensión expresiva y a la perentoria vigencia y exigencia moral que caracterizan su obra poética.

Escritas las memorias hasta casi el momento de su muerte también abarcan en plenitud las pujantes vivencias del autor, desde las primeras experiencias infantiles con sabor agreste en los bosques de Chile, hasta la culminación del reconocimiento mundial del Premio Nobel, todo conjugado con el acto de creación poética que fue su existencia.

Existencia que se nos aparece casi nimbada de fábula en esta obra póstuma en donde la leyenda del poeta se funde con los concretos materiales –materia telúrica– de la creación universal y se eleva, en alas de la sublimidad, a las más altas esferas del numen. Poeta esencial, Neruda, sus memorias contribuyen a concretar la esencia de su poesía.

Por qué perdimos la guerra

por que perdimos la guerra

Por qué perdimos la Guerra – (Carlos Rojas)

Los Políticos: Diego Abad de Santillán. José Antonio de Aguirre. Julio Alvarez del Vayo. Manuel Azaña. Julián Besteiro. Lluis Companys. Julián Gorkín. Jesús Hernández. Dolores Ibarruri (La Pasionaria). Francisco Largo Caballero. Indalecio Prieto.

Los Militares y hombres de acción: Bruno Alonso. Anónimo. Segismundo Casado. Enrique Castro Delgado. Ignacio Hidalgo de Cisneros. Valentín González (El Campesino). Enrique Líster. José Miaja. Jesús Pérez Salas. Vicente Rojo.

Artistas e Intelectuales: Rafael Albertí. Max Aub. Francisco Ayala. Arturo Barea. Agustí Bartra. Pau Casals. León Felipe. Miguel Hernández. Angel María de Lara. Antonio Machado.

Los Extranjeros: John Dos Passos. Ilya Ehrenburg. Ernest Hemingway. Arthur Koestler. Mijail Koltsov. Luigi Longo. André Malraux. Pietro Nenni. Pablo Neruda. George Orwell.

García Lorca asesinado

Garcia Lorca asesinado-Toda la verdad

García Lorca asesinado – Toda la Verdad – (José Luis Vila-San-Juan)

La obra es un estudio exhaustivo de uno de los episodios más discutidos y problemáticos de la Guerra Civil española. La muerte de García Lorca ha sido durante tanto tiempo silenciada o tergiversada por intereses Políticos, que se hacia cada vez más necesario desentrañar este trágico suceso y exponerlo a la luz pública con la máxima ecuanimidad. Del asesinato se han dado múltiples versiones, ninguna de ellas suficientemente probada.

Vila-San-Juan las analiza detenidamente y da su opinión sobre cada una de ellas; examina también las principales obras aparecidas en el extranjero, y señala sus errores. Después, reconstruye minuto a minuto el crimen, su gestación, su realización, recoge declaraciones de las personas relacionadas, directa o indirectamente, con él, cita nombres, lugares, actitudes….

Silencios, Banderas e Investigaciones en torno a una Muerte – Explosión y telones – Eufemismos y Banderas – Investigaciones – Análisis de las investigaciones publicadas – La teoría de Schonberg – Los dos investigadores correctos: Marcelle Auclair e Ian Gibson – Los dos más recientes y recuerdos de otros dos – Los silencios en la España de la posguerra – Una investigación no publicada: La Oficial – Lorca, Ayer y Hoy, Porción de España – ¿Quien era Federico García Lorca? – Su atractivo – Sencillo y complicado – Su feminidad – Lorca, hoy. ¿Su “Boom” internacional de posguerra fue por su muerte, o por su obra? – Hacia el Desenlace – Crónica del Asesinato – Granada, sábado 8 de Agosto de 1936 – En familia – Intermedio carcelario – Dos hombres merodean alrededor de la Huerta San Vicente – Hay que salvar a Federico – En casa de los Rosales – Sábado, 15 de Agosto de 1936 – Domingo 16 de Agosto de 1936 – La Detención – Domingo, atardecer y noche – Detenido – Desaparición – “La Colonia” – El Asesinato – Paralelismos con otros Sucesos en nuestra Guerra Civil – Las Razones – Guernica – Luis Moscardó – Asesinatos de Intelectuales Nacionalistas – Algunos personajes mencionados en el relato – Ramón Ruiz Alonso se considera injuriado – El Comandante José Valdés; personaje de HitchcockLuis Rosales Camacho; académico – José Rosales Camacho; falangista y juerguista – Miguel Rosales Camacho vive en la Gloria – Rafael Alberti no fue envenenador – Acusaciones – El “Canto a los Muertos de la Falange” – Si: son todos los que están, aunque no estén todos – Arthur Koestler; el espía que llegó del calor – Manuel Pérez Serrabona; abogado de los García Lorca – Gabriel Arias Salgado; Ministro de la desinformaciónJuan Aparicio; traductor de francés – El arzobispo Moscoso tiene un Palacio – “LosJiménez de Parga son de otra generación – Narciso Perales; la Verdad – El Capitán Rojas; un asesino – Ramón Serrano Suñer; del poder tenido a tener poder de convocatoria intelectual – Francisco García Lorca; imperturbable, habla claro.

