Archivo de la etiqueta: Segunda Guerra Mundial

La agonía de Alemania 1944-1945

La agonia de alemania

La agonía de Alemania 1944-1945 – (Georges Blond) – Colección “El III Reich

La lucha más sangrienta de la historia de Europa se desarrolló entre los meses de Julio de 1944 a Mayo de 1945. Millones de hombres fueron enfrentados en combates de una violencia inaudita, llevados a cabo con medios de destrucción incomparablemente muy superiores a los de la guerra mundial de 1914-1918. El centro de nuestro continente llegó a ser un auténtico cráter de volcán en erupción.

He pensado que, para contar, o, más bien, para mostrar ese drama en su unidad, debía colocarme en el centro de la acción, es decir, en territorio alemán, pues, solamente situándose allí, es posible ver llegar las dos invasiones que avanzaban desde el Este y el Oeste; además, el último acto, apocalíptico, no puede revivirse si no es trasladándose mentalmente a Berlín.

El objetivo de mi cámara lo he desplazado hacia el Este y hacia el Oeste tantas veces como me ha sido preciso para ver los episodios más dramáticos y significativos de la batalla de Europa. Aunque no pretendo  —ni mucho menos—  decir que he conseguido dar cuenta de todo en este libro, sí espero, no obstante, que todo lo substancial haya quedado reflejado en él.

Existe una inmensa documentación sobre la contienda europea de la Segunda Guerra Mundial, vista no sólo del lado aliado, sino también del lado alemán. Los archivos del Alto Mando de la Wehrmacht cayeron intactos en manos de los ingleses al entrar éstos en Flensburgo. En el transcurso de la invasión  —y más tarde también—  los Servicios de Información de los Ejércitos Aliados han buscado, recogido y clasificado metódicamente innumerables documentos militares y civiles  —órdenes, relaciones, informes, cartas personales—  e interrogado a miles de alemanes. Los expedientes de Nuremberg, con los interrogatorios y anexos,  constituyen un filón inagotable. Varios especialistas en la materia, franceses y de otras nacionalidades  —siendo muy de tener en cuenta los de la Historical División norteamericana–,  han reconstruido los acontecimientos ocurridos en el Este, basándose en los comunicados del Estado Mayor soviético, en diversas publicaciones rusas y en las declaraciones de los combatientes alemanes, húngaros y rusos, hechos prisioneros en su repliegue hacia el Oeste, y, más tarde, liberados o evadidos de su cautiverio. Existen también las numerosas obras de estimables historiadores que, tratando de los diferentes sectores y aspectos de la lucha en Europa, han sido publicadas.

Seleccionando y confrontando gran parte de estos documentos y obras, y también interrogando personalmente a varios supervivientes, he podido procurarme la substancia del texto contenido en las páginas que siguen. Obvio es decir que todo corresponde a la verdad y que, en esta obra, nada se ha inventado y a nada se le ha dado carácter novelesco. ¿Para qué iba a intentarlo siquiera, cuando la realidad histórica me proporcionaba a cada instante aspectos y detalles mucho más impresionantes y dramáticos que cuantos hubiera podido imaginar?

En Julio de 1944, Berlín había recibido ya más de treinta mil toneladas de bombas explosivas e incendiarias. Todos sus barrios, completamente devastados y convertidos en campos de cráteres gigantescos, presentaban un aspecto lunar. La mayor parte de sus calles sólo ofrecían a la vista restos de fachadas; lo demás se había volatizado, convertido en enormes espacios cubiertos de montones de escombros.

Había alarmas y bombardeos todas las noches. Primero se oían las sirenas, y, poco después, las bombas estremecían el suelo, hundiéndose los edificios e inmuebles. Los coches de bomberos corrían de un incendio a otro sin poder dar abasto. Al día siguiente, las llamas devoraban aún las ruinas. Los equipos de socorro circulaban por los barrios derruidos distribuyendo alimentos y vestidos, y recogiendo niños errantes y solitarios…

Los Veteranos no Mueren

Los veteranos no mueren

Los Veteranos no mueren – (Bruce Marshall)

Porque yo soy un hombre que ejerzo autoridad y tengo soldados a mis órdenes; y si le digo a éste ve, él va; o si digo a otro ven, él viene; y cuando ordeno a mis criados hacer esto o aquello, lo hacen inmediatamente.” 

(San Mateo)

He prestado mis servicios en dos guerras con distintos grados militares y en muy diversas unidades. He sido soldado raso de Highland Light Infantry, segundo teniente y pagador de Royal Army Pay Corps, capitán en el Servicio Secreto francés, y comandante y teniente coronel con muy mal genio.

