Archivo de la etiqueta: Secretos

Los servicios de espionaje en la Guerra Civil de España

Los servicios de espionaje en la Guerra Civil de España 36-39 – (Armando Paz)

Este libro es uno de los diez que se clasificaron para el Premio Larra del año 1976 en la serie “Memorias de la Guerra Civil Española“. De su publicación se ha hecho cargo Editorial San Martín, no sólo por su dedicación preferente a literatura militar actual, sino también a la producción creciente de autores sobre la Guerra Civil española de 1936-1939, en todas sus facetas.

Editorial San Martín ha acogido ya un libro del mismo autor, que firma con seudónimo; y debe añadir por su cuenta que la índole del título que define este libro merece atención especial porque es cuestión poco divulgada aún, y que ahora ya, después de cuarenta años del planteamiento de aquella guerra, ha pasado el sentido de los “secretos” y puede comenzar ya el relato de hazañas y misiones que fueron tan peligrosas como útiles; que en gran parte contribuyeron silenciosamente al fin victorioso de un conflicto entre españoles que tuvo en la segunda República su origen fundamental.

Quedan aún inéditas muchas actuaciones de las organizaciones que no figuran todavía, pero suficientes para producir otra publicación semejante. Finalmente, el autor anónimo afirma la absoluta veracidad de cuanto en este primer libro va a leer o recordar el lector.

El Enigma de la Catedral de Chartres

El enigma de la catedral de Chartres

El Enigma de la Catedral de Chartres – (Louis Charpentier)

En el interior de la catedral de Chartres, a occidente de la parte baja del crucero sur, hay una piedra rectangular, empotrada en el sesgo de las otras losas, cuya blancura resalta netamente sobre el matiz gris general del enlosado. Esta piedra está marcada con una espiga de metal brillante ligeramente dorado.

Ahora bien, cada año, el 21 de Junio, cuando luce el sol, lo que suele acontecer en esta época, un rayo bate, a mediodía exactamente, la blanca piedra; un rayo que penetra por un espacio practicado en el vitral denominado de Saint-Apollinaire, el primero del muro oeste de ese crucero. Esta particularidad es señalada por todos los guías y aceptada como una rareza, una diversión del enlosador, del vidriero o del constructor…

El azar me llevó a Chartres un 21 de Junio, y quise ver “aquello” como una de las curiosidades del lugar.

A mi parecer, el medio día local debía situarse entre la una menos cuarto y la una menos cinco de nuestros relojes… Y fue efectivamente en aquel momento el punto luminoso se instaló sobre la losa.

Un rayo de sol que, en una cierta penumbra, hace una mancha sobre el pavimento, ¿qué tiene de extraño? Son cosas que se ven a diario… No obstante, no pude desasirme de una sensación de extrañeza.

Alguien, en tiempos, había dejado un espacio vacío, un minúsculo espacio vacío, en un vitral… Otro se había preocupado de escoger una losa especial, una losa diferente de las que constituyen el suelo de Chartres, más blanca, a fin de que fuese notada. Se había tomado el trabajo de labrarle, en el enlosado, al sesgo, un sitio, a su tamaño, donde insertarla; se había tomado el trabajo de practicar en ella un agujero para fijar aquella espiga que no señalaba ni el centro de la losa ni ninguno de sus ejes.

Se trata de algo más que de un capricho del enlosador. Un enlosador no hace un agujero en un vitral para que el sol se pose, unos días al año, en una piedra…

Un vidriero tampoco transforma un enlosado para ilustrar el olvido de una partícula de vidrio en el vitral que acaba de colocar.

Una voluntad concertada había ordenado aquel conjunto. Enlosador y vidriero habían obedecido a una orden, Y aquella orden había sido dada en función de un tiempo: el único momento del año en que el rayo de sol alcanza el cenit de su carrera hacia el Norte.

La orden había sido dada por un Astrónomo.