Carrillo Miente

Carrillo miente

Carrillo Miente – 156 documentos contra 103 falsedades – (Ricardo de la Cierva)

156 documentos contra 103 falsedades. La otra vida de Santiago Carrillo. No es un libro para la venganza sino una serena y documentada respuesta desde la Historia a las memorias provocativas y mendaces publicadas por Santiago Carrillo hace un año.

Capítulos del índice: El discípulo de Lenin. El submarino comunista. La sombre de Estalin. El responsable de Paracuellos. Carrillo reniega de su padre por amor a Estalin. El agente de la Comintern. “Un camino jalonado de cadáveres” (Jorge Semprúm). El secretario totalitario: la hoz y la cruz. El amigo del Rey. Las dos muertes de Santiago Carrillo.

Ricardo de la Cierva, catedrático de Historia y escritor, tuvo cierta actividad política entre 1977 y 1984 que la ha sido muy útil como experiencia para sus libros de Historia. Abandonó por completo la política hace ahora 10 años.

Indice General:

Mentir – Portico – Que es y por que se escribe este libro – El discípulo de Lenin (1915-1933) – Los grandes maestros y los grandes amigos de Carrillo – La revelación de los crímenes de Lenin – No se arrepiente de nada – Carrillo no puede ser ingeniero – Nace la vocación política de Carrillo – Una historia mendaz de la República – Esta es la sexta antibiografía de Carrillo – La irresistible atracción de Lenin – El Submarino Comunista (enero 1934-octubre 1936) – El retrato de Estalin sobre su mesa de trabajo – Actas pro Frente Único – Carrillo precursor de Tejero – Carrillo pasa quince meses en la Cárcel Modelo – Primer viaje de Carrillo a Moscú: la hoz y la cruz, la unificación de las juventudes – La heroica campaña militar del teniente coronel Carrillo – La Sombra de Estalin – El máximo criminal de la Historia Moderna – La carrera de un revolucionario profesional – Estalin en la Revolución de 1917 – Lenin pretende eliminar a Estalin – La eliminación política de Trotsky – la red del terror rojo: de la Checa a la KGB – La época de las grandes purgas: Estalin y la guerra civil española – Estalin en la segunda guerra mundial – El Imperio Rojo y la terrible muerte de Estalin – El Responsable de Paracuellos – Análisis de fuentes – el doble poder represivo: las checas – Las checas de Bellas Artes y Fomento – Rafael Alberti llega a Madrid – Los contextos de la depuración – Los asesinatos en masa en la Cárcel Modelo en Agosto – Se crean las Milicias de Vigilancia – El balance trágico hasta finales de octubre – Primeros días de noviembre: la obsesión criminal de Mikhail Koltsov – El asesinato de Ramiro de Maeztu – “Hay que fusilar en Marid a cien mil fascistas” – Carrillo, acorralado, niega y se contradice – El 6 de noviembre: Carrillo ingresa en el PCE y en la Junta de Defensa de Madrid – La noche del 6 al 7 de noviembre – Las grandes sacas del 7 de Noviembre – 8 de noviembre: la saca de Torrejón – Santiago Carrillo recaba toda la responsabilidad de las sacas – La segunda oleada del Terror rojo en Madrid – La llegada de Melchor Rodríguez – La estadisticas de la matanzas – La responsabilidad de Santiago Carrillo – Carrillo reniega de su Padre por amor a Estalin – La democracia de Estalin y de Carrillo – La segunda e inédita campaña militar de Carrillo – Primera actuación totalitaria de Carrillo después de Madrid – La estrategia política del PCE en la guerra civil – Mayo de 1937: la provocación comunista y la aniquilación del “Trotskismo español” – Santiago Carrillo defiende heroícamente Barcelona – Carrillo decide no volver a la zona centro-sur – Carrillo reniega públicamente de su padre – El Agente de la Comintern – Carrillo nunca dirá nada – Santiago Carrillo en Moscú – Santiago Carrillo hace la Américas – Santiago Carrillo ordena la retirada del Valle de Arán – Un Camino Jalonado de Cadáveres (Jorge Semprúm) – La Pasionaria y su equipo en París – La eliminación de Monzón y Trilla – Carrillo, inquisidor en el proceso del PCE en Moscú – Carrillo se inclina servilmente ante Estalin en la condena de Tito – La audiencia de Estalin a la Pasionaria y Carrillo – El caso Comorera y el protocolo M – El ataque de celos de la Pasionaria en Moscú – Carrillo resucita en el V Congreso del PCE – La KGB examina el informe Abad – El cambio generacional en España – Entre el mingitorio y la paella – El Secretario Totalitario: la Hoz y la Cruz – El espiritu del Partido Comunista de España – Carrillo amenaza con la guerra civil en 1961 – El caso Grimau: los “oscuros secretos de la sangre” – La crisis de la dirección del partido en 1964 – La hoz y la cruz, por fin – Un alarde democrático del expulso Jorge Semprúm – Los disparates de Carrillo sobre la Iglesia – El PCE condena superficial y tácticamente la invasión soviética de Checoslovaquia – Por sus amigos les conoceréis: Carrillo y los dictadores comunistas – Las oscuras admiraciones del PCE por la ETA – Silencio de las memorias sobre la sucesión – Carrillo ante las vacilaciones del régimen de Franco – Carrillo insulta al Príncipe y amenaza con la violencia – El Amigo del Rey – Carrillo ante el asesinato de Carrero Blanco – Primer circo de la transición: la Junta Democrática – Segundo circo de Carrillo en 1974: “Mañana, España” – Carrillo ante la muerte de Franco: el Príncipe envía un emisario secreto a Rumanía – El regreso de Santiago Carrillo – La reforma política de 1976 – Captura y liberación de Carrillo – Suárez y Carrillo se seducen mutuamente – La legalización del Partido Comunista – Carrillo se hunde en la primeras elecciones generales – El Rey, fascinado por Carrillo – Las Dos Muertes de Santiago Carrillo – La Sombra de Estalin sobre la transición española – Carrillo evoca la guerra civil en plenas Cortes – La sombra de Estalin llama de nuevo – El segundo desastre electoral – Tamames prepara una encerrona a Carrillo – Las profecías de Carrillo en torno al 23-F – La purga de los renovadores – Tercera y decisiva catástrofe electoral de Carrillo – Epitafio.

