Archivo de la etiqueta: Terenci Moix

No digas que fue un sueño

No digas que fue un sueño

No digas que fue un sueño – (Terenci Moix)

La historia y la ficción se dan la mano para presentar un espléndido relato sobre la reina Cleopatra Séptima y sus amores con el romano Marco Antonio. Una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la todopoderosa Roma. Premio Planeta 1986.

Novela de amor, sobre fondo histórico, “No digas que fue un sueño” arranca de una situación de intenso dramatismo. Una mujer egregia llora su luto de amor en una barca que remonta el Nilo. Es la reina Cleopatra, que ha sido abandonada por su amante, el romano Marco Antonio. En el corazón de ambos, se debaten todos los conflictos del amor y la pasión, que culminarán con nuevos encuentros, encaminados a un destino fatal. Es una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la todopoderosa Roma. Pero es, sobre todo, un intento de reivindicar la figura de una de las mujeres más fascinantes de la historia: la reina Cleopatra Séptima. Desfigurada a menudo por el cine, Cleopatra se erige en esta novela como un personaje original y contradictorio. Ya no es la típica devoradora de hombres, sino una mujer cultivada, maternal, enamorada y, sobre todo, entregada por completo a la política. A su alrededor, los avatares de una ciudad mítica: Alejandría. Y las ruinas de un Egipto que va pereciendo.

El Peso de la Paja

El peso de la paja

El Peso de la Paja – (Terenci Moix)

El prestigioso escritor y académico Pere Gimferrer dice en el prólogo a este libro: “Puede leerse como un digest anecdótico y documental de una época, pero es mucho más que esto; es una auténtica obra de arte, insólita por su coraje e implacable lucidez

En efecto, con una falta de pudor poco habitual en las letras españolas, Terence Moix aborda lo que él considera el empeño más arriesgado de su ya dilatada carrera: mostrarse en espectáculo mientras bucea en lo más profundo de su identidad y al mismo tiempo desbordando los límites de la vida para conectar con toda su obra anterior. En una infancia dominada por el cine, realidad y fantasía establecen un juego sorprendente, que tiene como objeto un empeño todavía más comprometido: el descenso a lo más profundo de una sexualidad atormentada e inconformista.

Libro de tremenda sinceridad, que va de la lírica al sarcasmo, de lo patético a lo tierno, representa además la lenta, obstinada consecución de un estilo fresco, ágil y desinhibido y una absoluta libertad de creación.

En el Cine de los Sábados –primer titulo de estas memoriasMoix arranca de su vida en Roma (1969-1970) y evoca y plantea un enorme fresco de la vida española durante las dos décadas anteriores. Transcurre así su infancia y primera adolescencia en un ambiente popular, cuya vitalidad llega a desbordar a la simple descripción literaria. Es el palpito entrañable y vital de un mundo perdido para siempre el que surge de estas páginas que toman por centro la barcelonesa plaza del Peso de la Paja, durante los años cuarenta y primeros cincuenta.

Moix deja en manos de los historiadores el análisis socio-político de aquellos tiempos para concentrarse en el aspecto humano y en la revelación de su propio universo íntimo. Es, en este sentido, una obra “egoísta” que no duda en adentrarse en las regiones más particulares del ser.

En palabras de Gimferrer, “al cabo triunfa, en el ánimo del lector, algo más que vivacidad, más que simple gusto por lo chocante o pintoresco, más que humor o versatilidad expresiva, algo que es verdaderamente grande, hermoso y auténtico. Triunfa la literatura“. Es, pues, el más descarnado auto-retrato de uno de los autores más leídos de la literatura española actual.