Y aquella orden había sido dada en función de un lugar: la piedra está situada en la prolongación del muro sur de la nave, en el centro de la parte baja del crucero  –que no exactamente en el centro–  y la inclinación de la piedra había sido, con toda evidencia, deliberada; el lugar había sido escogido por un Geómetra

Los Poderes de la Hipnosis

Los poderes de la hipnosis

Los Poderes de la HipnosisRevista Horizonte – (Jean Dauven)

No sería difícil demostrar que cuanto más progresa el hombre en la conquista de lo que puede muy bien llamar sus poderes secundarios, que son de especie mecánica, más retrocede en la posesión de sus poderes primarios, que son de especie intuitiva, y va perdiendo sin cesar

(C. F. Ramuz)

La hipnosis, en el abismo de los tiempos, hunde sus raíces tan hondo como la magia. Puede ser invocada en todas las manifestaciones del inconsciente, de todos los prodigios, de todas las exaltaciones; cada vez, en suma, que son superados los poderes comúnmente atribuidos al hombre..

En un pasado próximo, recordar su historia ha significado remontarse a cerca de dos siglos de errores y de ceguera. Pocos temas, en efecto, han dado lugar, en medicina, a tantas querellas, ninguno ha sido sometido a tantos doctos tribunales, ninguno ha extraviado a tantas celebridades.

Y a veces, no sin excusa: el problema era complejo y la cuestión enredada, particularmente en sus principios, cuando tan sólo era conocido el magnetismo animal, unido entonces al fluido universal. Pues el hipnotismo había superado ya muchas condenas sin recurso posible cuando fue definido y recibido un nombre.

(Doctor Mesmer)

Enigmas del Cristianismo

Enigmas del cristianismo

Enigmas del Cristianismo – (José Gregorio González)

Misterios, misterios y más misterios. La mayor parte de los misterios de nuestra existencia tienen que ver directa o indirectamente con el mundo de la religión, y de hecho ésta ha surgido precisamente como respuesta a las dos principales e inseparables incógnitas que siempre han inquietado al hombre: la vida y la muerte

Una obra polémica y diferente. Documentación gráfica sorprendente. Investigación científica en estado puro. Lo que nunca nos han querido contar…

El Vaticano oculta muchos secretos en sus bien surtidos archivos. Esta es una obra en la que se propondrá al lector un recorrido por los mayores misterios vinculados al cristianismo, desde sus primeros momentos reflejados en las Sagradas Escrituras, a los enigmas más recientes. De esta manera, el denominador común será por un lado la constatación de que tales misterios son reales, con una base científica, documental y testimonial suficiente para garantizarlos, y que éstos conservan todavía elementos que los convierten en inexplicables y por tanto en temas de gran atractivo para el público.

Así, por ejemplo, el lector conocerá qué era realmente el Arca de la Alianza, qué efectos mortales producía, y lo más importante, el lugar en el que se supone que se conserva hoy en día. Otro tanto sucederá con el Grial y otras reliquias, como la Lanza de Longinos, codiciadas como objetos de poder por diferentes pueblos y gobernantes, y consideradas como hacedoras de prodigios. Diferentes tradiciones nos indican su localización, y de ellas nos ocuparemos también.

Otros enigmas destacan por ser algo más modernos o contemporáneos, como las apariciones marianas, tan frecuentes al día de hoy, o la Sabana Santa, la famosa reliquia objeto de los mayores análisis científicos a los que haya sido sometido un vestigio arqueológico. En el caso de España está representada con el Pañuelón o Sudario de Oviedo.

Los profetas y videntes, junto al material pronosticador que han legado a las generaciones futuras, así como los fenómenos paranormales o extraños que se dan cita en el cristianismo y en otras religiones  –tales como los estigmas, olor a santidad, levitación, sueños premonitorios, sanación, incorruptibilidad, etc–  también serán tratados.