Qué es y por qué escribo este libro:

El 7 de Noviembre de 1936, a las tres y media de la tarde, un joven y ya prestigioso abogado que aún no había cumplido cuarenta años, Ricardo de la Cierva Codorníu, mi padre, bajaba con otros cientos de compañeros de unos autobuses municipales y se encaminaba, a culatazos, hacia una enorme fosa previamente cavada cerca de la rivera del río, al pie de la escarpada cuesta donde se alza el caserío de Paracuellos del Jarama, a unos quince kilómetros de Madrid y a la izquierda la carretera de Barcelona. Iban con las manos atadas a la espalda por un bramante que les hacía sangrar, no habían sido sometidos a juicio alguno y cuando se alinearon al borde de la fosa empezaron a ser acribillados por los fusiles y armas automáticas de los milicianos que, encuadrados por el gobierno de la República y entreverados por fuerzas de orden público, les exterminaron sin piedad. Varios testigos presenciaron ésta y las demás matanzas de aquel noviembre trágico y luego lo contaron con todo detalle. Mi padre había sido capturado en Barajas por la delación de un colaborador, cuando trataba de huir a Francia para encontrarse con su mujer y sus seis hijos pequeños; la menor aún no había nacido. Un testigo recuerda la desesperación por nuestro alojamiento y nuestro incierto destino. Tuvo que llegar a la fosa de Paracuellos con la muerte en el alma.

 

El Apasionante Mundo del Libro

El apasionante mundo del libro

El Apasionante Mundo del Libro – (José Ruiz Basala)

El autor, con sus hermanos, pertenece a la segunda generación de una familia de editores (Biblioteca Nueva y Editorial Renacimiento), considerablemente destacada en la producción bibliográfica del siglo pasado: en el ámbito literario, por haber publicado en buena parte las obras de los autores no sólo pertenecientes a la llamada Generación del 98, sino a la precedente y la subsiguiente; y en el acontecer histórico porque aportó a los estudiosos de las nuevas estructuras sociales, políticas y económicas contemporáneas una amplia selección de obras doctrinales.

En cuanto al apasionante tema de la vida sexual, Editorial Biblioteca Nueva hace ya más de noventa años que publicó las obras completas de Sigmund Freud y los estudios que sobre la problemática de las relaciones amorosas debemos a nuestros ilustres médicos Marañón, Lafora y Novoa Santos. Estas “Memorias“, según expresión de Ruiz-Castillo, constituyen un complemento de su labor editorial en orden a aproximar al lector la personalidad de las grandes figuras literarias a través de la propia experiencia de la relación autor-editor, para –intentar hacer copartícipe a los demás de esos breves momentos de personal convivencia, revestidos, al menos, del relieve que le infunden recuerdo imperecedero-, como en el caso de Juan Ramón Jiménez, Azorín, Gabriel Miró, Pío Baroja, Manuel Machado, José Ortega y Gasset y  y singularmente, Federico García Lorca y Rafael Alberti, junto a los demás poetas de la generación de 1927.

Al propio tiempo, este libro constituye un testimonio de la existencia del autor (como uno más de su generación), al que correspondió su propia serie de experiencias vitales, desde la enfermedad y la muerte, hasta el crimen y las formas politicas de la huelga, la revolución y la guerra; todo ello sin eludir, como es lógico, la condición profesional de Ruiz-Castillo, e impregnando su relato de esa amplia gama de acontecimientos humanos que discurren, en la vida de cada cual, entre lo patético y lo humorístico…