Quiero hacer constar que ninguno de los personajes de esta novela, sin excepción, corresponde a retrato más o menos disimulado que yo pretenda hacer de personas conocidas u oficiales de cualquier categoría que hayan prestado servicio en las mismas unidades que yo. Toda semejanza entre un personaje del libro y una persona real es pura coincidencia.

Para una mejor unidad en la trama de la novela me he visto obligado a situar mi 145º destacamento del Royal Army Pay Corps en la guarnición de Edinburg, pero esta unidad es totalmente imaginaria y no tiene similitud alguna con los destacamentos 30º y 31º de aquellas fuerzas que durante la Segunda Guerra Mundial permanecieron en la capital escocesa, y en el último de los cuales pasé los tres años más felices de mi vida, junto a unos oficiales y soldados de quienes guardo el mejor de los recuerdos.

El Futuro de la Democracia

El futuro de la democracia

El Futuro de la Democracia – (Norberto Bobbio)

En esta obra recojo algunos escritos de los últimos años sobre las llamadas “transformaciones” de la democracia. Empleo el término “transformación” en sentido axiológicamente neutral, sin incluir en el mismo un significado positivo o negativo. Prefiero hablar de transformación más bien que de crisis, porque “crisis” hace pensar en un colapso inminente. La democracia no goza, en el mundo, de óptima salud, aunque, por lo demás jamás gozó de ella en el pasado, si bien no se halla al borde de la tumba.

Dígase lo que se diga, ninguno de los regímenes democráticos nacidos en Europa después de la Segunda Guerra Mundial ha sido abatido por una dictadura, como, por el contrario, ocurrió después de la Primera. En sentido inverso, algunas de las dictaduras que sobrevivieron a la catástrofe de la guerra, se transformaron posteriormente en democracias. Mientras que el mundo soviético se halla agitado por estremecimientos democráticos, el mundo de las democracias occidentales no está seriamente amenazado por movimientos fascistas.

Para un régimen democrático, el hallarse en transformación es su estado natural: la democracia es dinámica, mientras que el despotismo es estático y siempre igual a sí mismo. Los escritores democráticos de finales del siglo XVIII contraponían la democracia moderna (representativa) a la democracia de los antiguos (directa). Pero no habrían titubeado en considerar el despotismo de su tiempo igual a aquel del que habían dado las primeras descripciones los escritores antiguos: piénsese, si no, en Montesquieu y en Hegel y en la categoría del despotismo oriental.

Con razón o sin ella, hay también quienes han usado el concepto de despotismo oriental para explicar el estado de la Unión Soviética. Cuando hoy se habla de democracias occidentales, se hace referencia a regímenes surgidos no más de doscientos años atrás, después de las revoluciones norteamericana y francesa. Pese a ello, un autor muy leído en todo el mundo, C. B. Macpherson, ha creído poder individualizar por lo menos cuatro fases de desarrollo de la democracia moderna desde sus orígenes, en el siglo XIX, hasta nuestros días…

Tener y no tener

Tener y no tener

Tener y no tener – (Ernest Hemingway)

Tener y no tener (1937) es una de las novelas de Hemingway que más ha contribuido a extender universalmente su fama de novelista al alcance del más vasto de los públicos. El interés está aquí conseguido mediante el vigoroso trazado de personajes, que, si no fuera por la forma airada en que asumen su “fatum“, nos recordaría a William Faulkner.

Un mundo en que los ricos son extrañamente insolidarios los unos de los otros, los intelectuales cultivan con premura su mala conciencia y los pobres se sienten unidos entre sí por razones sentimentales.

Ernest Hemingway nació en Oak Park (Illinois) en 1898. Corresponsal de guerra en España, cimentó su fama con “Farewell to Arms” (1929) y “For whom the bell tolls“, (1940). Al final de la Segunda Guerra Mundial se estableció en Cuba. Obtubo el Premio Pullitzer en 1953 con “The old man and the sea” y el Nobel en 1954.

Duluth

Duluth

Duluth – (Gore Vidal)

Gore Vidal es un distinguido novelista norteamericano, ensayista y dramaturgo. Sus acerados comentarios acerca del escenario norteamericano han hecho de él un invitado muy frecuente en los programas de Televisión. Vidal escribió su primera novela mientras servia en ultramar en la Segunda Guerra Mundial. Durante los años cincuenta, escribió varias obras para el teatro y el cine, incluyendo el éxito de Broodway “Visit to a Small Planet“.

