Archivo de la etiqueta: Séneca

Quo Vadis…?

Quo Vadis

Quo Vadis..? – (Enrique Sienkiewicz)

Petronio, que la noche antes había asistido en el Palatino a un banquete en el cual se había aburrido oyendo las sandeces de Vatinio y discutiendo con Nerón, Séneca y Lucano sobre si la mujer tiene alma, se levantó luego de mediodía y como siempre enervado. Desde hacía algún tiempo no gozaba de salud, pero el baño matinal le activaba la circulación de la sangre, le restauraba las fuerzas, le reanimaba, y al salir del “eleoterio” (último departamento de los baños) sentíase rejuvenecido, lleno de vigor, con los ojos brillantes y tan esbelto y gentil que al mismo Otón superaba en belleza. Con justicia le llamaban el “Arbitro de las elegancias

Solamente concurría a las termas (baños públicos de Roma) en el caso de aparecer algún retórico notable del que se hicieran grandes elogios en la ciudad o cuando podían presenciarse en los “efebeos” luchas en extremo interesantes. En su ínsula (lo que hoy llamamos manzanas) poesía un baño tan vasto y lujoso que el mismo Nerón lo reputaba superior al suyo, dechado de elegancia y suntuosidad.

Se levantó tarde, como dijimos, y se bañó. Después, tendido sobre una mesa de ciprés cubierta de blanco lino egipcio, aguardó, con los ojos medio cerrados que le reaccionase el vaho tibio del “lacónico“.

Por fin abrió los ojos y se decidió a hablar. Preguntó por el estado del tiempo y por las piedras preciosas que prometiera traerle aquella mañana el joyero Idomeneo. Se le respondió que el tiempo era magnífico, que del lado de los Montes Albanos soplaba un viento apacible y que Idomeneo aún no se había presentado…

Introducción al Derecho del Trabajo

Introduccion al derecho del trabajo

Introducción al Derecho del Trabajo – (Manuel Alonso Olea)

Un inciso, simplemente por escribir algo:

Régimen de Esclavitud.

Sin entrar, por innecesario aquí, y más adelante lo abordaremos en todas sus formas, incluso las que afirma H. Laski en su Introduction to Politics, ni los modos por los que se advenía a tal situación –básicamente por el sojuzgamiento por conquista, o por cautividad del prisionero no sacrificado, bien permaneciendo éste en el suelo conquistado como cultivador, bien desarraigándolo para transportarlo a otras explotaciones agrarias, o utilizarlo como esclavo industrial o doméstico; después, agotadas las fuentes externas, por nacimiento de padres esclavos, o de madre esclava; excepcionalmente por situaciones varias de endeudamiento– ni, menos aún, si como pensó Comte, la esclavitud además de “radicalmente indispensable a la economía social de la antigüedad“, constituyó “un inmenso progreso.., puesto que sucedió a la antropofagia o la inmolación de los prisioneros” (J. Meynaud, Les groupes de pression), sin considerar tampoco si, como razonó Hegel, “el esclavo sirve como espejo o testigo que satisface la autoconciencia del dueño, llena la necesidad de reconocimiento, y le libera de la necesidad de matarlo con el mismo fin“.

Constataremos que “La esclavitud fue una Institución Universal en el Mundo Antiguo; hasta una tercera parte de los habitantes de Atenas fueran esclavos; la esclavitud fue tan característica de la economía de la Polis, como el asalariado lo es de la nuestra“, por otro lado, “Roma se edificó enteramente con el trabajo de los esclavos“; ambas, Grecia sobre todo, ofrecen el espectáculo de una comunidad de hombres libres sostenida y posibilitada por el trabajo de hombres no libres, reforzando y precisando aquéllos, los modos de dominio sobre estos a medida que perfeccionan las instituciones comunitarias. Con todas las matizaciones que se quiera, no deja de ser cierto que “ni la vida material de las civilizaciones greco-romanas, ni la civilización misma en lo que tiene de exquisito, son concebibles sin el trabajo forzoso“; ya nos remontemos a las modalidades varias, desde el pueblo judío, con respecto a Egipto (2200 a. J.C.)

Hispania, proletariado, actividades ociosas y productivas, pobreza y libertad, instrumentos remunerados. La naturaleza del trabajo esclavo, sus paradojas, el jornalero al que se refería Séneca, la estructura social del régimen de esclavitud, sus diversas transiciones hasta llegar a la de siervo, la intervención del estado…etc