Finaliza la obra con un capítulo dedicado a una galería de personajes vinculados con el cristianismo, que han vivido situaciones o experiencias misteriosas, o que han protagonizado capítulos oscuros en su historia, así como una miscelanea de otros enigmas de interés que por razones de espacio no tienen cabida en este libro, como son la tecnología para fabricar maná, la explicación real de las plagas de Egipto, qué pasó con Sodoma y Gomorra, etc…

El Maestro del Juicio Final

El maestro del juicio final

El Maestro del Juicio Final – (Leo Perutz)

Bischoff, actor de la corte, se suicida en Viena en sospechosas circunstancias. Todos los indicios apuntan como inductor de esta muerte al barón Von Yosch, enamorado de la viuda. Aunque frío y calculador, Yosch, oficial del ejercito, es un hombre que vive en sus propios sueños y que, acosado por la situación, se enfrenta al dilema de suicidarse o probar su inocencia ante un tribunal de honor. En el transcurso de las investigaciones, se cruzan sombras de siglos pasados y surge la presencia de un extraño maleficio cuyos dictados se van cobrando más y más víctimas. Los personajes de esta novela, una de las más emocionantes de la literatura fantástica en lengua alemana, se ven poco a poco irremediablemente envueltos en esa persecución sangrienta que parece remontarse a los más secretos parajes del alma humana…

El Maestro del Juicio Final escrita en 1925 por este gran maestro de la literatura fantástica europea, se inscribe en ese tipo de intrigas, tan propias de Perutz, casi policíacas, alimentadas por conocimientos históricos extraordinarios, con momentos de gran tensión y suspense, contados con una agilidad casi diabólica y un humor grave e implacable. Sus personajes, atrapados en las situaciones grotescas del absurdo de la vida humana, son todos, en cierto modo, premonición risible del hombre moderno, perdido en el laberinto siempre más complejo de la existencia…

La verdadera guerra

La verdadera guerra

La verdadera guerra – (Richard M. Nixon)

La Tercera Guerra Mundial comenzó hace años, y sigue librándose enconadamente en todo el globo. Los contendientes son dos grandes bloques encabezados por los Estados Unidos y la Unión Soviética. En buena parte, esta lucha es patente, y podemos leer en los periódicos los resultados de las batallas. Hace años, la Unión Soviética conquistó Afganistán, antes conquistó otros países, en tanto que, durante muchos años, los Estados Unidos ostentaron la letal superioridad de armamento nuclear. ¿La conservan aún? Pero en gran medida esta guerra también es secreta, y se libra en las Embajadas, en los centros de espionaje, en los consejos económicos, en las Universidades. Por el momento, Occidente está perdiendo la guerra, a pesar de que puede ganarla. Sin embargo, es posible que, cuando Occidente decida poner a contribución cuantos medios tiene para garantizar su supervivencia, sea demasiado tarde. En La verdadera Guerra, Richard M. Nixon, ex presidente de los Estados Unidos, y uno de los hombres que, en el ámbito mundial, más documentada y seriamente puede hablar de este tema  —gracias a su experiencia única–,  nos descubre aspectos desconocidos de la lucha en que el mundo está empeñado, y resume la realidad política mundial de forma sorprendente y reveladora.

No hay tiempo que perder – La tercera guerra mundial – Los recursos – El eslabón débil – La “blanda” parte baja – El Terrorismo – La receta de la revolución – El peligro, la derrota por negligencia – La mano visible – Rusia se enfrentó con China – Renacimiento y reacción – Los nuevos Zares – Rusia se enfrenta con Norteamérica – La yugular del petróleo – El petróleo después de la segunda guerra mundial – Irán – Primeros síntomas del problema – La crisis de Suez – El embargo árabe de petróleo de 1973 – La gran enchilada – La amenaza soviética – Necesidades con vistas al futuro – El Síndrome de Vietnam – Cambodia – La invasión de 1972 – De la victoria a la derrota – El despertar del gigante – La discusión chino-soviética – Estados Unidos y China – El futuro y China – La potencia militar – De la superioridad nuclear de los Estados Unidos a la igualdad – Desde la igualdad a la superioridad nuclear soviética – Control de armamento – La OTAN y otras fuerzas tácticas – La OTAN y el suministro vital del petróleo – Japón – Poder naval – La doctrina Nixon – Pagar la cuenta – El poder económico – La guerra económica soviética – El comercio con la Unión Soviética – Comercio con la Europa del Este – El comercio con China – La ayuda a nuestros amigos – Conservar el poder económico – La energía – El techo Ilimitado – La voluntad – El poder presidencial – Diplomacia privada – La “carta cubierta” – La utilización del secreto – Las “artes negras” – Las reuniones en la cumbre – El encadenamiento – Los tratos con nuestros aliados –  El “púlpito para intimidar” – No hay sustituto para la victoria – La contestación – La détente, Mito y realidad – Détente, La ecuación personal – La victoria – La espada y el espíritu.