En 1964, Vidal volvió a cultivar la novela, creando, de forma sucesiva, tres notables libros: “Julián“, “Washington, DC” y “Myra Breckinridge“. Más tarde escribió “Burr“, su novela más popular; la ficción histórica “1876” y dos soberbios volúmenes de ensayos escogidos.

Su más reciente novela, la muy aclamada “Creation“, apareció en 1981. En Duluth, Gore Vidal ha creado un mundo divertido y maravilloso, que trasciende la realidad. Aquí surge Estados Unidos, pero es algo más que eso. Es cualquier lugar de Norteamérica, El Cuatro de Julio y sus secuelas y es también el último vislumbre del crepúsculo americano.

Celebrada en 1983, fecha de su primera edición, como un “K.O.” por The New York Times; como “maravillosamente repulsiva” por Los Angeles Times; y como “lasciva, sucia, escandalosa… Muy divertida“. Duluth es una sátira salvaje del modo de vida estadounidense. Mofándose de todo lo imaginable, desde la maternidad a la televisión, la crítica de Vidal tiene en la ciudad de Duluth y sus habitantes un poderoso símbolo que funciona para cualquier ciudad de Estados Unidos. En ella, dos mujeres que acaban de morir en un coche atrapadas por la nieve, resucitan para incorporarse a una popular serie de televisión y a una novela romántica. Y mientras ellas se siguen comunicando con los vivos, la teniente Darlene Ecks aterroriza a los inmigrantes ilegales que viven en los barrios, el alcalde desaparece en el interior de una pringosa nave espacial y los biógrafos de Betty Grable investigan con entusiasmo su misteriosa muerte.

El Tren llegó puntual

El tren llegó puntual

El Tren llegó puntual – (Heinrich Böll)

Andreas, el protagonista de esta breve pero impactante novela, es un joven soldado nazi que en 1943 ha sido destinado al frente oriental, donde está convencido de que encontrará su destino final. Viaja en un tren que va hacia Polonia repleto de militares con un futuro incierto acechando en el horizonte. Este angustiante viaje de Andreas va desvelándose como una reflexión sobre la vida y la muerte, sobre el amor, así como sobre el verdadero papel de la religión y la sociedad en general en una situación extrema, como es la guerra.

El tren llegó puntual es la novela con la que Heinrich Böll se dio a conocer al público, un relato lacónico y sobrecogedor que en 1949 ya examinaba con valentía algunas de las terribles consecuencias de las guerras en general, y de la Segunda Guerra Mundial en particular. En su primera obra el escritor alemán demostró una sorprendente capacidad para observar y comprender en toda su complejidad esa sociedad germana que tan bien retrató en cada una de sus obras. En El tren llegó puntual ya están presentes las virtudes que llevaron a Böll a conseguir el Premio Nobel de Literatura en 1972.

Ensayos sobre Política y Cultura

Ensayos sobre cultura y politica

Ensayos sobre Política y Cultura – (Herbert Marcuse)

Muy pocos pensadores contemporáneos han influido tanto en las jóvenes generaciones de todo el mundo como el filósofo Herbert Marcuse (véase EL FINAL DE LA UTOPÍA).

En este volumen en el que se incluye importantísimos reflejos de su obra, aparecen también cinco de sus más célebres y discutidos trabajos:

El individuo en la Gran Sociedad.

Notas para una nueva definición de la Cultura.

La dialéctica y la lógica después de la II Guerra Mundial.

La ideología de la Muerte.

Historia mundial desde 1939

Historia mundial desde 1939

Historia mundial desde 1939 – (Jean Lacouture)

¿Cuáles han sido las consecuencias mundiales de la gran guerra de 1939 a 1945?

En primer lugar, un hundimiento del poderío europeo en general. En vísperas de la guerra, tres potencias dominaban Europa: Alemania con Italia, Francia y Gran Bretaña. Al finalizar la Guerra, Alemania quedó totalmente aplastada, Francia desmoralizada y dividida y Gran Bretaña con graves amputaciones en su poderío. De los escombros de Europa emergieron los Estados Unidos y la Unión Soviética como grandes superpotencias. Por lo que a los demás Estados se refiere, hay que señalar no sólo que se vieron profundamente debilitados al perder muchos de sus mejores hombres en la heroica defensa de su suelo y su libertad (especialmente Gran Bretaña), sino también que los dos grandes imperios, el francés y el británico, se viueron minados al advertir los pueblos de sus colonias que es status colonial tocaba a su fin. Como consecuencia de todo ello se produjo una total redistribución de valores. Europa Occidental, que hasta hacía bien poco había sido dueña del mundo, se habís convertido en una especie de “pariente pobre“. Esto se veía en cierto modo compensado por la sensación que experimentaban los europeos en general de que acababan de enzarzarse en una guerra civil y de que, a causa de la ceguera de muchos de sus dirigentes y de la locura de Hitler y de su grupo, Europa había estado a punto de suicidarse, así omo de arrastrar en un suicidio colectivo al mundo entero,pero que acaso les quedaba la posibilidad de unirse.

