Archivo de la etiqueta: Siddhartha

Pequeño Buda

Pequeño buda

Pequeño Buda – (Gordon McGill)

Ha nacido el que destruirá la maldición de la reencarnación. Renunciará al poder, dominará sus pasiones, comprenderá la verdad, y el error desaparecerá del mundo ante la luz de la sabiduría…

(A. Ferdinand Hérold: La vida de Buda)

Un niño norteamericano, que vive en Seattle y procede de una familia corriente, recibe un día la visita de dos lamas tibetanos que están convencidos de que es la reencarnación del lama Dorje. Los lamas le regalan un volumen ilustrado mediante el cual el niño aprende, y nosotros con él la historia del príncipe Siddhartha, el joven Buda que partió en busca de la iluminación para vencer el mal en el mundo.

Una historia sencilla, imbuida de espiritualidad, a un mismo tiempo cristalina y misteriosa, tan fascinante como la legendaria figura de Buda, que siempre ha ejercido una fuerte atracción sobre el mundo occidental.

El Filo de la Navaja

El filo de la navaja

El Filo de la Navaja – (W. Somerset Maugham)

“Arduo hallarás pasar sobre el agudo filo de la navaja; Y penoso es, dicen los sabios, el camino de la salvación”

(Upanishad Kathara)

El filo de la navaja”, de W. Somerset Maugham es, posiblemente junto con Siddhartha de Hermann Hesse, una de las novelas más importantes del pasado siglo XX. Llevada al cine en dos ocasiones, en 1946 y en 1985, nos plantea, como Siddhartha, la historia de una búsqueda, el viaje espiritual del hombre que, insatisfecho con el tiempo y la vida que le ha tocado vivir, necesita encontrar algo más, un sentido a la vida, una necesidad que, como Ítaca, le impulsa a emprender un viaje que marcará su vida para siempre. Son muchas las cosas que plantea “El filo de la navaja”: la estrecha relación entre el amor y el odio, entre la vida y la muerte, entre la riqueza y la pobreza, entre lo que somos y lo que quisiéramos haber sido… es una novela que nos invita a que nos planteemos preguntas como, ¿quiénes somos?, ¿qué hacemos aquí?, ¿para qué vivimos…? y, sobre todo, nos empuja a que seamos protagonistas de nuestra propia vida, a que escribamos nuestra historia, esa maravillosa aventura que nos hace andar por el filo de una navaja…