La historia de los fracasos en la guerra puede resumirse en dos palabras: demasiado tarde. Demasiado tarde en la comprensión del letal propósito del enemigo; demasiado tarde en tener conciencia del mortal peligro; demasiado tarde en lo tocante a la preparación; demasiado tarde en la unión de todas las fuerzas  posibles para resistir; demasiado tarde en ponernos al lado de nuestros amigos.

(General Douglas MacArthur)

La Tercera Ola

La tercera ola

 La Tercera Ola – (Alvin Toffler)

¿Hemos venido aquí para reír o para llorar? ¿Estamos muriendo, o estamos naciendo?

En una época en que los terroristas practican juegos de muerte con rehenes; cuando las monedas se desploman entre rumores de una Tercera Guerra Mundial, arden las Embajadas y tropas de asalto hollan el suelo de numerosos países, nosotros contemplamos, horrorizados, los titulares de los periódicos. El precio del oro -ese sensible barómetro del miedo- bate todos los récords. Tiemblan los Bancos. La inflación se dispara, incontrolada. Y los Gobiernos del mundo quedan reducidos a la parálisis o la imbecilidad.

Ante todo esto, un apiñado coro de Casandras llena el aire con sus agoreros cantos. El proverbial hombre de la calle dice que el mundo “se ha vuelto loco“, mientras que el experto señala todas las direcciones que conducen a la catástrofe.

Este libro presenta una perspectiva completamente distinta.

Sostiene que el mundo no se ha extraviado en la insania y que, de hecho, bajo el tumulto y el estrépito de acontecimientos aparentemente desprovistos de sentido, yace una sorprendente pauta, potencialmente llena de esperanza. Este libro versa sobre esa pauta y esa esperanza.

La tercera ola es para los que creen que la historia humana, lejos de concluir, no ha hecho sino empezar.

Una poderosa marea se está alzando hoy sobre gran parte del mundo, creando un nuevo, y a menudo extraño, entorno en el que trabajar, jugar, casarse, criar hijos o retirarse. En ese desconcertante contexto, los hombres de negocios nadan contra corrientes económicas sumamente erráticas; los políticos ven violentamente zarandeadas sus posiciones; Universidades, hospitales y otras instituciones luchan desesperadamente contra la inflación. Los sistemas de valores se resquebrajan y hunden, mientras los salvavidas de la familia, la Iglesia y el Estado, cabecean a impulsos de tremendas sacudidas.

Al contemplar estos violentos cambios, podemos considerarlos como pruebas aisladas de inestabilidad, derrumbamiento y desastre. Pero si retrocedemos un poco para disponer de mayor perspectiva, acaban evidenciándose varias cosas que, de otro modo, pasan inadvertidas…

Super Lucha: La premisa revolucionaria – La línea de avance – Olas del futuro – Ricachones y Asesinos.

La Segunda Ola: La Arquitectura de la Civilización – La solución violenta – Baterías vivientes – La matriz tecnológica – La pagoda bermellón – La familia aerodinámica – El programa encubierto – Seres inmortales – La fábrica de música – La ventisca de papel.

Familias del Futuro: La campaña pro familia nuclear – Estilos de vida no nucleares – Cultura libre de Hijos – Relaciones “calientes” – Amor Mas – La campaña a favor del trabajo infantil – La familia amplia electrónica – Ineptitud parental – Facilitando el paso al mañana.