La Orquesta Roja

La orquesta roja

La Orquesta Roja – (Gilles Perrault)

Una novela basada en hechos reales.

Dos potentes fuerzas invisibles se enfrentan despiadadamente en un mundo en guerra. La Gestapo y los servicios de contra espionaje rusos.

Traducido a 19 lenguas, éxito mundial y modelo en su género literario, La Orquesta Roja, es la obra más universal de este comprometido y gran escritor francés.
Perrault investigó durante años la red de espionaje más importante de la última gran guerra, que desempeñó un papel decisivo en la derrota de Alemania, y sostuvo un duelo a muerte con la elite de la Gestapo.

Una novela hechizante, relatada por el autor de una forma genial, suman apasionadamente unos personajes, su humanidad, y el profundo sentido de sus destinos.

La orquesta roja2

La Orquesta Roja – (Gilles Perrault)Contra los Servicios Secretos de la terrible Gestapo y los Servicios de contra-espionje alemanes la élite de las SS nazis. Rusia lanzó sobre ellos tres redes de espionaje y contra-espionaje. Tres redes enredadas entre si, que llegaron a introducirse hasta dentro del corazón nazi. Hitler lanzó a La Gestapo, y la flor y la nata de las SS. Por el contrario Estalin mandó a sus músicos, y tres redes únicas en el espionaje mundial, que llegaron a operar en toda Europa, y hasta en el mismísimo Berlín. Un duelo encarnizado con un solo escenario. Toda Europa.En la terrible, brutal y paralela guerra que libraron subterraneamente, Hitller y Estalin, la ganó el Político ruso. Por un lado Hitler con sus divisiones estuvieron a 50 kilómetros de Moscú. Estalin fue tajante. Los nazis no pisarán ni una piedra de Moscú, y mandó a la 44 división de mongoles espada en mano, contra las divisiones alemanas durante cinco días, este asalto sangriento, hizo que las divisiones provenientes de Siberia, entraran en acción e hicieron retroceder vencidas a las divisiones alemanas. Los servicios secretos rusos habían hecho un buen trabajo. Era el principio del fin.Las consignas de los espias rusos eran claras en caso de captura: NO HABLAR. Morir antes que hablar, ya fuesen torturados, ya fuesen fusilados o ahorcados. Estaban entrenados contra cualquier tipo de dolor físico o mental.
 

Por la otra Orilla

Por la otra orilla

Por la otra Orilla – (Agustín de Foxá)

Agustín de Foxá, Conde de Foxá, no necesita una presentación literaria. A través del teatro, de la novela y de la crónica fue un escritor que llegó pronto al gran público, al que llevó la inquietud de su época envuelta en un lenguaje poético. Él paseó su afán de vivir por el mundo y las sensaciones que la vida iba despertando en su alma de poeta, se plasmaban, después, en páginas literarias que tuvieron, al nacer, la impronta de lo perdurable.

Una de la más bellas páginas que salieron de su pluma son, quizá, éstas que se ofrecen en este tomo, y que recogen su emoción de español al recorrer las tierras de América, en las que España volcó, en aras de una civilización católica, el mejor de sus afanes.

El eco de nustra Patria, que aún resuena en aquellas tierras ubérrimas, y el mensaje que ellas nos envían diariamente, están recogidos en este libro que por su profundidad y por su estilo tiene, y tendrá siempre, un sello de actualidad.

En esta faceta de cronista la que mayor popularidad dió a Agustín de Foxá y en la que él puso más de su personalidad tan llena de matices. Después de recorrer Europa y de vivir los momentos dramáticos de la última guerra mundial, América se abrió ante sus ojos con su paisaje, una vida y una historia que parecián estar esperando la pluma de aquel diplomático poeta para vibrar ante el mundo con toda la fuerza y poesía que encierran. Agustín de Foxá conoció la tierra de América, y, por eso, por conocerla, sus crónicas están transidas en la poesía y veracidad que dan el amor y el conocimiento.