La Crisis de Identidad de la Corporación: Moneda Kabuki – La economía acelerativa – La sociedad desmasificada – Redefiniendo la corporación – Pentágono de presiones – La Corporación de objetivos múltiples – Muchas líneas básicas.

Descifrando las Nuevas Reglas: El final del “nueve a cinco” – La gorgona insomne – Horarios de amigos – Computadoras y marihuana – La mente postuniformizada – La nueva matriz – Lo pequeño dentro de lo grande es hermoso – Las organizaciones del futuro.

El Resurgimiento del Prosumidor: La economía invisible – Obesos y viudas – Los practicantes del “hágalo-usted-mismo” – Propios y extraños – Estilos de vida del prosumidor – Economías de la tercera ola – El fin de la mercatización.

El Torbellino Mental: La nueva imagen de la naturaleza – Diseñando la evolución – El árbol del progreso – El futuro del tiempo – Viajeros del espacio – Totalismo y mitadismo – La sala de juego cósmica – La lección de las termitas.

El Fraccionamiento de la Nación: Abjazianos y texicanos – De arriba a bajo – La Corporación global -La naciente “Red T” – Conciencia planetaria – Mitos e invenciones.

Gandhi con Satélites: La estrategia de la segunda ola – La quiebra del éxito – La estrategia de la primera ola – La cuestión de la tercera ola – Sol, gambas y minicomputadoras – Los prosumidores originales – La línea partida.

Coda: La Gran Confluencia: Elementos básicos del mañana – El concepto de practopía – La pregunta equivocada.

Conclusión: La Nueva Psicosfera: El ataque a la soledad – Tele-comunidad – La estructura de la heroína – El secreto de los cultos – Organizaciones de vida y semicultos.

La Personalidad del Futuro: Crecimiento diferente – El nuevo trabajador – La ética del prosumidor – El yo configurador. 

Mausoleo Político: El agujero negro – Ejércitos particulares – El complejo mesiánico – La red mundial – El problema del entretejimiento – El aceleramiento decisional – El colapso del consenso – La implosión decisional.

Democracia del Siglo XXI: Poder de la minoría – Democracia semidirecta – Distribución de decisiones – La expansión de las élites La inminente superlucha – Un destino que crear.

La Tercera Ola explora temas tan diversos como la personalidad del futuro, la economía giratoria, el hogar electrónico y el resquebrajamiento de la Nación-Estado

El impacto de La Tercera Ola en la marea del cambio de la Historia (la primera fue desencadenada por la Revolución agrícola; la segunda, por la revolución industrial)

La Tercera Ola está creando entre nosotros una nueva civilización, con sus propios empleos, estilos de vida, ética del trabajo, actitudes sexuales,  estructuras económicas y esquemas políticos.

La Tercera Ola nos muestra cómo podemos todos nosotros realizar una transición pacífica a una nueva sociedad más juiciosa, sensata y democrática.

El Profeta

El profeta

El Profeta (Gibrán Khalil Gibrán)

Una de las obras maestras de la literatura universal es “El Profeta“. En la voz de Almustafá El Profeta se encierra la esencia última del pensamiento poético de Khalil Gibrán, poeta libanés emigrado a Estados Unidos y perseguidor errante de la verdad y la belleza, en cuya personalidad se produce la prodigiosa síntesis del Oriente y el Occidente fertilizados por la sensibilidad de un autor subyugante.

Cada relectura arrojará un nuevo valor, cada imagen evocada adquirirá un nuevo perfil. Siempre hay algo nuevo y sorprendente en las densas y breves páginas en las que se concentra el verbo creador de poeta libanés. Y es ésta la razón por la que “El Profeta” fue desde un primer momento un clásico predestinado a la inmortalidad.

Con esta obra, la editorial pretende rescatar a la luz del público la literatura, con frecuencia maltratada, de Khalil Gibrán.

Hay algo más leve que el pensamiento, y sin embargo más constante y atemporal: El Arte. Hay pensadores inmortales, pero, sin embargo, casi todos los artistas lo son. Pueden pasar las modas y los gustos de una época y de unas gentes, pero la obra de arte, cuando lo es, siempre pervive. Incluso puede carecer de sentido el pensamiento que la cimentatara, pero no el espíritu que le diera vida y forma a la arquitectura.

El galopante discurrir de una generación a otra demuestra, en las postrimerías del siglo XX, la fugacidad de los valores absolutos, de la ética absoluta y de la ciencia absoluta. En plena era del relativismo cultural, Occidente es un Saturno furioso e insaciable. Todo cuanto llega a nuestras manos es inmediatamente consumido y desechado, sin apenas haber tenido tiempo para digerirlo. Cómo es posible, nos preguntamos, que aún sobrevivan en la memoria los clásicos. Qué sin-sentido hay para que las obras, como la que encierra el presente libro, continúen siendo editadas año tras año y, lo que es más importante, continúen siendo leídas generación tras generación. Y es que cada generación se lee a sí misma. En ello, quizá, esté la clave que explique la vigencia del arte, y más concretamente, de una literatura como la de este poeta libanés que,  indudablemente, es hoy uno de los grandes clásicos universales.

Entonces dijo Almitra: háblanos del Amor. 

Y él alzó su cabeza y miró a la multitud; y la quietud cayó sobre el lugar.

Entonces con gran voz dijo:

Cuando el amor os llama, seguidlo, aunque sus caminos sean duros y abruptos. Y cuando sus brazos os envuelvan, entregaos a él, aunque su voz haga añicos vuestros sueños, como el viento del Norte cuando se abate devastador sobre el jardín. Porque, del mismo modo que el amor os ensalza, así ha de crucificaros. Y si os cultiva, es que por él habréis de ser podados. Y tal como yergue sobre vuestro talle vegetal y acaricia las delicadas ramas que titilean trémulas bajo el sol, así también descenderá hacia vuestras raíces y las sacudirá en un abrazo implacable con la tierra.

Como haces de trigo os reunió en su corazón. Él os llevó a la trilla para rescataros desnudos. Él os llevó al tamiz para liberaros de la cáscara que cubre vuestra piel. Él os llevó a moler para haceros puros y blancos. Él os llevó a amasar para que seáis dóciles; Sólo entonces os habrá dispuesto sobre su fuego santo para que podáis amanecer como el pan sagrado a la mesa de Dios Todopoderoso.

Todas estas cosas hará el amor en vosotros para que podáis conocer los secretos que alberga su corazón, y así, con esta certeza, florezcáis como un fragmento en el Pilar de la Vida. Pero si en vuestro miedo anheláis la paz y el placer del amor, mejor sería que cubrieseis vuestra desnudez y os marcharais de su era hacia un mundo sin veranos ni inviernos donde reiréis, si, pero no con toda vuestra risa, y donde lloraréis, también, pero no con todas vuestras lagrimas.

El amor no da más que de sí mismo y no toma de nadie más que de él. El amor ni posee ni puede ser poseído. Porque el amor es suficiente para el amor. Cuando amas no puedes decir: “Dios está en mi corazón“, más bien ha de ser: “Yo estoy en el corazón de Dios“. Y piensa que tampoco puedes dirigir los designios del amor, porque el amor, si te encuentra digno de su favor, será quien dirija tu destino. El amor no desea más que satisfacerse. Pero si amas, necesariamente debes sentir deseos; que éstos sean tus deseos:

El fundirte y ser como la corriente del arroyo que canta sus melodías a la noche. El de saber que duele la mucha hermosura. El de ser herido por comprender la esencia del amor; Y desangrarte libre y alegremente. El de despertar al alba con el corazón aleteando y dar gracias por otro día de amor. El de descansar al mediodía y meditar en el éxtasis del amor. El de volver a casa al atardecer con gratitud; y entonces, dormir con la plegaria en el corazón por el amado y una canción de alabanza prendida de tus labios…